Vacuna.

Vacuna para la utilización en el tratamiento y/o la prevención de un trastorno físico asociado al sistema de la angiotensina activado por la renina

, que comprende un péptido unido a un portador farmacéuticamente aceptable, caracterizada por que el péptido se selecciona de entre el grupo que consiste en DRAYAHPF, DPGYIHPF y PGYIHPF, y en la que el portador se une al péptido mediante por lo menos un residuo de cisteína unido al extremo N del péptido.

Tipo: Patente Europea. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: E12182229.

Solicitante: AFFIRIS AG.

Nacionalidad solicitante: Austria.

Dirección: Karl-Farkas-Gasse 22 1030 Wien AUSTRIA.

Inventor/es: MATTNER, FRANK, SCHMIDT, WALTER, LÜHRS,PETRA, DOLISCHKA,ANDREA, STAFFLER,GÜNTHER, MAIRHOFER,ANDREAS.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > A61K39/00 (Preparaciones medicinales que contienen antígenos o anticuerpos (materiales para ensayos inmunológicos G01N 33/53))
  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > QUIMICA ORGANICA > PEPTIDOS (péptidos que contienen β -anillos lactamas... > Péptidos con 5 a 20 aminoácidos en una secuencia... > C07K7/14 (Angiotensinas; Péptidos semejantes)

PDF original: ES-2541754_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Vacuna.

La presente invención se refiere a un medicamento destinado a la utilización en los campos de la medicina, la inmunología, la biología molecular y la virología, preferentemente para la prevención y/o tratamiento de trastornos físicos asociados al sistema de la anglotenslna activado por la renlna, preferentemente la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares (ECV) asociadas a la hipertensión.

El sistema de la renina-angiotensina (SRA), también conocido como sistema de la renina-angiotenslna-aldosterona (SRAA), es un sistema hormonal que regula diferentes procesos fisiológicos en el cuerpo. La actividad del SRA se Inicia mediante el corte del péptido angiotenslnógeno por el enzima renina, que forma el decapéptido anglotenslna I (Ang I). El producto clave del sistema de la renina es la hormona octapéptido angiotenslna II (Ang II), formada por el enzima conversor de la angiotensina (ECA) a partir de Ang I. El SRA desempeña un papel clave en la regulación del volumen y el mantenimiento de la presión sanguínea. Sin embargo, la actividad excesiva del sistema de la renina se asocia a hipertensión y lesiones en órganos diana.

En los últimos años se ha puesto de manifiesto que el sistema de la renina-angiotensina (SRA) se extiende mucho más allá de su papel clásico en la regulación de la presión sanguínea y el equilibrio hídrico y de sales. Aparte de regular los procesos fisiológicos y fisiopatológicos del tejido cardiovascular y de la renina, se ha descrito que el SRA actúa sobre varios tejidos adicionales, incluyendo el cerebro, el sistema endocrino, y las células sensoriales, adiposas e ¡nmunológicas. De esta manera, el SRA también desempeña un importante papel en los procesos fisiológicos y fisiopatológicos de estos tejidos.

Debido a que las implicaciones fisiológicas y fisiopatológicas del SRA son extremadamente amplias, la medicación con diana en el SRA se ha convertido en una herramienta clínica clave del tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y renales, tales como la hipertensión, la insuficiencia cardiaca y la nefropatía diabética. Además, diferentes estudios demuestran que el bloqueo del SRA no sólo influye sobre las enfermedades cardiovasculares relacionadas con la presión sanguínea elevada, sino que también reduce los sucesos cardiovasculares asociados a procesos inflamatorios tales como la ateroesclerosis. Estos estudios básicos de investigación y animales apoyan fuertemente que la angiotensina II es un mediador proinflamatorio que induce directamente el desarrollo de la placa ateroesclerótica y el remodelado cardiaco.

Además, el SRA aparentemente resulta crucial no sólo para los aspectos inflamatorios de la ateroesclerosis sino también para enfermedades autolnmunitarias tales como la esclerosis múltiple.

Además, la evidencia sugiere que el bloqueo del sistema de la renina-angiotensina reduce la aparición de la diabetes de nueva aparición y reduce el riesgo de complicaciones diabéticas. Otros estudios proporcionan una vista general de los efectos de la Ang II que conducen al desarrollo de resistencia a la insulina y sus consecuencias para la diabetes. Los componentes del sistema de la renina-angiotensina presentan una interacción compleja con la acción de la insulina y el desarrollo y progresión de las enfermedades metabólicas.

El SRA, los trastornos inflamatorios y los trastornos autoinmunitarios (ateroesclerosis y esclerosis múltiple)

La ateroesclerosis es una enfermedad inflamatoria crónica que implica células vasculares, el sistema inmunitario y varios órganos. Aunque los leucocitos y las células endoteliales y de músculo liso se ha demostrado que desempeñan un papel crucial en la inflamación ateroesclerótica, la evidencia reciente también apoya que presentan una actividad directa las citoquinas y las quimioquinas, factores que se ha demostrado que modulan los procesos inflamatorios. Algunos estudios recientes ahora sugieren nuevas actividades inflamatorias de la hormona peptídica angiotensina 11. El sistema de la renina-angiotensina presenta una importante función en la estimulación de la inflamación, ya que la angiotensina II induce la secreción proateroesclerótica de citoquinas e incrementa la disfunción endotelial. La angiotensina II regula no sólo la secreción de citoquinas, quimioquinas y factores de crecimiento dentro de la pared arterial, sino que también regula la expresión de moléculas de adhesión (VCAM-1, ICAM-1, selectina P). Además de lo expuesto anteriormente se ha demostrado que el sistema de renina- angiotensina puede modular la activación del sistema del complemento tanto en la ateroesclerosis como en las lesiones renales. Esta cascada inflamatoria activa la respuesta inflamatoria vascular mediante el incremento del reclutamiento de células inflamatorias a la capa íntima. Las células reclutadas pueden producir angiotensina II, resultando en una respuesta de retroalimentación positiva que puede mantener este círculo vicioso inflamatorio.

Recientemente, diferentes publicaciones han demostrado que la intersección entre enfermedades inflamatorias crónicas como la esclerosis múltiple (EM) y la más común de todas las enfermedades crónicas humanas, la ateroesclerosis, podría ir más allá de la raíz "esclerosis", que es compartida por ambos términos. Demostraron que el SRA también desempeña un papel importante en la autoinmunidad, ejemplificado por la esclerosis múltiple (EM) y su modelo animal, la encefalomielitis autoinmunitaria experimental (EAE). Mediante la utilización de proteómica, los autores observaron que el SRA se encuentra regulado positivamente en las lesiones cerebrales de la EM. El bloqueo de la producción de angiotensina II con inhibidores de la ECA o la inhibición de la señalización de la

angiotensina II con bloqueantes del receptor de la anglotenslna l¡ suprimía las células TH1 y TH17 autorreactivas y estimulan las células T reguladoras específicas de antígeno CD4_FoxP3 (células Treg). El tratamiento con Inhibidores de la ECA Inducía abundantes células T CD4_FoxP3 con suficiente potencia para invertir la EAE paralítica. Por lo tanto, los autores concluyeron que la modulación del SRA es una estrategia terapéutica atractiva para la aplicación a enfermedades autolnmunltarlas humanas.

SRA y enfermedades cardiovasculares: hipertensión

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la causa principal de muerte en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 30% de todas las muertes globales puede atribuirse a ECV. Las ECV están causadas por trastornos del corazón y los vasos sanguíneos y comprenden diversas manifestaciones. Entre ellas se Incluyen el Infarto de miocardio, el ictus, la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal de estadio terminal. El factor de riesgo más prevalente de las ECV es la hipertensión. Más de un cuarto de la población adulta mundial presentaba hipertensión en 2000 y en caso de que no se adopten medidas adecuadas, este número seguirá incrementándose.

La hipertensión, denominada comúnmente presión sanguínea alta, se define como presión sanguínea crónicamente elevada con una presión sanguínea sistólica superior a 140 mmPlg y/o una presión sanguínea diastólica superior a 90 mmPlg. Las directrices definidas por la "Joint National Committee on Prevention, Detectlon, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure" [Comité nacional conjunto para la prevención, detección, evaluación y tratamiento de la presión sanguínea elevada] proponen que las personas con una presión sanguínea de entre 120 y 139 mmPlg de presión sistólica y/o una presión sanguínea de entre 80 y 89 mmPlg de presión diastólica deberían considerarse prehipertensivas y requerir cambios que promuevan la... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Vacuna para la utilización en el tratamiento y/o la prevención de un trastorno físico asociado al sistema de la angiotensina activado por la renlna, que comprende un péptldo unido a un portador farmacéuticamente aceptable,

caracterizada por que el péptldo se selecciona de entre el grupo que consiste en DRAYAHPF, DPGYIHPF y PGYIFIPF, y en la que el portador se une al péptldo mediante por lo menos un residuo de cisteina unido al extremo N del péptldo.

2. Vacuna para la utilización según la reivindicación 1, caracterizada por que el portador es una proteina portadora.

3. Vacuna para la utilización según la reivindicación 2, caracterizada por que la proteina portadora se selecciona de entre el grupo que consiste en hemocianina de lapa americana (FILA), toxoide tetánico (TT) o toxina diftérica (TD).

4. Vacuna para la utilización según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizada por que el compuesto se 15 formula con un adyuvante, preferentemente adsorbido a alumbre.

5. Vacuna para la utilización según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizada por que el trastorno físico asociado al sistema de la angiotensina activado por la renina se selecciona de entre el grupo que consiste en hipertensión, ictus, infarto, insuficiencia renal, Insuficiencia cardiaca congestiva, ateroesclerosis, daño vascular,

hemorragia retiniana y enfermedades autoinmunitarias, preferentemente esclerosis múltiple.

6. Utilización de un péptido seleccionado de entre el grupo que consiste en DRAYAHPF, DPGYIHPF y PGYIHPF para la preparación de una vacuna destinada al tratamiento y/o a la prevención de trastornos físicos asociados al sistema de la angiotensina activado por la renina, preferentemente la hipertensión y enfermedades asociadas a la

hipertensión.