Cesta de la compra elevada.

La presente invención se refiere a una cesta de la compra del tipo de las utilizadas por los usuarios de supermercados y/o autoservicios del tipo de las que se encuentran elevadas respecto al suelo para facilitar la introducción y retirada de los artículos y que básicamente se estructura en un cuerpo monopieza que comprende un habitáculo

(1) para la recepción de los artículos, al menos un asa de tracción (2) situada en una de las caras laterales de dicho habitáculo (1) y unas patas (3), donde dichas patas (3) presentan medios de rodadura (4), y se disponen de tal forma que al apilar las cestas entre sí dichas patas (3) no se introducen dentro del habitáculo (1) de la cesta situada inferiormente.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201331918.

Solicitante: ARAVEN S.L..

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: GIMENO VERDEJO,ISABEL, AZNAR PELIGERO,Francisco Javier, Esteban Guallar,Elena, LAYUS TORIJANO,Javier, SAVIRON CORNUDELA,Blanca.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > VEHICULOS TERRESTRES QUE SE DESPLAZAN DE OTRO MODO... > VEHICULOS PROPULSADOS A MANO, p. ej. COCHES DE MANO... > Coches de mano que tienen más de un eje que llevan... > B62B3/14 (caracterizados por los medios para encajar o apilar, p.ej. carros de la compra)
  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > VEHICULOS TERRESTRES QUE SE DESPLAZAN DE OTRO MODO... > VEHICULOS PROPULSADOS A MANO, p. ej. COCHES DE MANO... > Coches de mano que tienen más de un eje que llevan... > B62B3/16 (apilables verticalmente)
google+ twitter facebookPin it
Cesta de la compra elevada.

Fragmento de la descripción:

Cesta de la compra elevada.

Objeto de la invención La presente invención se refiere una cesta de la compra del tipo de las utilizadas por los usuarios de supermercados y/o autoservicios o tiendas del tipo en las que estos pueden moverse por la superficie comercial seleccionando productos hasta la llegada a la caja o línea de cajas.

Más concretamente, la presente invención se refiere a una cesta elevada de fácil manejo, cómoda de manejar y que por su estructura impide el vuelco a la vez que soluciona los problemas de higiene de otras cestas y que mantiene la característica esencial de apilabilidad en sentido vertical con la que cuentan todas las cestas para la compra, sean elevadas o no.

Antecedentes de la invención En la actualidad son conocidos varios sistemas para ayudar al transporte de artículos comprados en supermercados y similares, siendo los más extendidos los carros que proporcionan una gran capacidad de transporte para la compra de un gran número de artículos o muy voluminosos y, en los últimos años, las cestas con ruedas de menor tamaño que son llevadas más fácilmente por los usuarios por tener un menor peso en vacío y una menor capacidad de carga, siendo por lo tanto útiles para compras más pequeñas o menos voluminosas.

Así, las cestas se han convertido cada vez con mayor frecuencia en un complemento a los mencionados carros o incluso en algunos casos en un sustituto de los mismos cuando las características de la superficie comercial o su política de venta así lo requieren.

Por ello, en los últimos años cada vez se han desarrollado más tipos de cestas de la compra que dan respuesta a diferentes necesidades. Por ejemplo, existen ya en el mercado cestas de tracción de tamaño intermedio y de múltiples configuraciones que comprenden ruedas en su parte inferior y un asa telescópica o extensible para adaptarse a la altura del usuario de forma que éste pueda conducirla, bien de forma paralela o inclinada respecto al suelo, de una forma fácil y cómoda.

Estas cestas, si bien cumplen la función para la cual han sido diseñadas, presentan el inconveniente de situar su base prácticamente a nivel del suelo, por lo que el usuario debe de agacharse considerablemente tanto al depositar los artículos como al recogerlos.

Esta circunstancia, si bien para algunos usuarios no supone un mayor problema, sí lo es para otros que, bien por su edad o bien por incapacidad física de cualquier tipo, encuentran dificultades tanto a la hora de agacharse o inclinarse para depositar los artículos en el fondo de la cesta o bien para extraerlos de la misma.

Para solucionar esta problemática sin tener que recurrir a los mencionados carros han aparecido cestas como las recogidas en US6543795 o en el Modelo de Utilidad español 201330285. Dichas cestas, consisten básicamente en cestas convencionales a las que se le incorporan patas de considerable altura de forma que el fondo de la cesta no quede ya cercano al suelo, sino aproximadamente a la mitad de la altura total del conjunto. De esa forma el usuario o no tiene que agacharse, o muy poco, a la hora de introducir los artículos o al sacarlos.

Dichas cestas, además, son susceptibles de apilarse gracias a que en los fondos de las cestas propiamente dichas se sitúan aberturas preparadas para recibir las patas de la cesta situada superiormente.

Estas cestas, sin bien consiguen el propósito para el cual han sido diseñadas, es decir, consiguen elevar la cesta o habitáculo donde depositar los artículos para hacer la compra más cómoda para el usuario, adolecen de varios y severos inconvenientes, concretamente los que a continuación se enumeran.

Durante la operación de apilado el usuario debe de elevar la cesta a una altura igual a la altura de la cesta de forma que pueda introducir sus patas por el borde superior de la cesta sobre la cual quiere apilarla. Es decir, el usuario deberá elevar la cesta una altura como mínimo igual a la de la propia cesta, lo cual puede presentar problemas a los usuarios de mayor edad o con problemas o limitaciones físicas.

Si además se tiene en cuenta que una única cesta ya se levanta del suelo una altura considerable, pues eso es lo que pretende, el posterior apilamiento de otras se verá cada vez más dificultado por la altura del conjunto. Es decir, que a partir de la primera cesta el resto ya se apilará a una altura equivalente a la altura de las patas por lo que se pierde capacidad de apilamiento respecto a las cestas convencionales en las que el apilamiento se comenzaba a realizar prácticamente a ras de suelo.

Esto no sólo es un inconveniente para los usuarios por el esfuerzo a realizar, sino también para el dueño de la superficie comercial que tiene que prever un mayor espacio de almacenamiento, ya de por sí elevado para este tipo de artículos.

Durante el apilamiento, al introducirse las patas dentro del cuerpo de la cesta, éstas necesitan unos orificios de considerable tamaño los cuales necesitan ser tapados durante su fase operativa con el fin de evitar que los artículos caigan en su interior. Esto suele hacerse mediante medios de oclusión como trampillas móviles que por un lado impiden que dichos artículos caigan pero que sí permiten introducir los extremos de las patas de la cesta colocada superiormente durante el apilamiento. Sin embargo, dichos medios de oclusión sufren roturas constantes por disponer de partes móviles y debido a los golpes que reciben, tanto de las patas durante el apilamiento como de los diferentes artículos introducidos en la cesta. Por este motivo se rompen fácilmente y necesitan reparaciones constantes o, aunque no lleguen a romperse y dejar el orificio abierto, pierden rigidez y terminan por no ser un obstáculo para que los artículos con mayor peso y tamaño adecuado caigan en su interior y de ahí al suelo. Esto supone una considerable molestia para los usuarios, que o bien tienen que recogerlos o, si no son conscientes de su caída, no efectúan la compra.

Por otro lado, no menos importante es el hecho de que las citadas cestas adolecen de un claro problema de estabilidad al situar la carga a media altura. Más concretamente, al tener su centro de gravedad por encima de su base elevada esto significa que el ángulo entre la vertical que pasa por dicho centro de gravedad y la línea de unión entre éste y el apoyo con el suelo, se reduce, por lo que un choque puede hacer volcar dichas cestas con facilidad.

Como es evidente, esto constituye un problema serio de seguridad para los usuarios, los cuales están expuestos a golpes con los artículos en el caso de que su cesta, u otras, se caigan fruto de un choque o por la existencia de un abultamiento, protuberancia, canaleta u otro obstáculo en el suelo. Además, al contrario de lo que sucede en las cestas convencionales que van pegadas al suelo, los artículos caen desde una altura considerable, por lo que son capaces de producir un mayor daño que si cayesen desde una altura mucho más cercana al suelo.

En resumen, aumenta considerablemente el riesgo de vuelco de las cestas y también la gravedad potencial de los golpes producidos por los artículos al caer.

Además, resulta evidente que en dichas caídas la mayoría de los artículos sufrirán daños o roturas que obligarán a su devolución, con la considerable pérdida económica que esto puede ocasionar también para las superficies de venta.

Otro problema de dichas cestas, no menos importante que los anteriores, es el de la suciedad. Actualmente, tanto en las cestas elevadas como en las convencionales la necesidad de apilamiento supone que unas cestas deben de encajarse unas dentro de otras, lo que implica que los elementos de rodadura quedan introducidos dentro de la cesta situada inferiormente.

Dado...

 


Reivindicaciones:

1. Cesta de la compra elevada que comprende un habitáculo (1) para la recepción de los artículos, al menos un asa de tracción (2) situada en una de las caras laterales de dicho habitáculo (1) y unas patas (3) en cuyo extremo inferior presentan medios de rodadura (4) , caracterizada por que las patas (3) emergen de las caras laterales del habitáculo (1) de forma que al apilar las cestas entre sí queden por un lado encajados dichos habitáculos (1) y, externamente a ellos, las patas (3) .

2. Cesta de la compra elevada según reivindicación primera, caracterizada por que la proyección sobre el suelo de dicho habitáculo queda contenida dentro del plano formado por los puntos de contacto de los medios de rodadura

(4) con el suelo.

3. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones 1 ó 2, caracterizada por que al menos dos de las patas (3) divergen entre sí en sentido descendente hacia el suelo.

4. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que las patas (3) emergen del borde superior del habitáculo (1)

5. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que las patas (3) comprenden barras transversales (5) de rigidización que las unen entre sí.

6. Cesta de la compra elevada según reivindicación 5, caracterizada por que la barra transversal (5) situada entre las dos patas (3) situadas debajo del asa de tracción (2) se sitúa a una altura diferente al resto.

7. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizada por que a excepción de las patas (3) situadas debajo del asa de tracción (2) el resto comprenden barras transversales (5) de rigidización que las unen entre sí.

8. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que al menos los medios de rodadura (4) situados en las patas más cercanas a la cara opuesta a aquella que presente el asa de tracción (2) son direccionables.

9. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que el cuerpo de la cesta tendrá carácter monopieza.

10. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que el habitáculo (1) presenta una pluralidad de orificios (5) en al menos una de sus caras laterales y su base.

11. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que el habitáculo (1) comprende asas adicionales (2) situadas en cualquiera de sus caras laterales.

12. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que el asa de tracción (2) está situada en la prolongación superior de una de las caras laterales del habitáculo (1) .

13. Cesta de la compra elevada según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada por que las patas (3) son de longitud tal que la base del habitáculo (1) queda elevada respecto al suelo al menos en 300 mm.