1.-

Un tampón que tiene un extremo de retirada, un extremo de inserción y un cuerpo cilíndrico, que comprende por lo menos tres nervaduras longitudinales definidas por unos surcos longitudinales, dichos surcos se extienden desde el extremo de retirada al extremo de inserción, caracterizado porque el tampón tiene un perfil con forma de champiñón.