Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España en los últimos 80 años. Clasificación Internacional de Patentes CIP 2013.

PATRONAJE PARA PRENDAS DE ROPA INTERIOR FEMENINA.

Patente de Invención. Resumen:

Patronaje para prendas de ropa interior femenina, caracterizado por delimitar una zona esencialmente triangular

, en la parte de la entrepierna o puente, mediante la unión de una pieza delantera y otra trasera, o realizándose en una sola pieza, ya sea mediante patronaje o máquinas de tejer; consiguiendo una perfecta adaptación, sujetando las nalgas desde los glúteos inferiores, en colaboración con un tejido de malla o de cualquier otro tipo, cosido a los laterales.

Incorporando sobre la zona esencialmente triangular un refuerzo de tejido de escasa o nula elasticidad, cosido y trabado, por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

La invención que se presenta aporta la ventaja de poderse aplicar en prendas de ropa interior femenina como bragas, tangas, fajas, etc., consiguiendo un auténtico efecto tanga, definiendo, sujetando y al mismo tiempo, elevar los glúteos.

Solicitante: LOPEZ BARBARIN,JULIA.

Nacionalidad solicitante: España.

Provincia: NAVARRA.

Inventor/es: LOPEZ BARBARIN,JULIA.

Fecha de Solicitud: 17 de Julio de 2006.

Fecha de Publicación de la Concesión: 25 de Enero de 2010.

Fecha de Concesión: 11 de Enero de 2010.

Clasificación Internacional de Patentes: A41B9/00B2.

Clasificación PCT: A41B9/00 (Ropa interior (corses, sujetadores A41C)), A41B9/12 (.Prendas interiores protectoras (combinadas con almohadillas absorbentes o especialmente adaptadas para fijarlas A 61 F 13/15)), A41B9/04 (.Calzones para señora, con o sin horquillas o culeras incorporados), A41H3/08 (.Patrones sobre el tejido, p. ej. impresos).

Volver al resumen de la patente.

PATRONAJE PARA PRENDAS DE ROPA INTERIOR FEMENINA.
Descripción:

Patronaje para prendas de ropa interior femenina.

Patronaje para prendas de ropa interior femenina, caracterizado por delimitar una zona esencialmente triangular, en la parte de la entrepierna o puente, mediante la unión de una pieza delantera y otra trasera, o realizándose en una sola pieza, ya sea mediante patronaje o mediante máquinas de tejer; consiguiendo una perfecta adaptación, sujetando las nalgas desde los glúteos inferiores, en colaboración con un tejido de malla o de cualquier otro tipo, cosido a los laterales.

Incorporando sobre la zona esencialmente triangular un refuerzo de tejido de escasa o nula elasticidad, cosido y trabado, por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

Las prendas de ropa interior femeninas que se confeccionan en la actualidad, están realizadas con patrones de muy diversas configuraciones y estilo diferentes, pero manteniendo una semejanza común en todos ellos y se trata de una pieza, que cubre la zona de la entrepierna uniendo a su vez, mediante cosidos, la parte delantera y la parte trasera de la prenda interior, ya sean bragas, fajas, tangas, etc.

Esta pieza que cubre la entrepierna, en muchas ocasiones y dependiendo de modelos y características de la usuaria, no se ajusta con comodidad sobre la zona pélvica, y como consecuencia, además de resultar una prenda molesta, tampoco sientan bien con la ropa exterior, pues pueden formarse pliegues que suelen marcarse en la ropa exterior.

Otro inconveniente importante es que este tipo de prendas de ropa interior femenina están realizadas por patrones que anulan por completo las formas de las nalgas, quedando la ropa, sobre todo los pantalones, que no pueden ajustarse a la forma de las nalgas, resultando poco estéticos al vestirlos.

En la actualidad son conocidos algunos tipos de patronaje que desarrolla una prenda interior, con la que se ha intentado solucionar el problema existente, por ejemplo se conoce un tanga constituido por una pieza frontal y otra trasera, incorporando en ambos laterales una pieza concreta para la sujeción de las nalgas, con un refuerzo en la parte inferior correspondiente a la entrepierna.

Se soluciona el problema de la sujeción de las nalgas, pero el refuerzo de la parte inferior, al tener las costuras de unión con la parte delantera y trasera, y como consecuencia mayor rigidez, llega a marcarse en las prendas exteriores.

También es conocido otro tipo de patronaje que desarrolla un tanga de similares características al anterior, pero realizado por un tejido muy elástico, conformado a modo de sort o pantalón corto, que resuelve en parte el problema de la sujeción de las nalgas, puesto que al ser un sort, fuerza la posible formación de un pliegue entre la zona de unión de las nalgas y las piernas, marcándose perfectamente a través de la ropa exterior, provocando de igual forma un efecto poco estético.

Para solventar la problemática existente en la actualidad se ha ideado un patronaje para prendas de ropa interior femenina, caracterizado por delimitar una zona esencialmente triangular, en la parte de la entrepierna o puente, mediante la unión de una pieza delantera y otra trasera, o realizándose en una sola pieza, ya sea mediante patronaje o mediante máquinas de tejer; consiguiendo una perfecta adaptación sobre la zona de la entrepierna, sujetando las nalgas desde los glúteos inferiores, en colaboración con un tejido de malla o de cualquier otro tipo, incorporado a los laterales.

La utilización del tejido de malla o de cualquier otro tipo, impide o suaviza las marcas de celulitis, visibles en ocasiones a través de algunas prendas.

También se incorpora un refuerzo, de tejido de escasa o nula elasticidad, para evitar cualquier deformación que pudiera marcarse en la ropa exterior. El refuerzo debe quedar sujeto y trabado sobre la zona esencialmente triangular, por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

El patronaje de prendas de ropa interior femenina, puede realizarse de cualquier forma y tamaño, dependiendo del modelo y aplicación, por piezas, o en una sola mediante patronaje o por medio de máquinas de tejer, pero manteniendo como característica común, una zona esencialmente triangular, correspondiente con la parte de la entrepierna o puente.

Como ejemplo se muestran diversos patronajes, uno correspondiente a una faja, donde las formas exteriores pueden ser variables donde se delimita perfectamente la zona esencialmente triangular.

También se muestra el patronaje realizado en una sola pieza, delimitándose de igual modo la zona esencialmente triangular.

Y por último un patronaje que se representa por piezas y que se corresponde con una braga de efecto tanga, de tal manera que la parte trasera se conforma en su parte superior de forma angular, ganando en anchura, desde ambos extremos libres, por medio de una prolongación en ángulo, hasta la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones por medio de un tramo radial, hasta terminar en una zona de ancho muy estrecho.

El patronaje de la parte delantera se conforma en su parte superior de forma ligeramente angular, ganando en anchura, desde ambos extremos libres, por medio de una prolongación en ángulo, hasta un tercio de su longitud, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial, hasta los dos tercios de su longitud, terminando en una zona de ancho muy estrecho, por medio de un tramo radial.

Al unirse ambas piezas, se delimita una zona esencialmente triangular, fácilmente visible, que en colaboración con el tejido de malla, o material de cualquier otro tipo, incorporado en ambos laterales, se consigue la sujeción total de las nalgas desde los glúteos inferiores, definiendo y elevando los glúteos.

El refuerzo de la entrepierna o puente se conforma en su parte superior por un tramo de ancho muy estrecho, en coincidencia con las dimensiones de la zona esencialmente triangular, ganando en anchura, desde ambos extremos libres, por medio de un tramo radial, hasta aproximadamente la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial, hasta su base inferior, donde se recupera la anchura inicial, quedando totalmente trabado y sujeto, por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

El patronaje para prendas de ropa interior femenina que se presenta aporta múltiples ventajas sobre el patronaje utilizado en las prendas disponibles en la actualidad siendo la más importante que gracias a su diseño, con la unión de una pieza delantera y otra trasera se delimita una zona esencialmente triangular, correspondiente a la zona de la entrepierna o puente, y en colaboración con un tejido de malla o de cualquier otro tipo, incorporado a los laterales se consigue una perfecta adaptación sobre la zona de la entrepierna, consiguiendo un autentico efecto tanga, definiendo, sujetando y al mismo tiempo, elevando los glúteos.

Como ventaja añadida, derivada de la anterior, es que gracias a la incorporación del tejido de malla o de cualquier otro tipo, se impide o suaviza las marcas de celulitis, visibles en ocasiones a través de algunas prendas.

Otra ventaja añadida es que se incorpora un refuerzo, de escasa elasticidad quedando totalmente trabado y sujeto para evitar deformaciones, por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

Otra importante ventaja como consecuencia de la anterior, es que puede adaptarse a todo tipo de prendas de ropa interior femenina, como tangas, bragas, fajas, sorts, bodys, etc., creando una prenda mucho más cómoda de llevar que un tanga.

Para comprender mejor el objeto de la presente invención, en el plano anexo se ha representado una realización práctica preferencial de la misma.

En dicho plano la figura -1- muestra una vista en planta de un patronaje correspondiente a una faja.

La figura -2- muestra una vista en planta de un patronaje realizado en una sola pieza, mediante patronaje o máquina de tejer.

La figura -3- muestra una vista en planta del patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga.

La figura -4- muestra una vista en planta del patronaje de la pieza trasera de un patronaje de una braga con efecto tanga.

La figura -5- muestra una vista en planta del patronaje de la pieza delantera de un patronaje de una braga con efecto tanga.

La figura -6- muestra una vista en planta de la pieza correspondiente a un refuerzo.

El patronaje para prendas de ropa interior femenina, puede adoptar cualquier tipo de forma y tamaño, dependiendo del modelo y aplicación, pero manteniendo una constante común, y se trata de la conformación de una zona esencialmente triangular (1), correspondiente a la zona de la entrepierna o puente que, como ejemplo se muestra en un patronaje para fajas (2), otro en una sola pieza o tejido (3), y otro patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4).

En el patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4), la parte trasera (5) se conforma en su parte superior de forma angular (6), ganando en anchura, desde ambos extremos libres por medio de una prolongación en ángulo (7), hasta la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones por medio de un tramo radial (8), hasta terminar en una zona de ancho muy estrecho (9).

El patronaje de la parte delantera (11) se conforma en su parte superior de forma ligeramente angular (10), ganando en anchura, desde ambos extremos libres por medio de una prolongación en ángulo (12), hasta un tercio de su longitud, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial (13), hasta los dos tercios de su longitud, terminando en una zona de ancho muy estrecho (10), por medio de un tramo radial (14).

Al unirse ambas piezas (5 y 11), se delimita una zona esencialmente triangular (1), fácilmente visible, que en colaboración con un tejido de malla (15) o de cualquier otro tipo, incorporado a los laterales, se consigue un autentico efecto tanga, definiendo, sujetando y al mismo tiempo, elevar los glúteos.

Además con el tejido de malla (15) o de cualquier otro tipo, se impide o suaviza las marcas de celulitis, visibles en ocasiones a través de algunas prendas.

El refuerzo (16) de la entrepierna o puente se conforma en su parte superior por un tramo de ancho muy estrecho (9), en coincidencia con las dimensiones de la zona esencialmente triangular (1), ganando en anchura, desde ambos extremos libres, por medio de un tramo radial (17), hasta aproximadamente la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial (18), hasta su base inferior, donde se recupera la anchura inicial, quedando totalmente trabado y sujeto por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.

Una vez descrita suficientemente la naturaleza del presente invento, así como una forma de llevarlo a la práctica, solo nos queda por añadir que su descripción no es limitativa, pudiéndose efectuar algunas variaciones, siempre y cuando dichas variaciones no alteren la esencialidad de las características que se reivindican a continuación.




Reivindicaciones:

1. Patronaje para prendas de ropa interior femenina, caracterizado por delimitar una zona esencialmente triangular (1), en la parte de la entrepierna o puente, según se muestra en un patronaje para fajas (2), otro en una sola pieza o tejido (3), y otro patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4), consiguiendo una perfecta adaptación, definiendo, sujetando y elevando los glúteos inferiores, en colaboración con un tejido de malla (15), o de cualquier otro tipo incorporado a los laterales.

2. Patronaje para prendas de ropa interior femenina, según la anterior reivindicación, caracterizado porque en el patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4), la parte trasera (5) se conforma en su parte superior de forma angular (6), ganando en anchura, desde ambos extremos libres por medio de una prolongación en ángulo (7), hasta la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones por medio de un tramo radial (8), hasta terminar en una zona de ancho muy estrecho (9).

3. Patronaje para prendas de ropa interior femenina, según la reivindicación 1, caracterizado porque en el patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4), la parte delantera (11) se conforma en su parte superior de forma ligeramente angular (10), ganando en anchura, desde ambos extremos libres por medio de una prolongación en ángulo (12), hasta un tercio de su longitud, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial (13), hasta los dos tercios de su longitud, terminando en una zona de ancho muy estrecho (10), por medio de un tramo radial (14).

4. Patronaje para prendas de ropa interior femenina, según la reivindicación 1, caracterizado porque en el patronaje correspondiente a una braga con efecto tanga (4) al unirse ambas piezas (5 y 11), se delimita una zona esencialmente triangular (1), que en colaboración con un tejido de malla (15), incorporado a los laterales, se impide o suaviza las marcas de celulitis, visibles en ocasiones a través de algunas prendas.

5. Patronaje para prendas de ropa interior femenina, según la reivindicación 1, caracterizado porque el refuerzo (16) de la entrepierna o puente, de tejido de escasa elasticidad, se conforma en su parte superior por un tramo de ancho muy estrecho (9), en coincidencia con las dimensiones de la zona esencialmente triangular (1), ganando en anchura, desde ambos extremos libres, por medio de un tramo radial (17), hasta aproximadamente la mitad de su altura, disminuyendo sus dimensiones en anchura por medio de un tramo radial (18), hasta su base inferior, donde se recupera la anchura inicial, quedando totalmente trabado y sujeto por medio de una cinta o tejido similar, evitando deformaciones, y consiguiendo un efecto de mayor rigidez, incluso con la prenda puesta.






Acerca de · Contacto · Patentados.com desde 2007 hasta 2014 // Última actualización: 20/12/2014.