Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España en los últimos 80 años. Clasificación Internacional de Patentes CIP 2013.

LENTE OFTALMICA ACABADA Y PROCEDIMIENTO CORRESPONDIENTES.

Patente de Invención. Resumen:

Lente oftálmica acabada y procedimientos correspondientes. Lente oftálmica acabada que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo

(1) y que tiene, además: un espesor dentro de un rango preestablecido; una zona central útil (3) que cumple con una prescripción oftálmica determinada preestablecida, que define una superficie mecanizada, y que tiene un perímetro útil (5) que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida; y una zona exterior de transición que une el perímetro útil (5) de la zona central útil (3) con el perímetro externo (1). La zona de transición (7) comprende una superficie de transición que se extiende como una continuación de la superficie mecanizada y se extiende hasta el perímetro externo (1), y es continua y su derivada es continua en todos sus puntos, incluyendo la línea de unión entre la superficie de transición y la superficie mecanizada.

Solicitante: INDO INTERNACIONAL S.A..

Nacionalidad solicitante: España.

Provincia: BARCELONA.

Inventor/es: DURSTELER LOPEZ,JUAN CARLOS, VEGAS CABALLERO,JAVIER, ESPINOLA ESTEPA,MANUEL.

Fecha de Solicitud: 30 de Marzo de 2009.

Fecha de Publicación de la Concesión: 7 de Julio de 2010.

Fecha de Concesión: 23 de Junio de 2010.

Clasificación Internacional de Patentes: G02C7/02 (.Cristales ; Sistemas de cristales).

Clasificación PCT: G02C7/02 (.Cristales ; Sistemas de cristales).

Volver al resumen de la patente.

LENTE OFTALMICA ACABADA Y PROCEDIMIENTO CORRESPONDIENTES.
Descripción:

Lente oftálmica acabada y procedimientos correspondientes.

Campo de la invención

La invención se refiere a un procedimiento de mecanizado de una lente oftálmica, que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo, donde el perímetro externo tiene un espesor dentro de un rango preestablecido. La invención se refiere asimismo a un procedimiento de fabricación de una lente oftálmica acabada biselada. La invención también se refiere a una lente oftálmica acabada que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo, donde el perímetro externo tiene un espesor dentro de un rango preestablecido.

Estado de la técnica

Habitualmente se fabrican las lentes oftálmicas a partir de unas lentes semiterminadas. Las lentes semiterminadas suelen tener un perímetro externo circular y comprenden una cara convexa (alejada del ojo del usuario) y una cara cóncava próxima al ojo del usuario. Las lentes semiterminadas se fabrican combinando determinadas caras cóncavas y determinadas caras convexas. Para fabricar una lente oftálmica que cumpla una determinada prescripción, se parte de una lente semiterminada "próxima" y se mecaniza una de las caras de manera que la lente mecanizada, denominada lente acabada, cumple con la prescripción preestablecida.

Las lentes acabadas suelen tener un tamaño lo suficientemente grande de manera que se puede "encajar" en su interior la mayoría de las lentes oftálmicas convencionales. Esto se hace mediante una operación de biselado, donde se elimina todo el material sobrante de la lente acabada, hasta obtener la denominada lente acabada biselada

En general, las lentes pueden agruparse en dos grandes familias. Por un lado, las lentes negativas son aquellas en las que el radio de curvatura de la superficie cóncava es menor que el radio de curvatura de la superficie convexa. Las lentes negativas tienen, por tanto, un espesor creciente conforme nos alejamos del eje óptico. Por otro lado, las lentes positivas son aquellas en las que el radio de curvatura de la superficie cóncava es mayor que el radio de curvatura de la superficie convexa, o incluso puede llegar a ser de signo opuesto. En este segundo caso el espesor de la lente es decreciente conforme nos alejamos del eje óptico Finalmente es posible que una lente sea tanto positiva como negativa. Efectivamente, las lentes progresivas pueden llegar a tener una zona negativa y una zona positiva por lo que el espesor de la lente varía de una forma compleja de un punto a otro de la misma.

Al mecanizar la lente semiterminada para que cumpla con una determinada prescripción preestablecida, puede haber problemas con el espesor del perímetro externo de la lente acabada. En algunos casos este espesor puede llegar a hacerse muy grande, con la consiguiente falta de material si el espesor de la lente semiterminada antes de ser mecanizada no era suficiente. En otros casos es posible que el espesor sea excesivamente fino, e incluso que sea nulo o negativo lo que se traduce en que el perímetro de la lente acabada una vez mecanizada ya no es circular sino que tiene "entrantes". Todo ello dificulta la manipulación posterior de la lente acabada, ya que los procedimientos y maquinaria convencionales han sido diseñados para procesar lentes acabadas con el perímetro externo completo.

Por otro lado hay una necesidad de fabricar lentes oftálmicas lo más delgadas posibles, tanto por motivos de ahorro de peso como por motivos de tipo estético. Para ello se realiza una etapa conocida como precalibrado, en la que, conociendo previamente el perímetro de la montura particular a la que está destinada la lente, se posiciona la superficie a mecanizar (que está en una de dichas caras cóncava y convexa) respecto de la otra cara de manera que se minimiza el espesor de la lente oftálmica. Sin embargo esta etapa de precalibrado se encuentra condicionada por los problemas del párrafo anterior.

En la presente descripción y reivindicaciones se ha empleado la nomenclatura de la norma ISO 13666, en la que se establecen las siguientes definiciones:

- lente semiterminada (en inglés: semifinished lens blank): pieza de material preformado que sólo tiene una superficie óptica acabada,

- lente acabada (en inglés: finished lens): lente cuyos dos lados tienen las superficies ópticas finales, esta lente acabada puede estar biselada (para ajustar su perímetro a una determinada montura) o no.

En la presente descripción y reivindicaciones se considera que la expresión "lente acabada" se refiere siempre a la lente sin biselar. Para la lente biselada se emplea específicamente la expresión "lente acabada biselada".

Sumario de la invención

La invención tiene por objeto superar estos inconvenientes, y proponer un nuevo procedimiento de precalibrado y mecanizado de lentes oftálmicas. Esta finalidad se consigue mediante un procedimiento del tipo indicado al principio caracterizado porque comprende las etapas de:

[a] definición de una zona central útil que tiene un perímetro útil que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida,

[b] definición de una superficie a mecanizar en una de las caras cóncava y convexa, de manera que la cara cóncava y la cara convexa, conjuntamente, sean tales que cumplan con una prescripción oftálmica determinada preestablecida en la zona central útil,

[c] posicionado de la superficie a mecanizar, dispuesta en una de las caras cóncava y convexa, respecto de la otra de las caras cóncava y convexa, de manera que la superficie a mecanizar y su posicionado respecto de la otra de las caras cóncava y convexa determina el espesor de la lente a lo largo del perímetro útil de la zona central útil,

[d] definición de una zona de transición con una superficie de transición que se extiende entre el perímetro útil de la zona central útil y el perímetro externo, donde la superficie de transición se extiende como una continuación de la superficie a mecanizar y se extiende hasta el perímetro externo, y donde la superficie de transición es continua y su derivada es continua en todos sus puntos, incluyendo la línea de unión entre la superficie de transición y la superficie a mecanizar.

Efectivamente de esta manera se puede realizar el precalibrado de manera que se optimice el espesor de la lente oftálmica final, es decir, la que irá montada en la montura tras la operación de biselado. El precalibrado únicamente deberá respetar los condicionantes de espesor de la lente en sus puntos internos y en el perímetro de la montura, sin verse influido por posibles condicionantes derivados de la parte de la lente semiterminada que no formarán finalmente parte de la lente final biselada. A partir del perímetro útil, se extiende una nueva superficie, la superficie de transición, cuya finalidad es la de servir de nexo de unión entre el perímetro útil y el perímetro externo de manera que se respeten los espesores necesarios. De esta manera se obtiene una lente acabada con un perímetro externo adecuado para su posterior manipulación y con una zona central útil que permite obtener una lente final, biselada, con un espesor minimizado de una forma óptima ya que es de una forma individualizada, ya que tiene en cuenta la montura sobre la que irá montada la lente final.

Tras estas etapas del procedimiento, que detallan la forma inventiva de realizar el precalibrado de la lente, vendría la etapa normal de mecanizado de la superficie a mecanizar.

Por lo tanto, como puede verse, el nuevo procedimiento permite una "doble optimización": por un lado, se optimiza el espesor de la lente (de la lente final, tras el biselado) y, por otro lado, se optimiza el espesor y geometría de la lente acabada, de manera que se pueda manipular y procesar adecuadamente, todo ello teniendo en cuenta la montura a la que va destinada la lente.

Preferentemente en la etapa [d] se obtiene un perímetro externo que, además de mantener su espesor dentro del rango preestablecido, minimiza la variación de curvatura en sentido angular. Efectivamente, el espesor del perímetro externo es preferentemente constante, pero esto no se puede obtener en todos los casos o, al menos no es conveniente forzarlo ya que se pierden otras características ventajosas de la superficie. Por ello se hace constar como entrada únicamente un rango de espesores preestablecido, en la que el valor máximo es preferentemente el valor del espesor de la lente oftálmica predeterminada antes de ser mecanizada y el valor mínimo es preferentemente 0,3 mm. Valores inferiores a este valor mínimo dan problemas en la manipulación y procesado posterior de la lente, por ejemplo con los paños de pulido. Sin embargo, como ya se ha dicho anteriormente es ventajoso minimizar las variaciones de curvatura en sentido angular, es decir las variaciones de espesor del perímetro externo.

Ventajosamente en la etapa [d] se especifica el radio de curvatura mínimo de las herramientas de corte que se emplearán para mecanizar la superficie de transición, y se define la superficie de transición de manera que tiene en todos sus puntos un radio de curvatura mínimo principal que es mayor que el radio de curvatura mínimo de las herramientas de corte. Efectivamente, dado que es necesario que la herramienta de corte tenga un radio de curvatura menor que la curvatura mínima de la superficie que está mecanizando, es ventajoso tener esto en cuenta ya en la etapa de diseño de la superficie de transición.

El procedimiento de acuerdo con la invención puede emplearse ventajosamente tanto en el caso que la zona central sea una lente positiva (ya que se puede minimizar el espesor de la zona central preocupándose únicamente de que el espesor en el perímetro de transición cumpla con unos determinados requisitos de espesor mínimo, y sin preocuparse por el perímetro externo de la lente acabada) como en el caso que la zona central sea una lente negativa (sin preocuparse por el perímetro externo de la lente acabada que, en casos de miopía severa, podría llegar a tener que ser muy superior al espesor externo de la lente semiterminada original). Lógicamente el procedimiento es particularmente interesante en el caso de lentes progresivas, donde pueden coexistir zonas positivas y zonas negativas.

La invención tiene asimismo por objeto un procedimiento de fabricación de una lente oftálmica acabada biselada caracterizado porque comprende un procedimiento de mecanizado de una lente de acuerdo con la invención y, adicionalmente, comprende una etapa de biselado siguiendo el perímetro útil obteniendo así una lente biselada, de manera que la lente biselada queda conformada íntegramente a partir de la zona central útil.

La invención tiene también por objeto una lente oftálmica acabada que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo, donde el perímetro externo tiene un espesor dentro de un rango preestablecido, caracterizada porque [a] tiene una zona central útil en la que la cara cóncava y la cara convexa son tales que cumplen con una prescripción oftálmica determinada preestablecida y donde una de dichas caras cóncava y convexa define una superficie mecanizada, donde la zona central útil tiene un perímetro útil que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida, y [b] tiene una zona exterior de transición que une el perímetro útil de la zona central útil con del perímetro externo, donde la zona de transición comprende una superficie de transición que se extiende como una continuación de la superficie mecanizada y se extiende hasta el perímetro externo, y donde la superficie de transición es continua y su derivada es continua en todos sus puntos, incluyendo la línea de unión entre la superficie de transición y la superficie mecanizada. Efectivamente, esta lente oftálmica acabada tiene, por un lado, una zona central útil de la que se podrá biselar una lente oftálmica con un espesor optimizado mientras que la lente oftálmica acabada tiene un perímetro externo asimismo optimizado para su manipulación.

La invención se emplea ventajosamente tanto en el caso en que la zona central es una lente positiva como en el caso en que la zona central es una lente negativa. Asimismo, tal como ya se ha comentado anteriormente es también ventajoso el caso en el que la lente es una lente progresiva.

Breve descripción de los dibujos

Otras ventajas y características de la invención se aprecian a partir de la siguiente descripción, en la que, sin ningún carácter limitativo, se relatan unos modos preferentes de realización de la invención, haciendo mención de los dibujos que se acompañan. Las figuras muestran:

Fig. 1, un lente acabada de acuerdo con la invención.

Fig. 2, una curva plana que define el perímetro de la montura y el espesor de borde. asociado.

Fig. 3, la zona central útil de una lente acabada de acuerdo con la invención.

Fig. 4, una sección transversal de una lente acabada de acuerdo con la invención en la que la zona central útil es negativa.

Fig. 5, una sección transversal de una lente acabada de acuerdo con la invención en la que la zona central útil es positiva.

Fig. 6, una lente acabada de acuerdo con la invención con una línea punteada que muestra el contorno de los puntos de tangencia.

Fig. 7, un diagrama de flujo de un procedimiento de acuerdo con la invención.

Fig. 8A y 8B, una representación gráfica de la distorsión provocada en una cuadrícula por parte de una lente oftálmica progresiva acabada convencional y una lente oftálmica progresiva acabada de acuerdo con la invención.

Descripción detallada de unas formas de realización de la invención

En la figura 1 se observa una lente oftálmica acabada de acuerdo con la invención. La lente oftálmica tiene un perímetro externo 1, normalmente de un valor estandarizado, como por ejemplo de 65 mm de diámetro. En el interior de la misma hay una zona central útil 3 delimitada por un perímetro útil 5 que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida, es decir, una montura que ha sido elegida por el usuario y que deberá alojar en su interior la lente que se está fabricando. Entre el perímetro útil 5 y el perímetro externo 1 se extiende una zona de transición 7, que es la zona que será eliminada durante la operación de biselado. Por lo tanto, la zona de transición 7 es una zona no útil desde el punto de vista óptico.

Es decir, la forma de la montura determina una zona central útil 3 de la lente final que cumple con las propiedades ópticas que ha de tener la lente para la correcta corrección visual del usuario. En este sentido, cuando se dice que la zona central útil 3 cumple con una prescripción oftálmica determinada preestablecida debe entenderse que la cumple tal como se entiende convencionalmente esta expresión. Así, por ejemplo, una lente progresiva presenta una zona de visión lejana, una zona de visión cercana y una corredor intermedio que cumplen de una forma rigurosa con las necesidades del usuario, y una zona más amplia en la que es inevitable la aparición de aberraciones (en particular, astigmatismo). A pesar de ello, se considera que la lente, en su conjunto cumple con una determinada prescripción oftálmica, o se corresponde con dicha prescripción, o es adecuada para dicha prescrip- ción.

La zona de la lente acabada que queda fuera del contorno de la montura pasa a ser una zona no útil ópticamente, en la que se definirá una superficie que no tendrá propiedades ópticas determinadas, pero sí geométricas, que permitirá unir el borde de la zona central útil 3 delimitada por la montura (es decir, el perímetro útil 5) con el borde de la lente acabada, es decir, el perímetro externo 1.

La lente oftálmica semiterminada tiene una cara convexa y una cara cóncava (que es la cara que queda próxima al ojo del usuario). En los ejemplos que se describen a continuación la cara cóncava es la que presenta la superficie a mecanizar, si bien la invención se puede aplicar conceptualmente de la misma manera en el caso que la superficie a mecanizar fuese la de la cara convexa.

Para la realización del procedimiento de acuerdo con la invención se parte de una lente que ya ha sido optimizada en función de los parámetros de montaje, la prescripción y la montura, por lo que se tiene un contorno de montura definido usualmente por una curva plana y = M(x) (también se puede describir en coordenadas polares r = M(?)) a la que se asocia un espesor de borde Eb = Eb (x, y) como se puede observar en la figura 2.

La lente (ver figura 3) está determinada por dos superficies, la cóncava y la convexa. La superficie convexa (SCX = SCX (x, y)) viene preestablecida por la cara convexa de la lente semiterminada a mecanizar, mientras que la superficie cóncava (SCC = SCC (x, y)) está diseñada para que el sistema lente compuesto por las dos superficies tenga la prescripción adecuada. Esta superficie cóncava es la que se ha denominado la superficie a mecanizar. Se cumple que la diferencia en los puntos de contorno de la montura (en el perímetro útil 5) entre las dos superficies es el espesor de borde antes mencionado:


Una vez la zona central útil 3 de la lente esta totalmente definida mediante su contorno o perímetro útil 5 y sus superficies, se ha de diseñar una superficie (la superficie de transición) que enlace el borde de la superficie a mecanizar con el borde de la lente acabada EST}b = EST_{b (xL, yL) (o sea, el perímetro externo 1) donde los puntos (xL, yL) pertenecen a la curva plana que describe los límites de la lente semiterminada y = MST(x) (normalmente una circunferencia). Este espesor no tiene porqué ser el espesor de borde predefinido, sino que puede ser modificado.

Se necesita que esta superficie de transición, T = T(x, y), cumpla unos ciertos requisitos de continuidad para que la máquina de control numérico pueda tallar la lente. En este sentido es ventajoso que la superficie de transición cumpla como mínimo una continuidad C1, es decir, que sea continua y que sea también continua su primera derivada. Por lo tanto, para cada punto del contorno de la montura (xM, yM), donde conectan la superficie a mecanizar y la superficie de transición se cumple:


Otra condición de contorno que ha de cumplir la nueva superficie de transición es que en el borde de la lente en la superficie cóncava ha de coincidir con el espesor deseado de la lente acabada, es decir con el espesor del perímetro externo:


El espesor del perímetro externo de la lente acabada puede ser fijado de diversas maneras. Preferentemente está limitado dentro de unos valores máximos y mínimos "absolutos" por motivos prácticos. Por un lado, interesa que el valor máximo no sea superior al valor del espesor del la lente semiterminada original ya que, en caso contrario, habría un problema de falta de material para alcanzar el espesor deseado. Por otro lado, interesa que el espesor tenga un cierto espesor que permita su manipulación posterior. Este espesor mínimo es preferentemente superior o igual a 0'3 mm, ya que si el espesor es menor suele haber problemas con los paños de pulido. Aparte de estos valores máximos y mínimos "absolutos", en cada caso puede interesar fijar otros valores máximos y mínimos en función de otras condiciones. Así, en general, interesa que el espesor sea lo más constante posible. Por otro lado, como ya se verá más adelante, el procedimiento de cálculo de la superficie de transición y el procedimiento de mecanizado de la superficie de transición (en particular los radios de las herramientas de mecanizado) puede imponer otros límites.

La figura 4 muestra una sección transversal de una lente de acuerdo con la invención, concretamente una lente negativa. Se observa el perfil bidimensional de la lente, para una coordenada "y" fijada, donde se pueden observar las superficies del precalibrado. Por una parte la cara convexa de la lente corresponde a la superficie de la lente semiterminada. En la cara cóncava de la lente podemos ver la superficie correspondiente a la zona central útil 3 (es decir, la superficie a mecanizar) hasta la coordenada límite de la montura y después la superficie de transición hasta el borde de la lente acabada.

Por su parte, la figura 5 es equivalente a la figura 4, pero en el caso de una lente positiva.

A continuación se describe con detalle un ejemplo de un procedimiento de mecanizado de una lente oftálmica de acuerdo con la invención, esquematizado en el diagrama de flujo de la figura 7:

En el caso de una lente positiva, como la mostrada en la figura 5:

1 - En primer lugar se obtienen los datos del perímetro de la montura y de las dos caras (cóncava y convexa) de la lente oftálmica que deberá ir montada en la montura, es decir, los datos de la zona central útil 3 y del perímetro útil 5. Estos datos ya incluirán los resultados de un precalibrado que permita optimizar el espesor de la zona central útil 3. (Referencia 6.1).

2 - Se define una superficie de seguridad, paralela a la cara convexa y separada de la misma un cierto espesor de seguridad. Este espesor de seguridad es un espesor mínimo que permite garantizar que no se generan espesores negativos (es decir agujeros). Preferentemente este espesor de seguridad es menor que el valor mínimo del rango preestablecido para el espesor del perímetro externo 1. De esta manera se puede optimizar al máximo la reducción de espesor en la zona central útil 3. (Referencia 6.2).

3 - Para definir la superficie de transición, que se extiende entre la superficie de mecanizar y el perímetro externo 1, se trazan una serie de curvas que se propagare en sentido radial desde el perímetro útil 5 hasta el perímetro externo 1. Para cada curva se tiene en cuenta lo siguiente:

3.1 - El punto inicial de la curva coincide con el punto final de la superficie a mecanizar y el punto de unión debe ser continuo y con derivada continua. 3.2 - A partir de este punto inicial se traza una curva preestablecida, que preferentemente es un arco de circunferencia pero que podría ser cualquier otro tipo de curva preestablecida (parábola, curva cúbica, etc.). Esta curva debe ser tangente a la superficie de seguridad en un punto de tangencia determinado. Para ello se calcula el radio de la circunferencia que permite cumplir con esta condición, denominado radio de tangencia. (Referencia 6.3). De ello pueden resultar tres casos: 3.2.1 - No se obtiene ningún radio de tangencia que cumpla con la condición preestablecida. Ello quiere decir que en ningún caso la curva trazada puede cortar la superficie de seguridad. En este caso se determina el radio de curvatura teniendo en cuenta otros condicionantes que se comentarán más adelante. 3.2.2 - El radio de tangencia que cumple con la condición preestablecida trae como consecuencia que el punto de tangencia está fuera del perímetro externo 1. Esto también quiere decir que en la realidad, dado que la lente acabada finaliza en su perímetro externo 1, la curva trazada no cortará en ningún momento la superficie de seguridad. En este caso el radio de curvatura también puede determinarse teniendo en cuenta otros condicionantes que se comentarán más adelante. 3.2.3 - El radio de tangencia que cumple con la condición preestablecida trae como consecuencia que el punto de tangencia está entre el perímetro útil 5 y el perímetro externo 1. En este caso el punto de tangencia sirve como punto inicial para una segunda curva que se extenderá entre el punto de tangencia y el perímetro externo 1. 3.3 - Cada una de las segundas curvas se calcula siguiendo los mismos pasos que el punto 3.2 anterior, tomando como punto inicial los puntos de tangencia obtenidos. (Referencia 6.5). Este proceso iterativo finaliza cuando ya se han tratado todos los puntos del caso 3.2.3 anterior. (Referencia 6.4). Estas segundas curvas deben cumplir, además, con los siguientes requisitos: 3.3.1 - Su radio de curvatura es menor que el radio de tangencia obtenido. 3.3.2 - Su radio de curvatura debe ser mayor que el radio de curvatura de la herramienta más pequeña prevista en el proceso de mecanizado. 3.3.3 - Es C1, es decir, continua y con derivada continua. 3.3.4 - El espesor de la zona de transición 7 es en todo punto mayor o igual que el espesor de seguridad.

4 - Cuando todos los puntos de tangencia de todas las curvas ya están fuera del perímetro externo 1 (caso 3.2.2 anterior) o no existen (caso 3.2.1 anterior), entonces se sale del proceso iterativo anterior y se calcula una curva que optimiza el espesor del perímetro externo 1, (Referencia 6.6), cumpliendo al mismo tiempo con las siguientes condiciones:

4.1 - Su radio de curvatura es menor (o igual) que el radio de tangencia obtenido. 4.2 - Su radio de curvatura debe ser mayor que el radio de curvatura de la herramienta más pequeña prevista en el proceso de mecanizado. 4.3 - Es C1. 4.4 - El espesor de la zona de transición 7 es en todo punto mayor o igual que el espesor de seguridad. 4.5 - Para determinar el radio de curvatura se debe tener en cuenta que el espesar; del perímetro externo debe estar comprendido entre unos valores mínimo y máxima (Ebmin y Ebmax). El valor de Ebmin será el que se obtenga al hacer que el radio de curvatura sea el radio de tangencia, mientras que el valor de Ebmax será aquel que venga limitado por el radio de la herramienta de mecanizar. Lógicamente, Ebmin y Ebmax siempre deberán dentro de un rango de valores máximo y mínimo absolutos. Por otro lado, interesa que el espesor sea constante (o lo más constante posible). Por ello, una posible estrategia es hacer que el espesor de un punto dado del perímetro externo sea igual al del punto adyacente, en sentido angular, si ello no supone salirse de los límites indicados anteriormente. También debe tenerse en cuenta que el perímetro externo debe cumplir con los requisitos básicos de continuidad y de fabricación (es decir, que el radio de curvatura mínimo principal sea mayor que el radio de curvatura de la herramienta más pequeña a emplear) Así, una vez fijado el espesor para un punto dado, se puede calcular el radio de curvatura de la segunda curva.

En la figura 6 se muestra, esquemáticamente, una lente semiterminada con el perímetro útil 5 y el perímetro externo 1, donde la línea punteada muestra el contorno de los puntos de tangencia 11.

Si bien el ejemplo descrito se ha basado en una lente positiva, se puede aplicar conceptualmente igual para el caso de una lente negativa (como el de la figura 4 o incluso para lentes que combinen zonas positivas y zonas negativas. De hecho, la presente invención se aplica de forma particularmente ventajosa a las lentes progresivas.

En las figuras 8A y 8B se muestran unas fotografías que muestran, respectivamente, una lente oftálmica progresiva acabada convencional y una lente oftálmica progresiva acabada de acuerdo con la invención, dispuestas sobre una cuadrícula. En la distorsión provocada sobre la cuadrícula se aprecia claramente las diferencias entre ambas lentes acabadas. En particular, en la lente acabada de acuerdo con la invención se aprecia la existencia de dos zonas (la zona central útil y la zona de transición) y se observa la "huella" del perímetro útil, o sea, del perímetro de la montura en la que se tiene previsto montar la lente una vez biselada.




Reivindicaciones:

1. Procedimiento de mecanizado de una lente oftálmica, que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo (1), donde dicho perímetro externo (1) tiene un espesor dentro de un rango preestablecido, caracterizado porque comprende las etapas de:

[a] definición de una zona central útil (3) que tiene un perímetro útil (5) que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida,

[b] definición de una superficie a mecanizar en una de dichas caras cóncava y convexa, de manera que dicha cara cóncava y dicha cara convexa, conjuntamente, sean tales que cumplan con una prescripción oftálmica determinada preestablecida en dicha zona central útil (3),

[c] posicionado de dicha superficie a mecanizar, dispuesta en una de dichas caras cóncava y convexa, respecto de la otra de dichas caras cóncava y convexa, de manera que dicha superficie a mecanizar y su posicionado respecto de la otra de dichas caras cóncava y convexa determina el espesor de la lente a lo largo de dicho perímetro útil (5) de dicha zona central útil (3),

[d] definición de una zona de transición (7) con una superficie de transición que se extiende entre dicho perímetro útil (5) de dicha zona central útil (3) y dicho perímetro externo (1), donde dicha superficie de transición se extiende como una continuación de dicha superficie a mecanizar y se extiende hasta dicho perímetro externo (1), y donde dicha superficie de transición es continua y su derivada es continua en todos sus puntos, incluyendo la línea de unión entre dicha superficie de transición y dicha superficie a mecanizar.

2. Procedimiento según la reivindicación 1, caracterizado porque en dicha etapa [d] se obtiene un perímetro externo (1) que, además de mantener su espesor dentro del rango preestablecido, minimiza la variación de curvatura en sentido angular.

3. Procedimiento según una de las reivindicaciones 1 ó 2, caracterizado porque en dicha etapa [d] se especifica el radio de curvatura mínimo de las herramientas de corte que se emplearán para mecanizar dicha superficie de transición, y se define dicha superficie de transición de manera que tiene en todos sus puntos un radio de curvatura mínimo principal que es mayor que dicho radio de curvatura mínimo de dichas herramientas de corte.

4. Procedimiento según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizado porque dicha zona central es una lente positiva.

5. Procedimiento según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizado porque dicha zona central es una lente negativa.

6. Procedimiento de fabricación de una lente oftálmica acabada biselada caracterizado porque comprende un procedimiento de mecanizado de una lenta según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 5, y, adicionalmente, comprende una etapa de biselado siguiendo dicho perímetro útil (5) obteniendo una lente biselada, de manera que dicha lente biselada queda conformada íntegramente a partir de dicha zona central útil (3).

7. Lente oftálmica acabada que tiene una cara cóncava y una cara convexa y un perímetro externo (1), donde dicho perímetro externo (1) tiene un espesor dentro de un rango preestablecido, caracterizada porque: [a] tiene una zona central útil (3) en la que dicha cara cóncava y dicha cara convexa son tales que cumplen con una prescripción oftálmica determinada preestablecida y donde una de dichas caras cóncava y convexa define una superficie mecanizada, donde dicha zona central útil (3) tiene un perímetro útil (5) que coincide con el perímetro de una montura determinada preestablecida, y [b] tiene una zona exterior de transición que une dicho perímetro útil (5) de dicha zona central útil (3) con dicho perímetro externo (1), donde dicha zona de transición (7) comprende una superficie de transición que se extiende como una continuación de dicha superficie mecanizada y se extiende hasta dicho perímetro externo (1), y donde dicha superficie de transición es continua y su derivada es continua en todos sus puntos, incluyendo la línea de unión entre dicha superficie de transición y dicha superficie mecanizada.

8. Lente según la reivindicación 7, caracterizada porque dicha zona central es una lente positiva.

9. Lente según la reivindicación 7, caracterizada porque dicha zona central es una lente negativa.

10. Lente según cualquiera de las reivindicaciones 7 a 9, caracterizado porque dicha zona central es una lente progresiva.






Acerca de · Contacto · Patentados.com desde 2007 hasta 2014 // Última actualización: 21/11/2014.