Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentia.

Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentía, que presenta una estructura metálica provista de unos medios de enganche del apero al dispositivo porta-rejones de un bulldozer y/o al enganche tripuntal de un tractor, formada por una plancha principal

(1) y senda planchas laterales (3), unidas formando ángulos aproximados a 135º, por debajo de las cuales se disponen sendas cuchillas (2), inclinadas hacia la parte anterior del apero formando un ángulo aproximado a 150º con la vertical, que define una reja que penetra en el suelo y se arrastra intermitentemente acumulando tierra y creando un caballón de tierra, de configuración sensiblemente semicircular.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201231517.

Solicitante: UNIVERSIDAD CATÓLICA SANTA TERESA DE JESÚS DE ÁVILA.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: MONGIL MANSO,Jorge.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > HIDRAULICA; CIMENTACIONES; MOVIMIENTO DE TIERRAS > DRAGADO; MOVIMIENTO DE TIERRAS (extracción de turba... > Dragas; Ingenios para el movimiento de tierras (para... > E02F3/76 (Máquinas para regularizar las pendientes, explanadoras, bulldozers o análogas con lámina raspante o elementos en reja de arado (trabajo del suelo A01B ); Dispositivos para nivelar)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > TRABAJO DE LA TIERRA EN AGRICULTURA O EN SILVICULTURA;... > A01B31/00 (Planchas arrastradas (niveladoras))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > TRABAJO DE LA TIERRA EN AGRICULTURA O EN SILVICULTURA;... > Arados de reja fija > A01B3/38 (Arados no reversibles)
google+ twitter facebookPin it
Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentia.

Fragmento de la descripción:

Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentía. Objeto de la invención

La invención trata sobre un apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentía, de utilidad en repoblaciones forestales, cultivos agrícolas leñosos arbóreos o arbustivos como olivares, viñedos, algarrobales, almendrales, higuerales u otros frutales, y plantaciones ornamentales, en parques y jardines, o en restauraciones del paisaje.

La plantación de árboles y arbustos en zonas áridas y semiáridas ha sido siempre un reto para el hombre. Para que tenga éxito, se requiere una preparación previa del terreno, que garantice la satisfacción de las necesidades hídricas de las plantas instaladas en sus primeros años de desarrollo, que suelen ser los más críticos. La preparación pretende mejorar las condiciones del suelo para favorecer la instalación de los pequeños árboles recién implantados.

Así, en muchos lugares se desarrollaron técnicas de recolección de agua, para aplicarlas a este propósito dentro del ámbito agrícola primero y de la repoblación forestal después. No obstante, estas técnicas, que consisten en la remoción de volúmenes de tierra más o menos elevados, se vienen realizando, salvo algunas excepciones, de forma manual, lo que resulta excesivamente gravoso.

El apero de la presente invención intenta cubrir una laguna existente en el campo de los sistemas de recolección de agua para la repoblación forestal o la plantación de árboles, como es la construcción mecanizada de microcuencas de forma semicircular.

Con este apero se realizan preparaciones del suelo, de forma mecanizada y económica, que permitan una mayor garantía de éxito en la restauración forestal, en el cultivo de especies leñosas (olivar, viñedo, etc.) y otras plantaciones de árboles (por ejemplo en jardinería), en zonas secas (áridas, semiáridas y secas subhúmedas).

Puede aplicarse tanto en las zonas secas de nuestro país, como del resto del mundo, siendo especialmente útil en países en vías de desarrollo ubicados en regiones con escasez temporal o permanente de precipitaciones.

Antecedentes de la invención

Para el desarrollo de las plantas o semillas de una repoblación es necesario preparar el suelo para facilitar el arraigo y primer desarrollo de la planta o semilla, y en aquellas regiones áridas o semiáridas efectuar una cosecha de agua de lluvia, consistente en la recolección de escorrentía para su posterior suministro a la planta.

Las técnicas de preparación del suelo pueden agruparse en tres modalidades: labores puntuales (raspas, ahoyado), lineales (subsolado) y plenas (laboreo y acaballonado superficial).

Los sistemas de recolección de agua constan de dos zonas o partes claramente diferenciadas:

1) Área de impluvio o de captación.- Porción de terreno que recoge y concentra la escorrentía superficial.

2) Área de recepción o de almacenamiento.- En la que el agua se almacena, bien en el perfil del suelo por ejemplo en la implantación de cultivos o árboles, o bien en depósitos creados al efecto, si se trata de abastecer de agua a personas o animales (aljibes, cisternas, estanques o similares).

Según Boers & Ben-Asher (1982) para lograr que un sistema de recolección de agua sea eficaz, el área de impluvio debe ser lo más impermeable posible, y que la producción de escorrentía sea máxima. El objetivo es reducir el almacenamiento superficial de agua y la capacidad de infiltración del suelo, parámetros que determinan la eficiencia de la escorrentía, para intentar que llegue al área de recepción la mayor cantidad posible de agua.

Las microcuencas Negarim son sistematizaciones con forma cuadrada o romboidal rodeadas por pequeños caballones de tierra con un hoyo de infiltración en el vértice inferior de cada una de ellas. La escorrentía es recogida por la cuenca y almacenada en el hoyo de infiltración. Las microcuencas se usan principalmente para la implantación de árboles y arbustos en zonas áridas y semiáridas, siendo apropiadas para plantaciones a pequeña escala. Simultáneamente aportan cosechas de agua para los árboles y conservan el suelo.

Cada microcuenca consiste en un área de recogida de agua y un hoyo de infiltración (donde se establece el árbol). La forma de cada unidad es normalmente cuadrada pero la apariencia desde arriba es una red romboidal con hoyos de infiltración en los ángulos inferiores. Las microcuencas Negarim están adaptadas a la construcción manual, por lo que no pueden ser fácilmente mecanizadas, a excepción de la apertura del hoyo. Una vez que los árboles están plantados, no es posible operar y cultivar con maquinaria entre las líneas de árboles. La superficie de cada unidad se determina en base a la estimación de los requerimientos hídricos de la planta. El

tamaño de la microcuenca normalmente varía entre 10 y 100 m , dependiendo de la especie plantada; pero también son posibles tamaños mayores, particularmente cuando en la misma unidad se planta más de un árbol. La altura del caballón depende fundamentalmente de la pendiente y del tamaño de la microcuenca.

Las microcuencas están especialmente diseñadas para la plantación de árboles. Aunque en un primer momento se utilizaron para la instalación de frutales, con amplias densidades y grandes áreas de impluvio, también han sido empleadas para el establecimiento de especies forestales con menores espaciamientos. En España la técnica fue introducida por Fernández Yuste (1989) y De Simón (1990) pero

sólo a nivel teórico y experimental, puesto que no se han realizado repoblaciones masivas con ella.

El principal inconveniente de aplicación no es técnico, sino económico. Aunque la realización de los hoyos es perfectamente mecanizable, la construcción del caballón que define las microcuencas sólo puede hacerse de forma manual, lo que encarece sustancialmente la obra. A pesar de ello, este incremento en los costes queda plenamente justificado en zonas áridas, en base a la economía del agua.

Otra técnica empleada para la recogida de agua la constituyen unos caballones semicirculares, que son bancales de tierra de forma semicircular con los extremos situados sobre la misma curva de nivel. Esta técnica es utilizada principalmente para la rehabilitación de terrenos degradados y para la producción de pastos. También puede emplearse esta técnica para la plantación de árboles y arbustos y, en algunos casos, para cultivos.

La plantación de árboles en medias-lunas tiene un precedente positivo en la provincia de Tahoua (Níger), donde se han plantado, por ejemplo, almendros, albaricoqueros, melocotoneros, pistachos, olivos, granados y arbustos para ramoneo.

También son conocidos los caballones trapezoidales, que se utilizan para cerrar grandes áreas y para guiar grandes cantidades de escorrentía que son recogidas por una zona de captación externa o de "larga pendiente". El nombre deriva de la estructura, que tiene forma trapezoidal un caballón base conectado a dos alas o caballones laterales que se extienden pendiente arriba. Como es lógico, los cultivos se instalan en el área cerrada por el caballón, descargándose los posibles desbordamientos alrededor de los extremos de los caballones laterales.

Esta es una técnica muy tradicional en algunas partes de África. El concepto es similar al de los caballones semicirculares; en este caso tres caras de un trapecio están cerradas, mientras que la cuarta -la situada pendiente arriba- queda abierta para que la escorrentía entre en el campo. La simplicidad de diseño y construcción y el mínimo mantenimiento requerido, son las principales ventajas de esta técnica.

Los caballones trapezoidales,...

 


Reivindicaciones:

1.- Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de escorrentía, que presenta una estructura metálica provista de unos medios de enganche del apero al dispositivo porta-rejones de un bulldozer y/o al enganche tripuntal de un tractor, que comprende:

una plancha principal (1), dispuesta vertical y transversalmente con respecto a la dirección de avance del apero y senda planchas laterales (3), unidas a la plancha principal (1) formando un ángulo comprendido entre 120° y 150°, componiendo en conjunto una configuración de planta en "C", de alas abiertas, cuya alma se dispone hacia la parte anterior del apero, en el sentido de avance del mismo;

sendas cuchillas (2) acopladas en la parte inferior de la plancha principal (1) y de las planchas laterales (3), inclinadas hacia la parte anterior del apero formando un ángulo comprendido entre 170° y 135° con la vertical, definiendo una reja que penetra en el suelo y se arrastra intermitentemente acumulando tierra y creando un caballón de tierra, de configuración sensiblemente semicircular.

2. Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de

escorrentía, según la reivindicación 1, caracterizado porque cuenta con un chasis de tubos de acero (5) y con una plancha de sujeción (4) trapezoidal, que se une a la plancha principal (1) y a las planchas laterales (2), dando sujeción, refuerzo y estabilidad al conjunto.

3. Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de

escorrentía, según la reivindicación 1, caracterizado por que cuenta con una barra (6) unida a la plancha principal (1) por su parte anterior que permite el enganche del apero, mediante bulones, al dispositivo porta-rejones de un bulldozer.

4. Apero para la realización mecanizada de microcuencas de captación de

escorrentía, según la reivindicación 1, caracterizado por que cuenta con tres

pares de planchas perforadas (7), unidas a la parte anterior de la plancha principal (1) y situadas en la disposición adecuada para facilitar la conexión del apero, mediante bulones, al enganche tripuntal de un tractor.