Hatillo Saborizante.

1. Hatillo saborizante, caracterizado por estar formado por una tela porosa, por ejemplo gasa hidrófila

, que actúa como envolvente del contenido consistente en una mezcla de ingredientes saborizantes y aromatizantes, formada por especias y/o hierbas culinarias, y cerrado mediante una grapa de aluminio o una atadura hecha con hilo de algodón apto para uso alimentario.

Tanto el tamaño de la gasa hidrófila como la cantidad de los ingredientes y consecuentemente, el tamaño del hatillo varía en función del número de raciones alimenticias a preparar.

Asimismo el tamaño de los poros de la tela envolvente es función de la granulometría del contenido.

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201400187.

Solicitante: CULTIUS AROMATICS ALMIRALL SL.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: ALMIRALL JUVES,Arnau.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > MOBILIARIO; ARTICULOS O APARATOS DE USO DOMESTICO;... > MATERIAL DE COCINA; MOLINILLOS DE CAFE; MOLINILLOS... > Elementos, detalles o accesorios de los recipientes... > A47J36/20 (Placas perforadas o recipientes perforados que se colocan en el interior de un utensilio de cocina)
google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Hatillo Saborizante DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

INDICACIÓN DEL SECTOR DE LA TÉCNICA

La presente invención pertenece al campo de la gastronomía, y más concretamente, a la 5 saborización de las preparaciones culinarias en el momento de la cocción.

INDICACIÓN DEL ESTADO DE LA TÉCNICA

Es conocido que en la preparación de comidas y especialmente en las que forman parte de la dieta mediterránea es común el uso de especias y hierbas aromáticas. Tanto las especias como las hierbas se añaden a los guisos en preparación, tal como se presentan; a lo sumo con las 10 hierbas se prepara un manojo utilizando como envolvente una o unas hojas de una de las propias hierbas aromáticas, frecuentemente las de laurel, colocando en su interior el resto, y atando el manojo con un hilo habitualmente de algodón.

Estas prácticas presentan diversos inconvenientes, que se pueden enumerar de la siguiente manera: 15

- Cuando las especias se añaden en forma de granos, es muy difícil separar estos de los alimentos una vez condimentados, molestando al ingerirlos.

- A pesar de que las hierbas aromáticas, usadas en forma de manojo, si que pueden retirarse al finalizar la cocción, es inevitable impedir que algunas panes de las mismas se desprendan y queden dispersas en los guisos, con las molestias que ello ocasiona, tanto a la vista como en la 20 boca.

- La propia forma física de las hierbas aromáticas o de sus partes utilizadas como condimento, condiciona que puedan ser añadidas al manojo o no. Por ejemplo no es posible adicionar a los manojos semillas de anís, de hinojo Esto impide a veces utilizar, en los manojos, algunos de los condimentos indicados para ciertos platos. 25

- Es imposible preparar los manojos de forma que mantengan siempre la misma composición ponderal de sus constituyentes. Ello hace difícil la reproductibilidad cuantitativa de su efecto saborizante.

EXPLICACIÓN DE LA INVENCIÓN

La invención consiste en un hatillo, en cuyo interior se colocan las hierbas culinarias y las 30 especias más adecuadas al tipo de alimentos que se van a cocinar.

El tamaño del hatillo puede modificarse en función del número de raciones alimentarias que se desee puedan ser preparadas.

Tanto las especias como las hierbas culinarias se trituran y mezclan íntimamente antes de preparar el hatillo. Con ello se incrementa notablemente la superficie de contacto de las mismas, 35 con los alimentos en curso de preparación y como consecuencia el aprovechamiento de sus aromas y sabores es más exhaustivo.

La tela con la que se prepara el hatillo es del tipo gasa hidrófila, de algodón descrudado, blanqueado y sin ningún tipo de apresto, de una densidad de malla variable, pero siempre adecuada a la granulometría que tendrá su contenido, pudiendo ser tanto tejida, como del tipo 40 "tejido no tejido". Es fundamental ajustar el grado de trituración de los ingredientes al espesor de la malla. Debe conseguirse el grado de trituración máximo pero sin que las partículas que contendrá el hatillo puedan traspasar la malla del mismo. El cierre se realiza con una grapa de aluminio de alta pureza, idéntica a las utilizadas en la preparación de embutidos cárnicos. También puede realizarse con un hilo de algodón apto para entrar en contacto con alimentos.

El hatillo permite incorporar a la cocción tanto especias como hierbas aromáticas, e incluso semillas de las mismas, componentes que se extraen total y conjuntamente, al extraer el hatillo del guiso ya preparado. 5

El hatillo permite triturar y preparar una mezcla íntima de sus ingredientes, con ello la superficie de contacto de los mismos con la fase liquida de los guisos se incrementa notablemente y el aprovechamiento de sus sabores y aromas es más exhaustivo.

El hatillo permite fijar exactamente la composición ponderal de sus constituyentes, con lo cual se asegura la reproductibilidad de sus efectos. 10

El hatillo permite que se prepare con, y que por tanto contenga, cualquier ingrediente que se desee, independientemente de su forma física original. Las operaciones de trituración, mezcla y homogenización permiten incorporarlo.

El hatillo puede prepararse de distintos pesos, manteniendo exactamente la composición de sus ingredientes. Ello permite disponer de hatillos, idénticos entre ellos, pero adaptados a un número 15 diferente de comensales.

Permite, una vez finalizado el guiso, separar completamente del mismo las especias y/o hierbas aromáticas utilizadas para este cometido.

DESCRIPCION DE LOS DIBUJOS

La figura 1 representa un hatillo ya preparado. 20

La figura 2 es la representación de la tela (Gasa) para la preparación de un hatillo de 6 g de contenido.

La figura 3A representa el inicio de la confección del hatillo mediante la disposición en el centro de la tela de la mezcla de ingredientes, homogenizada y dosificada, que lo constituirá.

La figura 3B representa la sujeción de las puntas opuestas de la tela, primer paso para proceder al 25 cierre del hatillo una vez depositada sobre el centro de la tela la mezcla de los ingredientes.

La figura 3C representa el enrollado del cuello del hatillo antes de proceder a su cierre.

La Figura 4 representa la grapa de aluminio que lo cierra.

EXPOSICIÓN DETALLADA DE LA PREPARACIÓN DE UN HATILLO.

Procedemos a exponer detalladamente la preparación de un hatillo para platos de pescado, y en 30 concreto para de 4 a 6 raciones.

- Primero se prepara la mezcla de los ingredientes: Clavo. Hinojo granos. Anís verde granos. Pimienta negra en grano. Eneldo. Estragón. Tomillo. Perejil y Ajedrea; debidamente pesados cada uno, en función de la relación ponderal en la formula y de la cantidad de la misma que se desee preparar. 35

- Se procede a triturar la mezcla, e inmediatamente después a mezclarla de nuevo para asegurar su homogeneidad.

- Mediante un tamiz nº 200, según Norma ASTM E - 11/95, de una luz de 0, 075 mm, se procede a separar de la mezcla preparada las partículas excesivamente finas.

- Se dispone plana, en una superficie limpia "ad hoc", una gasa hidrófila de 20 cm x 20 cm, 40 constituida por un tejido de algodón de textura reticulada, limpiado, blanqueado, desengrasado y sin apresto, debe tener no menos de 16 hilos/cm2 (no menos de 10 en urdimbre y no menos de 6 en trama) . Debe pesar entre 22 y 36 g/m2.

5. Utilizando un pequeño recipiente, que tenga una capacidad justa para contener 6 gramos de la mezcla de ingredientes preparada, se toma esta cantidad de la misma y se deposita en el centro de la gasa hidrófila, ya preparada para recibirla. 5

6. Sujetando una contra otra, en sentido diagonal, las cuatro puntas de la gasa se enrollan para formar el hatillo. Sin soltarlo, con una clipadora vertical, se cierra con una grapa de aluminio, tal como se hace en la industria chacinera.

DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS

La figura 1 representa un hatillo ya preparado. 10

La figura 2 es la representación de la tela (Gasa) para la preparación de un hatillo de 6 g de contenido.

La figura 3A representa el inicio de la confección del hatillo mediante la disposición en el centro de la tela de la mezcla de ingredientes, homogenizada y dosificada, que lo constituirá.

La figura 3B representa la sujeción de las puntas opuestas de la tela, primer paso para proceder al 15 cierre del hatillo una vez depositada sobre el centro de la tela la mezcla de los ingredientes.

La figura 3C representa el enrollado del cuello del hatillo antes de proceder a su cierre.

La Figura 4 representa la grapa de aluminio que lo cierra.

EXPOSICIÓN DETALLADA DE LA PREPARACIÓN DE UN HATILLO....

 


Reivindicaciones:

1. Hatillo saborizante, caracterizado por estar formado por una tela porosa, por ejemplo gasa hidrófila, que actúa como envolvente del contenido consistente en una mezcla de ingredientes saborizantes y aromatizantes, formada por especias y/o hierbas culinarias, y cerrado mediante una grapa de aluminio o una atadura hecha con hilo de algodón apto para uso alimentario. 5

Tanto el tamaño de la gasa hidrófila como la cantidad de los ingredientes y consecuentemente, el tamaño del hatillo varía en función del número de raciones alimenticias a preparar.

Asimismo el tamaño de los poros de la tela envolvente es función de la granulometría del contenido.