PELDAÑO INTERMEDIO.

La presente invención está destinada a facilitar el tránsito por escaleras a personas que por su edad o por otros motivos tienen su movilidad reducida. Es un sistema modular que puede instalarse en cualquier tipo de escalera, exterior o interior, y no produce impacto espacial ni visual.

Consiste en unos suplementos, fijos o móviles, con altura aproximadamente igual a la mitad de la del escalón y anchura y profundidad suficientes para apoyar en ellos una pisada, que se colocan sobre los escalones, preferiblemente en uno de los laterales de la escalera.

Su objeto es que, al transitar por la escalera, uno de los pies apoye sobre la superficie del escalón y el otro sobre el suplemento

(peldaño intermedio). De esta manera, el ascenso o descenso de cada escalón se puede realizar por medio de dos pasos, cada uno de los cuales salva la mitad de su altura

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P200600698.

Solicitante: ALCAZAR DE VELASCO RICO,ANGEL MANUEL
ALCAZAR DE VELASCO DOATE,ANGEL
.

Nacionalidad solicitante: España.

Provincia: MADRID.

Inventor/es: .

Fecha de Solicitud: 17 de Marzo de 2006.

Fecha de Publicación: .

Fecha de Concesión: 16 de Diciembre de 2009.

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > Escaleras, rampas o estructuras semejantes (montaje... > E04F11/02 (Escaleras; Trazado de escaleras)
  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > Escaleras, rampas o estructuras semejantes (montaje... > E04F11/104 (Escalones (E04F 11/09 tiene prioridad))

Clasificación PCT:

  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > Escaleras, rampas o estructuras semejantes (montaje... > E04F11/02 (Escaleras; Trazado de escaleras)
  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > Escaleras, rampas o estructuras semejantes (montaje... > E04F11/104 (Escalones (E04F 11/09 tiene prioridad))
google+ twitter facebookPin it
PELDAÑO INTERMEDIO.

Descripción:

Peldaño intermedio.

Se presenta un sistema destinado a facilitar el tránsito por escaleras exteriores e interiores a personas con movilidad reducida. En comparación a las soluciones actuales, ésta es de enorme simplicidad y supone un impacto muy reducido, tanto visual y espacial como económico.

Sector de la técnica

La invención se encuadra en el sector de las ayudas a la movilidad por medio de la eliminación o reducción de barreras arquitectónicas.

Estado de la técnica

Es bien conocida la dificultad que entraña la presencia de escaleras para las personas con movilidad reducida -los ancianos en particular-, tanto en espacios abiertos como cerrados.

En la actualidad, son varias las soluciones que se dan a este problema: rampas, sillas elevadoras y ascensores. La instalación de rampas y de ascensores ocupa un espacio que no siempre está disponible. Las sillas elevadoras necesitan menos espacio pero, aún así, no pueden instalarse en escaleras estrechas o que presenten ángulos cerrados en su recorrido. Además, tanto los ascensores como las sillas elevadoras, tienen un coste importante. Todo esto hace que estas soluciones se instalen en menos lugares de los que seria deseable. En particular, resultan de imposible aplicación en el interior de viviendas normales y muy complicadas en la mayor parte de escaleras exteriores.

Descripción

El sistema presentado consta de una serie de peldaños intermedios que se sitúan sobre la superficie de los escalones. Su planta es del tamaño suficiente para que quepa una pisada y su altura es aproximadamente la mitad de la del escalón. Se colocan, preferentemente, en un lateral de la escalera.

No está dirigido a personas que necesitan una silla de ruedas para desplazarse habitualmente, sino a aquellas que lo hacen por su propio pie pero sufren una escalera normal como una barrera arquitectónica grande o insalvable, a causa de la edad o de cualquier problema en las piernas.

Al subir o bajar las escaleras, la persona que tenga dificultad para moverse por ella, puede apoyar un pie sobre el peldaño intermedio y el otro sobre la superficie del escalón. De esta manera, el ascenso o descenso de cada escalón se produce en dos pasos, cada uno de los cuales salva la mitad de la altura. El esfuerzo que supone esta operación es muy inferior al que se realiza cuando se dan dos pasos sobre cada escalón, apoyando ambos pies en él, que es la solución que aplican habitualmente muchas personas con problemas de movilidad. Más bien, es equivalente al que supondría transitar por una escalera que salvase la misma altura total con el doble de escalones.

Respecto a las soluciones actuales (rampas, ascensores o sillas elevadoras), este sistema tiene la virtud de no precisar de espacio adicional, como sí ocurre con las rampas y los ascensores. A diferencia de las sillas elevadoras, es aplicable a exteriores y puede instalarse en cualquier escalera de dimensiones normales, incluso en aquellas que presentan ángulos rectos en su recorrido (como ocurre en las escaleras interiores de viviendas, incluidas las unifamiliares). Además, su coste es pequeño, si se compara con el de un ascensor o una silla elevadora.

Debido al reducido tamaño del peldaño intermedio, si se instala en un lateral de la escalera no afecta en absoluto al tránsito sobre la misma de las personas que no precisan de esta ayuda, ni siquiera a quienes utilizan la barandilla.

La aplicación del peldaño intermedio puede realizarse de varias formas. Una de ellas (que aparece descrita a continuación) consiste en la fabricación de peldaños intermedios que se instalan adosados a los escalones de una escalera ya existente. Otras posibilidades son la instalación de peldaños intermedios desmontables o replegables, uno por uno o en conjunto, y su fabricación e instalación con materiales de obra.

El peldaño intermedio puede fabricarse con formas y acabados diversos para adaptarse a la estética y geometría de cualquier escalera y a las irregularidades que presente en su recorrido como curvas o esquinas. También admite diseños que permitan aprovechar su espacio inferior en forma de receptáculos o cajones.

En lo que se refiere a su personalización, la altura y la planta pueden adaptarse a las necesidades de las personas que vayan a utilizarlo; por ejemplo, puede contemplarse el caso de que la dificultad en el tránsito por la escalera sea asimétrica: mayor con una pierna que con la otra.

Descripción de los dibujos

Para mejor comprensión se acompañan unos dibujos en los que -a modo de ejemplo, únicamente- se muestran formas concretas de realización.

La figura 1 muestra esquemáticamente un tramo de escalera en el que aparecen, en color gris, los peldaños intermedios.

La figura 2 muestra una posible realización del peldaño intermedio que aparece detallada en el apartado siguiente. El peldaño intermedio consta de dos partes. La base (A) se fija a la superficie de la escalera. La parte superior (B) se instala sobre la base deslizando las correderas (6 y 7) sobre los rieles (2 y 3) y se fija en la placa (4) de la base con tornillos (5).

La figura 3 muestra una posible extensión del peldaño intermedio en la que forma parte de un conjunto de pasamanos central con peldaños intermedios a ambos lados.

Descripción de un modo de realización

Como ejemplo de realización, se presenta el peldaño intermedio dibujado en la figura 2, destinado a una escalera exterior. Para facilitar su instalación se ha dividido en dos partes: base (A) y tapa (B). Ambas partes están realizadas en chapa de acero galvanizado, de 1 mm de espesor, y la cara superior de la tapa (B) está recubierta por material antideslizante.

La profundidad del peldaño intermedio debe ser la misma de la del escalón (unos 25 cm), la anchura, la suficiente para recibir una pisada (20 cm) y la altura del conjunto debe ser igual a la mitad de la del escalón (unos 7 cm para una escalera exterior).

La base (A) se fija a la escalera por medio de tornillos, para lo que se ha provisto de los orificios correspondientes (1). Sobre ella se fija la tapa (B), cuya superficie superior será la que soporte la pisada sobre el peldaño intermedio.

La colocación de la tapa (B) sobre la base (A) se hace con ayuda de las correderas (6 y 7) que deslizan sobre los rieles (2 y 3) e impiden el desplazamiento lateral y el giro de la tapa sobre la base. El conjunto se cierra por medio de los tornillos (5) que unen la tapa a la placa (4) de la base, de forma que el peldaño intermedio queda completamente rígido.

Se instala un peldaño intermedio en el piso inferior y otro y sobre cada uno de los escalones existentes en la escalera, preferentemente en un lateral de la misma, en el mismo lado de la barandilla si la hubiera, tal y como muestra la figura 1.


 


Reivindicaciones:

1. Peldaño intermedio caracterizado porque se añade sobre el piso inferior y sobre cada uno de los escalones de escaleras interiores o exteriores y tiene una altura menor que la del escalón y una superficie suficiente para soportar una pisada, de manera que al ascender o descender por la escalera uno de los pies pueda apoyarse sobre el peldaño intermedio, con lo que se reduce la altura que tiene que cubrir cada paso y el impacto de la escalera como barrera arquitectónica. Para facilitar su instalación está formado por dos partes: una base que se fija en el piso de la escalera y una tapa que se fija sobre la base mediante rieles y elementos de fijación.

2. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la posibilidad de tener distintas formas que permitan adaptarlo a las irregularidades del recorrido de la escalera, como curvas o esquinas.

3. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la posibilidad de ajustar su altura y su superficie a las necesidades de la escalera o de la persona que va a utilizarlo.

4. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende distintas formas de anclaje: atornillado, pegado, montado sobre anclajes o cualquier otra, de manera que pueda ser permanente o desmontable.

5. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la posibilidad de ser extensible, bien cada peldaño intermedio por separado o bien el conjunto de todos ellos, de forma que se replieguen u oculten cuando no sean necesarios.

6. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la instalación de revestimientos sobre el mismo para adecuar su aspecto al del resto de la escalera.

7. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende el aprovechamiento de su interior por medio de tapas, receptáculos o cajones.

8. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la sola existencia de la superficie superior instalada en voladizo sobre el escalón.

9. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende su unión a un pasamanos, formando un conjunto de ayuda a la movilidad.

10. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que comprende la posibilidad de realizarse con materiales de construcción, en obra nueva o como parte de una reforma.

11. Peldaño intermedio, según la reivindicación 1, que se encuentra integrado en la escalera desde el momento de su fabricación o construcción inicial.