Revascularización de tejido retiniano isquémico.

Utilización de un fragmento angiostático de triptofanil-ARNt sintetasa (TrpRS) para la preparación de una composición farmacéutica para promover la revascularización fisiológica beneficiosa de tejido retiniano isquémico

, en la que la composición farmacéutica está destinada a administrar a un mamífero que sufre isquemia retiniana una cantidad terapéuticamente eficaz de un fragmento angiostático de TrpRS suficiente para inhibir la neovascularización patológica y promover la revascularización fisiológica de las zonas isquémicas de la retina.

Tipo: Patente Europea. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: E07021431.

Solicitante: THE SCRIPPS RESEARCH INSTITUTE.

Nacionalidad solicitante: Estados Unidos de América.

Dirección: 10550 NORTH TORREY PINES ROAD LA JOLLA, CA 92037 ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.

Inventor/es: FRIEDLANDER, MARTIN, Banin,Eyal, Aguilar,Edith.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > ACTIVIDAD TERAPEUTICA ESPECIFICA DE COMPUESTOS QUIMICOS... > Medicamentos para tratar los trastornos de los sentidos > A61P27/02 (Agentes oftálmicos)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen péptidos... > A61K38/53 (Ligasas (6))

PDF original: ES-2466649_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Revascularización de tejido retiniano isquémico.

Declaración de interés gubernamental

Una parte del trabajo descrito en la presente memoria fue financiado por las subvenciones número EY11254 y EY12598 de los National Institutes of Health. El gobierno de los Estados Unidos presenta ciertos derechos sobre la presente invención.

Campo de la invención La presente invención se refiere al tratamiento de enfermedades neovasculares retinianas. Más particularmente, la presente invención se refiere a métodos para promover la revascularización retiniana administrando un fragmento proteico angiostático a un paciente, y a un método de identificación para identificar agentes terapéuticos para tratar enfermedades neovasculares retinianas.

Antecedentes de la invención Las enfermedades vasculares de la retina, incluyendo retinopatía diabética, degeneración macular relacionada con la edad exudativa (ARMD) , retinopatía del prematuro (ROP) y oclusiones vasculares, son causas importantes de deterioro visual y ceguera. Este grupo de enfermedades se encuentra en el centro de una investigación exhaustiva dirigida a identificar nuevas modalidades de tratamiento que ayudarán a prevenir o modificar la neovascularización ocular patológica. Por ejemplo, la ARMD afecta a 12-15 millones de estadounidenses sobre la edad de 65 años, y provoca pérdida visual en el 10-15% de ellos como efecto directo de la neovascularización coroidea (subretiniana) . La causa principal de pérdida visual para estadounidenses menores de 65 años es la diabetes; 16 millones de individuos en los Estados Unidos son diabéticos y 40.000 al año padecen complicaciones oculares de la enfermedad, a menudo un resultado de la neovascularización retiniana. Aunque la fotocoagulación con láser ha sido eficaz en la prevención de la pérdida visual grave en subgrupos de pacientes diabéticos de alto riesgo, la incidencia global a los 10 años de la retinopatía permanece sustancialmente sin cambios. Para pacientes con neovascularización coroidea debida a ARMD o enfermedad inflamatoria del ojo, tal como histoplasmosis ocular, la fotocoagulación, con pocas excepciones, no es eficaz en la prevención de la pérdida visual. Aunque las terapias fotodinámicas no destructivas recientemente desarrolladas mantienen la promesa de reducir temporalmente la pérdida individual en pacientes con neovascularización coroidea no tratable anteriormente, sólo el 61, 4% de los pacientes tratados cada 3-4 meses presentaban una visión mejorada o estabilizada en comparación con el 45, 9% del grupo tratado con placebo.

La degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética son las causas principales de pérdida visual en naciones industrializadas y esto así como resultado de la neovascularización retiniana anómala. Puesto que la retina consiste en capas bien definidas de elementos neuronales, gliales y vasculares, alteraciones relativamente pequeñas, tales como las observadas en la proliferación vascular o el edema, pueden conducir a una pérdida significativa de función visual. Las degeneraciones retinianas heredadas, tales como la retinitis pigmentaria (RP) , también están asociadas con anomalías vasculares, tales como estrechamiento arteriolar y atrofia vascular. Aunque se ha experimentado un progreso significativo en la identificación de factores que promueven e inhiben la angiogénesis, actualmente no está disponible ningún tratamiento para tratar específicamente la enfermedad vascular ocular.

Las degeneraciones heredadas de la retina afectan a tantos como 1 de cada 3500 individuos, y se caracterizan por ceguera nocturna progresiva, pérdida del campo visual, atrofia del nervio óptico, atenuación arteriolar, permeabilidad vascular alterada y pérdida de visión central que progresa a menudo hasta ceguera completa (Heckenlively, J. R., editor, 1988; Retinitis Pigmentosa, Filadelfia: JB Lippincott Co.) . El análisis genético molecular de estas enfermedades ha identificado mutaciones en aproximadamente 110 genes diferentes que representan sólo un pequeño porcentaje de los individuos afectados conocidos (Humphries et al., 1992, Science 256:804-808; Farrar et al. 2002, EMBO J. 21:857-864.) . Muchas de estas mutaciones están asociadas con componentes enzimáticos y estructurales de la maquinaria de fototransducción, incluyendo rodopsina, GMPc fosfodiestereasa, rds periferina y RPE65. A pesar de estas observaciones, no existe todavía ningún tratamiento eficaz para ralentizar o revertir la progresión de estas enfermedades degenerativas retinianas. Recientes avances en terapia génica han conducido a una reversión satisfactoria de los fenotipos rds (Ali et al. 2000, Nat. Genet. 25:306-310) y rd (Takahashi et al. 1999,

J. Virol. 73:7812-7816) en ratones y del fenotipo RPE65 en perros (Acland et al. 2001, Nat. Genet. 28:92-95) cuando se suministra el transgén de tipo salvaje a fotorreceptores o al epitelio pigmentado retiniano (RPE) en animales con una mutación específica.

La angiogénesis es el proceso mediante el cual se forman nuevos vasos sanguíneos. En respuesta a señales químicas específicas, brotan capilares a partir de vasos existentes, creciendo finalmente en tamaño según lo necesite el organismo. Inicialmente, las células endoteliales, que revisten los vasos sanguíneos, se dividen en una dirección ortogonal al vaso existente, formando un brote sólido. Entonces, las células endoteliales adyacentes forman grandes vacuolas y las células se reordenan de modo que las propias vacuolas se orientan extremo con extremo y finalmente se fusionan formando la luz de un nuevo capilar (formación del tubo) .

La angiogénesis se estimula mediante varias condiciones, tal como en respuesta a una herida, y acompaña prácticamente a todo crecimiento tisular en organismos vertebrados tales como mamíferos. La angiogénesis también desempeña un papel en ciertos estados patológicos tales como retinopatía diabética y ciertos cánceres. El crecimiento de tumores, por ejemplo, requiere el crecimiento de vasos sanguíneos para proporcionar oxígeno y nutrientes al tejido tumoral en crecimiento.

La angiogénesis puede detenerse o inhibirse interfiriendo con las señales químicas que estimulan el proceso angiogénico. Por ejemplo, las células endoteliales angiogénicas producen proteasas para digerir la lámina basal que rodea a los vasos sanguíneos, abriendo así un camino para el nuevo capilar. La inhibición de estas proteasas, o su formación, puede impedir la formación de nuevos vasos. Asimismo, las células endoteliales proliferan en respuesta a señales químicas. Las señales de proliferación particularmente importantes incluyen las familias de proteínas del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) y el factor de crecimiento de fibroblastos (FGF) . Se ha demostrado que VEGF está implicado en la vascularización de ciertos tumores. La interferencia con estos procesos de señalización de la proliferación también puede inhibir la angiogénesis.

Varios factores están implicados en la angiogénesis. Las moléculas del factor de crecimiento de fibroblastos tanto ácido como básico son mitógenos para células endoteliales y otros tipos de células. Un mitógeno altamente selectivo para células endoteliales vasculares es el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) .

En el adulto normal, la angiogénesis está rigurosamente regulada, y está limitada a la cicatrización de heridas, el embarazo y el ciclo uterino. La angiogénesis se activa mediante moléculas angiogénicas específicas tales como factor de crecimiento de fibroblastos ácido y básico (FGF) , VEGF, angiogenina, factor de crecimiento transformante (TGF) , factor α de necrosis tumoral (TNF-α) y factor de crecimiento derivado de las plaquetas... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Utilización de un fragmento angiostático de triptofanil-ARNt sintetasa (TrpRS) para la preparación de una composición farmacéutica para promover la revascularización fisiológica beneficiosa de tejido retiniano isquémico,

en la que la composición farmacéutica está destinada a administrar a un mamífero que sufre isquemia retiniana una cantidad terapéuticamente eficaz de un fragmento angiostático de TrpRS suficiente para inhibir la neovascularización patológica y promover la revascularización fisiológica de las zonas isquémicas de la retina.

2. Utilización según la reivindicación 1, en la que el fragmento angiostático de TrpRS es T2-TrpRS (SEC ID nº: 1) . 10

3. Utilización según la reivindicación 1, en la que el fragmento angiostático de TrpRS es T2-TrpRS-GD (SEC ID nº: 2) .

4. Utilización según la reivindicación 1, en la que el fragmento angiostático de TrpRS es mini-TrpRS (SEC ID nº: 3) . 15

5. Utilización según la reivindicación 1, en la que el fragmento angiostático de TrpRS es T1-TrpRS (SEC ID nº: 4) .