Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.

1. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, que se caracteriza porque puede instalarse, sobre la caja

(9) de cualquier vehículo agrícola para facilitar la recogida de frutos del campo, gracias a un cilindro libre y horizontal (1) apoyado en un perfil (3) que pivota sobre un eje (14) apoyado en unas esperas (25) y unos casquillos (30), gracias a un cilindro hidráulico de doble efecto (11), cogido a la estructura de apoyo (10) que garantiza el movimiento hacia arriba y hacia abajo para alcanzar la posición horizontal y que cuenta con un nivel de burbuja (12) con un espejo retrovisor (13) que garantiza su control por parte del conductor. La estructura (10) va cogida mediante tornillos (20) a los laterales de la caja.

2. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según la reivindicación 1, caracterizada porque cuenta con cuatro cilindros libres verticales (2), flanqueando los dos extremos del cilindro horizontal (1) que evitan la deriva de la cuerda de tracción (31), del fardo de recogida (6) y canaliza la bolsa cargadora (8), vacía, antes de caer al otro lado del remolque (9).

3. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque dispone de dos planchas anti-fricción (5), una a cada lado de la caja del remolque (9), así como dos cilindros verticales libres (2), por lo que puede trabajar de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, al ser simétrica.

4. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque al final del fardo de recogida (6) va cogida la bolsa cargadora mediante bridas o cuerdas (29) que abrazan el tubo de presión (36) que coge el final del fardo (6) y su marco simétrico que va embutido en el jaretón termo-soldado (34) de dicha bolsa cargadora (8) y la rejilla selectora de tallos (7). Dos cuerdas con asas (32) rematan los extremos del fardo (6) y ayudan a levantar los bordes para conducir el fruto.

5. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque la bolsa cargadora (8) cuenta con un eje acodado (35) que atraviesa unos "ollados" (19) que se sujetan con una clavija (15) que bloquea un pliegue (26) que cierra dicha bolsa (8), la cual clavija (15) se libera automáticamente mediante el gancho de escape (16), quedando libre la parte inferior y dejando caer los frutos (23) por el fondo y las ranuras de evacuación rápida (18).

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201500696.

Solicitante: DE LARA CRUZ, SEBASTIAN.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: DE LARA CRUZ,SEBASTIAN.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > RECOLECCION; SIEGA > Recolección de frutas, hortalizas, lúpulo o productos... > A01D46/22 (Cestos o sacos que pueden fijarse al recolector)
google+ twitter facebookPin it
Ilustración 1 de Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.
Ilustración 2 de Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.
Ilustración 3 de Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.
Ilustración 4 de Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.
Bolsa cargadora, autonivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas.

Fragmento de la descripción:

Este procedimiento, aún siendo útil, adolece de los siguientes inconvenientes que pasamos a enumerar: A) Se necesita adquirir una pala cargadora, lo cual encarece el aparato. B) Necesita un operario situado peligrosamente en las inmediaciones de las ruedas tangentes horizontales, para vigilar y ordenar la entrada de las mallas, lo cual ha ocasionado no pocos accidentes por atrapamiento. C) El traslado de la carga hasta el remolque auxiliar es lento y muy peligroso, sobre todo en terrenos con pendiente. D) Por último, el rendimiento es muy bajo ya que sólo se puede llenar la mitad del "cajón", puesto que le falta un lateral por donde entra el fruto.

Anteriormente existe otro sistema llamado el "paraguas", de gran utilidad para olivos de un solo pie, ya que se trata de un gran paraguas invertido adaptado a un vibrador de troncos, pero tiene el inconveniente de que no sirve para olivos de varios troncos, pues es imposible cerrarlo. Además es complicado, cuando no imposible, maniobrar con él en plantaciones densas y muy desarrolladas. Su estabilidad es dudosa en terrenos con fuertes pendientes.

Posteriormente ha salido al mercado una máquina recolectora, que ha desarrollado un método útil, pero demasiado complicado de aplicar, debido a diversos factores, unos de índole constructiva y otros de índole operativa. Los de índole constructiva, basan la recogida en un rodillo central montado en un remolque que recoge unos fardos que se colocan transversalmente y que reciben la cosecha de varios olivos, que se recolectan con fardos perpendiculares arrastrados con "quads", esto ocasiona, como es lógico, un mayor volumen de cosecha y mayor peso para levantar, originándose grandes presiones internas y posible deterioro del fruto y de los fardos de izado. Además, al ser un rodillo único, todos los movimientos de los fardos deben hacerse con el motor del vehiculo tractor a altas revoluciones, 10 que ocasiona un elevado consumo de combustible, cada día más caro. Por otra parte, operativamente, es muy complicado maniobrar con todo el equipo de fardos en fmcas de topografia quebrada y con lindes irregulares.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN Pues bien, el dispositivo de la invención que preconizamos, consiste básicamente en una máquina con un cilindro libre, acoplado en posición horizontal en el centro de dicha máquina y en situación elevada, funcionando de la siguiente manera : Previamente se extienden una serie de fardos de recolección, con bolsas especiales colocadas en uno de sus extremos, y situados en las "calles" yuxtapuestas de una plantación de árboles, que pueden ser olivos, naranjos, pistachos, almendros y todos los frutales que se recolectan derribando el fruto del árbol. A continuación se procede a aproximar los bordes de dichos fardos, al objeto de que abracen los troncos de los árboles y que se solapen entre sí en el sentido de la pendiente. Acto seguido se efectúa el derribo del fruto con los distintos medios que existen en el mercado, quedando la cosecha sobre las mallas, momento en el que pasa el remolque arrastrado por tractor, o un vehículo autopropulsado, por la calle perpendicular en la que rematan los fardos que se habían extendido previamente, deteniéndose ante cada calle para recoger la malla correspondiente cargada de cosecha. Estas mallas son de una longitud variable, por una anchura también variable, en función del marco de plantación, y tienen la particularidad de que van plegadas en su borde delantero formando un jaretón con dos pequeñas anillas, cosidas en sus dos extremos, donde se ensarta una cuerda de unos nueve metros de longitud anillada en sus dos extremos, y en el otro extremo de cada malla o fardo va sujeta una bolsa especial que describiremos más adelante. La recogida de la cosecha hacia la máquina se realiza lanzando uno de los extremos de la cuerda anillada por encima de la parte central del cilindro de la máquina, cayendo hacia el otro lado donde es recogida por otro operario que coloca dicha anilla en un gancho que va cogido a un vehículo auxiliar, que puede ser un "quad", un pequeño tractor, o incluso se puede utilizar una caballería en zonas de fuertes pendientes, acto seguido se tira de la anilla hasta que la bolsa especial queda junto al remolque y en posición vertical repleta de frutos, circunstancia que se avisa por medio de una pequeña emisora al conductor del vehículo auxiliar para que se detenga, momento que se aprovecha para quitar los tallos más grandes que suelen acompañar al fruto y asimismo se coloca en la cuerda de la clavija de cierre el gancho de apertura y descarga automática, para que esta se abra cuando se encuentre colgada sobre la vertical del cajón de la máquina. Una vez hecho esto, se da orden al conductor del vehículo auxiliar, mediante la emisora, de continuar la marcha, lo que produce la elevación de la bolsa quedando ésta suspendida perpendicularmente justo encima del cajón de la máquina, momento en que el gancho de apertura tira de una clavija que deja libre el cierre de la bolsa, cayendo las aceitunas u otros frutos, en el interior del cajón. El vehículo auxiliar sigue su marcha, cayendo la malla y la bolsa que lleva cogida hacia el otro lado del remolque, justo en la calle siguiente que se va a recolectar, donde dos operarios cierran la bolsa colocando nuevamente la clavija y extienden el fardo ya vacío, dejándolo preparado para el siguiente proceso de recolección. A continuación se pasa la máquina a la cabecera del fardo siguiente donde se repite el proceso anterior.

La bolsa especial es un dispositivo ligero y resistente a la vez, consistente en un gran tubo de PVC flexible que se pliega sobre sí mismo, generando una especie de bolsa al quedar sujetas sus dos mitades por un eje o vástago de material ligero que las atraviesa por sus dos extremos, mediante unos "ollados" dispuestos al efecto. La parte superior del tubo de PVC lleva un jaretón por donde se introduce una tuberia semirigida con forma semicircular que confiere solidez y forma a la boca de la bolsa, la cual va cogida al fardo de recogida mediante bridas o cuerdas, teniendo en cuenta que el fmal del fardo lleva otro jaretón donde va introducida otra tubería semicircular, simétrica a la anterior lo cual produce como un embudo donde confluyen todas las aceitunas del fardo y que finalmente se acumulan en la bolsa al quedar en posición vertical junto al remolque. El eje o vástago que atraviesa los dos extremos de la bolsa a través de los "ollados", es acodado por su parte posterior y va termo-soldado a la pared de la bolsa para evitar que gire y en su extremo delantero lleva un orificio donde se aloja una clavija que impide que escape la parte inferior de la bolsa ya que evita que se deslicen los ollados. La citada clavija va sujeta a la bolsa mediante una pequeña cuerda que es donde se cuelga el gancho de descarga, que va sujeto mediante otra cuerda de longitud regulable, cogida a cualquier parte del cajón del remolque, por 10 que podemos elegir el momento idóneo de descarga al soltarse la clavija por efecto de la tracción del vehículo auxiliar. Opcionalmente, la boca de la bolsa puede llevar una rejilla intercalada y sujeta por las mismas bridas o cuerdas que unen el fardo a la bolsa, donde quedan retenidos los tallos de mayor tamaño facilitando su retirada para una recolección más esmerada del fruto. El cilindro libre gira sobre rodamientos y va montado en posición horizontal sobre una estructura muy simple, consistente en dos perfiles verticales que van apoyados sobre los laterales y el fondo de la caja del remolque, y sujetos a los mismos mediante tornillos. La horizontalidad del cilindro se consigue mediante un cilindro hidráulico que se alarga o se contrae según exige la topografia del terreno, moviendo la viga que soporta el cilindro gracias a un eje de giro que apoya sobre las esperas de los perfiles verticales....

 


Reivindicaciones:

1. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, que se caracteriza porque puede instalarse, sobre la caja (9) de cualquier vehículo agrícola para facilitar la recogida de frutos del campo, gracias a un cilindro libre y horizontal (1) apoyado en un perfil (3) que pivota sobre un eje (14) apoyado en unas esperas (25) y unos casquillos (30), gracias a un cilindro hidráulico de doble efecto (11), cogido a la estructura de apoyo (10) que garantiza el movimiento hacia arriba y hacia abajo para alcanzar la posición horizontal y que cuenta con un nivel de burbuja (12) con un espejo retrovisor (13) que garantiza su control por parte del conductor. La estructura (10) va cogida mediante tornillos (20) a los laterales de la caja.

2. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según la reivindicación 1, caracterizada porque cuenta con cuatro cilindros libres verticales (2), flanqueando los dos extremos del cilindro horizontal (1) que evitan la deriva de la cuerda de tracción (31), del fardo de recogida (6) y canaliza la bolsa cargadora (8), vacía, antes de caer al otro lado del remolque (9).

3. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque dispone de dos planchas anti-fricción (5), una a cada lado de la caja del remolque (9), así como dos cilindros verticales libres (2), por lo que puede trabajar de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, al ser simétrica.

4. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque al final del fardo de recogida (6) va cogida la bolsa cargadora mediante bridas o cuerdas (29) que abrazan el tubo de presión (36) que coge el final del fardo (6) y su marco simétrico que va embutido en el jaretón termo-soldado (34) de dicha bolsa cargadora (8) y la rejilla selectora de tallos (7). Dos cuerdas con asas (32) rematan los extremos del fardo (6) y ayudan a levantar los bordes para conducir el fruto.

5. Bolsa cargadora, auto-nivelante, acoplable a todo tipo de vehículos agrícolas, según una cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque la bolsa cargadora (8) cuenta con un eje acodado (35) que atraviesa unos "ollados" (19) que se sujetan con una clavija (15) que bloquea un pliegue (26) que cierra dicha bolsa (8), la cual clavija (15) se libera automáticamente mediante el gancho de escape (16), quedando libre la parte inferior y dejando caer los frutos (23) por el fondo y las ranuras de evacuación rápida (18).