Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España.

Inventos patentados en España en los últimos 80 años. Clasificación Internacional de Patentes CIP 2013.

USO DE CARBONATOS DE LANTANO PARA LA REDUCCION DE LA DIGESTIBILIDAD DE FOSFORO EN LA NUTRICION ANIMAL.

Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen: Uso de un compuesto lantánido que es un carbonato de lantano o un hidrato del mismo para la preparación de un aditivo de pienso en nutrición animal para reducir la digestibilidad del fósforo en piensos animales de gatos o perros.

Solicitante: BAYER ANIMAL HEALTH GMBH.

Nacionalidad solicitante: Alemania.

Dirección: BAYER ANIMAL HEALTH GMBH08670820BHC051004PCT-EP,51368 LEVERKUSEN.

Inventor/es: SCHMIDT, BERNARD DR., MERTIN,DIRK, SPIECKER-HAUSER,UTE.

Fecha de Publicación de la Concesión: 12 de Julio de 2010.

Fecha Concesión Europea: 28 de Abril de 2010.

Clasificación Internacional de Patentes: A23K1/175J.

Clasificación PCT: A23K1/18 (.especialmente concebidos para animales determinados (sustitutivos de leche A 23 C 11/00)), A23K1/175 (..con sustancias minerales; Bloques de sal).

Volver al resumen de la patente.

USO DE CARBONATOS DE LANTANO PARA LA REDUCCION DE LA DIGESTIBILIDAD DE FOSFORO EN LA NUTRICION ANIMAL.
Descripción:

Uso de carbonatos de lantano para la reducción de la digestibilidad de fósforo en la nutrición animal.

La presente invención se refiere a nuevos piensos animales que contienen compuestos lantánidos, así como al uso de compuestos lantánidos para reducir la digestibilidad del fósforo contenido en piensos animales.

La restricción del fósforo de la dieta es una estrategia recomendada para prevenir un deterioro prematuro de la función renal o para retardar la progresión de una insuficiencia renal crónica existente en especies de mamíferos, particularmente carnívoros tales como gatos y perros. Están disponibles en el mercado una serie de marcas dietéticas especiales para mascotas con contenidos de fosfato reducido. Sin embargo, la restricción de fosfato en los piensos, por ejemplo para carnívoros, es técnicamente problemática debido al hecho de que las proteínas de la carne contienen naturalmente cantidades abundantes de fosfato unido orgánicamente a glicerolfosfátidos tales como lecitinas y fosfatidilcolaminas, fosfatidilserinas o fosfatidilinositoles, y también a mono- y polinucleótidos incluyendo ADN y ARN(m), a fosfatos de inositol y a otras moléculas endógenas. Esta vasta superabundancia de fosfatos puede reducirse parcialmente reemplazando la carne por proteína de la leche, aunque sólo a expensas de la palatabilidad y, consiguientemente, de la aceptación del pienso por la especie diana.

Básicamente, el uso de ligantes de fosfato intestinal podría servir para reducir adicionalmente la digestibilidad del fósforo más allá de los límites de la restricción de proteína/fosfato de la dieta. Sin embargo, el uso de ligantes de fosfato clásicos tales como compuestos de calcio o aluminio se ha comprobado decepcionante en términos de la relación de riesgo/beneficio o de la palatabilidad. Aunque pueden ayudar a controlar los niveles de fosfato sérico en circulación finamente ajustados en el caso de pacientes que sufren insuficiencia renal crónica de etapa tardía, su uso para la gestión de insuficiencia renal crónica de leve a moderada antes de la aparición de la hiperfosfatemia no es una práctica común. Además, muchos nefrólogos expertos veterinarios cuestionan su beneficio a menos que se administren a animales junto con piensos ya restringidos en proteína/fosfato.

Existe por lo tanto la necesidad de agentes no tóxicos que puedan utilizarse como aditivo de pienso para reducir la digestibilidad del fosfato básicamente en cualquier pienso animal, manteniendo la palatabilidad del pienso refe-rido.

La potente capacidad de unión a fosfato de iones metálicos de tierras raras ha atraído recientemente la atención de los nefrólogos de seres humanos, especialmente porque no se absorben en cantidades relevantes después de ingestión oral por mamíferos, y por tanto muestran muy baja toxicidad oral según el sistema de clasificación de Hodge-Sterner (Am. Ind. Hyg. Assoc. Quart. 10:93, 1943). Su uso potencial para inmovilizar iones fosfato en fluidos corporales tales como la sangre se ha dado a conocer en la solicitud de patente japonesa publicada (Kokai) n.º 62-145024. Las sales de lantano, en particular carbonatos y oxicarbonatos de lantano, se han propuesto adicionalmente como tratamientos farmacéuticos de hiperfosfatemia en pacientes con insuficiencia renal crónica avanzada (documentos WO 96/30029, WO 2004/016553), porque la hemodiálisis no consigue eliminar suficientemente los iones fosfato de la sangre, de modo que los niveles aumentan constantemente. Además, el uso terapéutico de compuestos metálicos tierras raras, incluyendo sales de lantano, se ha reivindicado recientemente que es útil para la prevención de piedras del riñón, debido a su absorción de oxalato (documento WO 02/085348) - o para tratar o prevenir la hipercalcemia (documento WO 03/094933) y para tratar enfermedades óseas (documento WO 02/002277).

Aunque el control de la hiperfosfatemia preexistente en pacientes humanos con enfermedad renal de etapa final mediante la administración terapéutica de composiciones farmacéuticas de lantano es ahora estado de la técnica, el uso dietético de dichos compuestos en estrategias nutricionales para proteger a los animales de la amenaza de una excesiva biodisponibilidad de fosfato no se ha consignado todavía. Ambas estrategias se basan en las propiedades de unión de fosfato de los compuestos in vitro, aunque difieren en aspectos bastante importantes: mientras que el tratamiento farmacéutico se dirige a revertir un estado patológico tal como la hiperfosfatemia, el objetivo básico del enfoque nutricional es apoyar la función fisiológica de los riñones del sujeto con buena salud. Es más, la modificación terapéutica de la hemostasis finamente ajustada del fosfato puede conseguirse ya con cambios menores en la absorción de fosfato en el tracto gastrointestinal in vivo, que no conducen a cambios detectables en la digestibilidad del fosfato y por tanto no son de beneficio nutricional a largo plazo. Se ha cuestionado seriamente que los ligantes de fosfato convencionales (en particular compuestos de calcio y aluminio) puedan proporcionar una importante reducción de la digestibilidad del fósforo debido a la abundancia de fosfatos en la dieta, que superan en gran medida los requisitos fisiológicos del organismo del consumidor.

Los inventores han descubierto ahora que ciertas formas de compuestos lantánidos son sorprendentemente capaces de producir con seguridad una reducción potente y fisiológicamente significativa de la digestibilidad del fósforo de piensos animales, incluso cuando se añaden a piensos comerciales que contienen cantidades abundantes de fósforo, mientras que al mismo tiempo no tienen impacto negativo sobre la palatabilidad de estas dietas.

Por tanto, esta invención se refiere al uso de un compuesto lantánido como aditivo de pienso en nutrición animal para reducir la digestibilidad del fósforo en piensos animales como se reivindica.

Es bien conocido que las sales lantánidas forman a menudo hidratos y/u oxisales (tales como los ejemplos dados anteriormente). Los hidratos y/u oxisales adecuados pueden utilizarse también según la invención. Por las razones citadas anteriormente, la presente invención es particularmente útil para animales cuya dieta comprenda cantidades elevadas de fósforo (habitualmente de la carne), tales como, perros y particularmente gatos.

En el contexto de la presente invención, el término "fósforo" se refiere al fósforo de la dieta que aparece naturalmente y es absorbido en el tracto gastrointestinal principalmente en forma de fosfato unido orgánicamente o inorgánico. En sangre, huesos, orina y heces, los fosfatos son las formas predominantes en las que aparece el fósforo. Sin embargo, los fosfatos no pueden cuantificarse en piensos y heces, que por lo tanto habitualmente se carbonizan y se cuantifican los óxidos de fósforo inorgánicos resultantes en la materia seca mediante técnicas del estado de la técnica. La diferencia entre la cantidad calculada de fósforo ingerido y la cantidad excretada con las heces se considera que es la cantidad absorbida en el tracto gastrointestinal. La digestibilidad del fósforo se calcula por lo tanto mediante la ecuación


Una reducción en la digestibilidad del fósforo de la dieta es beneficiosa para los organismos mamíferos y, en particular, para especies que consumen carne tales como carnívoros, debido a que sus piensos contienen generalmente más fosfatos de los que realmente necesitan para mantener sus funciones fisiológicas. La cantidad de fosfato absorbido en exceso de las cantidades requeridas fisiológicamente debe excretarse principalmente por los riñones. De otro modo, la mineralización de tejidos blandos, las alteraciones en el metabolismo, el hiperparatiroidismo secundario y muchas otras secuelas de hiperfosfatemia perjudican la salud del organismo a largo plazo. Los órganos que eliminan fosfato, concretamente los riñones, tienen un riesgo particular de daño por una superabundancia de fosfatos, conduciendo así a daños adicionales en la eliminación del fosfato y dando como resultado finalmente un círculo vicioso letal en última instancia.

Siempre que la función renal sea normal y suficiente para retirar todos los fosfatos en exceso de la sangre, los niveles de fosfato en sangre se mantienen dentro de unos límites estrechos. Cualquier reducción de la digestibilidad del fósforo (fosfato) es bienvenida para evitar una carga innecesaria a los riñones, y por tanto proteger su funcionalidad para una buena salud y una larga vida.

Habitualmente, puede conseguirse una reducción fisiológicamente significativa del suministro de fosfato sistémico si se reduce un 10-80% del fósforo digerible en la dieta. Las cantidades de lantánidos que se van a añadir a los piensos para conseguir este objetivo dependen por supuesto de la cantidad de fosfatos digeribles contenidos en los mismos. Como norma general, debe añadirse una cantidad de compuesto lantánido correspondiente a 0,1 - 100 g de un lantánido elemental (preferiblemente 0,5 - 50 g) por kg de masa de pienso seco, utilizándose preferiblemente el intervalo inferior para dietas ya restringidas en fósforo mediante técnicas del estado de la técnica, y el intervalo mayor para dietas ricas en fósforo.

Inesperadamente, se ha encontrado que incluso la adición de altas cantidades de compuestos lantánidos a piensos animales no reduce significativamente la palatabilidad del pienso animal. Esto es particularmente sorprendente, porque los gatos son muy sensibles a cambios en su alimento, tanto de olor, sabor, tacto bucal u otros.

El compuesto lantánido puede añadirse al pienso animal durante la producción, y convertirse por tanto en parte integral del pienso animal. Sin embargo, también es posible añadir el compuesto lantánido mismo o una composición adecuada que contiene el mismo al pienso animal por el cuidador del animal, por ejemplo, antes de presentar el pienso al animal.

Aunque se prefiere claramente una relación estequiométrica entre el fósforo contenido en el pienso y el compuesto lantánido dirigido a reducir la digestibilidad de este fósforo, también es posible utilizar el compuesto lantánido o formulaciones adecuadas del mismo para la preparación de suplementos dietéticos que se administran a los animales separadamente, pero estrechamente unidos a la alimentación, tal como por ejemplo inmediatamente después de la alimentación. La dosis total de compuesto lantánido que se va a administrar en los suplementos dietéticos debe proporcionar una relación de lantánido a pienso seco en el intervalo descrito anteriormente.

El compuesto lantánido puede utilizarse como tal como aditivo alimentario sin añadir ingredientes adicionales (tales como excipientes, etc.), por ejemplo para la producción comercial de alimentos, en cuyo caso el compuesto se añade preferiblemente en forma de un polvo. La preparación de premezclas que contienen el compuesto lantánido así como ingredientes adicionales (por ejemplo, auxiliares de formulación) es también posible, y habitualmente es una gran ayuda para conseguir una distribución homogénea en el pienso.

El aditivo de pienso puede formularse también en forma de una composición que contiene auxiliares de formulación adicionales. Dichas composiciones de aditivo alimentario pueden tomar la forma de un polvo o un producto granular. El término aditivo alimentario según la presente invención comprende también suplementos dietéticos que se administran al animal separadamente de las comidas, pero con el mismo objetivo de reducir la digestibilidad del fósforo contenido en el pienso del animal. Dichos suplementos dietéticos son típicamente formulaciones sólidas, por ejemplo, en forma de comprimidos, masticables, etc. Pueden utilizarse también productos fluidos tales como suspensiones que, dependiendo de su viscosidad, pueden estar en forma de líquidos, geles o pastas. Pueden utilizarse, por ejemplo, soluciones de sales lantánidas en la preparación industrial de piensos, por ejemplo durante la preparación de premezclas o suplementos dietéticos. Sin embargo, el uso de líquidos que contienen lantánidos disueltos como aditivos alimentarios para añadir a piensos listos para usar, por ejemplo por el dueño de un perro o gato, no está recomendado debido al hecho de que los compuestos disueltos habitualmente pueden absorberse más fácilmente a través del estómago comparados con formulaciones suspendidas o sólidas de sales lantánidas menos solubles.

Pueden ser ingredientes adicionales adecuados en formulaciones granulares o en polvo secas ingredientes inertes tales como almidón (por ejemplo almidón de maíz) o celulosa (por ejemplo celulosa microcristalina). Además, pueden añadirse otros auxiliares tales como gel de sílice. Pueden utilizarse también mezclas de diferentes ingredientes. Dichas formulaciones secas contienen habitualmente el compuesto lantánido en cantidades de 1 a 90% (p/p), preferiblemente 5 a 80% (p/p), de modo particularmente preferible de 5 a 70% (p/p).

Los productos fluidos son preferiblemente suspensiones acuosas.

Dichos productos fluidos contienen típicamente 1 a 90% (p/p), preferiblemente 5 a 80% (p/p), de forma particularmente preferible 5 a 60% (p/p) del compuesto lantánido.

Las suspensiones contienen preferiblemente un espesante como goma xantana, celulosa y/o derivados de celulosa, por ejemplo una mezcla de celulosa microcristalina y carboximetilcelulosa u otros éteres de celulosa (por ejemplo, metilcelulosa). Pueden utilizarse también mezclas de diferentes espesantes. Dependiendo del espesante utilizado, las concentraciones típicas están en el intervalo de 0,1 a 5,0% (p/p), preferiblemente 0,1 a 3,0% (p/p).

Además, las suspensiones contienen preferiblemente un alcohol alifático di- o trihidroxílico de hasta 5 átomos de carbono, por ejemplo, propilenglicol o glicerol, o una mezcla de los mismos. Las suspensiones contienen generalmente el alcohol alifático di- o trihidroxílico en una concentración de 5 a 30% (p/p), preferiblemente 8 a 20% (p/p).

Las suspensiones pueden contener un solubilizante, que es preferiblemente un tensioactivo, por ejemplo un polisorbato o un mono- o diglicérido. Las concentraciones están típicamente en el intervalo de 0,1 a 10% (p/p), preferiblemente 0,5 a 5% (p/p).

En caso de que la formulación contenga ingredientes que no sean suficientemente solubles en agua, el solubilizante puede ayudar a formar una solución o emulsión homogénea; por ejemplo, en caso de que la formulación contenga un aceite, por ejemplo aceite de pescado.

Las suspensiones pueden contener auxiliares farmacéuticos habituales adicionales, por ejemplo, conservantes, por ejemplo metilparabeno o ácido sórbico.

La vitamina E, o una fuente de vitamina E tal como acetato de a-tocoferol, puede administrarse junto con el compuesto lantánido, preferiblemente en forma de un ingrediente adicional en la preparación respectiva.

Se cree que, basándose en la descripción anterior, un experto en la técnica puede utilizar la presente invención en su completa extensión sin que sea necesaria ninguna elaboración adicional. Los siguientes ejemplos, por lo tanto, han de considerarse como meramente ilustrativos y en modo alguno limitativos.

Ejemplos

A. Ejemplo de la preparación de un alimento completo para mascotas

Se prepara un alimento completo según técnicas del estado de la técnica utilizando cantidades apropiadas de ingredientes para cubrir al menos todos los requisitos nutritivos básicos de la especie animal diana. Se prepara ventajosamente una premezcla del compuesto lantánido, utilizando por ejemplo almidón de maíz como vehículo para facilitar la distribución homogénea en el pienso. El alimento completo resultante, que contiene por ejemplo 1, 5 ó 10 g de carbonato de lantano octahidratado por kg de alimento completo (masa seca), puede procesarse adicionalmente para conseguir alimentos completos comerciales o experimentales en preparaciones adecuadas.

B. Ejemplos de formulación de suplementos dietéticos

Ejemplo de formulación 1

Se disuelve una cantidad de 0,1 g de ácido sórbico en 10 g de propilenglicol y se dispersan 0,5 g de goma xantana en la mezcla. Se dispersan en un segundo recipiente 10 g de carbonato de lantano octahidratado en 50 g de agua. Se añade la suspensión de goma xantana con agitación vigorosa a la suspensión de carbonato de lantano. Se añade agua para obtener un volumen final de 100 ml. Se rellena la suspensión resultante en aplicadores adecuados para proporcionar la dosificación del suplemento dietético con suficiente exactitud.

Ejemplo de formulación 2

Se dispersa una mezcla de 0,1 g de metilparabeno y 2,0 g de celulosa microcristalina/carboximetilcelulosa de sodio (Avicel CL 611) en 10 g de glicerol formando una premezcla. En un segundo recipiente, se dispersan 50 g de carbonato de lantano octahidratado en 50 g de agua. Se añade una mezcla de 0,5 g de acetato de a-tocoferol y 1,0 g de polisorbato 80 a esta suspensión. Después, se añade también la premezcla descrita anteriormente con agitación vigorosa. Se homogeneiza la suspensión utilizando un dispositivo técnico adecuado (por ejemplo, un rotor-estator) y se añade agua para obtener un volumen final de 100 ml. La suspensión final puede dividirse en alícuotas de 1,0 ml y envasarse en recipientes desechables adecuados, por ejemplo saquitos.

Ejemplo de formulación 3

Se disuelven 3,0 g de citrato lactato linoleato oleato de glicerol (Imwitor 375) en 6,5 g de aceite de pescado con calentamiento a 80ºC. Se añade esta solución con agitación intensa a 40 g de agua calentada a 80ºC, y se enfría la mezcla a temperatura ambiente. Después, se suspenden 50 g de carbonato de lantano octahidratado en esta emulsión. Se añade agua para obtener un volumen final de 100 ml. Se rellena la suspensión resultante en aplicadores adecuados, proporcionando la dosificación del suplemento dietético con suficiente exactitud.

Ejemplo de formulación 4

Se mezcla concienzudamente una cantidad pesada previamente de 50 g de carbonato de lantano octahidratado con 48 g de almidón de maíz y 2 g de sílice altamente dispersada (por ejemplo, Aerosil 200). La mezcla en polvo homogénea resultante puede dividirse en alícuotas de 1,0 ml y envasarse en recipientes desechables adecuados, por ejemplo saquitos, o rellenarse como alternativa en un recipiente mayor equipado con un auxiliar de dosificación adecuado.

Ejemplo de formulación 5

Se mezclan concienzudamente 500 g de carbonato de lantano octahidratado, 300 g de almidón de maíz y 185 g de celulosa microcristalina y se granulan con 100 ml de una solución acuosa al 5% (p/v) de metilhidroxipropilcelulosa de 3 x 10-6 m2/s (Pharmacoat 603). Después de tamizar, se seca el granulado húmedo a 50ºC mediante un procedimiento del estado de la técnica y se mezcla con 10 g de sílice anhidra coloidal (Aerosil 200). Se envasa la formulación final en recipientes adecuados para aplicación de dosis múltiples o simples de 3,0 g.

Ejemplo de formulación 6

Se disuelve una cantidad de 0,2 kg de metilparabeno en 25 kg de agua purificada a 80ºC. Después de la adición de 54,41 kg de agua fría, se dispersan en esta solución 10,0 kg de carbonato de lantano octahidratado y 0,194 kg de Covitol 700 WD (acetato de D-a-tocoferilo, una fuente de vitamina E). En un segundo recipiente, se dispersan 0,7 kg de goma xantana en 20,0 kg de glicerol. Se añade la suspensión de xantano a la suspensión de carbonato de lantano con agitación vigorosa, proporcionando 100 litros de suspensión.

Ejemplo de formulación 7

Se disuelve una cantidad de 0,2 kg de metilparabeno en 25 kg de agua purificada a 80ºC. Después de la adición de 50,41 kg de agua fría, se dispersan en esta solución 20,0 kg de carbonato de lantano octahidratado y 0,388 kg de Covitol 700 WD (acetato de D-a-tocoferilo, una fuente de vitamina E). En un segundo recipiente, se dispersan 0,6 kg de goma xantana en 20,0 kg de glicerol. Se añade la suspensión de xantano a la suspensión de carbonato de lantano con agitación vigorosa, proporcionando 100 litros de suspensión.

C. Ejemplos biológicos

Ejemplo biológico 1

Dentro del contexto de un estudio más amplio, se asignaron aleatoriamente 24 gatos domésticos sanos de ambos sexos alimentados individualmente con una dieta enlatada regular comercialmente disponible ("Petley's Gourmet Supreme Beef Casserole", PROMEAL (PTY) Ltd., que contiene 0,19% de fósforo correspondiente a 1,13% de fósforo en la materia seca) a tres grupos iguales de ocho animales que se alimentaron durante dos semanas con niveles de dosis correspondientes a 0, 0,3 y 3,0 gramos de carbonato de lantano octahidratado por kg de pienso en su ración de pienso diaria.

Durante el estudio, se registró diariamente la cantidad de alimento consumido y se observó diariamente en los animales la posible aparición de efectos secundarios. Se midieron los niveles de fósforo en las heces recogidas durante un periodo de muestreo de tres días al final del estudio. Comparando la ingesta dietética de fósforo con la excreción de fósforo en las heces, se calculó la digestibilidad aparente del fósforo según la siguiente ecuación:


La adición de carbonato de lantano aumentó de forma dependiente de la dosis el contenido de fósforo en las heces (Figura 1.1.), indicando así que se absorbía menos fósforo a través del tracto gastrointestinal en gatos alimentados con una dieta enriquecida con carbonato de lantano. La digestibilidad aparente del fósforo, que tiene en cuenta la cantidad de fósforo ingerida con el pienso, mostró una reducción correspondiente como resultado de la adición del compuesto de lantano (Figura 1.2). Este resultado es bastante notable a la vista del hecho de que la dieta utilizada en este estudio era bastante rica en fósforo.

La adición del compuesto lantánido a la dieta no tuvo efecto negativo sobre la aceptación y tolerancia del pienso en los animales de estudio.

Ejemplo biológico 2

Se alimentaron individualmente un total de doce perros beagle hembra adultos con un pienso enlatado comercialmente disponible ("Eukanuba Adult with much lamb", IAMs Pet Food Ltd., que contiene 0,25% de fósforo correspondiente a 1,09% de fósforo en la materia seca). A intervalos semanales, se suplementó su dieta con cantidades crecientes de carbonato de lantano octahidratado, dando por tanto como resultado concentraciones finales del aditivo alimentario de 0, 1,75, 5,0, y 17,5 g de carbonato de lantano octahidratado por kg de pienso.

Durante el estudio, se registró diariamente la cantidad de alimento y se observó diariamente en los animales la posible aparición de efectos secundarios. Se midieron los niveles de fósforo en las heces recogidas durante un periodo de muestreo de dos días al final del estudio. Comparando la ingesta dietética de fósforo con la excreción de fósforo en las heces, se calculó la digestibilidad aparente del fósforo según la siguiente ecuación:


La adición de carbonato de lantano aumentó de forma dependiente de la dosis el contenido de fósforo en las heces (Figura 2.1), indicando así que se absorbía menos fósforo a través del tracto gastrointestinal en perros alimentados con una dieta enriquecida con carbonato de lantano. La digestibilidad aparente del fósforo, que tiene en cuenta la cantidad de fósforo ingerida con el pienso, mostró una reducción correspondiente como resultado de la adición del compuesto de lantano (Figura 2.2). Este resultado es bastante notable a la vista del hecho de que el pienso utilizado en este estudio era bastante rico en fósforo.

La adición del compuesto lantánido a la dieta no tuvo efectos negativos sobre la aceptación y tolerancia del pienso en los animales de estudio.

Ejemplo biológico 3

Se alimentaron individualmente quince gatos domésticos adultos sanos de ambos sexos con una dieta enlatada regular comercialmente disponible (Premium Paté rich in lamb, IAMS Pet Food GmbH & Co que contiene 0,26% de fósforo correspondiente a 1,13% de fósforo en la materia seca). El objetivo del estudio era evaluar la palatabilidad y seguridad del carbonato de lantano octahidratado, especialmente en dosis altas. Por lo tanto, se alimentaron 10 gatos con carbonato de lantano octahidratado en su ración de pienso diaria a dosis crecientes. El estudio empezó con un nivel de dosis de aproximadamente 12-15 g por kg de pienso (materia seca). Se duplicó la dosis cada dos semanas hasta un nivel de dosis de aproximadamente 96-120 g por kg de pienso (materia seca). Se administró a cinco gatos el pienso sin carbonato de lantano octahidratado y sirvieron como controles.

Se evaluó la palatabilidad diariamente observando la aceptación general del pienso. La tolerabilidad y seguridad se evaluaron midiendo los niveles de fosfato en el suero sanguíneo y el peso corporal a intervalos regulares, así como mediante observaciones diarias referentes al estado de salud y la posible aparición de efectos secundarios.

Hasta un nivel de dosis de 1 g/kg de peso corporal (=aproximadamente 108 mg por kg de pienso seco), no hubo cambios en los niveles de fosfato sérico, ni en el peso corporal ni hubo efectos secundarios limitantes.

La aceptación de la dieta fue de 100%, incluso a 4 g de carbonato de lantano octahidratado por 150 g de pienso, que es obviamente una cantidad bastante grande de polvo. Comparado con los gatos de control, no pudo observarse diferencia en la palatabilidad o aceptación del pienso o en su seguridad.

La adición del compuesto lantánido al pienso incluso en dosis extremadamente altas no tuvo efectos negativos sobre la aceptación del pienso y la tolerancia de los animales de estudio.




Reivindicaciones:

1. Uso de un compuesto lantánido que es un carbonato de lantano o un hidrato del mismo para la preparación de un aditivo de pienso en nutrición animal para reducir la digestibilidad del fósforo en piensos animales de gatos o perros.

2. Uso según la reivindicación 1 para la preparación de un aditivo de pienso que contiene un compuesto lantánido que es un carbonato de lantano o un hidrato del mismo suspendido en un vehículo acuoso.

3. Uso según la reivindicación 2 en el que el vehículo acuoso comprende agua y un espesante.

4. Uso según la reivindicación 3, en el que el espesante es una goma xantana.

5. Uso según las reivindicaciones 2 a 4 para la preparación de un aditivo de pienso que adicionalmente comprende un alcohol alifático mono- o polivalente con hasta 5 átomos de carbono.






Acerca de · Contacto · Patentados.com desde 2007 hasta 2014 // Última actualización: 23/10/2014.