Tratamiento de plantas y simiente contra/en caso de un ataque por agentes bacterianos.

Uso de la bacteria Pseudomonas sp. Proradix (DSMZ 13134) para el tratamiento de plantas y/o simiente contra/en caso de un ataque por el agente bacteriano

, Erwinia carotovora.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2010/065349.

Solicitante: Sourcon-Padena GmbH & Co. KG.

Nacionalidad solicitante: Alemania.

Dirección: Hechinger Strasse 262 72072 Tuebingen ALEMANIA.

Inventor/es: VOGT,Wolfgang.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > CONSERVACION DE CUERPOS HUMANOS O ANIMALES O DE VEGETALES... > A01N63/00 (Biocidas, productos que repelen o atraen a los animales perjudiciales, o reguladores del crecimiento de los vegetales, que contienen microorganismos, virus, hongos microscópicos, animales, p. ej. nematodos, o sustancias producidas por, u obtenidas a partir de microorganismos, virus, hongos microscópicos o animales, p.ej. encimas o productos de fermentación (que contienen compuestos de constitución determinada A01N 27/00 - A01N 59/00))

PDF original: ES-2533340_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Tratamiento de plantas y simiente contra/en caso de un ataque por agentes bacterianos La presente invención se refiere al tratamiento de plantas o simiente contra/en caso de un ataque por el agente bacteriano Erwinia carotovora.

Las enfermedades vegetales causadas por bacterias se manifiestan a través de una serie de distintos síntomas. Las características más comunes son podredumbre, manchas foliares, el marchitamiento de hojas y vástagos, tumores cancerosos, podredumbre seca de hojas y ramas y la formación de agallas.

Una de las enfermedades vegetales bacterianas más conocidas es el "fuego bacteriano" causado por Erwinia amylovora, que infecta a muchos árboles ornamentales y frutales pertenecientes a las rosáceas, tales como manzanos y perales. Se cuenta entra las enfermedades vegetales cuya ocurrencia debe notificarse a las oficinas de protección fitosanitaria en Alemania y otros países debido a su peligro de infección y daño económico. El fuego bacteriano fue la primera enfermedad vegetal en la que se demostró que una bacteria era la causante. En los árboles atacados, las flores, hojas y ramas se ennegrecen y se marchitan. Con el tiempo, la enfermedad puede afectar a todo el árbol y hacerlo morir.

Otros ejemplos de enfermedades vegetales bacterianas son el llamado "pie negro" y la "podredumbre húmeda de los tubérculos", que atacan a las plantas de patata. El agente es la bacteria Erwinia carotovora, también denominada Pectobacterium carotovorum. A causa del pie negro se producen pérdidas de cosecha cuando una plantación tiene cerca de 15% de huecos. La podredumbre húmeda de los tubérculos es una de las enfermedades de almacenamiento más temidas. También se pueden presentar problemas importantes con patatas tempranas, en particular si el género con piel no adherente ha sido cosechado a temperaturas elevadas y se expone a grandes diferencias de temperatura a lo largo de la cadena de suministro hasta el consumidor. Esto conduce a la "formación de agua por trasudación", que favorece la aparición de la enfermedad. Las pérdidas en la mercancía almacenada pueden ocurrir con frecuencia en años con una segunda mitad de vegetación muy húmeda. Las patatas cultivadas en suelos pesados son afectadas más intensamente que las de ubicaciones más ligeras. Se producen pérdidas particularmente elevadas en el caso de encharcamientos. Se ha comprobado además que claramente surgen problemas con mayor frecuencia en el caso de una variedades particulares, por ejemplo en las "Nicola", "Satina" y "Adretta" que en el caso de otras variedades, por ejemplo "Solara".

Las enfermedades vegetales bacterianas se tratan a menudo con antibióticos. En una epidemia de fuego bacteriano acontecida en los años noventa del siglo XX en plantaciones hortícolas de la zona del lago Constanza se utilizó el antibiótico plantomicina o sulfato de estreptomicina. Sin embargo, el antibiótico en sí llegó a las abejas en busca de néctar, con lo cual la miel de las abejas quedó contaminada con el antibiótico, que de este modo entró en la cadena alimentaria. Por lo tanto, la plantomicina y otros antibióticos deben usarse sólo en casos particulares estrictamente controlados.

A esto se añade que el agente bacteriano desarrolla cada vez más resistencia contra antibióticos, haciendo ineficaz el tratamiento con esta clase de sustancias.

Para protegerlas contra un ataque bacteriano, a menudo se tratan las plantas o la simiente, por ejemplo las patatas de siembra, con soluciones de cobre. Sin embargo, se ha encontrado que es difícil controlar con aspersiones de cobre la infección primaria o del vástago, no sólo en el cultivo ecológico de la patata, sino también en el convencional. Además, el empleo de cobre conduce a una elevada contaminación del medio ambiente, por lo que la Comunidad Europea tiene la intención de minimizar el empleo de cobre.

En este contexto, la invención tiene como objetivo proporcionar una alternativa a los agentes actualmente utilizados para el tratamiento de enfermedades vegetales de origen bacteriano causadas por el agente Erwinia carotovora con la cual se pueda evitar o al menos reducir, preferiblemente, el uso de antibióticos y cobre.

Este objetivo se consigue mediante el uso de la bacteria Pseudomonas sp. Proradix (DSMZ 13134) .

La cepa Proradix de Pseudomonas, que se depositó el 3 de noviembre de 1999 con el número de accesión DSM 13134 en el DSMZ, 38124 Braunschweig, Alemania, de acuerdo con el Tratado de Budapest, es una nueva especie dentro del grupo 1 de ARN de las Pseudomonadaceae. Aún no se ha llevado a cabo una asignación definitiva de Proradix, ya que sólo existe una similitud de secuencia relativamente pequeña con especies previamente descritas del género Pseudomonas.

La eficacia de la cepa Proradix de Pseudomonas contra un ataque de plantas o simiente por un agente bacteriano Erwinia carotovora era sorprendente y por tanto no de esperar.

La cepa de Pseudomonas depositada se describe con detalle en el documento WO 01/40441, al que con esto se hace referencia. Allí se describe un efecto de Proradix contra la podredumbre negra en la lechuga y la podredumbre parda en tubérculos de patata. Ambas enfermedades vegetales son provocadas por Rhizoctonia solani.

Rhizoctonia solani se cuenta entre los hongos verdaderos, y por tanto pertenece al reino de los hongos (Fungi) . Rhizoctonia es la forma asexual de Thanatephorus cucumeris y es una especie de hongo ampliamente distribuida del grupo de los basidiomicetos. Entre los basidiomicetos se cuentan también hongos comestibles tan conocidos tales como el boleto y el champiñón.

Se afirma también en la bibliografía que se puede utilizar la cepa Proradix de Pseudomonas contra un ataque de plantas o simiente por el género Fusarium sp. Fusarium es asimismo un organismo perteneciente al reino de los hongos verdaderos, que puede provocar una multitud de enfermedades vegetales, que se denominan fusariosis.

Por tanto, basándose en los experimentos descritos en el documento WO 01/40441 y en el resto del estado de la técnica, un experto en la materia podría eventualmente suponer que la cepa Proradix de Pseudomonas podría ser empleada para el tratamiento de plantas o simiente contra un ataque también por otros hongos.

Ha sido completamente sorprendente, sin embargo, el efecto positivo de Proradix sobre plantas o simiente en caso de un ataque por el agente bacteriano Erwinia carotovora.

Las bacterias se cuentan entre los procariotas, que están organizados de forma completamente diferente de los hongos, que se cuentan entre los eucariotas. En el caso de las células procariotas, el ADN no se halla en un núcleo celular, sino libre en el citoplasma. El ADN no contiene proteínas histonas, como las que en organismos superiores eucariotas están asociadas en los cromosomas con el ADN. Comparados con los procariotas, los eucariotas poseen ribosomas más pequeños. Además, contrariamente a los eucariotas, los procariotas no contienen orgánulos delimitados por membrana tales como plastos, cloroplastos y mitocondrias. Tampoco poseen aparato de Golgi, vacuolas ni retículo endoplasmático. Las paredes celulares, que a menudo representan un punto de ataque para agentes fitoprotectores, son totalmente diferentes y están constituidas de forma más compleja que en el caso de los eucariotas.

En este contexto, se hubiera asumido que un agente eficaz contra hongos sería ineficaz en el caso de un ataque de plantas o simiente por un agente bacteriano.

La invención se resuelve por completo con la puesta a disposición de la cepa Proradix de Pseudomonas.

Con la cepa Proradix de Pseudomonas se pone a disposición por primera vez un agente que representa una alternativa verdadera a los antibióticos... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Uso de la bacteria Pseudomonas sp. Proradix (DSMZ 13134) para el tratamiento de plantas y/o simiente contra/en caso de un ataque por el agente bacteriano, Erwinia carotovora.

2. Uso según la reivindicación 1, caracterizado porque las plantas y/o la simiente son las/la de la planta de patata 5 (Solanum tuberosum) .

3. Uso según la reivindicación 2, caracterizado porque el tratamiento de las plantas y/o la simiente se realiza contra/en caso de pie negro.

4. Procedimiento para tratar plantas y/o simiente contra/en caso de un ataque por el agente bacteriano Erwinia carotovora, con los siguientes pasos:

(a) proporcionar plantas y/o simiente, (b) incubar las plantas/la simiente con una solución que contiene la bacteria Pseudomonas sp. Proradix (DSMZ 13134) .

5. Procedimiento según la reivindicación 4, caracterizado porque en el paso (b) la solución se aplica mediante revestimiento, aspersión o tratamiento por inmersión de las plantas/la simiente.