Composición farmacéutica para la profilaxis y el tratamiento de diarrea infecciosa y no infecciosa.

Composición farmacéutica para su uso en la profilaxis y el tratamiento de diarreas infecciosas y no infecciosas

, que comprende lignina medicinal hidrolizada y células vivas de la cepa de levadura Saccharomyces boulardii tomadas a 109 - 5 x 1010 células de levadura vivas por 1 gramo de lignina hidrolizada

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/RU2010/000521.

Solicitante: Dikovskiy, Aleksander Vladimirovich.

Nacionalidad solicitante: Federación de Rusia.

Dirección: Ul. Aviatsionnaya 79/3-356 Moscow 123182 FEDERACION RUSA.

Inventor/es: RUDOI,BORIS ANATOLIEVICH.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > ACTIVIDAD TERAPEUTICA ESPECIFICA DE COMPUESTOS QUIMICOS... > A61P1/00 (Medicamentos para el tratamiento de trastornos del tracto alimentario o del aparato digestivo)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales caracterizadas por los... > A61K47/38 (Celulosa; Sus derivados)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales de constitución indeterminada... > A61K36/06 (Hongos, p. ej. levaduras)

PDF original: ES-2527476_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Composición farmacéutica para la profilaxis y el tratamiento de diarrea infecciosa y no infecciosa

Con respecto a la estructura y la incidencia de la enfermedad, las infecciones agudas del tracto intestinal (IATI) se clasifican en segundo lugar sólo por detrás de las infecciones virales respiratorias. La morbilidad provocada por las IATI se caracteriza por la ausencia de cambios estacionales y específicos de la edad en la selectividad y el desarrollo de inmunidad inestable y específica del tipo a corto plazo, lo que supone una infección repetida provocada por otro agente infeccioso durante el periodo de tiempo limitado. El desarrollo de los nuevos métodos de tratamiento de IATI y la mejora de los existentes tiene lugar simultáneamente con la acumulación de información actualizada derivada de la investigación científica de la patogenia de las enfermedades infecciosas. Esto crea las oportunidades para desarrollar nuevas formas de dosificación y realizar ensayos clínicos de los nuevos fármacos. Esta reivindicación pretende crear un producto que permite abandonar en algunos casos los agentes antibacterianos tradicionales usados para el tratamiento de enfermedades infecciosas, reforzando la terapia patogénica de tal manera que los pacientes sólo experimentarán efectos adversos mínimos.

Los problemas de la terapia etiopatogénica de IATI siguen siendo tópicos debido a la prevalencia de IATI, el desenlace clínico cada vez más grave de algunas formas nosológicas y la aparición de resistencia a fármacos etiotrópicos usados de manera tradicional. El uso extenso y no poco frecuentemente incontrolado de agentes antibacterianos no sólo a menudo es insuficientemente eficaz sino que también está acompañado por efectos secundarios y consecuencias desfavorables para el paciente.

Entre las infecciones agudas del tracto intestinal, la denominada diarrea del viajero ha sido objeto de una atención especial últimamente. Esto se debe al número creciente de viajeros y migración humana. La diarrea del viajero es un síndrome clínico polietiológico que se caracteriza por un aumento de la frecuencia de deposiciones (más de tres veces al día) en los individuos que salen de su país o cambian su zona climática y región geográfica. La amplia mayoría de casos de diarrea aguda están relacionados con infecciones agudas del tracto Intestinal. Sin embargo, los factores no infecciosos también pueden ser la causa de diarrea aguda, concretamente, mala nutrición, dieta sobrecargada, incompatibilidades alimenticias, exceso de fibra cruda en la dieta, reacciones alérgicas a determinados alimentos (setas, marisco, fresas) o efectos farmacológicos adversos.

La incidencia de diarrea, así como otras enfermedades de los viajeros, depende de la región, duración de la estancia, entorno donde se vive (calidad del agua y particularidades nutricionales), así como el tipo de actividad. En los países en vías de desarrollo, la diarrea del viajero desempeña claramente un papel predominante ya que afecta al 6% o más de los viajeros que llegan. La diarrea del viajero se produce con la mayor frecuencia en los países asiáticos, africanos, latinoamericanos y de Oriente Medio, y con menos frecuencia en los países del Sur de Europa y el Caribe (hasta el 2%). Los países del Norte de Europa, EE.UU., Canadá y Australia tienen la menor tasa de morbilidad de diarrea (menos del 8%). Según se notifica, la diarrea se encuentra a menudo suficientemente en ciudadanos de los países en vías de desarrollo con escaso saneamiento e higiene tras haber llegado a los países desarrollados.

Diferentes microorganismos tales como bacterias, virus o protozoos son los agentes causantes de diarrea. Otros factores tales como cambios de la dieta y nutrición, condiciones de vida, contenido en sal del agua, alcoholismo, alimentos no habituales y cambios de la flora bacteriana intestinal pueden ser la causa de disfunción intestinal tras la llegada a otros países u otras zonas climáticas y regiones geográficas.

Se presenta en la tabla 1 el resumen de agentes infecciosos que provocan diarrea en diferentes regiones (% de casos).

Tabla 1

Escherichia coli

Hasta 8

de las que:

enterotoxigénicas

4-6

enteropatógenas

enteroinvasivas

<5

Organismos de Shigella

Organismos de Salmonella

<5

Organismos de Campylobacter

<5

Bacterias Vibrio

<5

Especies de Aeromonas

<5

Rotavirus

<5

Protozoos:

Parásitos de Lamblia

<5

Entamoeba histolytlca

<5

Cryptosporidia

<5

Hasta el 4% de los casos de diarrea permanecen sin identificar.

En diferentes regiones y durante diferentes estaciones, la razón de patógenos causantes puede variar con una tolerancia del 5-1% o más. Por tanto, tal como se notifica para algunos países, la tasa de incidencia de campilobacteriosis durante la estación fría del año alcanza hasta la mitad de los casos de enfermedad hallados, y el porcentaje de infecciones mixtas (es decir, presencia simultánea de dos o más agentes causantes) es del 15 - 3%.

Los principales factores para la transmisión de infecciones son los alimentos, el agua y su hielo derivado, así como las bebidas.

El riesgo de transmisión aumenta para los viajeros procedentes de los países altamente desarrollados. Se encuentran en condiciones no habituales especialmente cuando no han visitado países tropicales durante los últimos 6 meses, o no han cumplido con las precauciones de la dieta e higiénicas, o si tienen enfermedades gastrointestinales (por ejemplo, gastritis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o toman antiácidos) o inmunodef ¡ciencias.

A pesar de la variedad de patógenos que provocan la diarrea del viajero, existen varios síntomas clínicos más típicos de la enfermedad. La dolencia comienza normalmente en 2-4 días, algunas veces en 8-1, pero no más tarde de en dos semanas tras la llegada a un nuevo país. La frecuencia de deposiciones varía entre 3 - 5 y 6 - 15 veces al día. Existen dolores intestinales de tipo cólico moderadamente pronunciados acompañados por un aumento de la temperatura corporal, escalofríos, vómitos y artralgia y mialgia como las manifestaciones de un síndrome de toxicidad general. Esto va acompañado por una pérdida o ausencia de apetito por la comida.

Aproximadamente el 1% de pacientes eliminan sangre y/o mucosidad durante la defecación y manifiestan fiebre durante más de tres días y dolores de tipo cólico en la parte inferior del abdomen. Tales síntomas dan fe de que la enfermedad está empeorando, y esto está asociado generalmente con causas de infección tales como patógenos de Shigella, Yersinia o Escheríchia coli enteroinvasivos. Con un determinado nivel de gravedad de la enfermedad, debe prestarse atención a los siguientes síntomas: aumento de la temperatura corporal hasta 38,52C o superior que dura tres días o más, sangre en las deposiciones, múltiples episodios de vómitos y deshidratación progresiva.

El tratamiento tradicional (básico) de la diarrea del viajero incluye principalmente iniciar la rehidratación lo antes... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Composición farmacéutica para su uso en la profilaxis y el tratamiento de diarreas infecciosas y no infecciosas, que comprende lignina medicinal hidrolizada y células vivas de la cepa de levadura

Saccharomyces boulardii tomadas a 19 - 5 x 11 células de levadura vivas por 1 gramo de lignina

hidrolizada.

2. Composición para su uso según la reivindicación 1, caracterizada porque se prepara mediante el mezclado uniforme de polvo liofilizado de células de levadura Saccharomyces boulardii con el polvo de lignina

medicinal.

3. Composición para su uso según cualquiera de las reivindicaciones 1 ó 2, caracterizada porque la lignina

medicinal está presente en forma de polvo o de gránulos.

4. Composición para su uso según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizada porque dicha

composición se hidrata y porque las células de levadura secadas recuperan su viabilidad y empiezan a producir sustancias activas.

5. Composición para su uso según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizada porque se usa para

el tratamiento de diarrea del viajero.

6. Uso de una composición que comprende lignina medicinal hidrolizada y células vivas de la cepa de levadura Saccharomyces boulardii tomadas a 19 - 5 x 11 células de levadura vivas por 1 gramo de lignina hidrolizada para la fabricación de un medicamento para la profilaxis y el tratamiento de diarreas infecciosas

y no infecciosas.