Estantería vertical para teclado de ordenador.

Estantería vertical para teclado de ordenador (6) cuyas baldas o montantes verticales

(8, 9) tienen mayor longitud que la base (7), por lo que permite liberar espacio (12) en el escritorio de trabajo cuando el teclado (1) no se utiliza, colocando dicho teclado (1) inclinado entre las baldas o montantes verticales (8, 9).

Dado que no es posible introducir datos con el teclado (1) en esa posición, la estantería vertical (6) manda una señal de suspensión al ordenador (5) cuando detecta la presencia de un teclado (1) sobre la superficie.

Dicha señal se puede inhibir si se desea utilizar el ordenador (5) o sus periféricos (2, 3, 4) sin el teclado (1), mediante la activación de un interruptor (11).

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201531332.

Solicitante: UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: MIRAUT ANDRES,David.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION G — FISICA > COMPUTO; CALCULO; CONTEO > TRATAMIENTO DE DATOS DIGITALES ELECTRICOS (computadores... > Detalles no cubiertos en los grupos G06F 3/00 - G06F... > G06F1/16 (Detalles o disposiciones de estructura)
  • SECCION G — FISICA > COMPUTO; CALCULO; CONTEO > TRATAMIENTO DE DATOS DIGITALES ELECTRICOS (computadores... > Disposiciones de entrada para la transferencia de... > G06F3/02 (Entrada manual, p. ej. tecla, disco selector)
google+ twitter facebookPin it
Estantería vertical para teclado de ordenador.

Fragmento de la descripción:

Estantería vertical para teclado de ordenador.

SECTOR DE LA TÉCNICA

La presente invención se encuadra en el área técnica de los accesorios para ordenadores. En concreto, la que atañe a los aparatos que sirven para colocar o apoyar teclados.

PROBLEMA TÉCNICO A RESOLVER Y ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

Los teclados, junto con los ratones, son los dispositivos más utilizados como interfaces hombre-máquina de entrada de datos en terminales de ordenador. Están inspirados en las máquinas de escribir, por lo que presentan una superficie al usuario con una disposición de botones o teclas, que pueden presionarse para introducir letras y símbolos.

El volumen que ocupan los teclados para ordenador es notablemente menor que en el caso de las máquinas de escribir, ya que las teclas no accionan palancas que tengan que hacer un amplio recorrido y, por tanto, no hay posibilidad de que choquen entre ellas. Las teclas simplemente accionan interruptores electrónicos que envían información al ordenador indicando cuáles están siendo presionadas en cada instante. El tamaño y peso de dichos interruptores ha disminuido en las últimas décadas, haciendo posible la popularización de teclados muy ligeros, que pueden colocarse según desee el usuario en la posición en la que se encuentre más cómodo para escribir (tanto es así, que suelen llevar placa metálica en el interior para aumentar su estabilidad).

El uso de ordenadores y, por tanto, de teclados se ha popularizado de tal manera que la mayor parte de los escritorios de oficina se utilizan ahora como un espacio multipropósito en el que al menos la pantalla del ordenador, el teclado y el ratón, deben compartir espacio con el resto de materiales y herramientas de trabajo.

Dada la fragilidad y coste de las pantallas, éstas ocupan una posición fija y no se suelen desplazar. Sin embargo, es más común que los teclados, más baratos y livianos, se desplacen para hacer sitio a otros útiles, documentación impresa, etc. con los que se ha de trabajar si el ordenador no se está utilizando en ese momento. En casos extremos, cuando la restricción de espacio es severa, algunos usuarios llegan a dejar el teclado en el suelo, con lo que se crea una situación en la que se incrementa el riesgo de que se produzcan daños en este periférico es alto.

Muchas empresas no pueden permitirse dar a sus empleados un espacio lo suficientemente amplio para trabajar cómodamente con un puesto fijo para el ordenador y otro área para las tareas que no pueden realizarse únicamente con éste, ya que incrementa el espacio en planta dedicado a cada trabajador.

Una solución muy habitual es el uso de mobiliario de oficina que dispone de bandejas auxiliares móviles para colocar el teclado bajo la superficie de la mesa del escritorio. De manera que la bandeja se extrae cuando se necesita teclear y se retrae cuando no es necesario su uso. Un ejemplo de esta tecnología es la patente europea EP0775456. Sin embargo, no está exenta de desventajas. Por un lado este tipo de mobiliario de oficina es notablemente más caro y las bandejas retráctiles no son fáciles de instalar por separado en mesas que no están pensadas para tal fin. Por otra parte, las bandejas fijan la posición del teclado, por lo que se pierde ergonomía y puede disminuir la eficiencia del usuario en su trabajo con el ordenador.

Como se ha indicado, existe una necesidad de productos que permitan guardar de forma segura el teclado en el escritorio de trabajo cuando éste no se está utilizando, y que ofrezca la suficiente flexibilidad para continuar utilizando el teclado rápidamente cuando sea necesario. Además, resulta conveniente que el ordenador quede en modo de suspensión (en inglés, s/eep

mode) cuando no se está utilizando y esto suele ocurrir cuando no se necesita utilizar el teclado. El solicitante de la presente invención desconoce la existencia de antecedentes que resuelvan de forma satisfactoria la problemática expuesta.

EXPLICACIÓN DE LA INVENCIÓN

La invención consiste en una estantería de reducidas dimensiones donde puede colocarse un teclado estándar de ordenador en vertical, sin que las teclas sean pulsadas. La estantería puede ponerse a la vista del usuario, cerca del área de trabajo que queda despejada, de manera que el acceso al teclado sea inmediato cuando éste se necesite.

La estantería comprende una base y al menos dos montantes o dos baldas verticales adosadas a dicha base y enfrentadas entre sí. Además, dispone de un microcontrolador conectado a un sistema de alimentación (como una batería), un sensor, un sistema que comunica con el PC (como un puerto USB) y un interruptor que desactiva el sensor.

Este sistema electrónico proporciona un mecanismo que manda una señal al ordenador para que éste entre en modo de suspensión (normal o híbrida) cuando se coloca el teclado en dicha estantería. La señal de suspensión, activada por un sensor, se puede mandar de forma inalámbrica o a través de un cable conectado a un puerto (como por ejemplo el USB).

Esta acción puede desencadenarse con transductores que captan distintas magnitudes físicas, como por ejemplo la presión (si se detecta el peso del teclado), bloqueo de la luz (con un diodo de infrarrojos y una célula fotoeléctrica en baldas opuestas de la estantería), conductividad entre las baldas (suponiendo que la base está fabricada de material conductor y el teclado presenta una resistencia menor que el aire), etc.

El efecto de la señal queda anulada en la mayor parte de los sistemas operativos al mover el ratón por pulsar cualquier botón (del ratón o del teclado). De esta forma, se reduce el consumo de energía cuando no se está haciendo uso del ordenador y puede volver a utilizarse con rapidez en el momento en el que se requiera.

En el caso de utilizar baldas, el conjunto con la base forma una "U" en la que se coloca el teclado en vertical. Éste se apoya en uno de sus extremos laterales sobre la base, y el lado trasero (donde se suelen situar las patas del teclado) se sostiene en una de las baldas. Dicho elemento debe tener una longitud al menos igual a la del teclado, típicamente unos 45 cm de altura desde la base y una anchura de unos 17 cm. La balda opuesta evita que el teclado pueda deslizarse y caer de la estantería en la que se ha colocado, por lo que no necesita tener una dimensión tan grande en altura.

La base puede estar almohadillada en su superficie superior, para que el teclado no resbalé con facilidad ni se desgaste su superficie por el roce con dicha base.

Opcionalmente, la estantería puede tener un conjunto de salientes a la altura de la base que actúan a modo de contrafuertes para evitar que el peso del teclado o la fuerza con la que se introduce o extrae de la estantería la puedan hacer caer.

Dado que no siempre se desea suspender el funcionamiento del ordenador cuando no se utiliza el teclado, la estantería dispone de un interruptor que, en caso de pulsarse, desactiva el sensor. De esta forma, puede colocarse el teclado en ella sin que la pantalla deje de mostrar las aplicaciones activas o los altavoces o el micrófono dejen de operar.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS

Para complementar la descripción que se está realizando y con objeto de ayudar a una mejor comprensión de las características de la invención, se acompaña como parte integrante de

dicha descripción, un juego de dibujos en donde con carácter ilustrativo y no limitativo, se ha representado lo siguiente:

Figura 1.- Muestra una vista en perspectiva de un escritorio con el espacio que ocupa el teclado (1) y el ratón (2) frente a la pantalla (3). Espacio que puede ser aprovechado para otros usos cuando no se está utilizando el ordenador.

Figura 2.-...

 


Reivindicaciones:

1. Estantería vertical para teclado de ordenador caracterizada porque comprende los siguientes elementos:

una base (7);

al menos dos baldas o montantes verticales (8,9), de mayor longitud que la base (7);

un microcontrolador;

al menos una conexión a un sistema de alimentación;

al menos un sistema que comunica con un ordenador; y

al menos un sensor;

y porque el conjunto de los sistemas electrónicos incluidos en la estantería generan y envían una señal al ordenador (5) cuando se detecta la presencia de un teclado (1) sobre la superficie de la estantería vertical.

2. Estantería vertical para teclado de ordenador, según la reivindicación anterior, caracterizada porque la señal a enviar hace que el ordenador (5) entre en modo de suspensión.

3. Estantería vertical para teclado de ordenador, según la reivindicación anterior, caracterizada porque dispone de un interruptor (11) que controla el paso de la corriente del sistema electrónico, de manera que cuando está pulsado se interrumpe la alimentación y con ello se inhibe la señal a enviar.