Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo.

Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo que consta de dos bielas

(una por cada lado) ancladas directamente sobre dos miniplacas quirúrgicas (una en el maxilar superior y otra en el maxilar inferior). Este tipo de aparatología en base a un dispositivo intermaxilar fijada y no removible permite principalmente tres ventajas respecto a la ortopedia convencional y la actual en base a anclaje esquelético: 1) su acción directa sobre los huesos maxilares; 2) acción terapéutica durante 24 horas, para conseguir un máximo efecto ortopédico en el menor tiempo posible; 3) no dependencia de la colaboración del paciente (factor de fracaso de mayor frecuencia en la literatura).

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201201198.

Solicitante: UNIVERSIDAD DE SEVILLA.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: SOLANO REINA,ENRIQUE, IGLESIAS LINARES,Alejandro, YANEZ VICO,Rosa María, SOLANO MENDOZA,Beatriz, MORALES FERNÁNDEZ,Marta, MENDOZA MENDOZA,Asunción.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > DIAGNOSTICO; CIRUGIA; IDENTIFICACION (análisis de... > A61B8/00 (Diagnóstico utilizando ondas ultrasónicas, sónicas o infrasónicas)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > TECNICA DENTAL; APARATOS O METODOS PARA HIGIENE ORAL... > A61C8/00 (Medios destinados a ser fijados en la mandíbula para consolidar los dientes naturales o para fijar prótesis dentales; Implantes dentales; Herramientas para la implantación (fijación de dientes por medio de espigas A61C 13/30))
google+ twitter facebookPin it
Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo.

Fragmento de la descripción:

Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo

Objeto de la invención La invención se enmarca en el sector científico biosanitario, de aplicación al tejido de innovación, investigación y mejora de tratamientos para la optimización de la salud bucodental y deformidades maxilofaciales. Hasta el momento, los dispositivos empleados en ortodoncia para realizar terapias de ortopedia dentofacial contemplan el realizar un anclaje de ese tipo de aparatologías sobre los dientes. Este factor implica que toda la fuerza realizada por el aparato (fuerzas superiores a 400gr por cada hueso maxilar, dependiendo del tipo de aparatología específica) se transmite a los dientes en primer lugar para que estos a través de su inserción biológica en el hueso maxilar, transmitan parte de esa fuerza a los huesos maxilares superiores e inferiores en edad infantil (edades en las que se realiza este tipo de tratamiento ortopédico) . Todo ello conlleva numerosos efectos indeseables en el niño sobre las estructuras dentarias, numerosas compensaciones dentoalveolares, fuerzas patológicas sobre el periodonto, obvios dolores en edad infantil y lesiones en gran número de ocasiones. El nuevo dispositivo diseñado consta de dos bielas (una por cada lado) ancladas directamente sobre dos miniplacas quirúrgicas (una en el maxilar superior y otra en el maxilar inferior) . Este tipo de aparatología en base a un dispositivo intermaxilar fijada y no removible permite principalmente tres ventajas respecto a la ortopedia convencional y la actual en base a anclaje esquelético: 1) su acción directa sobre los huesos maxilares; 2) acción terapéutica durante 24 horas, para conseguir un máximo efecto ortopédico en el menor tiempo posible; 3) no dependencia de la colaboración del paciente (factor de fracaso de mayor frecuencia en la literatura) .

Estado de la técnica En el campo de la ortodoncia, especialidad de la odontología, uno de los objetivos principales es la mejora de la función masticatoria mediante la facilitación de interdigitación entre la dentición superior e inferior. Este tipo de interdigitación depende en mayor medida de la relación o disposición de las bases óseas sobre las que se sustentan los dientes en la parte superior e inferior, es decir la relación entre el hueso maxilar superior y maxilar inferior, respectivamente. En este contexto, el nuevo modelo de aparatología que hemos diseñado ha servido para el desarrollo actual en un proyecto doctoral, de un nuevo concepto de la ortopedia dentofacial.

La maloclusión de Clase 111 esquelética término que define una relación adelantada del hueso maxilar inferior respecto al superior, es una consecuencia común de una hipoplasia maxilar y/o hiperplasia mandibular, relacionada comunmente con una mordida cruzada anterior y una apariencia cóncava del perfil desde edades tempranas. El desarrollo de este tipo de maloclusión es uno de los problemas más complejos que aparecen en la práctica ortodóncica requiriendo con frecuencia su abordaje en etapas precoces del crecimiento. Hasta el momento la ortopedia dentofacial convencional, dirigida a la mejora entre las relaciones sagitales, transversales y verticales entre los huesos maxilares, se ha servido y se sirve de aparatologías que se anclan o "agarran" en soporte dentario para traccionar o empujar de los huesos de modo secundario. La ortopedia dentofacial convencional mediante máscara facial, mentonera, aparato de anclaje mandibular y el regulador de función 3 de Frankel entre otros, ha sido empleada a lo largo de la historia ortodóncica para el abordaje terapéutico y preventivo de la maloclusión esquelética de Clase 111. No obstante, los efectos compensatorios indeseables derivados de tal aparatología, aparecen desde antaño referenciados en la literatura científica ortodóncica. Se han documentado, de este modo, los efectos dentoalveolares producidos por esta aparatología, concluyendo que, más allá del efecto esquelético perseguido, la corrección de este tipo de maloclusiones en casos severos implica el desarrollo de una combinación de efectos secundarios a nivel dentoalveolar así como una rotación posterior mandibular con excesiva frecuencia.

Recientemente, la incorporación de dispositivos temporales de anclaje óseo a la Ortodoncia (TADs) , ha supuesto un avance en las posibilidades terapéuticas. Inicialmente, el uso de los dispositivos de anclaje esquelético, concretamente minitornillos y miniplacas, surgieron con el objetivo de aumentar el anclaje durante el tratamiento ortodóncico, evitando así el uso de elementos complementarios que requieren una colaboración por parte del paciente. Partiendo de estos conceptos, y con el fin de evitar efectos indeseados recogidos en numerosas investigaciones, el anclaje óseo se presenta en la actualidad como una alternativa o complemento de tratamiento en la solución del problema esquelético de Clase 111. Liu C y col. combinaron el anclaje esquelético con la tracción maxilar mediante máscara facial. Posteriormente, De Clerck y col. desarrollaron un protocolo basado en la inserción de miniplacas maxilares y mandibulares conectadas entre sí mediante elásticos intermaxilares para ejercer fuerzas localizadas puramente a nivel esquelético. Sin embargo, los planteamientos descritos hasta el momento requieren y son estrictamente dependientes de la colaboración del paciente.

Definidos los criterios de actuación actuales, plantamos la necesidad de evitar las compensaciones dentoalveolares no deseables que se producen con la terapia ortopédica dentofacial en casos severos. El tratamiento actual en base al empelo de anclaje óseo temporal para la prevención y tratamiento temprano (8-10 años de edad) de la maloclusión esquelética de Clase III adolece de escasa ambición en sus objetivos así como total dependencia de la colaboración del paciente infantil. A modo comparativo con los protocolos disponibles en la literatura científica ortodóncica, el diseño del nuevo dispositivo planteado obvia tales debilidades, puesto que se basa en un sistema fijo de propulsión intermaxilar. La importancia clínica de dicho abordaje de aplicación contínua, radica en la solución no quirúrgica de maloclusiones esqueléticas severas. De modo lógico, la aplicación de una terapia puramente ortopédica anclada en ambos huesos maxilares y conectados entre sí mediante bielas bilaterales no removibles, podría suponer el paradigma de corrección real de la maloclusión de Clase 111 en edad de crecimiento, es decir una verdadera terapia ortopédica dentofacial con aplicación de fuerza únicamente en las bases óseas maxilares.

Bibliografía Ellis EE, McNamara JA Jr. Components of adult class 111 malocclusion. J Oral Maxillofac Surg 1984; 42:295-305. Kapust A, Sinclair PM, Turley PK. Cephalometric effects of face masklexpansion therapy in class 111 children: a comparison of three age groups. Am J Orthod Dentofacial Orthop 1998; 113:204-212. Masaki F. The longitudinal study of morphological differences in the cranial base and facial structure between Japanese and American white. J Jpn Orthod Soc 1980; 39:436-456. Ferre Cabrero F. Acciones de la mentonera en clase 111 entre 5 y 10 años, con seguridad de su utilización. Ortodoncia Española 1990; 31:123-146. Sanborn RT. Differences between the facial skeletal patterns of Class 111 malocclusion and normal occlusion. Angle Orthod 1955; 25:208-222. Sadao S. Case report: developmental characterization of skeletal Class 111 malocclusion. Angle Orthod 1994; 64: 1 05-111.

Williams S, Andersen CE. The morphology of the potential Class 111 skeletal pattern in the young child. Am J Orthod 1986; 89:302-311. Solano Reina, E. Nueva aproximación al diagnóstico ortodóncico a través del plano oclusal. Ortod Esp 2009; 49:180-207. Baccetti T, Franchi L, McNamara JA Jr. Cephalometric...

 


Reivindicaciones:

1. Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo caracterizado por:

a) un dispositivo de propulsión intermaxilar anclado a nivel de los huesos maxilares b) un sistema único de anclaje óseo a partir de miniplacas con vástago de unión a las bielas tanto superiores como inferiores.

c) un sistema de propulsión por contacto en avance con 300gr de fuerza por lado y construido por dos vielas macho y hembra acopladas entre sí y

fijadas a los sistemas de anclaje óseo.

2. Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo, según reivindicación 1, caracterizado por la unión del sistema a la región retromolar en el hueso maxilar superior y a la región inferior canina en el borde del cuerpo mandibular distinta a los sistemas actuales de anclaje óseo.

3. Dispositivo de avance máxilo-mandibular en base a anclaje óseo, según reivindicación 1, caracterizado por la posibilidad de realizar tratamientos ortopédicos de duración continua maximizando la eficiencia del aparato con efecto durante 24 horas y no dependiente de colaboración del paciente infantil.