Albornoz-Toalla.

1. Albornoz-toalla que se trata de una prenda consistente en un albornoz de cualquier tamaño y composición

, caracterizado por comprender mangas largas extensibles, cuya extensión máxima se alcanza por desdoblado de un puño, que está vuelto. Siendo la vuelta de longitud al menos como una mano extendida, la extensión de ambas mangas produce que éstas cubran las manos, proporcionando un paño equivalente a una toalla en las manos.

2. Albornoz-toalla, según la reivindicación nº 1, que comprende un puño vuelto, que está sujeto a la manga mediante botones, cordones, corchetes, cremallera, velcro o cualquier otro sistema de sujeción que no estorbe para el secado de distintas partes del cuerpo, con la parte final de la manga desdoblada. Dicha manga extendida puede tener o no una abertura final, que puede coincidir o no con la costura de la manga.

3. Albornoz-toalla, según las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque la vuelta del puño es desmontable, produciendo una manga convencional sin puño vuelto.

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201400062.

Solicitante: BLANCO MUÑOZ, Isabel.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: BLANCO MUÑOZ,Isabel.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > VESTIMENTA > ROPA EXTERIOR; ROPA DE PROTECCION; ACCESORIOS (dispositivos... > A41D7/00 (Albornoces de baño; Trajes de baño, calzones o slips de baño; Prendas de vestir de playa (gorros de baño A42B 1/12))
google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Albornoz-toalla.

Sector de la técnica La presente invención se encuadra en el sector textil, concretamente en la actividad de fabricación de toallas, paños, albornoces y en general ropa del hogar, destinados para uso particular o en establecimientos residenciales u hoteleros. Concretamente la presente invención se refiere a un albornoz que presta también la función de toalla con ocasión del secado posterior a la ducha o el baño, evitando el uso de dos o más prendas.

Estado de la técnica

Existen en el mercado muy diversos tipos de albornoces y prendas similares para el secado posterior al baño o ducha. Están presentes sobre todo las prendas que, en orden a perfeccionar dicho proceso, incorporan capuchas para el secado de la cabeza y el pelo, en ocasiones estas capuchas se agrandan para facilitar esta función. También existen distintos modelos de albornoces adaptados por edades, sexo, discapacidades, etc. que permiten mejorar el uso de un albornoz convencional.

La presente invención trata, mediante el sistema de mangas extensibles, de proporcionar un medio más fácil y más completo aun de secado del cuerpo entero, en general, y más concretamente de la cabeza, el pelo, la cara y los pies. Estas partes del cuerpo resultan difícilmente accesibles para secar con un albornoz convencional. El sistema de mangas extensibles permite adoptar la misma postura que si se tuviera una toalla en las manos, por tanto se puede realizar cómodamente el secado. Los extremos de ambas mangas extendidas sustituyen y hacen la función de una toalla. Esta funcionalidad se puede incorporar a cualquier modelo de albornoz existente, siempre que tenga mangas largas.

Por otra parte, se pueden observar diseños de prendas de uso externo, con mangas y otras partes extensibles, enfocadas a la protección frente al frío u otras inclemencias o a la función de crecimiento físico en el caso de los niños, pero no con la función que es objeto de esta invención. Por otro lado, los mecanismos y diseños de dichas prendas con partes extensibles, son más complejos que el que aquí se propone, por lo que apenas se han comercializado, siendo el propuesto mucho más simple.

Objeto de la invención

La presente invención se refiere a un albornoz que presta también la función de toalla con ocasión del secado posterior a la ducha o el baño, evitando el uso de dos o más prendas, simple en el diseño y confortable para llevar. Esta invención perfecciona y completa dicha prenda, la cual proporcionando un abrigo mayor que el de una toalla de baño, resulta incompleta al no permitir la movilidad del paño, impidiendo secar algunas partes del cuerpo.

Respecto al secado del pelo, si bien los albornoces con capucha permiten el secado, las mangas extensibles permiten hacer ese proceso de forma más sencilla y más adecuada. Especialmente cuando se trata de una melena larga, este sistema permite friccionar el pelo masajeándolo con un movimiento deslizante, como alargando la melena, mediante un movimiento hacia abajo, estando tanto en posición vertical o inclinando el torso, como volcando la melena por delante de la cara, según el primero de los dibujos de la figura 3. Este movimiento no es posible con la capucha, la cual a su vez, no es un elemento muy cómodo, al descansar sobre la espalda y hombros una tela seca o húmeda. Por otro lado, en el caso de lavarse exclusivamente el pelo, este albornoz podría utilizarse para cubrir el cuerpo o proteger la ropa, si la persona está vestida, y posteriormente secar el pelo.

Respecto al secado de la cara, las mangas extensibles permiten secarse la cara como se haría con una toalla, lo cual es especialmente útil en determinados casos, como el de las personas que llevan gafas y necesitan colocárselas cuanto antes, o en el caso de que se vayan a aplicar, en ese momento, cremas, aceites faciales, maquillaje o cualquier otro producto cosmético. En general es conveniente secar la cara cuanto antes, dado que el agua corriente suele estar tratada, por lo que no es bueno mantener la cara húmeda mucho tiempo, además de que no esta confortable.

Respecto al secado de los pies, si bien puede realizarse con un albornoz convencional, es complicado porque su largo normalmente se sitúa algo más abajo de la rodilla, por lo que no siempre la tela alcanza al pie. El secado de los pies permite calzarse antes, no precisar de alfombrillas o toallas "pie de baño" para salir de una bañera o ducha, evitar hongos y escaras, y evitar posibles deslizamientos, si se pisa el suelo con pies húmedos. El secado de los pies puede realizarse con una de las dos mangas si, por razones higiénicas, no se quiere secar con el mismo paño que el pelo y la cara.

Usar una única prenda para tomar un baño o ducha reporta bastante utilidad y simplifica el proceso porque se evita disponer de dos prendas: tenerlas, prepararlas, secarlas, guardarlas. El uso de dos prendas requiere también más baldas u otros soportes análogos para apoyarlas. En la mayor parte de los casos, tras ponerse el albornoz se requiere completar el proceso con una toalla que, o bien se ha dispuesto ex profeso para la ocasión, o bien en ocasiones se usa la toalla que está junto al lavabo, si está cercana. En determinados lugares como los vestuarios de piscinas o gimnasios las duchas no están cerca de ningún lavabo, ni en estos hay toallas disponibles, por lo que el usuario tendría que portar dos prendas. Por último, un buen secado del pelo puede permitirnos prescindir del uso de un secador.

Independientemente del uso descrito, de secado corporal, estas mangas extensibles pueden tener otros usos, entre los que puede indicarse es de sacar a un bebe del baño de forma segura y realizar, o al menos iniciar su secado, en el regazo.

Exposición detallada de un modo de realización de la invención Lo que la invención preconiza es un albornoz mejorado que, incorporando unas mangas extensibles, puede secar el cuerpo entero, sin excluir ninguna parte, y puede ser de cualquier tejido: algodón, lino, felpa o cualquier otro. Las mangas extensibles son mangas largas con un puño vuelto, sujeto por distintos mecanismos, por lo que estéticamente la apariencia del albornoz es la convencional.

El sistema de mangas extensibles es simple: solo requiere diseñar una manga más larga de lo habitual, que extendida debería cubrir algo mas de la longitud de la mano (como mínimo unos 20 centímetros, en el caso de un adulto) . Dicha manga se recoge adoptando la posición de un puño vuelto, que queda a una altura algo superior a la mitad del antebrazo, en una persona adulta.

La formas de recogida o agarre de las mangas extensibles podría ser mediante velcro (4) , cremallera (1) , cordones (5) , corchetes que pueden ser por presión (6) o compuestos de macho y hembra (7) , botones (dispuestos para quedar por fuera (2) o por dentro de la manga (3) ) o cualquiera otra, de tipo mecánico o adhesivo. Estas formas de recogida se muestran en la figura 2. Considerando que según el tipo de manga, el patrón podría ir reduciendo, aumentando o manteniendo la anchura de la manga, en cada caso se ajustaría mejor determinada forma de recogida. En el caso más frecuente, que la anchura vaya disminuyendo ligeramente, el sistema de velcro puede producir un poco de fruncido, mientras que los corchetes o botones pueden evitar dicho frunce disponiendo dos o tres. En el caso de usarse botones o corchetes bastaría con usar desde dos hasta cuatro, según el tamaño del albornoz. Cualquier sistema de sujeción debe colocarse de modo que estorbe lo mínimo para el secado. Por otra parte, también cabe la opción de dejar una abertura (8) más o menos grande, según el tipo de manga y el sistema de sujeción elegido, para que el acople de la manga doblada sea mejor. Esta abertura podría...

 


Reivindicaciones:

1. Albornoz-toalla que se trata de una prenda consistente en un albornoz de cualquier tamaño y composición, caracterizado por comprender mangas largas extensibles, cuya extensión máxima se alcanza por desdoblado de un puño, que está vuelto. Siendo la vuelta de longitud al menos como una mano extendida, la extensión de ambas mangas produce que estas cubran las manos, proporcionando un paño equivalente a una toalla en las manos.

2. Albornoz-toalla, según la reivindicación nº 1, que comprende un puño vuelto, que está sujeto a la manga mediante botones, cordones, corchetes, cremallera, velcro o cualquier otro sistema de sujeción que no estorbe para el secado de distintas partes del cuerpo, con la parte final de la manga desdoblada. Dicha manga extendida puede tener o no una abertura final, que puede coincidir o no con la costura de la manga.

3. Albornoz-toalla, según las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque la vuelta del puño es desmontable, produciendo una manga convencional sin puño vuelto.