SERIE DE AURICULARES CON RECEPCION INALAMBRICA DE UNA FUENTE DE SONIDO UNICA A TRAVES DE TRANSMISOR FM DE BAJA TENSION CON ANTENA PARA USO EN DISCOTECAS.

Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas.

Constituido a partir de unos auriculares FM inalámbricos dotados de funda higiénica desechable de un solo uso

, interruptor de sonido del auricular derecho, pilas recargables, ajuste de volumen y ajuste de sintonización. El transmisor FM de baja potencia consta de gancho para la fijación a la pared, cable con adaptador a la red y cable con conector audio a la fuente de sonido, que es la mesa de mezclas de la discoteca. El transmisor se conecta y desconecta automáticamente al alcanzar cierto volumen mediante el ajuste de volumen de los auriculares

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P200600771.

Solicitante: CLAVERO MUOZ,ANTONIO MIGUEL
GONZALEZ CARRERAS,RAFAEL
RINCON DIAZ,MANUEL
.

Nacionalidad solicitante: España.

Provincia: MALAGA.

Inventor/es: .

Fecha de Solicitud: 24 de Marzo de 2006.

Fecha de Publicación: .

Fecha de Concesión: 21 de Diciembre de 2009.

Clasificación Internacional de Patentes:

  • H04B1/38P4

Clasificación PCT:

  • SECCION H — ELECTRICIDAD > TECNICA DE LAS COMUNICACIONES ELECTRICAS > TRANSMISION > Detalles de los sistemas de transmision, no cubiertos... > H04B1/38 (Transceptores, es decir, dispositivos en los cuales el emisor y el receptor forman una unidad estructural y en la cual al menos una parte es utilizada para funciones de emisión y de recepción)
  • SECCION H — ELECTRICIDAD > TECNICA DE LAS COMUNICACIONES ELECTRICAS > ALTAVOCES, MICROFONOS, CABEZAS DE LECTURA PARA GRAMOFONOS... > Dispositivos estereofónicos (cabezas de lectura... > H04R5/033 (Cascos para comunicación estereofónica)
google+ twitter facebookPin it
SERIE DE AURICULARES CON RECEPCION INALAMBRICA DE UNA FUENTE DE SONIDO UNICA A TRAVES DE TRANSMISOR FM DE BAJA TENSION CON ANTENA PARA USO EN DISCOTECAS.

Fragmento de la descripción:

Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas.

La invención objeto de esta memoria descriptiva se refiere a un número ilimitado de auriculares de tipo casco equipados con acolchados de oreja, tela ajustable de recambio, batería recargable, conector, ajuste de volumen y ajuste de recepción inalámbrica a un transmisor FM de baja potencia con antena conectado a la mesa de mezclas de una discoteca. Se pretende ofrecer una solución novedosa al problema de las molestias por ruido en las discotecas o salas de baile, permitiendo ventajosamente a los participantes en la fiesta escuchar y bailar a voluntad sin que el ruido moleste a los vecinos o a los viandantes de los alrededores, además de permitirles también ajustar individualmente el volumen de sus audiciones obteniendo así una mejor audición de los bajos. En concreto, el sistema para la comunicación previsto permite una audición mejorada del sonido procedente de la mesa de mezcla manejada por el discjockey y a la que la totalidad de los visitantes de la discoteca se encuentran conectados, pudiendo éstos desplazarse y moverse sin ningún inconveniente e incluso hablar entre ellos con tan sólo desconectar uno de los auriculares. La invención puede además incorporar un sistema de comunicación a través de redes locales, como Wi-Fi y Blue Tooth.

En las discotecas y salones de música se tropieza siempre con el inconveniente de la preponderancia del mal sonido del bajo. Los mezcladores de sonido cuentan con un costosísimo equipamiento, pero los resultados del bajo no son nada alentadores. El sonido a menudo parece nebuloso y plagado de ruidos ajenos. Los esfuerzos del técnico en sonido usualmente son inútiles, no tiene más remedio que bajar el volumen del bajo en la mezcla, compensando en el sonido general con más volumen del bombo. Los desafíos para lograr un buen sonido de bajo son muchos. La mayoría de los músicos imagina su sonido como en un vacío, existiendo por sí mismo, de modo que lo que suena bien al tocar solos en las pruebas tiene muy poco que ver con lo que se necesita en los salones de audición o discotecas. Cuando las bandas de música practican y ensayan se piensa muy poco en cómo los instrumentos se mezclan entre sí y en el lugar que ocupa cada uno en el espectro sonoro. Los guitarristas deliran por agregar graves a su sonido, mientras que los bajistas creen que cada siseante detalle del sonido de las cuerdas nuevas debe ser retransmitido a los oyentes. Para compensar, los bateristas cubren concienzudamente el espectro sonoro entero, desde el bombo hasta el hi hat.

El resultado es que nadie escucha correctamente en las discotecas y surge una carrera de volúmenes tanto en la sala de ensayos como en las audiciones definitivas. Los bajistas pueden competir en el mejor de los casos produciendo fundamentales claras y gordas enriquecidas con medios limpios ... y no mucho más.

Se podría decir que mucho del sonido de cuerdas hoy en día es un mero caos de frecuencias agudas. En la mezcladora de la discoteca, la guitarra, los platillos de la batería y otras fuentes de frecuencias agudas esconden la mayor parte de esos agudos. Tratar de abrirse paso en la mezcla enfatizando los medios y agudos no va a clarificar el sonido del bajo, porque su contenido armónico es mayormente ruido de dedos, la vibración de las cuerdas adyacentes y trasteos o soplidos.

Mucho se puede ganar filtrando el sonido antes de amplificarlo. La claridad del bajo es determinada por la forma de la onda sonora. Ciertas formas de onda se abren camino mejor que otras.

Los altavoces de diez pulgadas tienden a proyectar el sonido concentrado en una franja estrecha y no son muy buenos para llenar de sonido grandes salones. Las cajas de dos altavoces de diez pulgadas son mejores, aunque posicionándolas a la altura de los oídos o en ángulo. Es conveniente usarlas de costado en lugar de apuntarlas indiscriminadamente al público.

El bajo requiere la mayoría de la potencia en un sistema de sonido, de modo que si toda la potencia se usa para el bombo, reverbs y voces, las frecuencias graves del guitarrista no pueden ni empezar a competir. El público se irá a casa con zumbido en los oídos y sin escuchar una sola de las notas del guitarrista.

Pero además de este inconveniente, la mala audición del sonido general en las discotecas, éstas se enfrentan en muchos casos a otro muy superior, el nivel de ruido que provoca las iras e incluso las denuncias a las comisarías de policía seguidas en muchos casos de demandas ante la justicia a causa de que sobre todo el sonido de los bajos, que produce vibraciones en los altavoces que traspasan toda clase de obstáculos como son los muros y demás material de construcción, no les dejan dormir.

Estos inconvenientes quedan soslayados con la presente invención, al utilizarse en lugar del sistema de sonido tradicional de la discoteca a través de altavoces un transmisor FM de baja frecuencia con antena debidamente colocado para trasmitir el sonido procedente de la mesa de mezclas a una serie de auriculares inalámbricos. De esta manera cada miembro del público tiene sus propios auriculares y pueden ajustar sus volúmenes a gusto.

El uso de los auriculares, y en particular el de casco, es desde hace tiempo ampliamente conocido ya sea para uso profesional en congresos multilingües o en el aprendizaje de idiomas, como privado. Se suelen emplear también en aquellos casos en que cada individuo desea escuchar un canal auditivo distinto sin molestar a los demás, o en los casos en que unos prefieren ver TV y otros escuchar radio o simplemente leer o charlar entre sí sin que les moleste la radio. Últimamente se ha generalizado también su uso para hablar desde móviles, como el llamado manos libres, e incluso para adaptar al ordenador. Pero siempre su uso ha estado orientado a individualizar la audición bien para elegir de entre los distintos canales el deseado por cada oyente, o bien simplemente para no molestar a las personas que te rodean. Pero nunca se han usado de forma colectiva para escuchar en discotecas, siendo muchos auriculares los que se conectan a una sola fuente de sonido, ya que siempre se ha considerado absurdo usar auriculares cuando la música se puede oír directamente desde los altavoces. De ahí que la principal novedad que presenta esta invención consista en escuchar individualmente música colectiva, logrando por un lado una mejor audición y por otro una total ausencia de molestias hacia el exterior.

El estado actual de la técnica presenta distintos tipos de auriculares de diversa forma y diseño, la mayoría de ellos para escuchar emisiones radiofónicas o de TV, aunque también los hay para escuchar música FM y últimamente para el teléfono y para el ordenador. Los llamados de casco son los que mejor se ajustan a la buena recepción del sonido estereofónico, presentando la posibilidad de ajustar los audífonos.

Para preservar la higiene y evitar problemas sanitarios la invención aporta, entre otras características novedosas, unas fundas desechables de tela u otro material apropiado que se adaptan a los auriculares utilizándose una sola vez por cada usuario.

Con el objeto de facilitar la intercomunicación entre la pareja de baile, bien durante el transcurso del baile o mientras están sentados o de pie en la mesa o barra de consumición, los auriculares derechos constan ventajosamente de un interruptor en forma de botón que al ser presionados dejan sin sonido dicho auricular mientras el izquierdo continúa funcionando. Esto les permite hablar entre sí, dirigirse al camarero para pedir una consumición...

 


Reivindicaciones:

1. Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas, caracterizado por estar constituido a partir de unos auriculares FM inalámbricos (1), dotados de funda higiénica desechable (2) de un solo uso, interruptor de sonido del auricular derecho (3), pilas recargables (3) ajuste de volumen (4) y ajuste de sintonización (5). El transmisor FM de baja potencia (7) consta de gancho (8) para la fijación a la pared, cable con adaptador a la red (9) y cable con conector audio (10) a la fuente de sonido (11), que es la mesa de mezclas de la discoteca.

2. Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas según reivindicación 1, caracterizado porque el transmisor se conecta y desconecta automáticamente al alcanzar cierto volumen mediante el ajuste de volumen de los auriculares.

3. Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas según reivindicación 1, caracterizado porque el sistema puede adaptarse a su uso en fiestas familiares o en salas de audición en lugar de en discotecas.

4. Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas según reivindicación 1, caracterizado porque el sistema puede adaptarse a su uso en salas de TV o en cines.

5. Serie de auriculares con recepción inalámbrica de una fuente de sonido única a través de transmisor FM de baja tensión con antena para uso en discotecas según reivindicación 1, caracterizado porque incorpora un sistema de comunicación a través de redes locales, como Wi-Fi y Blue Tooth.