Suela exterior.

Suela en la que, en la zona del talón y en la zona de la parte anterior de la planta del pie

(1b), una pluralidad de elementos (2a, 2b) se proyecta hacia abajo en relación a una superficie de tope (3) que rodea los elementos en todos los lados, siendo posible, como consecuencia de las fuerzas que actúan sobre los mismos al correr, que los elementos se deformen en alineación con la superficie de tope (3) en vertical y/u horizontal hacia todos los lados, caracterizada porque están presentes al menos dos grupos de elementos (2a, 2b), en la que es necesaria aproximadamente al menos 10 N más de fuerza que con respecto a los elementos de un primer grupo (2a) que con respecto a los elementos de un segundo grupo (2b) para alinear los mismos con la superficie de tope (3) por la deformación vertical,

y en la que es necesaria aproximadamente al menos 5 N menos de fuerza con respecto a los elementos del primer grupo (2a) que con respecto a los elementos del segundo grupo (2b) para alinear los mismos con la superficie de tope (3) por la deformación horizontal.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2011/064186.

Solicitante: Glide'n Lock AG.

Nacionalidad solicitante: Suiza.

Dirección: NIDELBADSTRASSE 80 8803 RUSCHLIKON SUIZA.

Inventor/es: BRAUNSCHWEILER, HANS, GEORG.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CALZADOS > ELEMENTOS CARACTERISTICOS DEL CALZADO; PARTES CONSTITUTIVAS... > Suelas (plantillas A43B 17/00 ); Suela y tacón de... > A43B13/18 (Suelas elásticas)

PDF original: ES-2527316_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Suela exterior

CAMPO TÉCNICO 5

La presente invención se refiere a una suela externa en la que en la zona del talón y de la parte anterior de la planta del pie sobresalen hacia abajo una pluralidad de elemento con respecto a una .superficie de tope que los rodea en todos lados, elementos que son deformables a causa de las fuerzas que actúan sobre ellas al correr hasta estar al ras con la superficie de tope en vertical y/u horizontal en todos lados. 10

TÉCNICA ANTERIOR

Se conoce un gran número de una amplia diversidad de diseños diferentes de suelas externas elásticamente flexibles, en las que se usan materiales elásticos con una amplia diversidad de niveles de dureza diferentes. Se 15 conocen también suelas con cámaras de aire o almohadillas de gel incorporadas en las mismas. Tienen el objetivo de amortiguar la carga que se presenta al correr y proteger así el aparato locomotor del corredor, en particular sus articulaciones, y proporcionar una sensación agradable de correr.

La mayoría de los zapatillas para correr disponibles en el mercado actualmente tienen características elásticas que 20 permiten una amortiguación primaria en dirección vertical o en dirección perpendicular a la superficie de correr bajo compresión de la suela, pero son relativamente rígidas en dirección horizontal o tangencial y, en cuanto a esto, no ceden lo suficiente cuando en caso de pisar oblicuamente y con algún grado de acción deslizante sobre el suelo. Esto pareciera tener su razón, entre otros aspectos, en que un nivel relativamente alto de capacidad de deformación de la suela en dirección horizontal generaría un efecto como flotante, lo que, a su vez, afectaría negativamente la 25 estabilidad del corredor. También sería el caso de que, con cada paso, el corredor perdería parte del trayecto recorrido, puesto que la suela se deformaría al impulsarse del punto de pisada en cada caso primero en la dirección opuesta que al pisar. En cierta medida, sin embargo, el efecto flotante naturalmente ya se presenta en las zapatillas de deporte disponibles en el mercado. Para evitar este efecto, la mayoría de estas zapatillas de deporte tienen la zona frontal de la suela, desde la que se impulsa el pie normalmente, diseñada de manera relativamente dura e 30 inflexible.

El documento WO 03/103430 desvela unas suelas que evitan el efecto flotante, una capacidad de deformación tangencial pronunciada no obstante, porque son esencialmente rígidas contra deformación tangencial más allá de al menos una deformación crítica en la región deformada hasta este punto. Después de alcanzar la deformación crítica, 35 el corredor está estable en el respectivo punto de pisada o de carga del cual puede volver a impulsarse sin pérdida de camino. El documento WO 03/103430 describe diversas realizaciones ejemplares que permiten entender bien el principio de solución de la capacidad de deformación tangencial de la suela en asociación con su rigidez más allá de la al menos única deformación crítica.

El documento WO 2006/089448 desvela adicionalmente las realizaciones desarrolladas de suelas que funcionan de acuerdo con el principio descrito en el documento WO 03/103430. Las funcionalidades que son necesarias para el efecto aquí deseado, es decir la deformabilidad tangencial y la rigidez en relación a la deformación tangencial más allá de al menos de una deformación crítica, se asignan, por un lado, a un elemento deformable en vertical y horizontal y, por otro lado, a una superficie de tope. Estos elementos deformables y las superficies de tope se 45 disponen de tal modo que, durante la acción de balanceo sobre los talones y/o sobre la zona de la parte anterior de la planta del pie de la suela, siempre se usan las dos funcionalidades suficientemente cercanas entre sí en cuando a tiempo y espacio.

Se pueden predeterminar grandes diferencias con respecto a su carga predominante a partir de patrones de 50 desgaste sobre las suelas que se han usado durante un tiempo relativamente largo por diferentes corredores. Esto es el resultado de estilos de correr característicos para cada uno de los corredores. Las diferencias también surgen como consecuencia de las diferentes distancias de carrera. Por ejemplo, los corredores de distancia corta corren predominantemente sobre la parte delantera de sus pies, con la carga en la práctica sólo sobre la zona de la parte anterior de la planta del pie. Por el contrario los corredores de fondo por lo general aterrizan sobre el talón y ruedan 55 el pie entero. Aquí se esboza una diferencia entre los que corren sobre el exterior del pie y los que corren sobre el interior del pie. Los que corren sobre el exterior del pie aterrizan sobre el exterior del talón, rueda sobre la zona externa de la zona media del pie y se impulsan también en la zona de la parte anterior de la planta del pie externa o en la zona de los cuatro dedos más pequeños del pie. Lo contrario es el caso de los que corren sobre el interior del pie. También hay formas combinadas en las cuales, por ejemplo, el corredor aterriza sobre el exterior del pie, rueda 60 transversalmente sobre la zona media del pie y se impulsa desde la zona del dedo gordo del pie, y viceversa. Las suelas para correr conocidas del documento WO 2006/089448 pueden adaptarse bien a todas estas diferentes cargas y acompañar el movimiento natural del pie, gracias a que con ellos es posible una capacidad de deformación vertical y también en dirección tangencial adelante, atrás y a los lados.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

Es un objeto de la invención presente, entonces, especificar suelas del tipo mencionado en la introducción que se adapten aún mejor a los diversos estilos de carrera.

La invención logra esto para dicha suela mediante las características de la reivindicación 1. En esta suela en la que se proyecta hacia abajo una pluralidad de elementos, en la zona del talón y en la zona de la parte anterior de la planta del pie, en relación a una superficie de tope que rodea los elementos por todos los lados en cada caso, siendo posible para dichos elementos, como consecuencia de las fuerzas que actúan sobre los mismos durante la carrera, que se deformen en alineación con la superficie de tope en vertical y/u horizontal hacia todos los lados, 10 están presentes al menos dos grupos de elementos. Por una parte se requiere con relación a los elementos de un primer grupo al menos 10 N más fuerza que con relación a los elementos de un segundo grupo para ponerlos al ras con la superficie de tope a causa de deformación vertical. Por otra parte se requiere con relación a los elementos del primer grupo al menos 5 N menos fuerza que con relación a los elementos del segundo grupo para ponerlos al ras con la superficie de tope a través de deformación horizontal. 15

Las diferencias en cuanto a las fuerzas de deformación necesarias son preferentemente aún más grandes y, por lo tanto, en cuanto a los elementos del primer grupo se requieren al menos 20 N, preferentemente al menos 30 N más fuerza que en cuanto a los elementos del segundo grupo para ponerlos al ras con la superficie de tope a través de deformación vertical que en el caso de los elementos del segundo grupo, y que se requieran con relación a los 20 elementos del primer grupo al menos 7, 5 N, preferentemente 10 N menos fuerza que con relación a los elementos del segundo grupo para ponerlos al ras con la superficie de tope a través de deformación horizontal.

La distribución de los elementos en hasta dos grupos con diferentes propiedades en cuanto a su capacidad de deformación tiene la ventaja de que se pueden disponer los diversos elementos de acuerdo al estilo de correr del 25 corredor en diferentes regiones de la suela. En las regiones de la suela de correr en las cuales se... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Suela en la que, en la zona del talón y en la zona de la parte anterior de la planta del pie (1b) , una pluralidad de elementos (2a, 2b) se proyecta hacia abajo en relación a una superficie de tope (3) que rodea los elementos en todos los lados, siendo posible, como consecuencia de las fuerzas que actúan sobre los mismos al correr, que los 5 elementos se deformen en alineación con la superficie de tope (3) en vertical y/u horizontal hacia todos los lados, caracterizada porque están presentes al menos dos grupos de elementos (2a, 2b) , en la que es necesaria aproximadamente al menos 10 N más de fuerza que con respecto a los elementos de un primer grupo (2a) que con respecto a los elementos de un segundo grupo (2b) para alinear los mismos con la superficie de tope (3) por la deformación vertical, 10

y en la que es necesaria aproximadamente al menos 5 N menos de fuerza con respecto a los elementos del primer grupo (2a) que con respecto a los elementos del segundo grupo (2b) para alinear los mismos con la superficie de tope (3) por la deformación horizontal.

2. La suela que se ha indicado en la reivindicación 1, caracterizada porque es necesaria aproximadamente al menos 15 20 N, preferentemente aproximadamente 30 N, más de fuerza con respecto a los elementos del primer grupo (2a) que con respecto a los elementos del segundo grupo (2b) para alinear los mismos con la superficie de tope (3) por la deformación vertical, y porque es necesaria aproximadamente al menos 7, 5 N, preferentemente 10 N, de menos fuerza con respecto a los elementos del primer grupo (2a) que con respecto a los elementos del segundo grupo (2b) para alinear los mismos 20 con la superficie de tope (3) por la deformación horizontal.

3. La suela como se ha indicado en cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizada porque los elementos del primer grupo (2a) predominan en la zona del talón (la) y los elementos del segundo grupo (2b) predominan en la zona de la parte anterior de la planta del pie (1b) . 25

4. La suela como se ha indicado en una de las reivindicaciones 1-3, caracterizada porque los elementos del primer grupo (2a) se disponen en cada caso en el interior o predominantemente en el exterior en la zona del talón (la) y en la zona de parte anterior de la planta del pie (1b) .

5. La suela como se ha indicado en una de reivindicaciones 1-3, caracterizada porque los elementos del primer grupo (2a) se disponen predominantemente en el interior o predominantemente en el exterior en la zona del talón (la) y se disponen en la disposición inversa en la zona de parte anterior de la planta del pie (1b) .

6. La suela como se ha indicado en una de las reivindicaciones 1-5, caracterizada porque los elementos del primer 35 grupo (2a) se proyectan hacia abajo 5-7 mm, preferentemente 6 mm, con respecto a la superficie de tope (3) y 1-3 mm, preferentemente 2 mm, con respecto a los elementos del segundo grupo (2b) .

7. La suela como se ha indicado en una de las reivindicaciones 1-6, caracterizada porque, con respecto a los elementos del primer grupo (2a) , son necesario.

17. 190 N, preferentemente 180 N, para la alineación con la 40 superficie de tope (3) por la deformación vertical, y son necesario.

3. 45 N, preferentemente 40 N, para la alineación con la superficie de tope (3) por la deformación horizontal.

8. La suela como se ha indicado en una de las reivindicaciones 1-7, caracterizada porque, con respecto a los 45 elementos del segundo grupo (2b) ,

son necesario.

14. 160 N, preferentemente 150 N, para la alineación con la superficie de tope (3) por la deformación vertical, y son necesario.

4. 55 N, preferentemente 50 N, para la alineación con la superficie de tope (3) por la deformación horizontal. 50

9. La suela como se ha indicado en una de reivindicaciones 1-8, caracterizada porque los elementos (2a, 2b) están en forma de plataformas, y tienen preferentemente simetría rotacional, son huecos por encima de una base preferentemente plana (7) , y están rodeados por todos los lados por una ranura (4) en relación a la superficie de tope (3) , siendo posible que los elementos se deformen al menos parcialmente al entrar en dicha ranura. 55

10. La suela como se ha indicado en la reivindicación 9, caracterizada porque los elementos del primer grupo (2a) se proyectan más hacia abajo más allá de la superficie de tope (3) que los elementos del segundo grupo (2b) como consecuencia de tener una base más gruesa (7) que los mismos.

11. La suela como se ha indicado en la reivindicación 10, caracterizada porque la base de al menos un elemento del primer grupo (2a) se engrosa por una almohadilla pegada (9) .