Reducción del riesgo de diarrea.

El empleo de un probiótico Lactobacillus rhamnosus y de un probiótico Bifidobacterium longum en la preparación de un medicamento o composición terapéutica nutritiva para la administración a un recién nacido durante por lo menos los primeros tres meses de vida para la profilaxis a largo plazo de la diarrea

, en donde el 5 probiótico Bifidobacterium longum es el Bifidobacterium longum ATCC BAA-999.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2008/052029.

Solicitante: NESTEC S.A..

Nacionalidad solicitante: Suiza.

Dirección: AVENUE NESTLE 55 1800 VEVEY SUIZA.

Inventor/es: ROCHAT, FLORENCE, FICHOT,MARIE-CLAIRE, HUBER-HAAG,KARL-JOSEF.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen sustancias... > A61K35/74 (Bacterias (uso terapéutico de una proteína de la bacteria A61K 38/00))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > ACTIVIDAD TERAPEUTICA ESPECIFICA DE COMPUESTOS QUIMICOS... > Medicamentos para el tratamiento de trastornos del... > A61P1/12 (Antidiarreicos)

PDF original: ES-2454243_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Reducción del riesgo de diarrea Campo de la invención Esta invención se refiere al empleo de una bacteria probiótica para reducir el riesgo de diarrea en recién nacidos y niños pequeños.

Antecedentes de la invención Inmediatamente antes del nacimiento, el tracto gastrointestinal de un bebé se supone que es estéril. Durante el proceso normal del nacimiento, se encuentra con bacterias del tracto digestivo, de la piel y del medio ambiente de la madre y empieza a convertirse en colonizado. La microbiota fecal de los recién nacidos sanos alimentados con leche materna, la cual puede considerarse como la microbiota óptima para este grupo de edad, está dominada por especies de Bífidobacteria con algunas especies de Lactobacillus y cantidades menores de Bacteroides como por ejemplo las especies de Bacteriodes fragilis, por la exclusión de potenciales patógenos por ejemplo los Clostridia. Después de completado el destete aproximadamente a la edad de 2 años, queda establecido un modelo de microbiota intestinal que se parece al modelo adulto.

Debe hacerse notar que en los recién nacidos sanos, alimentados con leche materna, las bifidobacterias forman la base de la microbiota, hasta un 60-90 % de las bacterias totales en el intestino del recién nacido. La alimentación con leche materna promueve el desarrollo de la barrera intestinal, la cual, juntamente con el dominio de las bifidobacterias conduce a una absorción potenciada y por lo tanto a la utilización de la nutrición ingerida.

La leche materna está recomendada para todos los recién nacidos. Sin embargo, en algunos casos la alimentación materna es inadecuada o no tiene éxito por razones médicas o porque la madre decide no alimentar con leche materna. Las fórmulas para recién nacidos han sido desarrolladas para estas situaciones.

En un pasado reciente, ciertas cepas de bacterias han atraído considerablemente la atención a causa de que se ha descubierto que presentan valiosas propiedades para el hombre si se ingieren. En particular, se ha descubierto que cepas específicas del género Lactobacilli y Bifidobacteria son capaces de colonizar la mucosa intestinal, para reducir la capacidad de que bacterias patogénicas se adhieran al epitelio intestinal, para tener efectos inmunomoduladores, y para ayudar al mantenimiento del bienestar. Dichas bacterias han sido llamadas algunas veces probióticos y ya han sido propuestas para ayudar a bacterias probióticas adecuadas en las fórmulas para recién nacidos.

Se han efectuado extensos estudios para identificar nuevas cepas probióticas. Por ejemplo, las patentes EP 0 199 535, EP 0 768 375, WO 97/00078, EP 0 577 903 y WO 00/53200, describen cepas específicas de Lactobacilli y Bifidobacteria y sus efectos beneficiosos.

Como se ha indicado más arriba, debido a su capacidad para colonizar la mucosa intestinal y reducir la capacidad de que las bacterias patogénicas se adhieran al epitelio intestinal, ciertas cepas probióticas han sido propuestas para la prevención y tratamiento de la diarrea en los recién nacidos. Por ejemplo, la patente WO 01/53201 propone el empleo de cepas de Lactobacillus como por ejemplo el Lactobacillus paracasei CNCM I- 2116 para la prevención 45 o tratamiento de la diarrea, específicamente la diarrea inducida por el rotavinis. Se describe un estudio en el cual la cepa se administró a niños pequeños durante un período de 29 días y se descubrió que el grupo de sujetos que recibieron la cepa tuvieron un nivel del 30% inferior al nivel de aparición de episodios de diarrea durante el período de estudio.

Sin embargo, la incidencia de episodios de diarrea infecciosa durante los primeros años de vida permanece como una de las principales preocupaciones tanto de los padres como de otros cuidadores y profesionales de la salud.

Resumen de la inversión 55 Durante un estudio diseñado primariamente para investigar el efecto sobre el crecimiento, tolerancia, y morbilidad de 3 fórmulas para recién nacidos conteniendo diferentes combinaciones de bacterias probióticas, los presentes inventores descubrieron sorprendentemente que la alimentación con una combinación específica de bacterias probióticas durante los primeros tres a cuatro meses de vida reducía la incidencia de diarrea no solamente durante el periodo en el cual se administraron las bacterias probióticas sino que también durante por lo menos 8 meses 60 después de que la administración de las bacterias probióticas se hubiera interrumpido.

La presente invención como está definida en las reivindicaciones, proporciona por lo tanto el empleo de un probiótico de Lactobacillus rhamnosus y un probiótico de Bifidobacterium longum en la fabricación de un medicamento de composición nutritiva terapéutica para la administración a un recién nacido durante por lo menos los tres primeros 65 meses de vida para la profilaxis a largo plazo de la diarrea.

Debe tenerse en cuenta que la profilaxis a largo plazo de la diarrea durante este importante periodo para el desarrollo de los recién nacidos y niños pequeños pueden tener beneficios a largo plazo para la salud del individuo por encima de la incomodidad y de la inconveniencia asociados a los propios episodios de diarrea.

Descripción detallada de la invención En esta especificación, los siguientes términos tienen los siguientes significados:

"Recién nacido" significa un niño con una edad inferior a los 6 meses.

"Profilaxis a largo plazo de la diarrea" significa una reducción de los episodios de diarrea durante por lo menos ocho meses después de que la administración del probiótico haya finalizado.

"Probiótico" significa preparaciones celulares microbianos o componentes de células microbianas con un efecto beneficioso sobre la salud o bienestar del anfitrión (Salminen S., Ouwehand A., Benno Y. et al., "Probiotics: how should they be defined" ("Probióticos: como deben ser definidos") Trends Food Sci. Technol. 1999: 10 107-10) ;

" Niño pequeño" significa un niño con una edad entre 6 y 36 meses.

Todas las referencias de porcentajes son porcentajes en peso a no ser que se diga otra cosa.

El probiótico Lactobacillus rahmnosus puede ser cualquier especie de Lactobacillus rahmnosus con las características probióticas establecidas. Las especies preferidas incluyen el Lactobacillus rahmnosus ATCC 53103 que puede obtenerse inter alia a partir de las firmas Valio Oy de Finlandia con el nombre registrado de LGG y el

Lactobacillus rahmnosus CGMCC 1. 3724.

El probiótico Bifidobacterium longum es el Bifidobacterium longum ATCC BAA-999 que puede obtenerse de la firma Morinaga Milk Industr y Co. Ltd. de Japón con el nombre registrado de BB536.

Una dosis diaria adecuada de la bacteria probiótica es desde 105 hasta 1011 unidades formadoras de colonias (cfu) , con más preferencia desde 107 hasta 1010 cfu.

Los probióticos Lactobacillus rahmnosus y Bífidobacterium longum se administran al recién nacido durante por lo menos los primeros tres meses de vida, con mayor preferencia durante los primeros cuatro a seis meses de vida del

recién nacido.

La bacteria probiótica puede administrarse directamente al recién nacido o, si la madre lo alimenta con el pecho, por medio de la madre. Si la bacteria probiótica tiene que ser administrada por medio de la madre, puede suministrarse a la madre como un suplemento en forma de comprimidos, cápsulas, pastillas, goma de mascar o un líquido, por 40 ejemplo. El suplemento puede contener además hidrocoloides protectores (como por ejemplo, gomas, proteínas, almidones modificados) , aglutinantes, agentes formadores de película, agentes / materiales encapsuladores, materiales pared/cáscara, compuestos de matriz, revestimientos, emulsionantes,... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. El empleo de un probiótico Lactobacillus rhamnosus y de un probiótico Bifidobacterium longum en la preparación de un medicamento o composición terapéutica nutritiva para la administración a un recién nacido durante por lo menos los primeros tres meses de vida para la profilaxis a largo plazo de la diarrea, en donde el probiótico Bifidobacterium longum es el Bifidobacterium longum ATCC BAA-999.

2. El empleo de la reivindicación 1, en donde el probiótico Lactobacillus rhamnosus es el Lactobacillus rhamnosus ATCC 53103 ó el Lactobacillus rhamnosus CGMCC 1. 3724.

3. El empleo de la reivindicación 1, en donde el medicamento o composición nutritiva terapéutica se administra al recién nacido durante los primeros 4 a 6 meses de vida.

4. El empleo de una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, en donde el probiótico se administra al 15 recién nacido por vía de la alimentación con leche materna.

5. El empleo de una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, en donde la composición nutritiva terapéutica es una fórmula para recién nacidos.

6. El empleo de una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, en donde el medicamento comprende un total entre 105 y 1011 cfu de bacterias probióticas por dosis diaria.

7. El empleo de una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, en donde la composición nutritiva terapéutica comprende un total entre 103 y 1012 cfu de bacterias probióticas por gramo de composición (peso seco)