Herramienta manual para pelar cables de forma continua independientemente de su grosor y/o su longitud.

Herramienta manual para pelar cables de forma continua independientemente de su grosor y/o longitud consta de un cuerpo macizo en forma de paralelepípedo

, mecanizado en cualquier tipo de acero, latón, aluminio, teflón, plástico o cualquier material susceptible de ser mecanizado. Contiene uno o varios taladros abocardados en sus dos extremos y que llamamos guías, para el paso de los cables que se quieran pelar. Dichos taladros tienen dispuestos, perpendicularmente a los mismos, otros con rosca fina en los que se roscarán los tornillos porta-cuchillas. Las cuchillas podrán ser mecanizadas sobre el mismo tornillo porta-cuchillas, soldadas a los tornillos porta-cuchillas o sujetas al mismo tornillo porta-cuchillas por cualquier otro procedimiento.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201300458.

Solicitante: DE LA RIVA GONZÁLEZ, Miguel Ángel.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: DE LA RIVA GONZÁLEZ,Miguel Ángel.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION H — ELECTRICIDAD > PRODUCCION, CONVERSION O DISTRIBUCION DE LA ENERGIA... > INSTALACION DE CABLES O DE LINEAS ELECTRICAS, O DE... > Métodos o aparatos especialmente adaptados para... > H02G1/12 (para retirar el aislamiento o la armadura de los cables, p. ej. de su extremidad (pinzas en general B25B; útiles cortantes en general B26B; conductores o cables aislados con disposiciones para facilitar la retirada del aislamiento H01B 7/38))
google+ twitter facebookPin it
Herramienta manual para pelar cables de forma continua independientemente de su grosor y/o su longitud.

Descripción:

Herramienta manual para pelar cables de forma continua independientemente de su grosor y/o su longitud.

Sector de la técnica

Esta invención tiene su aplicación dentro del aprovechamiento de residuos o restos de cables eléctricos procedentes o resultantes de las instalaciones eléctricas en su primera instalación o en su renovación, ya sea por haber quedado obsoletas o haber resultado dañadas por algún accidente.

Hay que tener en cuenta la ventaja que representa para la conservación del medio ambiente. Esta protección se debe al hecho de evitar la quema de los cables para quitarles las fundas de protección, cosa que se hace antes de poder reciclar el cobre. Los materiales con que están fabricadas las envolturas de protección de estos cables pueden, también, reciclarse en vez de destruirse en un fuego que es en muchos casos contaminante.

Estado de la técnica

La mayoría de los pelacables manuales, que se conocen, se basan en un alicates con una o dos cuchillas. Una vez ajustado el cable entre la cuna soporte o entre las dos cuchillas, mediante la presión ajustada a cada caso concreto, se corta la funda del cable en su sentido longitudinal o transversal, según sea el alicates.

Otros dispositivos incluyen un motor eléctrico que sirve para arrastrar el cable a medida que se va cortando su funda. Estos dispositivos sirven para pelar cables de mayor o menor diámetro o longitud.

Todos estos dispositivos son ajustables dentro del rango para el que hayan sido especificados.

También esta invención, que tiene una idea y un concepto básicos en su fundamento, puede ser aplicada a distintos tamaños y tipos de cables. Esta invención permite además pelar uno o varios cables a la vez ya que puede disponer de varias toberas del mismo o diferente diámetro.

Problema técnico planteado

El problema que se plantea es el de eliminar de manera sencilla, rápida y manualmente, las fundas de protección de los cables para que estos puedan ser reciclados al igual que sus envolturas.

Ventaja técnica que aporta la invención

Es un nuevo pelacables manual, sencillo, muy elemental y básico en su concepto lo que le convierte en una herramienta muy manejable y por tanto muy útil.

Descripción detallada de la invención

Consta esta herramienta de un cuerpo macizo con forma de paralilepípedo de medidas del orden de 10x5x2 centímetros. Una de sus caras contiene uno, dos, tres o más taladros que atraviesan el cuerpo hasta la cara

opuesta. Todos los taladros tienen una entrada abocardada para ayudar a la inserción del cable que ha de ser librado de su envoltura protectora. Los taladros tienen diámetros diferentes en función de los diámetros de los cables a pelar. El número y diámetro de los taladros dependerá de los diámetros de los cables a manejar; así, si se trata de cables de pequeño diámetro se podrán disponer tres, cuatro o más taladros, pero si se trata de cables de un diámetro mayor, será suficiente con uno, dos o tres taladros.

Perpendicularmente a estos taladros se disponen otros taladros, esta vez roscados de forma que en ellos se pueda roscar un tornillo que dispone en el extremo de una cuchilla soldada o sujeta que permitirá cortar la funda del cable. La profundidad del corte en la funda del cable se ajusta girando el tornillo correspondiente de media vuelta en media vuelta. Para que el ajuste sea más preciso, el paso de rosca de los taladros porta-cuchillas se mecanizará en un paso fino.

Lo que definimos como cuerpo del pelacables no tiene porque ser un paralelepípedo, si deberá ajustarse al tamaño y forma de la mano, pero dará igual que sea más o menos redondeado, con hendiduras para que se ajusten los dedos. También puede ser liso, con todos los cantos redondeados para hacer su manejo más cómodo. No tiene porque ajustarse a la forma de cruz que se ha representado en la Fig. 2, puede ser cualquier otra, ya que lo que se considera importante son las ideas básicas de la patente, que son: La disposición de las toberas por donde pasarán los cables para ser pelados y la disposición de las cuchillas perpendiculares sobre las mismas.

Descripción de las Fig.l, Fig.2 y Fig.3

Se intenta en las Fig.l, Fig.2 y Fig.3 representar de forma esquemática las diferentes vistas del prototipo que se ha fabricado y que sirve de modelo para su posible fabricación.

La Fig.2 representa una vista superior del prototipo. Tiene forma de cruz y llamaremos C al cuerpo de la misma. La forma del cuerpo C puede ser cualquiera, siempre que permita la ubicación de los taladros o toberas para el paso de los cables. A estos pasos, que estarán abocardados en su entrada y/o su salida, los llamaremos guías y, aquí, se han representado, con líneas de puntos, solo tres: Gl, G2 y G3. Pero su número puede ser el que interese en cada modelo y su diámetro dependerá del tipo de cable para el que se quiera usar. Las marcas M en el cuerpo C sirven de referencia para alinear las cuchillas. Las cuchillas estarán alineadas cuando coincidan las marcas de referencia con la ranura dispuesta en las cabezas exteriores de los tornillos porta-cuchillas PC y que, a su vez, están alineadas con las cuchillas instaladas en el extremo interior de los tomillos porta-cuchillas. Las cuchillas podrán estar mecanizadas directamente en el mismo material de su tornillo soporte, o soldadas o fijadas de cualquier otro modo.

La Fig.l y la Fig.3 representan las dos vistas laterales del prototipo y muestran los tomillos porta-cuchillas PC. En la Fig.l solo se ha representado, con línea de puntos y a modo de ejemplo, una de las guías. En la Fig.3 pueden

verse los abocardados de las guías, están representados por dos circunferencias concéntricas.

Se aconseja que todas las esquinas sean redondeadas como medida de seguridad y comodidad a la hora de manejar el pelacables.

Todas las dimensiones marcadas con la letra L pueden y deben definirse en el momento de la fabricación ya que dependen del tamaño que se quiera dar al pelacables y del número y disposición de las guías que se quieran instalar.

El cuerpo C podrá fabricarse en cualquier tipo de acero, latón, aluminio, teflón, plástico o cualquier otro material resistente que permita su mecanizado.

Exposición detallada de un modo de realización de la invención.

El prototipo se ajusta a lo descrito en los apartados anteriores, es decir: El cuerpo es de hierro con las esquinas redondeadas, en este caso tiene forma de cruz como se representa en los dibujos, se le han mecanizado tres taladros-guías y abocardado sus dos extremos en una de las caras con forma de cruz, los taladros son de tamaño diferente. Perpendicularmente a las guías y sobre las mismas se han mecanizado los taladros roscados para los tornillos porta-cuchillas. Las tres cuchillas se han mecanizado directamente sobre los tornillos porta-cuchillas.

Aplicación industrial.

Dado el tamaño y forma del pelacables, si fuera necesario o conveniente, para pelar cables excesivamente largos para pelarlos manualmente, se puede fijar el pelacables a una mesa de trabajo, enfrente de un rodillo, motorizado o no, al que se puede fijar la punta del cable pelada y así poder enrollar el cable para un tratamiento posterior más cómodo.


 


Reivindicaciones:

1- Herramienta manual para pelar cables de forma continua independientemente de su grosor y/o longitud caracterizada por constar de un cuerpo macizo en forma de paralilepípedo, mecanizado en cualquier tipo de acero, latón, aluminio, teflón, plástico o cualquier material susceptible de ser mecanizado. Contiene uno o varios taladros abocardados en sus dos extremos y que llamamos guías, para el paso de los cables que se quieran pelar. Dichos taladros tienen dispuestos, perpendicularmente a los mismos, otros con rosca fina en los que se roscarán los tornillos porta-cuchillas. Las cuchillas podrán ser mecanizadas sobre el mismo tomillo porta-cuchillas, soldadas a los tornillos porta-cuchillas o sujetas al mismo tornillo porta-cuchillas por cualquier otro procedimiento.