Composición farmacéutica comprendiendo amlodipino y ácido acetilsalicílico para uso en el tratamiento de hipertensión arterial sistémica.

La presente invención está relacionada con la industria farmacéutica en general y con la industria farmacéutica productora de medicamentos para el control de la hipertensión arterial sistémica yla prevención de eventos vasculares de origen isquémico en particular. Más específicamente se trata de una composición formada poruna sustancia hipotensora calcio antagonista en combinación conun agente antiagregante plaquetario. La composición se caracteriza en que dicha combinación o asociación consiste de una sustanciaseleccionada antagonista de los canales de calcio conocida comoAmlodipino besilato y una gente antiagregante plaquetario conocido como ácido acetilsalicílico; los cuales producen un producto con efecto sinérgico para el tratamiento de la hipertensión arterial sistémica y previene el riesgo de eventos vasculares de origenisquémico

, con menores efectos secundarios.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/MX2006/000069.

Solicitante: PPTM INTERNATIONAL S.à r.l.

Nacionalidad solicitante: Luxemburgo.

Dirección: 2A Nicolas Bove 1253 Luxembourg LUXEMBURGO.

Inventor/es: GARCIA-ARMENTA, MARIA ELENA, SANTOS MURILLO,JOSEFINA, ALVAREZ OCHOA,VICTOR GUILLERMO, GARCÍA ARMENTA,Patricia.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen ingredientes... > A61K31/616 (por ácidos carboxílicos, p. ej. ácido acetilsalicílico)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen ingredientes... > A61K31/4422 (1,4-Dihidropiridinas, p. ej. nifedipino, nicardipino)

PDF original: ES-2525376_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Composición farmacéutica comprendiendo amlodipino y ácido acetilsalicílico para uso en el tratamiento de hipertensión arterial sistémica.

CAMPO DE LA INVENCIÓN

La presente invención está relacionada con la industria farmacéutica en general y con la industria farmacéutica preparadora de medicamentos para el control de Hipertensión Arterial Sistémica y la prevención de eventos vasculares de origen isquémico, en particular.

ANTECEDENTES

Durante los últimos años las complicaciones derivadas de enfermedades al corazón originaron 15.4 por ciento del total de defunciones registradas en el país, y su participación va en aumento pues su prevalencia en este rubro es de 71.1 por cada 1 mil habitantes, por lo que estos males son considerados la primera causa de fallecimiento.

Es particularmente en las últimas dos décadas cuando los decesos originados por padecimientos tales como la insuficiencia coronaria, la cardiopatía isquémica y la enfermedad hipertensiva, entre otras, han mostrado una tendencia ascendente, y tanto es así que su incremento durante ese lapso ha sido de 33.1 por ciento.

La hipertensión arterial sistémica (HAS) es probablemente la enfermedad crónica degenerativa más frecuente tanto en México como en toda Latinoamérica. Su prevalencia fluctúa en un 1 a un 3% de la población adulta y su presencia se eleva con la edad de los pacientes.

En las personas mayores de 6 años la HAS se ha convertido en un factor de riesgo importante para la presencia de enfermedades primordialmente cardiológicas y cerebro vasculares. Frecuentemente los pacientes mayores de 65 años se hallan en riesgo de padecer hipertensión arterial sin saberlo y por lo tanto están expuestos a sus complicaciones.

Durante la Encuesta Nacional de Salud (ENSA) 2 que en todo el país se aplicó a 38 mil 377 personas, cuyas edades oscilaron de 2 a 69 años. Los resultados concluyeron que 15.2 millones de mexicanos padecen hipertensión arterial sistémica (HTAS) y que 61 por ciento de ellos desconoce que tiene la enfermedad. Estas cifras significan que cinco de cada 1 mexicanos mayores de 5 años sufre la enfermedad y aproximadamente 1.5 por ciento de ellos está en riesgo de muerte anualmente por causas directamente relacionadas con dicha hipertensión.

La hipertensión arterial (HTA) podría definirse como un incremento variable de la carga mecánica y neurohumoral sobre el sistema cardiovascular, responsable de diversos procesos degenerativos, agudos y crónicos, que afectan al corazón y a las arterias. Las alteraciones estructurales y funcionales del corazón y del sistema vascular relacionadas con la HTA son las que determinan su importancia sociosanitaria. Existe una pluripotencialidad de mecanismos patogenéticos implicados en la enfermedad cardiovascular del hipertenso, por lo que el tratamiento no sólo debería perseguir la normalización tensional, sino que además debería evitar o limitar la patología cardiovascular asociada a la HTA.

Los pacientes con hipertensión mueren prematuramente, siendo la causa más frecuente la afectación cardiaca, el ictus y la insuficiencia renal.

La mayor parte de estos problemas cardiacos pueden derivar en un infarto agudo al miocardio, el cual en 48 por ciento de los casos tiene como primera señal inminente de alarma la experimentación de un dolor agudo en el pecho denominado angina, provocada por colesterol elevado, hipertensión arterial, diabetes y tabaquismo.

Se calcula que cada año a nivel mundial ocurren más de un millón 5 mil casos de anginas de pecho inestables e infartos al músculo cardiaco.

La angina de pecho es un síndrome clínico episódico debido a isquemia miocárdica transitoria. Los varones constituyen aproximadamente el 7% de todos los pacientes con angina y un porcentaje todavía mayor entre los pacientes de menos de 5 años.

La oxigenación inadecuada inducida por la aterosclerosis coronaria puede dar lugar a alteraciones transitorias de la función mecánica, bioquímica y eléctrica del miocardio. El abrupto desarrollo de la isquemia afecta habitualmente al miocardio del ventrículo izquierdo con fracaso casi instantáneo de la contracción y relajación normales del músculo.

La perfusión relativamente mala del subendocardio produce una isquemia más intensa en esta porción de la pared.

La isquemia de grandes segmentos del ventrículo causa insuficiencia cardiaca transitoria y, si se afectan los músculos papilares, la insuficiencia mitral puede complicar el episodio. Cuando los episodios son transitorios pueden asociarse a angina de pecho: si son prolongados pueden producir necrosis y cicatrización del miocardio con o sin el cuadro clínico de infarto agudo del miocardio.

La aterosclerosis coronaria es un proceso localizado que causa isquemia irregular. Como consecuencia, las alteraciones regionales de la contractilidad del miocardio dan lugar a protusiones o discinesias segmentarias y pueden reducir considerablemente la eficacia de la función de bomba de miocardio.

La angina de pecho estable: se caracteriza por la presencia de dolor claramente relacionado con el esfuerzo y/o frío, de ubicación retroesternal con irradiación a la mandíbula y en forma menos especifica a los brazos. Consideramos estable aquel Angor que no ha modificado su intensidad ni la precocidad en aparecer durante el último mes. Dicho tipo de angina se atribuye a lesiones ateroescleróticas no asociadas a úlceras ni trombos que presagian un infarto inminente. Como se señaló; con la edad, el Angor pierde progresivamente su carácter típico haciéndose menos evidente su relación de aparición con el esfuerzo o en el sitio retroesternal.

La activación plaquetaria juega un rol capital en la génesis de los cuadros coronarios agudos determinados por la ruptura de la placa aterioesclerótica aguda.

La formación del trombo plaquetario desempeña un papel central en la patogenia de los síndromes coronarios agudos (SCA), incluyendo la angina inestable (Al), el infarto del miocardio sin onda Q (IMNQ) y el infarto del miocardio con onda Q y elevación del ST.

En la formación del trombo plaquetario intervienen procesos de adhesión, activación y agregación plaquetaria. Cuando se produce el daño endotelial, comienza la adhesión de las plaquetas circulantes a ligandos de la pared vascular dañada, como el colágeno expuesto, la vitronectina, el factor von Willebrand y la trombina. La adhesión va seguida de la activación plaquetaria, por múltiples mecanismos que involucran a varios agonistas, incluyendo el colágeno, la trombina, el difosfato de adenosina (ADP), el tromboxano A2, la serotonina, la noradrenalina y la adrenalina, muchos de los cuales se encuentran en concentraciones elevadas en el sitio de la lesión vascular. Como consecuencia de la activación, se produce degranulación plaquetaria, con liberación de más ADP, tromboxano A2 y generación de más trombina a partir de la protrombina circulante. Todo lo cual aumenta el grado de activación plaquetaria y recluta mayor número de plaquetas a la escena del trombo.

La activación plaquetaria induce un cambio conformacional en la plaqueta, que conlleva la exposición y la activación de los receptores de la GP llb/llla plaquetarios almacenados en el interior de la plaqueta, hacia su superficie. Una vez activado el receptor llb/llla se une al fibrinógeno que es su ligando primario, las plaquetas se agregan y forman un verdadero trombo.

La conversión del fibrinógeno en fibrina por parte de la trombina, estabilizará finalmente el trombo. La unión del fibrinógeno al receptor llb/llla es el único mediador de la agregación plaquetaria y es independiente de los mecanismos de activación plaquetaria. Por lo tanto, a la unión del fibrinógeno al receptor... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Una composición farmacéutica sinérgica para uso en el tratamiento de la hipertensión arterial sistémica caracterizada por que comprende: amlodipino en una cantidad de 5 mg por unidad de dosificación y ácido acetilsalicílico en una cantidad de 75 mg por unidad de dosificación.