Virus interferente defectuoso.

Un virus ID de la gripe A humana clonado para su uso como medicamento en el que la secuencia de nucleótidos del segmento 1 de ARN del virus ID de la gripe A clonado comprende:

(a) una secuencia seleccionada entre SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2; o (b) una secuencia de ácidos nucleicos de al menos el 99% de identidad con SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/GB2007/001889.

Solicitante: THE UNIVERSITY OF WARWICK.

Nacionalidad solicitante: Reino Unido.

Dirección: University House Kirby Corner Road Coventry CV4 8UW REINO UNIDO.

Inventor/es: DIMMOCK,NIGEL.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > QUIMICA ORGANICA > PEPTIDOS (péptidos que contienen β -anillos lactamas... > C07K14/00 (Péptidos con más de 20 aminoácidos; Gastrinas; Somatostatinas; Melanotropinas; Sus derivados)

PDF original: ES-2527122_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Virus interferente defectuoso 5 CAMPO DE LA INVENCIÓN

La invención se refiere al campo de la virología y a la prevención y/o el tratamiento de infecciones víricas, en particular gripe A, en animales, lo que incluye aves y seres humanos. La invención se refiere también al campo del tratamiento con antivirales. La invención se refiere además a procedimientos para la producción de virus

Interferentes Defectuosos (ID), es decir, "virus ID", para su uso como un agente activo en la prevención y/o el tratamiento de una infección vírica. Un "virus ID" es un virus "interferente defectuoso" definido, normalmente clonado. Un "virus interferente" es normalmente un virus defectuoso que interrumpe el ciclo normal de replicación e infección de un virus no defectuoso. (En la técnica se conocen preparaciones de virus ID de la gripe, pero son genéticamente heterogéneas).

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

La Orthomyxoviridae es una familia de virus de ARN que infecta a los vertebrados. La familia incluye los virus

causantes de la gripe.

La gripe es una infección vírica del sistema respiratorio caracterizada por fiebre, tos y dolores musculares intensos. Existen tres géneros de virus de la gripe, identificados por diferencias antigénicas en su nucleoproteína y su proteína de matriz: Influenzavirus A, Influenzavirus B e Influenzavirus C.

Los virus de la gripe A y B contienen cada uno ocho segmentos de ARN monocatenario (ARNmc). Los virus comprenden proteínas de viriones extemos principales, hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N), de las que existen 16 subtipos H y 9 subtipos N que probablemente forman todas las 144 permutaciones posibles.

El virus de la gripe C contiene siete segmentos de ARNmc, dado que el virus carece de gen de la neuraminidasa 3 separado (véase Lamb, R. y Krug, R. M. (1996) capítulo 45; Orthomyxoviridae: The virus and their replication - Fields Virology, 3.a edición, Raven Publishers, Filadelfia).

El principal agente causante de la gripe humana es el virus de tipo A. El genoma del virus consiste en ocho segmentos de ARN monocatenario de sentido negativo. El ARN codifica 9 proteínas estructurales y 2 proteínas no 35 estructurales. Se sabe que codifican las proteínas del virus de la gripe según se expone a continuación:

Segmento 1 codifica la proteína de la polimerasa PB2 Segmento 2 codifica la proteína de la polimerasa PB1 Segmento 3 codifica la proteína de la polimerasa PA 4 Segmento 4 codifica la proteína de la hemaglutinina (HA).

Segmento 5 codifica la proteína de la neuraminidasa (ND).

Segmento 6 codifica la nucleoproteína (NP).

Segmento 7 codifica dos proteínas de matriz (M1 y M2).

Segmento 8 codifica dos proteínas no estructurales (NS1 y NS2).

Los virus de la gripe humana A y B son responsables de la enfermedad estacional en las personas, pero sólo los virus de la gripe A provocan pandemias mundiales. En los virus humanos se han identificado tres hemaglutininas diferentes, referidas como H1, H2 y H3 y dos neuraminidasas distintas, referidas como N1 y N2. Los virus se clasifican en subtipos según sus proteínas de hemaglutininas y neuraminidasas constituyentes. Por ejemplo, la cepa 5 vírica que provocó la pandemia de gripe "española" de 1918 pertenece al subtipo H1N1. El subtipo H2N2 apareció en 1957 y sustituyó al H1N1; el subtipo H3N2 apareció en 1968 y sustituyó al H2N2. Cada episodio de sustitución se conoce como deriva antigénica, y produce una pandemia ya que toda la población humana carece de inmunidad eficaz contra el nuevo virus. Después de una deriva, las principales proteínas de la superficie vírica H y N experimentan cambios antigénicos continuos y progresivos denominados deriva antigénica. Los virus de esta deriva 55 provocan epidemias anuales de gripe. En la actualidad están circulando conjuntamente los descendientes de la deriva de FI3N2 y H1N1 (que reaparecieron en 1977). El virus de la gripe B no provoca gripe pandémica pero contribuye a las epidemias.

Sin embargo, la mayoría de los virus de la gripe A existen en diversas aves acuáticas, en las que provocan

infecciones subclínicas del tracto digestivo. Por ejemplo, en octubre de 23, una epidemia de gripe en pollos empezó a difundirse a través de varios países a orillas del Pacífico (Vietnam, Tailandia, Japón, China, Corea del Sur, Camboya), y recientemente ha llegado a Europa. Este virus se designa como H5N1. La molécula H5 es común entre los virus de la gripe aviar pero no se han encontrado en virus de la gripe que provocan epidemias humanas. Sin 5 embargo, desde entonces se han producido casos humanos esporádicos de H5N1 (con una tasa de mortalidad alarmantemente alta) y suscitan una importante preocupación.

Los estudios genómicos sugieren que los virus pandémicos humanos procedieron de virus aviares que se adaptaron a los seres humanos (1918), o que interaccionaron genéticamente con un virus humano existente (1957 y 1968). 1 Así, cuando los virus aviares (tales como H5N1 y H7N7) se trasladan desde su hospedador natural a las aves domésticas y en estrecho contacto con seres humanos, existe la preocupación de una posible emergencia de un nuevo virus pandémico. Sin embargo, ninguno de estos virus se transmite actualmente con eficacia de persona a persona. Todos los nuevos virus pandémicos altamente infecciosos provocan una alta morbilidad y mortalidad, con una estimación de 5 millones de muertes en todo el mundo para el virus de 1918 y de 1 a 5 millones para los virus 15 de 1957 y 1968. Aunque una infección gripal provoca una intensa respuesta inmunitaria contra la cepa que la provocó, la velocidad con la que aparecen las cepas por deriva antigénica deja pronto a un individuo previamente infectado susceptible a una nueva infección. Se dispone de vacunas de la gripe comercialmente desde hace muchos años e incluyen vacunas inactivadas y atenuadas. Algunas vacunas contienen partículas de virus inactivados o más comúnmente sólo los componentes H y N purificados. Estas vacunas han mostrado utilidad para reducir la magnitud 2 y la gravedad de las epidemias de gripe. Sin embargo, debido al fenómeno de la deriva antigénica, las cepas de la gripe usadas como base de las vacunas existentes son reevaluadas de un año a otro por la OMS y pueden haber sido cambiadas. Además, cualquier nueva vacuna necesaria para un nuevo virus pandémico necesitaría varios meses antes de que pudiera ponerse a disposición para su administración.

Otras líneas de defensa contra la gripe incluyen los fármacos antivirales. Por ejemplo, la Amantadina y la Rimantadina inhiben la acción de una de las proteínas de matriz necesarias para obtener el ARN vírico en el citosol. Estos fármacos son eficaces frente a todos los virus de la gripe de tipo A (pero no frente a los virus de tipo B) si bien se ha observado una rápida evolución de resistencia a los fármacos.

Alternativamente, el Zanamivir (Relenza®) y el Oseltamivir (Tamiflu®) bloquean la neuraminidasa y así actúan para inhibir la liberación de viriones en la progenie de las células infectadas y la extensión de la infección. Sin embargo, la eficacia de estas terapias resulta un tanto limitada. El tratamiento debe iniciarse inmediatamente después de la infección, se suministra dos veces al día, y tiene sólo capacidad para acortar la duración de los síntomas a entre uno y tres días. Se están encontrando virus resistentes al Tamiflu en pacientes con gripe.

Es inevitable otra pandemia de la gripe, y se espera que produzca una extensa morbilidad y más de un millón de muertes en todo el mundo, a pesar de los desarrollos en vacunología y fármacos antivirales. Es necesario tomar urgentemente nuevas medidas para combatir la gripe.

Los virus ID tienen una larga historia. Fueron descubiertos... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un virus ID de la gripe A humana clonado para su uso como medicamento en el que la secuencia de nucleótidos del segmento 1 de ARN del virus ID de la gripe A clonado comprende: (a) una secuencia seleccionada entre SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2; o (b) una secuencia de ácidos nucleicos de al menos el 99% de identidad con SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2.

2. El virus de acuerdo con la reivindicación 1, para su uso en el tratamiento de una infección vírica.

3. El virus de acuerdo con la reivindicación 1 ó 2, para su uso en el tratamiento de una infección vírica caracterizado por que la infección es causada por un virus de la gripe A del mismo subtipo o de un subtipo diferente.

4. El virus de acuerdo con la reivindicación 1 ó 2, para su uso en el tratamiento de una infección vírica caracterizado por que la infección es causada por una cepa virulenta del virus de la gripe A.

5. El virus de acuerdo con las reivindicaciones 3 ó 4 para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que dicho virus es administrado a un individuo antes o lo antes posible después del contacto con un virus de la gripe A o en cuanto se sospeche una infección gripal vírica.

6. El virus de acuerdo con la reivindicación 5, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el medicamento es administrado en un plazo de 24 horas después del contacto con un virus de la gripe A o cuando se sospecha una infección gripal vírica.

7. El virus de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones precedentes, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el individuo es un animal o un ser humano.

8. El virus de acuerdo con la reivindicación 7, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el animal es seleccionado entre un cerdo, un caballo, un perro, un gato o un ave.

9. El virus de acuerdo con la reivindicación 8, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el individuo es una especie aviar seleccionada entre patos, gansos, pavos o gallinas.

1. El virus de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones precedentes, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el medicamento es para su administración por vía mucosa.

11. El virus de acuerdo con la reivindicación 1, para su uso en el tratamiento de una infección por un virus de la gripe A caracterizado por que el medicamento es para su administración por vía intranasal.

12. Una composición farmacéutica que comprende un virus ID de la gripe A humana clonado en el que la secuencia de nucleótidos de segmento 1 de ARN del virus de la gripe A clonado comprende: (a) una secuencia seleccionada entre SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2; o (b) una secuencia de ácidos nucleicos de al menos el 99% de identidad con SEQ ID NO: 1 o SEQ ID NO: 2; en el que además dicho virus ID de la gripe A humana clonado es eficaz en el tratamiento de una infección vírica.