Uso de isomaltulosa en productos alimenticios de efecto regenerativo.

Uso de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa para preparar alimentos funcionales destinados a mejorar la regeneración de individuos sometidos a un esfuerzo corporal

, de manera que la regeneración mejorada viene indicada por un cociente respiratorio tras el esfuerzo que, en comparación con el cociente respiratorio del mismo individuo inmediatamente antes realizar el esfuerzo corporal, es de igual magnitud o menor y este alimento está especificado y es adecuado para ser consumido una vez terminado el esfuerzo corporal.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2007/006079.

Solicitante: SUDZUCKER AKTIENGESELLSCHAFT MANNHEIM/OCHSENFURT.

Nacionalidad solicitante: Alemania.

Dirección: MAXIMILIANSTRASSE 10 68165 MANNHEIM ALEMANIA.

Inventor/es: KOZIANOWSKI, GUNHILD, DR., KOWALCZYK, JORG, BERG, ALOYS, DR., König,Daniel, THEIS,STEPHAN.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Alimentos o productos alimenticios; Su preparación... > A23L1/236 (Edulcorantes artificiales)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Alimentos o productos alimenticios; Su preparación... > A23L1/30 (que contienen aditivos (A23L 1/308 tiene prioridad))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Alimentos o productos alimenticios; Su preparación... > A23L1/29 (Modificación de la cualidad nutritiva de los alimentos; Productos dietéticos (A23L 1/09  tiene prioridad; sustitutos dietéticos de la sal A23L 1/22))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > CAFE; TE; SUCEDANEOS DEL CAFE O DEL TE; SU FABRICACION,... > A23F3/00 (Té; Sucedáneos del té; Sus preparaciones)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Bebidas no alcohólicas; Composiciones secas o concentrados... > A23L2/60 (Edulcorantes)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > PRODUCTOS LáCTEOS, p. ej. LECHE, MANTEQUILLA, QUESO;... > Preparados a base de leche; Leche en polvo o preparados... > A23C9/152 (que contienen aditivos (preparados a base de leche fermentada que contienen aditivos A23C 9/13))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Alimentos o productos alimenticios; Su preparación... > A23L1/307 (Disminución del valor nutritivo; Productos dietéticos con valor nutritivo reducido)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > CAFE; TE; SUCEDANEOS DEL CAFE O DEL TE; SU FABRICACION,... > A23F5/00 (Café; Sucedáneos del café; Sus preparaciones)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > ALIMENTOS, PRODUCTOS ALIMENTICIOS O BEBIDAS NO ALCOHOLICAS... > Bebidas no alcohólicas; Composiciones secas o concentrados... > A23L2/385 (Concentrados de bebidas no alcohólicas)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > ALIMENTOS O PRODUCTOS ALIMENTICIOS; SU TRATAMIENTO,... > CACAO; PRODUCTOS A BASE DE CACAO, p. ej. CHOCOLATE;... > Cacao; Productos a base de cacao, p. ej. chocolate;... > A23G1/40 (caracterizados por los hidratos de carbono utilizados, p. ej. polisacáridos (que contienen productos lácteos A23G 1/46))

PDF original: ES-2530717_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Uso de ¡somaltulosa en productos alimenticios de efecto regenerativo

La presente invención se refiere a nuevas aplicaciones de la ¡somaltulosa y de mezclas que la contienen.

Según las recomendaciones actuales de nutrición, al menos el 5% del suministro diario de energía debe ser proporcionado en forma de hidratos de carbono. Para ello se recomiendan particularmente hidratos de carbono hipoglucémicos, porque permiten evitar el incremento de glucosa en la sangre y las reacciones de insulina. Los músculos, el cerebro y los nervios pueden funcionar igualmente bien con hidratos de carbono y en particular con glucosa. Los eritrocitos de la sangre, la médula renal y el sistema nervioso dependen obligadamente de la glucosa como fuente de energía. La falta de hidratos de carbono en el metabolismo por una baja ingesta de los mismos produce hipoglucemia, menor tolerancia a la glucosa, cetosis y trastornos del balance material de agua y minerales. El mantenimiento del nivel de glucosa en la sangre es importante como fuente de energía, sobre todo para su aporte continuo a las células cerebrales y nerviosas, así como a las células sanguíneas. El inconveniente es la capacidad relativamente limitada de almacenamiento de hidratos de carbono en el organismo. Los hidratos de carbono se almacenan en el hígado y en la musculatura en forma de glucógeno.

En caso de prolongados esfuerzos corporales o deportivos también se agota la reserva de glucógeno. Cuanto mayor es la intensidad del esfuerzo mayor es la proporción de hidratos de carbono en el aporte energético y más se agotan las reservas de glucógeno. Esto altera la homeostasis de la glucosa en sangre, afecta también a la capacidad de concentración y coordinación y produce agotamiento. Por consiguiente es un objetivo de nutrición prioritario procurar mantener una reserva óptima de glucógeno mediante una alimentación rica en hidratos de carbono y disponer de la mayor cantidad posible de ellos como fuente de energía proporcionada mediante su consumo en cantidad suficiente, incluso durante la actividad corporal y también en actividades de larga duración y esfuerzos deportivos.

En este sentido un alto nivel de oxidación de grasas es ventajoso para el aporte de energía durante las actividades corporales, ya que protege las reservas de glucógeno, p.ej. para las fases de esfuerzo posteriores o el sprint final. Es sabido en general que el nivel de oxidación de las grasas se puede incrementar por entrenamiento con una cierta intensidad del esfuerzo. Cuanto mejor está entrenado un sujeto mayor es la oxidación de las grasas. Por lo tanto el objetivo del entrenamiento corporal es sobre todo, entre otros, la optimización y el ajuste de la combustión de las grasas. El éxito de un entrenamiento se refleja por consiguiente en una mayor oxidación de grasas.

Una elevada combustión de grasas también es ventajosa para controlar el peso y para la prevención y terapia del sobrepeso y de enfermedades secundarias o concomitantes como diabetes, alteración de la tolerancia a la glucosa, alteraciones del metabolismo de las grasas, arterieesclerosis, síndrome metabólico, afecciones hepáticas y otras enfermedades metabólicas. Es sabido que una baja combustión de grasas produce un balance de grasa positivo y un exceso de energía metabólica y la aparición de sobrepeso o contrarresta el control del peso y el adelgazamiento. Por lo tanto las estrategias de prevención y tratamiento del sobrepeso y sus enfermedades secundarias pretenden aumentar la combustión y la oxidación de las grasas y conseguir un balance negativo de grasa y energía. Por otra parte es sabido que el consumo de hidratos de carbono disminuye la oxidación de las grasas, favorece la oxidación de los hidratos de carbono y eleva el cociente respiratorio. El cociente respiratorio (CR) refleja la relación C2/2 en el aire respirado y es una medida de qué nutrientes se queman. La combustión pura de hidratos de carbono da un cociente respiratorio de 1, mientras que la combustión pura de grasas da un cociente respiratorio de ,7. Este efecto desventajoso, es decir la limitación de la oxidación de las grasas, se mantiene durante muchas horas después del consumo de hidratos de carbono. También es sabido que luego la oxidación de las grasas sigue siendo reducida a pesar de hacer deporte o ejercicio corporal (Achten & Jeukendrup, 23). Así, en un caso de consumo de hidratos de carbono antes de la actividad corporal la oxidación de las grasas disminuyó aprox. un 3% durante un periodo de 8 h (Schnelter y otros, 1995). Asimismo se sabe que al consumir hidratos de carbono haciendo ejercicio deportivo- corporal los ácidos grasos libres (AGL) disminuyen más rápidamente que si no se consumen hidratos de carbono. Por lo tanto la oxidación de las grasas es contrarrestada por los hidratos de carbono, porque tiene lugar con mayor rapidez un cabio de oxidación a acumulación de grasas. Esta reducción de la lipolisis y de la oxidación de las grasas tras el consumo de hidratos de carbono - que incluso se mantiene una vez terminado el esfuerzo - contribuye a un exceso de energía y favorece el almacenamiento de las grasas.

Comparando fuentes de hidratos de carbono de distinto efecto sobre los niveles de glucosa en sangre y de insulina, los hidratos de carbono poco glucémicos suelen ser ventajosos, pues estos no disminuirían tanto la oxidación de las grasas como los más glucémicos. Por otra parte se sabe que, tanto después de consumir alimentos con elevado IG (índice glucémico) como alimentos con bajo IG, disminuye la oxidación de las grasas y que ésta es menor que si no se consumen hidratos de carbono en absoluto (Brand-Miller y otros, 22). También es sabido que la fructosa, un hidrato de carbono con bajo IG y bajo efecto de insulina, produce incluso una mayor disminución de la oxidación de las grasas que la glucosa (Tlttelbach y otros, 2). Por tanto un consumo de hidratos de carbono reduce en general la oxidación de las grasas.

Por último es sabido que las alteraciones producidas en el cociente respiratorio de un individuo durante la actividad corporal se compensan al final del esfuerzo. Así se vio que a un cociente respiratorio más alto durante un esfuerzo

muy intenso le seguía un cociente respiratorio más bajo en la fase posterior al esfuerzo, mientras que el cociente respiratorio durante un esfuerzo de baja intensidad era menor y tras el esfuerzo era mayor (Saris y otros, 24). Dionne y otros (1999) vieron que al consumir una bebida con contenido de hidratos de carbono inmediatamente después de la actividad corporal no disminuía el CR por un efecto de compensación. Se sabe en concreto que el consumo de hidratos de carbono muy glucémicos y poco glucémicos inmediatamente después del esfuerzo corporal produce una mayor oxidación de hidratos de carbono y por consiguiente un CR más elevado en comparación con la oxidación al comienzo del esfuerzo (Tittelbach y otros, 2). De Burke y otros (1998) también se sabe que el nivel glucémico de una primera comida - descrito por comparación de una comida de elevado índice glucémico con una comida de bajo índice glucémico - tras el consumo de más hidratos de carbono en un momento posterior, es decir después de tomar una segunda comida, no tiene ninguna importancia para el cociente respiratorio que resulta luego, ya que en ambos casos se obtuvo un cociente respiratorio idéntico.

Sin embargo en muchos casos es deseable incluso que el alimento tomado tras un esfuerzo corporal no produzca un CR elevado, sobre todo en comparación con el CR anterior al esfuerzo, sino que una vez terminado el esfuerzo corporal más bien haya un cociente respiratorio especialmente bajo, incluso si se toman alimentos con contenido de hidratos de carbono tras el final del esfuerzo. Sobre todo sería deseable... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Uso de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa para preparar alimentos funcionales destinados a mejorar la regeneración de individuos sometidos a un esfuerzo corporal, de manera que la regeneración mejorada viene indicada por un cociente respiratorio tras el esfuerzo que, en comparación con el cociente respiratorio del mismo individuo inmediatamente antes realizar el esfuerzo corporal, es de igual magnitud o menor y este alimento está especificado y es adecuado para ser consumido una vez terminado el esfuerzo corporal.

2. Uso según la reivindicación 1, de manera que la regeneración mejorada viene indicada por un cociente respiratorio que con el empleo de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa es menor en comparación con el uso de otros hidratos de carbono en alimentos, por lo demás idénticos, para el mismo individuo.

3. Uso según la reivindicación 2, en que los otros hidratos de carbono son de tipo altamente glucémico.

4. Uso según la reivindicación 1, de manera que la regeneración mejorada viene indicada por un cociente

respiratorio que con el empleo de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa es menor que con el uso de hidratos de carbono en alimentos, por lo demás idénticos, para el mismo individuo.

5. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, de modo que el cociente respiratorio correspondiente a la

regeneración mejorada se obtiene entre y 24 horas, sobre todo entre y 4 horas después del esfuerzo corporal.

6. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el cociente respiratorio existente inmediatamente antes del esfuerzo corporal es el observado entre 6 y minutos antes del esfuerzo corporal.

7. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el esfuerzo corporal corresponde a un consumo de energía comprendido entre ,2 y ,5 kcal/kg de peso corporal/min.

8. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el individuo es una persona.

9. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el alimento es una bebida o un producto alimenticio

semisólido o sólido.

1. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el alimento es un refresco, una bebida de zumo de fruta, una solución nutritiva enteral, una bebida hipotónica, una bebida isotónica, una bebida hipertónica, una bebida energética, una bebida de té, una bebida de café, una bebida deportiva, una bebida de cacao, una bebida láctea o una bebida instantánea en polvo.

11. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el alimento es una barrita energética, un producto de muesli, un producto lácteo, un estimulante o bollería

12. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, de tal modo que la concentración de isomaltulosa en el alimento es del 1% hasta el 99% en peso (respecto a sustancia seca).

13. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, de tal manera que los alimentos son apropiados y están especificados en forma de una primera comida que se consume en dos tomas temporalmente separadas después de terminar el esfuerzo corporal y la mejor regeneración viene indicada por un cociente respiratorio tras el esfuerzo y el consumo de ambas comidas que es básicamente de igual magnitud o inferior respecto al cociente respiratorio del mismo individuo inmediatamente antes del esfuerzo corporal, siendo al menos el primer alimento específico y adecuado para consumir una vez terminado el esfuerzo corporal.

14. Uso según la reivindicación 13, en que la segunda comida contiene isomaltulosa.

15. Uso según la reivindicación 13, en que la segunda comida está libre de isomaltulosa.

16. Uso según una de las reivindicaciones anteriores, en que el alimento es adecuado para la nutrición especial de deportistas, personas con sobrepeso, obesos, diabéticos o personas mayores.

17. Uso de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa en la preparación de alimentos funcionales para conseguir un efecto de segunda comida, caracterizado porque después de un esfuerzo seguido de una segunda ingesta de alimento el cociente respiratorio resultante es bastante inferior o al menos igual al cociente respiratorio del mismo individuo inmediatamente antes de una primera ingesta de alimento y un esfuerzo corporal.

18. Uso de isomaltulosa o de mezclas de isomaltulosa una de las reivindicaciones 1 a 16, de manera que las mezclas contienen hidratos de carbono y/o edulcorantes intensivos además de isomaltulosa.