Uso de DPPIV/Seprasa como un marcador para el cáncer.

Un método para la evaluación de un cáncer in vitro que comprende medir en una muestra de suero o de plasma la concentración de

a) un complejo soluble de dipeptidil peptidasa IV/proteína Seprasa

(≥ DPPIV/Seprasa),

b) opcionalmente, uno o más marcadores distintos de cáncer, y

c) el uso del resultado de la medición de la etapa (a) y opcionalmente de la etapa (b) en la evaluación de un cáncer, en el que una disminución de la concentración de DPPIV/Seprasa es indicativa de cáncer.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2010/002544.

Solicitante: F. HOFFMANN-LA ROCHE AG.

Inventor/es: KARL, JOHANN, ROLLINGER, WOLFGANG, SWIATEK-DE LANGE,MAGDALENA.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION G — FISICA > METROLOGIA; ENSAYOS > INVESTIGACION O ANALISIS DE MATERIALES POR DETERMINACION... > Investigación o análisis de materiales por métodos... > G01N33/574 (para el cáncer)

PDF original: ES-2533428_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Uso de DPPIV/Seprasa como un marcador para el cáncer

La presente invención se refiere a un método para ayudar a evaluar el cáncer. La invención desvela el uso del complejo soluble DPPIV/proteína Seprasa (=DPPIV/Seprasa) como un marcador universal de diferentes tipos de cáncer. La medición de DPPIV/Seprasa puede usarse, por ejemplo, en la detección o diagnóstico precoz del cáncer o en la supervisión de pacientes que se someten a cirugía.

El cáncer sigue siendo el desafío principal de la salud pública a pesar de los progresos en cuanto en su detección y terapia. Las células cancerosas se caracterizan por la producción de proteínas marcadoras asociadas al cáncer. Las proteínas asociadas con el cáncer se encuentran en los tejidos y en los fluidos corporales de un individuo que portador de células cancerosas. Sus niveles son normalmente bajos en fases iniciales del progreso carcinogénico y aumentan durante la progresión de la enfermedad y solamente en casos excepcionales se observa una disminución del nivel de proteínas en el transcurso de la progresión de la enfermedad. La detección sensible de estas proteínas es una estrategia ventajosa y prometedora para el diagnóstico del cáncer, en particular en un diagnóstico de cáncer en fase inicial. Los tipos de cáncer más frecuentes son el cáncer de mama (CM), el cáncer de pulmón (CP) y el cáncer colorrectal (CCR).

Las estrategias terapéuticas más importantes para los tumores sólidos son:

a) resección quirúrgica del tumor,

b) quimioterapia,

c) radioterapia,

d) tratamiento con agentes biológicos, como anticuerpos anti-tumorales o anticuerpos anti-angiogénicos y

e) una combinación de los métodos anteriores.

La resección quirúrgica de los tumores se acepta generalmente como un tratamiento de primera línea para tumores sólidos en fase inicial. Sin embargo, la mayoría de los cánceres se detectan únicamente cuando se vuelven sintomáticos, es decir, cuando los pacientes ya están en una fase más bien avanzada de progresión de la enfermedad.

La estadificación del cáncer es la clasificación de la enfermedad en cuanto a su grado, progresión y gravedad. Agrupa a pacientes con cáncer de manera que puedan realizarse generalizaciones sobre el pronóstico y la elección de la terapia.

Las diferentes fases del CM o CCR usadas se clasifican de acuerdo con las fases A a D de Duke. Actualmente, el sistema TNM es la clasificación más ampliamente usada del grado anatómico del cáncer. Representa un sistema de estadificación uniforme, aceptado a nivel internacional. Existen tres variables clásicas: T (el alcance del tumor primario), N (el estado de los nodulos linfáticos regionales) y M (la presencia o ausencia de metástasis distantes). Los criterios TNM se publican en la UICC (Unión Internacional Contra el Cáncer), Sobin, L.H., Wittekind, Ch. (eds): TNM Classification of Malignant Tumours, sexta edición, 22). Una vez que se determina el estado TNM los pacientes se agrupan en fases de la enfermedad que se identifican por números romanos que varían de I a IV, siendo IV la fase más avanzada de la enfermedad. La estadificación TNM y las fases de la enfermedad de la UICC se corresponden entre sí como se muestra en la siguiente Tabla, extraída de Sobin L.H. y Wittekind (eds.), anteriormente citado.

Interrelación de la estadificación TNM v fases de la enfermedad de la UICC

Fase de la enfermedad de la UICC

Estadificación T

Estadificación N

Estadificación M

Fase

T¡s

NO

M

Fase I

T1, T2

NO

M

Fase NA

T3

NO

M

Fase IIB

T4

NO

M

Fase NIA

T1, T2

N1

M

Fase 111B

T3, T4

N1

M

Fase NIC

Cualquier T

N2

M

Estadio IV

Cualquier T

Cualquier N

M1

Lo que es especialmente importante es que el diagnóstico precoz del cáncer, por ejemplo, CM o CCR, se traduce en un pronóstico mucho mejor. En el CCR, los tumores malignos colorrectales surgen de tumores benignos, es decir, de adenoma. Por lo tanto, los pacientes diagnosticados en la fase de adenoma tienen mejor pronóstico. SI los pacientes diagnosticados tan pronto como en la fase Tls, NO, M o T1-3; NO; M, se tratan adecuadamente, tienen una probabilidad de supervivencia de 5 años mayor del 9 % después del diagnóstico, en comparación con un índice de supervivencia de 5 años de solo el 1 % en pacientes diagnosticados cuando la metástasis distante está ya presente.

Los métodos de detección actuales que incluyen métodos de diagnóstico por Imágenes, tales como rayos X o Imágenes por resonancia magnética nuclear en teoría serían al menos parcialmente apropiados para su uso como una herramienta de exploración general. Sin embargo, son muy costosos y no permisibles para los sistemas sanitarios para un uso amplio y general en exploraciones masivas de gran cantidad de personas, particularmente de personas sin ningún síntoma tumoral.

Por tanto, es un objeto de la presente invención proporcionar un procedimiento sencillo y rentable para evaluar tumores, por ejemplo, para identificar individuos que se sospecha que tienen cáncer. Para esta finalidad, sería deseable un marcador tumoral general que fuese detectable en fluidos corporales, por ejemplo, sangre, suero o plasma, o un panel de dichos marcadores.

En el uso clínico, ya se dispone de diversos marcadores tumorales en suero. Por ejemplo, el fragmento soluble de 3 kDa de la cltoqueratina 19 (Cyfra 21-1), el antígeno carclnoembrlonarlo (ACE), la enolasa específica neuronal (EEN) y el antígeno del carcinoma de células escamosas (CCE) son los marcadores más destacados del CP. Sin embargo, ninguno de estos cumple con los criterios de sensibilidad y especificidad necesarios para una herramienta de exploración (Thomas, L., Labor und Diagnose, TH Books Verlagsgesellschaft, Frankfurt/ Main, Alemania (2)).

Para ser de utilidad clínica, un nuevo marcador diagnóstico debe ser comparable, o mejor, como un solo marcador, con otros marcadores conocidos en la técnica. O, un nuevo marcador debe conducir a un avance en cuanto a la sensibilidad y/o especificidad diagnóstica, si se usa solo o en combinación con uno o más marcadores distintos, respectivamente. La sensibilidad y/o especificidad diagnóstica de un ensayo se evalúa mejor por sus características de los datos recibidos, que se describirán con detalle más adelante.

La sangre entera, el suero o el plasma son las fuentes de muestra más generalmente usadas en la rutina clínica. La Identificación de un marcador tumoral precoz que podría ayudar en la detección fiable del cáncer o proporcionar una información de pronóstico precoz podría conducir a un método que ayudaría enormemente en el diagnóstico y en el tratamiento de esa enfermedad. Por lo tanto, existe una necesidad clínica urgente para mejorar la evaluación in vitro del cáncer y, en particular, del CP o del CCR. Es especialmente importante mejorar el diagnóstico precoz del cáncer, por ejemplo, del CP o del CCR, ya que los pacientes diagnosticados precozmente tienen probabilidades de supervivencia mucho más... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un método para la evaluación de un cáncer/'n vitro que comprende medir en una muestra de suero o de plasma la concentración de

a) un complejo soluble de dipeptidil peptldasa IV/protefna Seprasa (= DPPIV/Seprasa),

b) opcionalmente, uno o más marcadores distintos de cáncer, y

c) el uso del resultado de la medición de la etapa (a) y opcionalmente de la etapa (b) en la evaluación de un cáncer, en el que una disminución de la concentración de DPPIV/Seprasa es indicativa de cáncer.

2. El método de acuerdo con la reivindicación 1, en el que dicho método es un inmunoensayo sándwich.

3. El método de acuerdo con la reivindicación 2, caracterizado adicionalmente por que se usa un primer agente de unión específico que se une a la dipeptidil peptidasa IV soluble (= DPPIV soluble) como parte de DPPIV/Seprasa y un segundo agente de unión específico que se une a la proteína Seprasa soluble (= Seprasa) como parte de DPPIV/Seprasa, respectivamente.

4. El método de acuerdo con la reivindicación 1 o 2, caracterizado adicionalmente por que se usa un agente de unión específico que se une al complejo DPPIV/Seprasa pero no a la DPPIV soluble o a la Seprasa soluble, respectivamente.

5. El método de acuerdo con las reivindicaciones 2 a 4, caracterizado adicionalmente por que como agente de unión de captura se usa o un primer agente de unión específico o un segundo agente de unión específico y dicho segundo agente de unión específico o dicho primer agente de unión específico se usa como agente de unión de detección, respectivamente.

6. El método de acuerdo con las reivindicaciones 1 a 5, caracterizado adicionalmente por que el método es para evaluar cánceres tales como como cáncer de pulmón, colon, cabeza y cuello, páncreas, esófago, estómago, conducto biliar, riñón, cuello uterino, ovario, mama, vejiga urinaria, endometrio y próstata.

7. El método de acuerdo con una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 6, caracterizado adicionalmente por que dicho uno o más marcadores distintos de la etapa (b) se selecciona del grupo constituido por Cyfra 21-1, ACE, FERR, OPN, autoanticuerpos anti-p53, Seprasa, NNMT, PSE3, S1A12, CYBP, ASC, EEN, CA19-9 y CA125.

8. El uso de DPPIV/Seprasa en la evaluación de un cáncer, en el que una disminución de la concentración de DPPIV/Seprasa es indicativa de cáncer y en el que la DPPIV/Seprasa se detecta en una muestra de suero o de plasma.

9. El uso de acuerdo con la reivindicación 8 en la evaluación de un cáncer seleccionado del grupo que consiste en cáncer de pulmón, colon, cabeza y cuello, páncreas, esófago, estómago, conducto biliar, riñón, cuello uterino, ovario, mama, vejiga urinaria, endometrio y próstata.

1. El uso de un panel de marcadores que comprende la DPPIV/Seprasa y opcionalmente uno o más marcadores distintos para cáncer en la evaluación de un cáncer, en el que una disminución de la concentración de DPPIV/Seprasa es indicativa de cáncer y en el que la DPPIV/Seprasa se detecta en una muestra de suero o de plasma.

11. El uso de un panel de marcadores de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado adicionalmente por que opcionalmente uno o más marcadores distintos se seleccionan del grupo constituido por Cyfra 21-1, ACE, FERR, OPN, autoanticuerpos anti-p53, Seprasa, NNMT, PSE3, S1A12, CYBP, ASC, EEN, CA19-9 y CA125.

12. El uso del panel de marcadores de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones 1 y 11, en la evaluación de cáncer de pulmón, colon, cabeza y cuello, páncreas, esófago, estómago, conducto biliar, riñón, cuello uterino, ovario, mama, vejiga urinaria, endometrio y próstata.