Uso cosmético de Lactobacillus paracasei para el tratamiento de la piel grasa.

Uso cosmético no terapéutico por vía oral de una cantidad eficaz de al menos un agente activo para tratar y/o prevenir la piel grasa o los trastornos asociados con una piel grasa

, elegidos entre un defecto de descamación, una tez brillante o una piel de grano gordo, caracterizado por el hecho de que dicho agente activo es un microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/IB2009/053204.

Solicitante: L'OREAL.

Nacionalidad solicitante: Francia.

Dirección: 14, RUE ROYALE 75008 PARIS FRANCIA.

Inventor/es: CASTIEL, ISABELLE, GUENICHE, AUDREY.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > USO ESPECIFICO DE COSMETICOS O DE PREPARACIONES SIMILARES... > A61Q19/00 (Preparaciones para el cuidado de la piel)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Cosméticos o preparaciones similares para el aseo > A61K8/99 (a partir de microorganismos)

PDF original: ES-2524367_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Uso cosmético de Lactobacillus paracasei para el tratamiento de la piel grasa [0001] La presente invención se refiere al campo de los productos cosméticos y/o dermatológicos para su uso en el cuidado de la piel grasa.

En particular, la presente invención pretende proponer el uso de un agente activo nuevo para tratar y/o prevenir trastornos asociados con la piel grasa, en particular por una acción en la que la secreción de sebo se reduce.

El sebo constituye normalmente un agente hidratante para la epidermis.

Es el producto natural de la glándula sebácea que constituye un anexo de la unidad pilosebácea. Es esencialmente una mezcla más o menos compleja de lípidos. De forma convencional, la glándula sebácea produce escualeno, triglicéridos, ceras alifáticas, ceras de colesterol y posiblemente colesterol libre (Stewart, M. E., Semi Dermatol 11, 100- 105 (1992) ) . La acción de las lipasas bacterianas convierte una parte variable de los triglicéridos formada para dar ácidos grasos libres.

El sebocito constituye la célula competente de la glándula sebácea. La producción de sebo está asociada con un programa de diferenciación terminal de esta célula. Durante esta diferenciación, la actividad metabólica del sebocito se focaliza esencialmente en la biosíntesis de lípidos (lipogénesis) y más específicamente en la neosíntesis de ácidos grasos.

La piel grasa hiposeborreica está caracterizada por una secreción y una excreción exagerada de sebo. De forma convencional, un nivel de sebo mayor de 200 μg/cm2 medido en la frente se considera característico de la piel grasa.

Dicha piel está también asociada frecuentemente a un defecto de descamación, una tez brillante y un grano de piel grueso, manifestaciones que se consideran imperfecciones de la piel o trastornos estéticos.

Además de su apariencia antiestética, constituye un territorio en el que se pueden producir complicaciones. Afecta a las áreas en las que hay muchas glándulas sebáceas y es el resultado principalmente de una sobre estimulación androgénica de producción sebácea por estas glándulas específicas. Así, la hiperseborrea contribuye a la aparición de lesiones de acné (acne vulgaris) .

El acné es una enfermedad multifactorial que afecta a la piel rica en glándulas sebáceas (cara, área de los hombros, brazos y áreas intertriginosas) . Es la forma más común de dermatosis.

En su forma más suave, esta dermatosis afecta a casi todos los seres humanos. Su frecuencia está en su punto máximo durante la pubertad, pero se puede manifestar por primera vez de los 7 a los 9 años de edad y hasta edades por encima de los 40 años. Por otra parte, afecta tanto a hombres como a mujeres.

Entre sus formas más comunes, se debe mencionar el acné comedoniano, comúnmente conocido como acné juvenil, acné papulopustular y/o nodular, acné conglobata y acné "exógeno", que aparece como reacción a factores externos inflamatorios.

Más específicamente, el acné es una enfermedad del folículo de la glándula sebácea. Los siguientes cinco factores patógenos desempeñan un papel determinante en la formación del acné:

- predisposición genética,

- sobreproducción de sebo (seborrea) ,

- andrógenos,

- trastornos de queratinización folicular (comedogénesis) , y

- colonización bacteriana y factores inflamatorios.

De hecho, se observa en las partes más profundas de la zona infundibular del folículo capilar, la formación de una cantidad mayor de lo normal de queratinocitos. Estas células se diferencian para dar células córneas que gradualmente obstruyen el lumen del canal folicular. El proceso fisiológico de descamación continua del acroinfundíbulo hacia la superficie se perturba por la adhesión aumentada de las células córneas producidas. Un tapón hiperqueratótico forma, constituyendo el comedón, la lesión inicial de acné. Finalmente, los tres microorganismos locales predominantes, Staphyloccus epidemraidis, Malassezia furfur y Propionibacterium acnes encuentran un entorno nutritivo ideal en el folículo sebáceo. La alteración del entorno y la mejora de las condiciones de crecimiento para la microflora lleva a un aumento de productos proinflamatorios tales como las lipasas, proteasas e interleuquinas. Se acepta que las lipasas

producidas disocian los triglicéridos para dar ácidos grasos libres que, actuando como irritantes para el epitelio folicular, posteriormente estimulan la hiperproliferación. Los granulocitos son atraídos, intensificando así el proceso inflamatorio, y dichos granulocitos migran al lumen del folículo, donde finalmente contribuyen a la ruptura enzimática de la pared del folículo.

Las manifestaciones clínicas observadas, conocidas como manifestaciones retencionales, pueden ser del tipo comedón abierto o cerrado (microquiste, microcomedón, espinilla) . Las lesiones inflamatorias derivadas de las lesiones retencionales pueden ser del tipo pápula o pústula, con nódulos endurecidos, abscesos, fístulas, cicatrices.

Así, los individuos acnéicos y propensos al acné la mayoría de las veces tienen la piel grasa, piel con tendencia grasa o piel mixta. Su piel suele ser casi siempre brillante, con numerosas imperfecciones entre otras cosas en la cara (microquistes, microcomedones, espinillas, pápulas, pústulas, con nódulos endurecidos, abscesos, fístulas, cicatrices) . Las imperfecciones también pueden ser del tipo tal como piel engrosada pálida, discromía, rojez o piel áspera con parches de piel seca. Se observa hiperqueratosis cutánea, en la cara los poros están dilatados, con la piel frecuentemente áspera con una capa córnea gruesa, dando apariencia de áreas de piel seca en parches (atrofia epidérmica y descamación ligera) .

En consecuencia, la hiperseborrea es claramente un fenómeno biológico que parece ser importante controlar eficazmente para prevenir la manifestación de trastornos cutáneos asociados.

Para combatir la hiperseborrea, se han propuesto varios compuestos que, cuando se aplican tópicamente en la piel son capaces de reducir la lipogénesis en los sebocitos y en consecuencia limitar la producción de sebo.

Desafortunadamente, los tratamientos disponibles actualmente no son totalmente satisfactorios, en particular en cuanto a los efectos secundarios que están frecuentemente asociados a los mismos, tales como efectos secundarios irritantes con ciertos agentes tópicos tales como retinoides y peróxidos de benzoilo, o incluso efectos secundarios gastrointestinales (tratamiento de antibiótico oral) . Además, la resistencia de P. acnés a ciertos tratamientos antibacterianos locales se observan frecuentemente.

Existe, por lo tanto, una necesidad de nuevos agentes activos capaces de ejercer una acción cosmética o terapéutica beneficiosa en la piel grasa o piel con una tendencia grasa.

También hay una necesidad de tener agentes activos que hagan posible restablecer la ecoflora de la piel grasa.

Existe también una necesidad de nuevas composiciones que sean eficaces para tratar y/o prevenir la piel grasa o la piel con tendencia grasa y que sean agradables y cómodas de usar, favoreciendo así el cumplimiento del tratamiento.

Existe también una necesidad de nuevos agentes activos que hagan posible tratar y/o prevenir trastornos de la piel grasa, especialmente tales como la dermatitis seborreica y, en particular, el acné. 40 [0023] El objetivo de la presente invención es satisfacer estas necesidades.

Así, según un primer objeto, la invención se refiere al uso cosmético oral de una cantidad eficaz del microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei como agente activo para tratar y/o prevenir la piel grasa o piel con 45... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Uso cosmético no terapéutico por vía oral de una cantidad eficaz de al menos un agente activo para tratar y/o prevenir la piel grasa o los trastornos asociados con una piel grasa, elegidos entre un defecto de descamación, una tez

brillante o una piel de grano gordo, caracterizado por el hecho de que dicho agente activo es un microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei.

2. Uso de una cantidad eficaz de al menos un microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei para la preparación de una composición oral destinada a regular la seborrea. 10

3. Uso de una cantidad eficaz de al menos un microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei para la preparación de una composición oral para el tratamiento y/o la prevención de la piel grasa o la piel con tendencia grasa y los trastornos cutáneos asociados.

4. Uso según la reivindicación precedente para el tratamiento y/o la prevención del acné y, en particular, el acné comedoniano, papulopustular y/o nodular, el acné conglobata y el acné exógeno.

5. Uso según cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado por el hecho de que el microorganismo es Lactobacillus paracasei CNCM 1-2116. 20

6. Uso según cualquiera de las reivindicaciones precedentes, donde dicho microorganismo se usa en una proporción de 0, 0001% a 20% en peso, en particular de 0, 001 % a 15% y más particularmente de 0, 01% a 10% en peso, con respecto al peso total de la composición que lo contiene.

7. Uso según cualquiera de las reivindicaciones precedentes, donde dicho microorganismo es un primer microorganismo Lactobacillus paracasei, en combinación con al menos una cantidad eficaz de al menos un segundo microorganismo diferente de dicho primer microorganismo.

8. Método cosmético para el tratamiento y/o la prevención de la piel grasa o trastornos asociados con una piel grasa elegidos entre un defecto de descamación, una tez brillante o una piel de grano gordo, que comprende al menos un paso que consiste en la administración por vía oral, a un individuo, de una cantidad eficaz de al menos un microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei.

9. Método según la reivindicación precedente, donde el microorganismo es tal y como se define en las reivindicaciones 35 5 a 6.

10. Microorganismo probiótico Lactobacillus paracasei para su uso en el tratamiento y/o la prevención, por vía oral, de la piel grasa o la piel con tendencia grasa y los trastornos cutáneos asociados.

11. Microorganismo probiótico según la reivindicación precedente, para su uso en el tratamiento y/o la prevención, por vía oral, del acné.

12. Microorganismo probiótico según la reivindicación precedente, para su uso en el tratamiento y/o la prevención, por vía oral, del acné comedoniano, papulopustular y/o nodular, el acné conglobata y el acné exógeno. 45