Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.

Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de piezas pretaladradas (300) con un agujero de guía avellanado

(301) en una pared metálica fina (350), presentando el tornillo una subcabeza cónica unida al vástago de tornillo provisto de un fileteado, y comprendiendo la parte superior de la cabeza una huella para el encaje de una herramienta de atornillado,

- estando la parte superior (111, 211) de la cabeza (110, 210) abombada, tornillo caracterizado por que

- la subcabeza (112, 212) de la cabeza es un cono con una conicidad de 100º; y

- el roscado (121, 221) del vástago (120, 220) sube hasta la unión de la subcabeza cónica (111, 211) y del vástago roscado (120, 220).

Tipo: Patente Europea. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: E12157126.

Solicitante: SFS Intec SAS.

Nacionalidad solicitante: Francia.

Dirección: 39 rue Georges Méliès 26000 Valence FRANCIA.

Inventor/es: MEIRELES,JOSE, DEMESMAY,EMMANUEL.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION F — MECANICA; ILUMINACION; CALEFACCION;... > ELEMENTOS O CONJUNTOS DE TECNOLOGIA; MEDIDAS GENERALES... > DISPOSITIVOS PARA UNIR O BLOQUEAR LOS ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS... > F16B25/00 (Tornillos que forman la rosca en el material en el cual se atornillan, p. ej. tirafondos, tornillo autorroscante)
  • SECCION F — MECANICA; ILUMINACION; CALEFACCION;... > ELEMENTOS O CONJUNTOS DE TECNOLOGIA; MEDIDAS GENERALES... > DISPOSITIVOS PARA UNIR O BLOQUEAR LOS ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS... > Bulones roscados;; ;; ; Bulones de anclaje; Pasadores... > F16B35/06 (Cabezas de forma particular (forma particular para hacer girar el bulón F16B 23/00))
google+ twitter facebookPin it
Ilustración 1 de Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.
Ilustración 2 de Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.
Ilustración 3 de Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.
Ilustración 4 de Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.
Ilustración 5 de Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.
Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica.

Texto extraído del PDF original:

DESCRIPCIÓN

Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de accesorios y herrajes en una pared metálica

Campo de la invención

La presente invención se refiere a un tornillo de cabeza avellanada para la fijación de piezas pretaladradas con un agujero de guía avellanado en una pared metálica fina, presentando el tornillo una subcabeza cónica unida al vástago de tornillo provisto de un roscado, y comprendiendo la parte superior de la cabeza una huella para el encaje de una herramienta de atornillado.

El documento DE 92 10 272 U muestra un tornillo con las características del preámbulo de la reivindicación 1.

Estado de la técnica

Son conocidos los tornillos utilizados en los herrajes de la construcción para la fijación o en el mobiliario para la fijación de un accesorio en una pared metálica. Estos tornillos utilizan en particular para fijar unos elementos metálicos o de un material plástico como bisagras, rejillas, órganos de rotación de ventana en paredes o perfiles metálicos, como por ejemplo un bastidor de ventana de aluminio o de acero.

Pero los tornillos actuales presentan un cierto número de inconvenientes.

En efecto, se encuentran dificultades, puesto que, en general, sobre todo en el caso de un sistema de ventana o de puerta-ventana con cierre denominado oscilo-batiente, es decir que permite un giro alrededor de un eje vertical para la apertura del batiente, pero también un giro alrededor de un eje horizontal para entreabrir el batiente, las piezas que hay que fijar están perforadas previamente. El pretaladrado tiene, de entrada, un fresado o un agujero de guía con un ángulo de 90º para recibir la cabeza de un tornillo de cabeza denominada avellanada cuya parte inferior es cónica y la parte superior plana con una huella para una herramienta de atornillado. Pero, en general, estos fresados no dejan el espacio suficiente en altura para recibir la cabeza de tornillo sin que esta rebase.

La cabeza de tornillo tiene una altura mínima que permite contener la huella que sirve para el encaje de la herramienta de atornillado/desatornillado puesto que las huellas, como las huellas en cruz o huellas Torx, precisan una cierta profundidad.

Otra dificultad es la del reducido espesor de las paredes metálicas en las que se fijan estos accesorios. Por razones de ahorro y de eficacia estas paredes son cada vez más finas de tal modo que los tornillos no permiten una buena resistencia al atornillado puesto que el paso de las roscas de tornillo no está por lo general adaptado.

En efecto, los tornillos tienen un paso métrico que es el utilizado por lo general en mecánica. Pero este paso es demasiado fino, es decir que al ser pequeño el paso, es preciso atornillar varias vueltas para el ajuste en una pared incluso fina. Esto se traduce en un tiempo excesivo de atornillado. Además, la diferencia entre el diámetro exterior de la rosca y el diámetro al fondo de la rosca es demasiado pequeña y no permite un buen enganche entre la rosca del tornillo y el roscado del taladro, lo que da una resistencia al arranque demasiado baja y sobre todo la resistencia a la torsión excesiva en el atornillado es demasiado baja de tal modo que la rosca corre el riesgo de dañarse por una rotación excesiva, aún más cuando el atornillado se hace por medio de un destornillador; por supuesto, se puede ajustar el par límite de atornillado, pero el hecho de regular este par de atornillado con un límite demasiado bajo, no permite responder a todas las condiciones de atornillado de tal modo que, en la práctica, el par no se ajusta nunca al límite máximo que evitaría el atornillado excesivo.

También existen tornillos conocidos cuyo paso de tornillo es grande e incluso superior al espesor del soporte metálico de tal modo que el enganche no se hace de manera suficiente entre la rosca del tornillo y la pared del taladro. La resistencia al arranque o la resistencia a la torsión excesiva, son también aquí insuficientes, puesto que la parte metálica del soporte que garantiza la fijación se sujeta entre solamente dos roscas del tornillo.

Objetivo de la invención

La presente invención tiene como objetivo resolver los inconvenientes de los tornillos de fijación, conocidos, y se propone desarrollar un tornillo del tipo anterior que permita fijar de forma eficaz un accesorio en una pared metálica fina de menos de 2 mm de espesor, con una buena resistencia a la torsión excesiva en el momento del apriete y una cabeza que permita alojar una huella sin que la cabeza rebase el agujero de guía avellanado de la pieza que hay que fijar.

Descripción y ventajas de la invención

Para ello, la invención tiene por objeto un tornillo del tipo definido con anterioridad, caracterizado por que: - la subcabeza de la cabeza es un cono con una conicidad de 100º; y - el roscado del vástago sube hasta la unión de la subcabeza cónica y del vástago roscado.

Este tornillo permite fijar una pieza de herraje u otras piezas provistas de un pretaladrado con un agujero de guía cónico sobre un soporte compuesto por una pieza con una pared metálica fina que garantiza la firmeza del enganche de la pieza mediante su atornillado y evitando que el tornillo constituya una rugosidad molesta al rebasar la superficie de la pieza. De este modo, se evita que la cabeza de tornillo corra el riesgo de rayar una pieza deslizante o que roce con la superficie de la pieza alrededor de la ubicación del tornillo. Como el roscado llega directamente a la altura de la subcabeza gracias a la conicidad de 100º de esta, el tornillo garantiza que el roscado se mantenga ajustado dentro del taladrado de la pared metálica fina.

Aunque el eje del tornillo no coincida perfectamente con el eje del taladrado avellanado de la pieza, el borde de la cabeza no corre el riesgo de rebasar la superficie de la pieza.

Gracias a la parte superior abombada de la cabeza, hay una profundidad suficiente en la cabeza para realizar la huella que recibe la herramienta de atornillado presentando al mismo tiempo el borde del tornillo, es decir la unión entre la parte superior y la subcabeza situada por debajo del punto más alto de la parte superior de tal modo que el borde del tornillo se mantenga siempre bajo la parte inferior de la pieza o el plano que pasa por la abertura del pretaladrado avellanado incluso para un ángulo de gran inclinación del eje del tornillo con respecto al eje del pretaladrado avellanado.

De acuerdo con una característica ventajosa, la unión entre la subcabeza y el vástago del tornillo consta de una transición formada por un cono intermedio con una conicidad de 40º y el roscado continúa con un roscado que sube por el cono intermedio hasta la unión del cono intermedio y del cono de la subcabeza.

El cono intermedio entre el vástago roscado y el inicio de la subcabeza cónica, permite que el roscado suba más arriba y sobre todo que se cree un roscado ascendente que, a causa de la conicidad de esta parte, se atornilla con un efecto de cuña en el roscado tallado en la pared fina de soporte mediante la rosca del vástago roscado que precede a este roscado ascendente. Se mejora por tanto la eficacia del atornillado.

De acuerdo con otra característica ventajosa, el paso es igual a 1 mm. Dicho de otro modo, el paso del roscado es inferior al espesor de la chapa fina que recibe el roscado. Esta chapa fina tiene, por lo general, un espesor del orden de 2 mm o menos, de tal modo que en todos los casos, el roscado se engancha en el espesor del taladrado realizado en la chapa. Por otra parte, como el paso es del mismo orden de magnitud que el espesor de la chapa, la rosca del tornillo tiene un relieve suficiente para resistir el atornillado y no estropearse.

En particular, de forma ventajosa, el paso del roscado es igual a 1 mm.

De acuerdo con una característica ventajosa, el extremo del vástago roscado en la parte opuesta a la cabeza, es un extremo autoperforante. Esto permite atornillar sin hacer un pretaladrado.

De acuerdo con otra característica ventajosa, el diámetro de la cabeza en la unión de la parte superior abombada y de la subcabeza cónica es igual a 7,2 mm.

Dibujos

A continuación se describirá de manera más detallada la presente invención por medio de dos ejemplos de realización de un tornillo de acuerdo con la invención y de unos ejemplos de dos tornillos conocidos presentados a título comparativo.

En los dibujos: - la figura 1 es una vista de frente de una primera forma de realización de un tornillo de acuerdo con la invención a escala 1 y a escala 4; - la figura 2 es una vista de frente de una segunda forma de realización de un tornillo de acuerdo con la invención a escala 1 y a escala 4; - la figura 3 es una vista a una escala muy ampliada de la colocación de un tornillo de acuerdo con la invención y de un tornillo de acuerdo con el estado de la técnica; - la figura 4 muestra un tornillo de acuerdo con la invención y un tornillo conocido a escala 5, para la comparación de la altura de cabeza; - la figura 5 muestra un tornillo de acuerdo con la invención y un tornillo conocido, representados a escala 5 para la comparación de la altura de inicio del roscado; - la figura 6 es una vista comparativa de la colocación de un tornillo de acuerdo con la primera forma de realización de la invención y de un tornillo conocido; - la figura 7 es una vista comparativa de la colocación de un tornillo de acuerdo con la segunda forma de realización de la invención y de un tornillo conocido; - la figura 8 muestra por comparación la colocación desplazada del eje de un tornillo de acuerdo con la invención y de un tornillo conocido; - la figura 9 es una vista de un primer ejemplo de tornillo conocido representado a escala 1 y a escala 4; - la figura 10 es un ejemplo de un segundo tornillo conocido a escala 1 y a escala 4.

Descripción de unas formas de realización de la invención

De acuerdo con la figura 1, la invención tiene por objeto un tornillo de cabeza avellanada para la fijación de piezas pretaladradas provistas de un agujero de guía avellanado, en una pared metálica fina. El tornillo 100 se compone de un cabeza 110 con una parte inferior o subcabeza cónica 112, de un vástago 120 provisto de un roscado autoperforante 121 y de un extremo autoperforante 130. No obstante, de acuerdo con un ejemplo no representado, el tornillo puede no constar de extremo autoperforante y este se atornilla por tanto dentro de un pretaladrado.

La parte superior 111 del tornillo 100 está abombada, y consta de una huella 114 para el encaje de una herramienta de atornillado como una huella en forma de cruz, un huella PZ, una huella Torx, u otras huellas especiales. Esta huella 114 es una cavidad realizada en la cabeza de tornillo 100. Al ser conocida la huella, esta no se ha representado.

La subcabeza 112 es un cono con un ángulo de 100º al que se une por un inicio de subcabeza 115 y el vástago 120 provisto del roscado autoperforante 121. El roscado 121 tiene un paso igual a una fracción del espesor (e) de la pared metálica fina (chapa fina) a la cual se fija la pieza. Como la pared metálica fina tiene un espesor (e) del orden de entre 1,8 y 2 mm, se selecciona de manera ventajosa una relación de 1,5 entre el espesor (e) y el paso (P) del roscado, e/P = 1,5, de tal modo que, para este tipo de aplicación, el paso del roscado será de 1 mm.

El roscado 121 continúa con un comienzo de roscado o roscado ascendente 116 que llega prácticamente a la unión entre el extremo superior del vástago 120 y el inicio 115 de la subcabeza cónica 112. En efecto, la conicidad muy ensanchada de 100º de la subcabeza cónica 112, permite que la herramienta que realiza el roscado suba por el vástago 120 prácticamente hasta la unión del vástago 120 y del subcono 112 de la cabeza 110.

El vástago 120 del tornillo en el punto más alto del roscado 121 tiene un diámetro exterior comprendiendo entre 3,70 y 3,95 mm, y el hueco 122 del roscado 121 tiene un diámetro interior comprendido entre 2,70 y 2,95 mm.

El diámetro de la periferia de la cabeza de tornillo 110, es decir el borde 113 en la unión entre la parte superior abombada 111 y la subcabeza cónica 112, tiene un diámetro de 7,2 mm.

La figura 2 muestra una segunda forma de realización de un tornillo de cabeza avellanada 200 de acuerdo con la invención, que se diferencia de la primera forma de realización por una forma cónica compuesta por un cono intermedio 215 que une la parte inferior cónica o subcabeza cónica 212 con el vástago 220. Este cono intermedio 215 con una conicidad de 40º está provisto de un roscado 216 que sube por toda la superficie del cono intermedio 215 hasta la unión del cono intermedio 215 y del cono de la subcabeza 212.

La parte superior 211 de la cabeza está abombada y la unión entre la parte superior 211 y la parte inferior cónica 212 forma el borde 213 de la cabeza 210. La subcabeza 212 tiene una conicidad de 100º.

Los demás elementos de esta forma de realización 200 son idénticos a los de la primera forma de realización 100. El extremo puede ser un extremo autoperforante 230 o acabar en un roscado 221 según si el tornillo 200 está destinado a perforar el soporte al cual está atornillado o a pasar por un pretaladrado realizado en este último.

El roscado 221 tiene un diámetro similar o idéntico al del roscado 121 del tornillo 100 y lo mismo sucede con el hueco del roscado.

La figura 3 es una vista a una escala muy ampliada que muestra la posición del tornillo 200 (100) de acuerdo con la invención que une una pieza 300 con un soporte 350 compuesto por una chapa fina y, a título comparativo, un tornillo conocido 400 instalado en las mismas condiciones.

El tornillo 200 representado, de acuerdo con la invención, corresponde a la segunda forma de realización con una subcabeza cónica 212 y un cono intermedio 215 provisto del roscado ascendente 216 y que continúa el roscado 221 del vástago 220.

Esta figura muestra que, de conformidad con la práctica habitual, la perforación avellanada 301 de la pieza 300 que hay que fijar en el soporte 350 es un cono avellanado con un ángulo de 90º; la cabeza 210 del tornillo de acuerdo con la invención se apoya contra el cono avellanado 301 en una superficie de contacto 302 prácticamente lineal, que corresponde a la intersección del plano que pasa por el borde 213 de la cabeza 210 y del cono avellanado 301. El contacto lineal 302 se establece en la práctica sobre una pequeña banda periférica bajo el efecto de la deformación de la superficie del cono 301. Esta figura muestra que el borde 213 de la cabeza 210 se mantiene por debajo de la superficie 303 de la pieza 300 y solo la parte más alta redondeada de la superficie superior abombada de la cabeza aparece en la superficie.

Por otra parte, al estar dimensionado el paso del roscado 221 para corresponder a una fracción del espesor (e) de la pared metálica fina 350, es necesario una rosca del roscado ascendente 216 o del roscado 221 del vástago 220, enganchado en la chapa 350 atravesada por el tornillo. Además, en el caso de esta variante de tornillo 200 con un cono intermedio 215, la forma cónica y no cilíndrica de la base del roscado, es decir el roscado ascendente 216 por el cono intermedio 215, hace que la rosca se fuerce dentro del roscado perforado en el taladrado 351 por el paso del roscado 221 del vástago 220 del tornillo 200.

La parte derecha de la figura 3, el tornillo conocido 400 de cabeza avellanada 410 cónica de 90º y la parte superior plana 411, muestra que esta cabeza se apoya por la superficie de la subcabeza cónica 412 en la superficie cónica avellanada 301 de la pieza 300 y el borde 413 de la cabeza 410 está al mismo nivel con la superficie superior 303 de la pieza 300, e incluso la rebasa ligeramente.

Algunas mediciones han confirmado que en la posición de atornillado perfectamente coaxial entre el eje vv del tornillo y el eje xx del cono avellanado 301, la cabeza puede rebasar del orden de 0,5 mm para una cabeza con una superficie inferior con una conicidad de 90º y este rebasamiento puede alcanzar 0,32 mm en el caso de un tornillo conocido cuya parte inferior tiene una conicidad de 80º.

Además, condicionado por las herramientas de fabricación, el roscado tal como existe en los tornillos conocidos 400 que se detiene en el vástago 420 a una cierta distancia bajo la subcabeza cónica 412 de la cabeza 410, prácticamente no se engancha en el espesor de la chapa de fijación 350 y se limita simplemente a pinzar esta chapa. En efecto, el inicio 415 del vástago 420 bajo la cabeza 410 es una zona no roscada de tal modo que la parte no roscada 415 bajo la superficie inferior 304 de la pieza 300, puede representar entre 0,66 y 0,76 mm.

La figura 4 es una vista parcial de la cabeza 210 del tornillo 200 de acuerdo con la segunda forma de realización comparada con la cabeza 410 de un tornillo conocido 400, estando los dos tornillos representados en posiciones idénticas y a escala 5.

Esta vista comparativa muestra la altura Al1 de la cabeza 210 del tornillo 200 de acuerdo con la invención y la Al10 de la cabeza 410 del tornillo conocido. La altura Al1 de la cabeza de tornillo 200 de acuerdo con la invención se reduce de manera importante con respecto a la Al10 del tornillo conocido 400.

La figura 5 es una vista comparativa del tornillo 200 de acuerdo con la invención y del tornillo conocido 400 para poner de manifiesto la altura del comienzo del roscado medida a partir de la parte superior de la cabeza. El comienzo del roscado 216, 221 del tornillo 200 de acuerdo con la invención está muy por encima (altura Al2) del comienzo (altura Al20) del roscado 421 del tornillo conocido 400, estando las partes superiores de las dos cabezas al mismo nivel.

La figura 6 es una vista comparativa que muestra la colocación de un tornillo 100 de acuerdo con la primera forma de realización de la invención y de un tornillo conocido 400 en un agujero de guía avellanado 301 de una pieza 300 para unir la pieza con una chapa fina 350. Esta figura pone de manifiesto la posición de la parte superior abombada 111 de la cabeza 110 en el agujero de guía avellanado 301 de la pieza; solo la parte más alta de la parte superior abombada 111 de la cabeza está al mismo nivel, eventualmente rebasando la parte superior 303 de la superficie 300 de la pieza, mientras que la cabeza 410 del tornillo conocido está al mismo nivel y su borde 413 puede eventualmente rebasar o constituir una arista viva.

Esta vista comparativa muestra también el enganche del roscado 121 del tornillo de acuerdo con la invención en la chapa fina 350, mientras que el roscado 421 del tornillo conocido 400 está prácticamente fuera de la chapa 350 y se limita a pinzarla.

La figura 7 es una vista comparativa similar a la anterior que muestra la posición del tornillo 200 de acuerdo con la segunda forma de realización de la invención por comparación con el tornillo conocido 400. Las indicaciones hechas a propósito de la figura 6, se aplican también en este caso. Además, esta figura subraya el efecto de apriete realizado por el cono intermedio 215 y su roscado 216 que continúa el roscado 121 del vástago 120 y que se aprieta por efecto de cuña en el taladrado de paso 351 tallado por el roscado 121 del vástago 120 en la chapa fina 350.

El roscado 421 se detiene prácticamente bajo el paso 351 sin engancharse en este o haciéndolo solo en una fracción muy reducida de una vuelta de roscado.

La figura 8 muestra un caso particular de posicionamiento del tornillo 200 de acuerdo con la invención y del tornillo conocido 400.

En efecto, en las figuras anteriores, se ha supuesto que el tornillo (200/100) de acuerdo con la invención y el tornillo conocido 400, se atornillaban de una manera perfectamente coaxial con el eje xx del agujero de guía avellanado 301 de la pieza 300 de tal modo que el plano que pasa por el borde 113, 213 de la cabeza 110, 210 del tornillo 100, 200 de acuerdo con la invención y el plano de la parte superior plana 411 del tornillo conocido 400 eran perfectamente paralelos a la superficie de la pieza que hay que atornillar 300.

Esta situación de paralelismo de los planos es un caso ideal que no siempre se produce. En efecto, puede suceder que por diversas causas el tornillo 100, 200, 400 no se atornille de una manera perfectamente coaxial, sino que siga un eje inclinado (α) de su eje vv con respecto al eje xx del pretaladrado cónico 301 de la pieza 300. Esta situación se muestra a título comparativo para el tornillo de acuerdo con la invención 200 y el tornillo conocido 400.

Para el tornillo 200 (100) de acuerdo con la invención, incluso para un ángulo de inclinación (α) relativamente importante, el borde 213 de la cabeza 210 toca siempre el cono del agujero de guía avellanado 301 y no sobresale con respecto a la superficie 303 de la pieza. En el caso del tornillo conocido 400, esta situación es imposible. El borde 413 de la cabeza 410 inclinada con respecto al eje xx del agujero de guía avellanado 301 rebasa necesariamente por un lado con respecto a la superficie 303 de la pieza 300 y constituye una rugosidad molesta susceptible de rayar una pieza deslizante o de rozar la parte superior 301 de la pieza 303 así atornillada.

Las figuras 9 y 10 muestran dos ejemplos de tornillos conocidos 400, 400’, actuales.

La figura 9 muestra un tornillo conocido 400 destinado a las mismas aplicaciones que el tornillo 100, 200 de acuerdo con la invención. Este tornillo conocido 400 tiene una cabeza plana 411 con una subcabeza cónica 412 con una conicidad de 90º. El diámetro de la cabeza 410 (413) es de 8,1 mm. El extremo delantero del vástago 420 es un extremo autoperforante 430. También puede acabar simplemente en el roscado y una punta a causa de las herramientas de roscado. El roscado 421 se detiene muy por debajo de la unión entre la subcabeza cónica 412 y el vástago 420 del tornillo 400.

Dicho tornillo conocido se presenta con o sin punta autoperforante con una rosca que corresponde a la norma ISO 1478 también llamada rosca “3.9”. El paso de tornillo es de 1,3 mm; el diámetro exterior de la rosca 421 está comprendido entre 3,79 y 3,91 mm, y el diámetro interior de la rosca, es decir en el fondo 420 de la rosca, está comprendido entre 2,77 y 2,92 mm. La cabeza 410 tiene una forma cónica con un ángulo de subcabeza igual a 90º. En unos pocos casos, las cabezas son de 80º.

El otro tornillo no representado utilizado para esta aplicación tiene una rosca métrica de acuerdo con la norma ISO 724 también llamada rosca métrica M4. Su paso es de 0,7 mm, el diámetro exterior de la rosca está comprendido entre 3,9 y 4,1 mm, y el diámetro interior de la rosca, es decir en el fondo de la rosca es de aproximadamente 3,24 mm. La cabeza asociada a esta rosca tiene un ángulo de subcabeza de 90º.

La figura 10 muestra un segundo ejemplo de tornillo conocido 400’ relativamente poco habitual. Este tiene una cabeza 410’ con una parte superior plana 411’ y una subcabeza cónica 412’ con una conicidad de 80º. El diámetro de la cabeza 410’ (413’) es también de 8,1 mm.

Nomenclatura 100 tornillo de acuerdo con una primera forma de realización de la invención 110 cabeza 111 parte superior abombada 112 parte inferior cónica / subcabeza cónica 113 borde de la cabeza 114 huella 115 inicio de la subcabeza 116 inicio de roscado / roscado ascendente 120 vástago 121 roscado 122 hueco del roscado 130 extremo autoperforante 200 tornillo de acuerdo con una segunda forma de realización de la invención 210 cabeza 211 parte superior abombada 212 parte inferior cónica / subcabeza cónica 213 borde de la cabeza 214 huella 215 cono intermedio 216 roscado ascendente 220 vástago 221 roscado 222 hueco 230 extremo autoperforante 300 pieza que hay que fijar 301 cono avellanado / agujero de guía avellanado 302 superficie lineal de contacto 303 superficie superior de la pieza 304 superficie inferior de la pieza 350 soporte / chapa fina 351 paso 400 tornillo conocido 410 cabeza 411 parte superior plana 412 parte inferior cónica de 90º 413 borde de la cabeza 414 huella 415 inicio del vástago 420 vástago 421 roscado 400’ tornillo conocido con una conicidad de 80º 410’ cabeza 411’ parte superior plana 412’ parte inferior cónica 413’ borde de la cabeza 414’ huella 415’ inicio del vástago 420’ vástago 421’ roscado

REIVINDICACIONES

1. Tornillo de cabeza avellanada para la fijación de piezas pretaladradas (300) con un agujero de guía avellanado (301) en una pared metálica fina (350), presentando el tornillo una subcabeza cónica unida al vástago de tornillo provisto de un fileteado, y comprendiendo la parte superior de la cabeza una huella para el encaje de una herramienta de atornillado, - estando la parte superior (111, 211) de la cabeza (110, 210) abombada, tornillo caracterizado por que - la subcabeza (112, 212) de la cabeza es un cono con una conicidad de 100º; y - el roscado (121, 221) del vástago (120, 220) sube hasta la unión de la subcabeza cónica (111, 211) y del vástago roscado (120, 220).

2. Tornillo de cabeza avellanada de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado por que la unión entre la subcabeza (211) y el vástago (220) del tornillo (200) consta de una transición formada por un cono intermedio (215) con una conicidad de 40º y el roscado (221) continúa con un roscado que sube (216) por el cono intermedio (215) hasta la unión del cono intermedio (215) y del cono de la subcabeza (211).

3. Tornillo de cabeza avellanada de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado por que

el roscado (121, 221) tiene un paso (P) igual a una fracción del espesor (e) de la pared metálica fina, y el paso es en particular igual al espesor (e) dividido por 1,5.

4. Tornillo de cabeza avellanada de acuerdo con la reivindicación 3, caracterizado por que

el paso es igual a 1 mm.

5. Tornillo de cabeza avellanada de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado por que el extremo del vástago roscado (120, 220) en la parte opuesta a la cabeza (110, 210) es un extremo autoperforante (130, 230).

6. Tornillo de cabeza avellanada de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado por que el diámetro de la cabeza (110, 210) en la unión (113, 213) de la parte superior abombada (111, 211) y de la subcabeza cónica (112, 212) es de 7,2 mm.