Tejido para forro de calzado.

1. Tejido (1) para forro de calzado, caracterizado porque comprende una capa base

(2) formada por al menos un 60% de biofibras textiles y una capa de recubrimiento (3) de poliuretano situada sobre la cara superior de la capa base (2), donde la capa de recubrimiento (3) de poliuretano comprende un aditivo absorbente y un grabado en superficie.

2. Tejido (1) para forro de calzado, según la reivindicación 1, caracterizado porque la capa base (2) comprende hasta un 40% de fibras de algodón.

3. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de bambú.

4. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de soja.

5. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de lenpur o de algas marinas.

6. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque comprende una membrana (5) transpirable e impermeable situada en la cara inferior de la capa base (2).

7. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 5, caracterizado porque la capa de recubrimiento (3) comprende microcápsulas (4) de un material de cambio de fase (PCM).

8. Tejido (1) para forro de calzado, según la reivindicación 7, caracterizado porque el material de cambio de fase es termoregulable.

9. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 6 y 7, caracterizado porque el material de cambio de fase es aromático.

10. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 6 a 8, caracterizado porque el material de cambio de fase es hidratante.

11. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque la capa de recubrimiento (3) de poliuretano adopta aspecto similar a la piel de cerdo, napa o ternera.

12. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque el aditivo absorbente de la capa de recubrimiento de poliuretano está formado por un laurato de polietilenglicol.

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201301005.

Solicitante: TEXPETREL, S.L.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: MORANT FERNANDEZ,Alfonso.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > PRODUCTOS ESTRATIFICADOS > PRODUCTOS ESTRATIFICADOS, es decir, HECHOS DE VARIAS... > Productos estratificados compuestos esencialmente... > B32B27/12 (adyacente a una capa fibrosa o filamentosa)
  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > PRODUCTOS ESTRATIFICADOS > PRODUCTOS ESTRATIFICADOS, es decir, HECHOS DE VARIAS... > Productos estratificados compuestos esencialmente... > B32B27/40 (teniendo poliuretanos)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CALZADOS > ELEMENTOS CARACTERISTICOS DEL CALZADO; PARTES CONSTITUTIVAS... > A43B19/00 (Guarniciones interiores; Guarniciones interiores para cubrir el empeine)
google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Campo técnico de la invención La presente invención corresponde al campo técnico de los tejidos, en concreto aquellos cuya finalidad es la utilización del mismo como forro de calzado.

Antecedentes de la Invención El forro del calzado, es la parte que se encuentra en contacto directo con el pie del usuario del mismo. De este modo, es una parte importante del calzado, aunque por ir oculto en el interior, tradicionalmente ha venido siendo la parte más descuidada del mismo, siendo los materiales utilizados para su confección, bien sintéticos a los que se les da aspecto de piel o bien pieles de mala calidad o bastante tratadas.

Se aprovecha por tanto, la utilización de estos materiales en los forros, por ir ubicados en las partes no visibles del calzado, y poder así abaratar costes. No obstante conllevan unas consecuencias perjudiciales para el calzado y para los pies del usuario.

Dado que los pies cuando se introducen en el calzado, suelen empezar a transpirar, es necesario que el material con el que están en contacto sea un material absorbente que elimine esa humedad evitando que se generen unas condiciones idóneas para la proliferación de microorganismos en el interior de dicho calzado. Se necesita un material que absorba esa humedad manteniéndola alejada del pie mientras éste se encuentra en el interior del calzado, para después, una vez se deja de utilizar el mismo, puede evaporarse a la atmósfera. También es aconsejable que este material sea lavable.

Los materiales utilizados normalmente, no presentan esta propiedad, pues tanto los sintéticos como las pieles bastante tratadas, prácticamente no presentan poros, con lo cual la absorbencia es casi nula. En estos casos, cuando el pie del usuario empieza a transpirar, la humedad se queda en el interior del calzado yeso junto a la poca luz del interior, propicia el desarrollo de bacterias y hongos, que son los causantes del mal olor de los zapatos, así como de múltiples enfermedades de los pies.

._._--_._----------------------Nº solicitud20/12/2013F.OEPM19/12/2013F.Efectiva

La piel es un material que por sus cualidades, tradicionalmente se relaciona con la calidad. Así pues, en la actualidad, aunque existen multitud de materiales textiles absorbentes en el mercado que podrían utilizarse como forro de calzado, los fabricantes prefieren poner en el forro algún tipo de piel, de mayor o menor calidad o incluso un sintético que tenga el aspecto de piel. De esta manera el calzado se beneficia en dos sentidos: mejorando la estética del producto y mejorando la percepción del consumidor en cuanto a la calidad del mismo. Sin embargo, la piel cuando se lava con medios acuosos se deteriora.

La búsqueda por abaratar costes ha generado un uso muy extendido como forro de sintéticos y pieles de muy baja calidad, con lo que los resultados para el pie del usuario y para el uso del propio calzado son muy deficientes, llegando a provocar incluso problemas higiénico sanitarios.

Descripción de la invención Para el objeto de la presente invención, se entiende por "biofibras textiles" todas aquellas fibras o conjunto de filamentos de origen natural o bien, que han sido obtenidos a partir de una materia prima de origen natural. De forma preferida, las biofibras textiles, de la presente invención, son de al menos un tipo seleccionado del grupo formado por bambú, soja, lenpu, algodón, lana, seda o algas marinas.

Es un objeto de la presente invención un tejido para forro de calzado que comprende dos capas, una capa base y una capa de recubrimiento de poliuretano situada sobre la cara superior de la capa base. De acuerdo con la presente invención, la capa base comprende al menos un 60% de biofibras textiles.

De acuerdo con otro aspecto, el tejido para forro de calzado, adicionalmente comprende en la capa base hasta un 40% de fibras de algodón, de manera que los valores individuales de los porcentajes de los distintos componentes de la capa base son tales que el total nunca supere el 100%.

De acuerdo con otro aspecto, la capa de recubrimiento de poliuretano situada sobre la cara superior de la capa base, comprende un aditivo absorbente y un grabado en superficie tal que adopta un aspecto similar al de la piel, que puede ser de piel de cerdo, de napa, de ternera o cualquier otra.

Nº solicitud20/12/2013F.OEPM19/12/2013F.Efectiva

El aditivo absorbente puede ser cualquiera que le aporte las características de absorbencia necesarias a la capa de recubrimiento, siendo éste de forma preferente un laurato de polietilenglicol.

El tejido de la presente invención presenta la ventaja técnica de que la humedad que puede existir en el interior del calzado es absorbida rápidamente por la capa de recubrimiento y almacenada en la capa base que es un tejido absorbente y transpirable. Además, según el material del que proviene la biofibra textil que forma la capa base, el tejido final puede presentar propiedades bacteriostáticas, que impiden el desarrollo de microorganismos, como las bacterias que generan el mal olor, o bien propiedades bactericidas, que actúan eliminando dichos microorganismos en el caso en que estos se generen. Además, este material no se deteriora cuando se lava.

Adicionalmente, la capa de recubrimiento presenta unos microorificios que permiten en primer lugar una rápida absorción de la humedad hacia la capa base y posteriormente, una rápida evaporación de la misma cuando ésta es posible, es decir, cuando el calzado ya no está siendo utilizado. Esta capa de recubrimiento de forma preferida, comprende igualmente unas microcápsulas de un material de cambio de fase, también conocido según sus siglas inglesas, como PCM.

Este material está constituido por sustancias con un elevado calor de fusión, es decir, que precisan de gran energía térmica para tener un cambio de fase, que generalmente va de sólido a líquido o inversamente.

Estas sustancias presentan la capacidad de absorber calor, almacenarlo y liberarlo, permitiendo a todos los productos con esta tecnología regular la temperatura de la piel de manera continuada. Si la piel se sobrecalienta, el calor es absorbido; si por el contrario la piel se enfría, se libera el calor almacenado. Para contener esta energía se utilizan las m icrocápsulas.

Este material de cambio de fase de forma preferida presenta la propiedad de ser termoregulable, y adicionalmente la de ser aromático y/o hidratante.

De acuerdo con otro aspecto, el tejido objeto de la presente invención comprende igualmente una membrana transpirable e impermeable situada en la cara inferior de la capa base. Esta membrana presenta unos microporos que permiten la salida de las moléculas de agua que generan la humedad interna del calzado, mientras que el mismo tiempo impiden la entrada de las moléculas de agua de la humedad exterior, de mayor tamaño que los microporos de la misma.

Nº solicitud20/12/2013F.OEPM19/12/2013F.Efectiva

Con el tejido para forro de calzado que aquí se propone se obtiene una mejora significativa del estado de la técnica.

Esto es así pues se consigue de un modo sencillo un tejido que presenta unas propiedades de absorción, transpiración y normalmente bacteriostáticas o bactericidas, que eliminan la humedad y evitan el crecimiento de bacterias y hongos, con lo cual se reducen los malos olores del calzado, la posibilidad de enfermedades en los pies debidas a estos microorganismos yes lavable.

Así mismo, gracias al grabado que se le realiza a la capa de recubrimiento, el aspecto que presenta el tejido es similar al de una piel, con lo cual es perfectamente apto para su utilización como forro de calzado sin que ello suponga una variación de los estándares utilizados.

Existe además otra ventaja importante en este tipo de tejido,...

 


Reivindicaciones:

1. Tejido (1) para forro de calzado, caracterizado porque comprende una capa base (2) formada por al menos un 60% de biofibras textiles y una capa de recubrimiento (3) de poliuretano situada sobre la cara superior de la capa base (2) , donde la capa de recubrimiento (3) de poliuretano comprende un aditivo absorbente y un grabado en superficie.

2. Tejido (1) para forro de calzado, según la reivindicación 1, caracterizado porque la capa base (2) comprende hasta un 40% de fibras de algodón.

3. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de bambú.

4. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de soja.

5. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque las biofibras textiles que forman la capa base (2) son fibras de lenpur o de algas marinas.

6. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque comprende una membrana (5) transpirable e impermeable situada en la cara inferior de la capa base (2) .

7. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 5, caracterizado porque la capa de recubrimiento (3) comprende microcápsulas (4) de un material de cambio de fase (PCM) .

8. Tejido (1) para forro de calzado, según la reivindicación 7, caracterizado porque el material de cambio de fase es termoregulable.

9. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 6 y 7, caracterizado porque el material de cambio de fase es aromático.

• F.OEPM19/12/2013F.EfectivaNº solicitud20/12/2013•

10. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones 6 a 8, caracterizado porque el material de cambio de fase es hidratante.

11. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque la capa de recubrimiento (3) de poliuretano adopta aspecto similar a la piel de cerdo, napa o ternera.

12. Tejido (1) para forro de calzado, según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque el aditivo absorbente de la capa de recubrimiento de poliuretano está formado por un laurato de polietilenglicol.

Nº solicitud20/12/2013F.OEPM19/12/2013F.Efectiva

°

'

°

'i

.

°

=-° -

'

.

- ,