Aparato para la reparación de la distensión del músculo elevador.

Un equipo quirúrgico para el tratamiento del prolapso del órgano pélvico, dicho equipo comprende:

a. Una parte

(14, 18) de la malla que tiene una forma trapezoidal que tiene un borde superior, un borde inferior opuesto a dicho borde superior, y dos bordes laterales que se extienden entre el borde superior y el borde inferior; y

b. Un introductor para la colocación de tal parte de la malla en un lugar anatómico apropiado subcutáneamente contra un músculo (1) elevador del ano de un paciente,

caracterizado por que, en la parte de la malla:

una longitud del borde superior permite que el borde superior recorra el agujero obturador (7) hasta la espina isquiática del paciente con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra un músculo elevador del ano del paciente, y

unas longitudes de los lados laterales permiten que el borde inferior sea situado debajo del recto (8) del paciente mientras que el borde superior se extiende entre la espina isquiática y el agujero obturador con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra el músculo elevador del ano.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/US2007/070732.

Solicitante: AMS RESEARCH CORPORATION.

Nacionalidad solicitante: Estados Unidos de América.

Dirección: 10700 BREN ROAD WEST MINNETONKA, MN 55343 ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.

Inventor/es: DOCKENDORF,KELLY ANN, OLSON,MATTHEW J, HALLUM,ALTON V. III.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > FILTROS IMPLANTABLES EN LOS VASOS SANGUINEOS; PROTESIS;... > A61F2/00 (Filtros implantables en los vasos sanguíneos; Prótesis, es decir elementos de sustitución o de reemplazo para partes del cuerpo; Dispositivos para unirlas al cuerpo; Dispositivos para mantener la luz o para evitar que se colapsen las estructuras tubulares del cuerpo, p. ej. stents (como artículos cosméticos, ver las subclases apropiadas, p. ej pelucas, postizos, A41G 3/00, A41G 5/00, uñas artificiales A45D 31/00; prótesis dentales A61C 13/00; materiales para prótesis A61L 27/00; corazones artificiales A61M 1/10; riñones artificiales A61M 1/14))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > DIAGNOSTICO; CIRUGIA; IDENTIFICACION (análisis de... > Instrumentos, dispositivos o procedimientos quirúrgicos,... > A61B17/04 (para la sutura de heridas; Soportes o envases para agujas o materiales de sutura)

PDF original: ES-2536086_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Aparato para la reparación de la distensión del músculo elevador

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

CAMPO DE LA INVENCIÓN Esta invención se refiere a la cirugía urogenital.

DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA RELACIONADA El prolapso genital femenino tiene un gran número de mujeres afectadas. El U.S. National Center for Health Statistics estima que en 1998 se realizaron 247.000 operaciones de prolapso genital. Con el aumento de edad de la población de los EEUU estos problemas tendrán una importancia adicional.

Los síntomas clínicos normales del prolapso vaginal están relacionados con el hecho de que, tras una histerectomía, la vagina desempeña de forma inapropiada el papel de una capa estructural entre la presión intraabdominal y la presión atmosférica. Esta diferencia de presiones supone una tensión sobre las estructuras que soportan la vagina, lo que provoca una "sensación de descuelgue" en donde los tejidos conectan vaginales húmedas con la pared pélvica o un dolor de espalda en la zona sacra debido a la tracción sobre los ligamentos uterosacros. La exposición de las paredes vaginales húmedas provoca una sensación de humedad en el perineo y puede provocar la ulceración de la pared vaginal expuesta. El prolapso vaginal puede también dar lugar a una pérdida de soporte uretral debido al desplazamiento de la relación estructural normal, que da lugar a una incontinencia urinaria de esfuerzo. Ciertas roturas de las relaciones estructurales normales pueden dar lugar también a una retención urinaria. La tracción en la base de la vejiga está asociada con el prolapso vaginal y puede dar lugar a dolencias de urgencia y a una mayor frecuencia urinaria. Otros síntomas, tales como la incontinencia anal y los síntomas intestinales relacionados, y las disfunciones sexuales son también frecuentemente vistos con el prolapso vaginal.

El prolapso de la pared vaginal anterior provoca que la pared vaginal no pueda sostener la vejiga en su sitio. Este estado, en el que la vejiga se hunde o cae en la vagina, es denominado un cistocele. Hay dos tipos de cistocele provocados por el prolapso de la pared vaginal anterior. El defecto paravaginal está provocado por la debilidad del soporte lateral (los ligamentos pubouretrales y la unión de la vejiga a la fascia endopélvica) ; el defecto central está provocado por la debilidad de los soportes centrales. También puede haber un defecto transversal, que provoca un cistocele a través de la vagina.

El prolapso de la pared vaginal posterior provoca el descenso del recto en la vagina, denominado a menudo un rectocele, o la presencia del intestino delgado en un saco hernial entre el recto y la vagina, denominado un enterocele. En general, hay cuatro tipos basados en etiología sospechosa. Se cree que los enteroceles congénitos se producen debido al fallo de la fusión o a la reapertura de las capas del peritoneo fusionadas en la parte inferior del cuerpo perineal. Los prolapsos de la bóveda de poshisterectomía pueden ser tipos de "pulsión" que pueden estar causados por empuje con una presión intraabdominal aumentada. Esto puede ocurrir debido al fallo en la reaproximación de las caras superiores de la fascia pubocervical y la fascia rectovaginal en el momento de la cirugía. Los enteroceles que están asociados con el cistocele y el rectocele pueden deberse a la "tracción" o tiro hacia abajo de la bóveda vaginal por los órganos que se prolapsan. Finalmente, los prolapsos iatrogénicos pueden ocurrir después de un procedimiento quirúrgico que cambia el eje vaginal, tal como ciertos procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la incontinencia. Con respecto a los rectoceles, los rectoceles bajos pueden resultar de la rotura de los soportes del tejido conectivo en la pared vaginal posterior distal, la membrana perineal, y el cuerpo perineal. Los rectoceles de la vagina media y alta pueden resultar de la pérdida de los soportes laterales o de defectos en el septo rectovaginal. Los rectoceles altos pueden resultar de la pérdida de los soportes vaginales apicales. Los enteroceles posteriores o de poshisterectomía pueden acompañar a los rectoceles.

Se han implicado varios factores como que intervienen en el prolapso genital en las mujeres. Se ha pensado que cada mujer tiene una resistencia inherente del tejido conectivo pertinente. Además, la pérdida de tejido conectivo podría estar asociada con la lesión en el parto, el deterioro con la edad, un mecanismo defectuoso de reparación del colágeno, y con una nutrición deficiente. La pérdida de resistencia muscular podría estar asociada con la lesión neuromuscular durante el parto, la lesión neural debido a la fatiga crónica, y a las enfermedades metabólicas que afectan a la función muscular. Otros factores implicados en el prolapso incluyen las cargas mayores sobre el sistema de soporte, visto desde la elevación o expectoración crónica de la enfermedad pulmonar crónica, o de alguna perturbación en el equilibrio del soporte estructural de los órganos genitales. La obesidad, el estreñimiento, y un historial de histerectomía también han sido considerados implicados como posibles factores.

Como se ha observado, el prolapso vaginal y el cistocele anterior concomitante puede llevar a incomodidad, incontinencia urinaria, y a un vaciado incompleto de la vejiga. El prolapso vaginal posterior puede adicionalmente provocar problemas defecatorios, tales como el tenesmo y el estreñimiento. Por otra parte, aparte de los síntomas físicos, el prolapso vaginal ha sido mostrado como la causa de una calidad de vida más baja para los que lo sufren, que incluye una sensación menos atractiva, menos feminidad, y menos atracción sexual.

El prolapso vaginal se desarrolla cuando la presión intraabdominal empuja la vagina hacia fuera del cuerpo. En una situación normal de los músculos elevadores del ano cierran el suelo de la pelvis. Esto da lugar a que una pequeña fuerza se aplique en la fascia y ligamentos que soportan los órganos genitales. Los aumentos de la presión abdominal, el fallo de los músculos en el mantenimiento del suelo de la pelvis cerrado, y la lesión en los ligamentos y la fascia contribuyen todos al desarrollo del prolapso. Además, si una mujer tiene una histerectomía, el ángulo vaginal puede ser alterado, lo que provoca una mayor presión con un ángulo más agudo, que acelera el prolapso.

Generalmente hay dos tipos diferentes de tejido que forman la estructura soporte de la vagina y el útero. Primero, hay unos tejidos conectivos fibrosos que unen estos órganos a las paredes pélvicas (ligamentos cardinal y uterosacro, fascia pubocervical y rectovaginal) . Segundo, los músculos elevadores del ano cierran el suelo de la pelvis de modo que los órganos puedan descansar sobre el soporte muscular ahí dispuesto. Es cuando la lesión en los músculos abre el suelo de la pelvis o durante el trauma del parto cuando la fascia y los ligamentos están en tensión. Las roturas en la fascia permiten que la pared de la vagina o el cérvix se prolapsen hacia abajo.

Como se ha observado antes, los músculos elevadores del ano cierran el suelo de la pelvis de modo que los órganos puedan descansar sobre el soporte muscular ahí dispuesto. Los músculos elevadores del ano se originan en el pubis, la fascia pélvica, y la espina isquiática. Se insertan sobre la víscera pélvica, el cóccix, y el rafe fibroso del perineo.

Cuando se ha producido una lesión en el músculo elevador, lo más común como resultado de una herida obstétrica, el defecto anatómico se advierte como una tendencia hacia un alargamiento vertical de la placa elevadora. Este hundimiento hacia debajo de la placa elevadora da lugar al agrandamiento longitudinal del hiato elevador con una colocación secundaria del cérvix y de la vagina superior sobre... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un equipo quirúrgico para el tratamiento del prolapso del órgano pélvico, dicho equipo comprende:

a. Una parte (14, 18) de la malla que tiene una forma trapezoidal que tiene un borde superior, un borde inferior opuesto a dicho borde superior, y dos bordes laterales que se extienden entre el borde superior y el borde inferior; y b. Un introductor para la colocación de tal parte de la malla en un lugar anatómico apropiado subcutáneamente contra un músculo (1) elevador del ano de un paciente, 10 caracterizado por que, en la parte de la malla:

una longitud del borde superior permite que el borde superior recorra el agujero obturador (7) hasta la espina isquiática del paciente con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra un músculo elevador del ano del paciente, y

unas longitudes de los lados laterales permiten que el borde inferior sea situado debajo del recto (8) del paciente mientras que el borde superior se extiende entre la espina isquiática y el agujero obturador con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra el músculo elevador del ano.

2. El equipo de la reivindicación 1, en donde dicha parte (14, 18) de la malla comprende al menos un brazo (11, 20 12) contiguo al borde superior de dicha parte de la malla.

3. El equipo de la reivindicación 2, en donde al menos un brazo (11, 12) comprende un mecanismo (23, 24) de fijación del tejido.

4. El equipo de la reivindicación 3, en donde dicho mecanismo (23, 24) de fijación del tejido comprende un anclaje.

5. El equipo de la reivindicación 1, en donde dicha parte (14, 18) de la malla comprende una cola de malla (9) contigua a un borde inferior de dicha parte de la malla.

6. El equipo de la reivindicación 1, en donde dicha parte (14, 18) de la malla comprende unos ojetes u otras estructuras palpables situadas en las esquinas de dicha parte de la malla.

7. El equipo de la reivindicación 1, en donde dicho borde superior de dicha parte (14, 18) de la malla está reforzado con plástico.

8. El equipo de la reivindicación 1, que además comprende una segunda parte (14, 18) de la malla para la colocación en un segundo lado del paciente, la segunda parte de la malla tiene una forma trapezoidal que tiene un borde superior, un borde inferior opuesto a dicho borde superior, y dos bordes laterales que se extienden entre el borde superior y el borde inferior, en donde:

una longitud del borde superior permite que el borde superior recorra el agujero obturador (7) hasta la segunda espina isquiática (6) del paciente y el segundo agujero obturador (7) del paciente con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra el músculo (1) elevador del ano del paciente, y unas longitudes de los bordes laterales permiten que el borde inferior sea colocado debajo del recto (8) del 45 paciente mientras que el borde superior se extiende entre la espina isquiática y el agujero del obturador con la parte de la malla colocada subcutáneamente contra el músculo elevador del ano.