Proteínas de unión a antígenos.

Un anticuerpo terapéutico que comprende un dominio VH que tiene la secuencia definida en la SEC ID Nº: 65 y un dominio VL que tiene la secuencia definida en la SEC ID Nº: 71

.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2008/067138.

Solicitante: GLAXO GROUP LIMITED.

Nacionalidad solicitante: Reino Unido.

Dirección: 980 GREAT WEST ROAD BRENTFORD, MIDDLESEX TW8 9GS REINO UNIDO.

Inventor/es: LEWIS, ALAN PETER, ELLIS,JONATHAN HENRY, GERMASCHEWSKI,VOLKER, SODEN,PETER,ERNEST, CATCHPOLE,IAN,RICHARD, GOUGH,Gerald,Wayne, WATTAM,Trevor Anthony Kenneth, ALARD,PHILIPPE MARC LOUIS, FORD,SUSANNAH KAREN, THOMAS,PAMELA JOAN.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > QUIMICA ORGANICA > PEPTIDOS (péptidos que contienen β -anillos lactamas... > Inmunoglobulinas, p. ej. anticuerpos mono o policlonales > C07K16/18 (contra materiales animales o humanos)

PDF original: ES-2525704_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Proteínas de unión a antígenos Campo de la invención

La presente invención se refiere a proteínas de unión a antígenos, incluidos los anticuerpos, que se unen al péptido P-amiloide y en particular a péptido p-amiloide humano. La presente invención también se refiere a usos para tratar enfermedades o trastornos que se caracterizan por niveles de p-amiloide o depósitos de p-amiloide elevados, en particular enfermedad de Alzheimer y enfermedades o trastornos que afectan al ojo o al nervio óptico que se caracterizan por niveles de p-amiloide o depósitos de p-amiloide elevados, que incluyen degeneración macular senil, enfermedades de tipo glaucoma y formación de cataratas dependiente de p-amiloide, con proteínas de unión a antígenos que se unen al péptido p-amiloide, en particular al péptido p-amiloide humano. Otros aspectos de la presente invención serán patentes a partir de la descripción siguiente.

Antecedentes de la invención

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la causa más habitual de declive cognitivo senil, que afecta a más de 12 millones de personas en todo el mundo (Citrón M (22) Nat. Neurosci 5, Supl 155-157). Las etapas más tempranas de la enfermedad se caracterizan por una pérdida progresiva de la memoria con un declive cognitivo y deficiencias del habla y el comportamiento asociados. En las etapas más tardías de la enfermedad, los pacientes desarrollan amnesia global y presentan una función motora muy reducida. La muerte habitualmente se produce 9 años después del diagnóstico y a menudo está asociada a otras afecciones, habitualmente neumonía (Davis K.L. y Samules S.C. (1998) en Pharmacological Management of Neurological and Psychiatric Disorders, editores Enna S.J. y Coyle J.T. (McGraw-Hill, Nueva York páginas 267-316)). Los tratamientos actuales representan estrategias sintomáticas, que se centran en aliviar la deficiencia cognitiva y mejorar los síntomas del comportamiento asociados a la etiología de la enfermedad en curso. En la práctica, estos tratamientos proporcionan únicamente un beneficio cognitivo de corta duración ya que se ha reseñado que el nivel de deficiencia cognitiva dura únicamente hasta 2 años. El potencial de una terapia que modifique la enfermedad que ralentice y posiblemente detenga la progresión de la enfermedad es enorme. Dichas estrategias proporcionarían mejoras radicales y mantenidas en la calidad de vida de los pacientes y de forma muy importante sus cuidadores al igual que reduciría los tremendos costes sanitarios globales de esta enfermedad.

El diagnóstico clínico de la enfermedad de Alzheimer actualmente se basa en una combinación de pruebas físicas y mentales que llevan al diagnóstico de una posible o probable enfermedad de Alzheimer aunque se están investigando biomarcadores de diagnóstico y de obtención de imágenes (Sonnen y col. (27) Expert Rev Neurotherapeutics 7(8): 121-128; Lockhart y col. (27) Brain 13: 267-2615). Post mortem la enfermedad se confirma por marcadores neurológicos bien caracterizados en el cerebro, que incluyen el depósito de A(3 en placas parenquimáticas y en los vasos cerebrales, formación intraneuronal de ovillos neurofibrilares, pérdida de sinapsis y pérdida de subpoblaciones neuronales en regiones específicas del cerebro (Terry, RD (1991) J Neural Trans Supl 53: 141-145).

Una ingente cantidad de indicios genéticos, histológicos y funcionales sugieren que el péptido p-amiloide (Ap) es clave en la progresión de la enfermedad de Alzheimer (Selkoe, D. J. (21) Physiological Reviews 81: 741-766) aunque recientemente queda menos claro si los depósitos de Ap que se observan en el examen post mortem son la causa real del declive cognitivo (Ferreira ST (27) Life 59(4-5): 332-345). Se sabe que Ap se produce mediante la escisión de la proteína precursora de p-amiloide (también conocida como APP) mediante una enzima aspartil proteasa conocida como BACE1 (también conocida como p-secretasa, Asp2 o Memapsin-2) (De Strooper, B. y Konig, G. (1999) Nature 42: 471-472). Además de los depósitos parenquimáticos y vasculares, se ha planteado la hipótesis de que las formas oligoméricas solubles de Ap contribuyen al inicio de la EA y pueden afectar a la función neuronal inicialmente al impedir la función sinóptica (Lambert y col. (1998) Proceedings of the National Academy of Science, U.S.A. 95 : 6448-6453; Kayed y col. (23) Science 3:486-489; Cheng y col. (27) J Biol Chem 282(33): 23818-23828; Ferreira y col. (27) Life 59:332-345). Aunque las placas de amiloide insolubles se encuentran de forma temprana en la EA y en la deficiencia cognitiva (MCI), los niveles de agregados de Ap soluble (algunas veces denominados oligómeros o ligandos con capacidad de difusión derivados de Ap (ADDL)) también están aumentados en estos individuos, y los niveles de Ap soluble presentan una mejor correlación directa con la degeneración neurofibrilar y con la pérdida de marcadores sinópticos que las placas de amiloide (Naslund y col. (2) J Am Med Assoc 283: 1571-1577, Younkin, S. (21) Nat. Med. 1: 8-19). Además, estos oligómeros pueden representar precursores de la vía de la formación fibrilar y su eliminación o neutralización puede evitar los efectos tóxicos y la formación fibrilar (Ferreira ST (27) Life 59(4-5): 332-345; Gong Y (23) PNAS 1:1417-1422). A pesar de estos hallazgos, la Ap42 muy amiloidógena y las formas truncadas en el extremo amino Apx-42 son las especies predominantes de Ap que se encuentran tanto difusas como en las placas seniles (Iwatsubo, T (1994) Neuron. 13:45-53, Gravina, SA (1995) J. Biol. Chem. 27:713-716) y los niveles relativos de Ap42 parecen ser no solo un biomarcador de EA sino también un regulador clave de la agregación de Ap en la formación de placas de amiloide. Se ha demostrado que 42 se agrega más fácilmente que otras formas de Ap in vitro (Jarrett, JT (1993) Biochemistry 32: 4693-4697) y por ello se ha implicado a la Ap42 como molécula de inicio en la patogénesis de la EA (Younkin SG, (1998) J. Physiol. (París). 92: 289-292). Aunque la Ap42 es habitualmente un producto minoritario en el

metabolismo de APP, unas pequeñas variaciones en su producción están asociadas a unos efectos considerables sobre el depósito de A(3 y por lo tanto, se ha planteado la hipótesis de que la reducción de A(342 por sí sola puede ser una forma eficaz de tratar la EA (Younkin SG, (1998) J. Physiol. (París). 92: 289-292; Levites y col. (27) J Clin Invest. 116(1): 193-21). En apoyo de esto, se ha reseñado que las mutaciones en la proteína precursora amiloide (APP) y en los genes de presenilina aumentan predominantemente los niveles relativos de A(342 y que por lo tanto acortan el tiempo hasta el inicio de la enfermedad de Alzheimer (EA) (Selkoe D.J., Podlisny M.B. (22) Annu. Rev. Genomics Hum. Genet. 3: 67-99). Debería recalcarse sin embargo, que la velocidad de la deposición de amiloide también depende de los niveles de amiloide globales, del catabolismo y de la eficacia del aclaramiento de A(3 del SNC que se ha demostrado que se ve influido negativamente por la edad y por niveles de amiloide elevados como los que se encuentran en la EA (Deane y col. (25) J Neurosci 25(5):11495-1153; Wang y col. (26) Drug Dlscovery Today 11(19/2): 931-938). En cuanto a esto, cada vez es más patente que el transporte del A(3 entre el sistema nervioso central (SNC) y el plasma desempeña un papel principal en la regulación de los niveles de amiloide en el cerebro (Shibata, y col. (2) J Clin Invest 16 : 1489-1499), donde el A(3 se transporta rápidamente desde el SNC al plasma mediante mecanismos de transporte tales como LRP-1 y donde el A(3 se importa rápidamente desde el plasma al SNC mediante la unión a RAGE (Zlokovic BV (24) J Neurochem 89: 87-811). Por lo tanto, se está desarrollando la vacunación activa con péptidos A(3 o la administración pasiva de anticuerpos... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un anticuerpo terapéutico que comprende un dominio Vh que tiene la secuencia definida en la SEC ID N°: 65 y un dominio Vl que tiene la secuencia definida en la SEC ID N°: 71.

2. Una composición farmacéutica que comprende un anticuerpo terapéutico de acuerdo con la reivindicación 1.

3. Una composición farmacéutica que comprende un activcuerpo tal como se define en la reivindicación 1 y un inhibidor de la vía de complemento o un activador de la vía de complemento.

4. Un anticuerpo terapéutico tal como se revindica en la reivindicación 1 para su uso en el tratamiento de una enfermedad relacionada con péptido (3-amiloide.

5. Uso de un anticuerpo terapéutico de acuerdo con la reivindicación 1 en la fabricación de un medicamento para el tratamiento de una enfermedad relacionada con péptido (3-amiloide.

6. Un anticuerpo para su uso tal como se reivindica en la reivindicación 4 o un uso tal como se reivindica en la reivindicación 5, en los que la enfermedad relacionada con péptido (3-amiloide es enfermedad de Alzheimer, degeneración macular senil (AMD), glaucoma o formación de cataratas dependiente de (3-amiloide.

7. Un anticuerpo para su uso tal como se reivindica en la reivindicación 4 o un uso tal como se reivindica en la reivindicación 5, en los que el anticuerpo es administrado en combinación con un inhibidor de la vía de complemento o un inhibidor de un activador de la vía de complemento.

8. Un anticuerpo para su uso o el uso tal como se revindica en la reivindicación 7 o una composición farmacéutica tal como se reivindica en la reivindicación 3, en los que el inhibidor de la vía de complemento es un factor de complemento H, (CFH) o un receptor de complemento 1 soluble, (sCR1).

9. Un anticuerpo para su uso o el uso tal como se revindica en la reivindicación 7 o una composición farmacéutica tal como se reivindica en la reivindicación 3, en los que el inhibidor de un activador de la vía de complemento es un factor de complemento D, (CFD).

1. Un procedimiento de producción de un anticuerpo tal como se reivindica en la reivindicación 1, comprendiendo el procedimiento la expresión de un polinucleótido que codifica el anticuerpo en una célula huésped.