Procedimiento para el pronóstico de un síndrome séptico.

Procedimiento para el pronóstico de un síndrome séptico a partir de una muestra biológica de un paciente

, caracterizado por que comprende las etapas siguientes:

a. se extrae material biológico de la muestra biológica,

b. se pone en contacto el material biológico con al menos una sonda de hibridación específica de al menos un gen diana, presentando dicho al menos un gen diana la secuencia nucleica SEC ID nº 1; y

c. se determina la expresión de dicho al menos un gen diana.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/FR2006/050070.

Solicitante: BIOMERIEUX.

Nacionalidad solicitante: Francia.

Dirección: CHEMIN DE L'ORME 69280 MARCY-L'ETOILE FRANCIA.

Inventor/es: PACHOT,ALEXANDRE, MONNERET,GUILLAUME, LEPAPE,ALAIN.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > BIOQUIMICA; CERVEZA; BEBIDAS ALCOHOLICAS; VINO; VINAGRE;... > PROCESOS DE MEDIDA, INVESTIGACION O ANALISIS EN LOS... > Procesos de medida, investigación o análisis en... > C12Q1/68 (en los que intervienen ácidos nucleicos)

PDF original: ES-2525881_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Procedimiento para el pronóstico de un síndrome séptico La presente invención se refiere a un procedimiento de pronóstico de un síndrome séptico.

El síndrome séptico, respuesta sistémica a la infección, representa una de las primeras causas de mortalidad en los servicios de reanimación. Puede ser el resultado de una infección bacteriana, vírica, micótica o parasitaria. Entre este síndrome séptico, se distingue por orden de gravedad creciente la sepsis, la sepsis grave y el choque séptico. De este modo, un grupo de expertos propuso en 1992 unos criterios de definiciones de estos tres síndromes clínicos (R. C. Bone et al., The ACCP/SCCM Consensus Conference Committee. American College of Chest Physicians/Society of Critical Care Medicine, Chest 101 (6) : 1644-1655, 1992) :

• la sepsis es así una respuesta sistémica inflamatoria vinculada a una infección,

• la sepsis grave es una sepsis acompañada por el mal funcionamiento de al menos un órgano,

• el choque séptico es una sepsis grave asociada a una hipotensión persistente y puede cualificarse mediante:

-la presencia de un foco infeccioso identificado,

-una respuesta inflamatoria generalizada que se manifiesta por al menos tres de los siguientes signos: a) temperatura superior a 38º C o inferior a 36º C; b) ritmo cardiaco superior a 90 latidos por minuto; c) ritmo respiratorio superior a 20 respiraciones por minuto; d) número de leucocitos superior a 12000/mm3 o inferior a 4000/mm3,

-una hipotensión persistente a pesar de la adecuada expansión de la masa sanguínea circulante y de los tratamientos vasopresores.

De manera general, los síntomas de una sepsis, de una sepsis grave y de un choque séptico son similares y la diferencia entre estas 3 situaciones reside principalmente en la importancia de la perturbación de todas las funciones vitales. Durante un choque séptico, se observa principalmente una caída de la presión arterial, taquicardia, polipnea, moratones cutáneos, hipo-o hipertermia y escalofríos. Estos síntomas están acompañados también por un mal funcionamiento de los órganos “diana” con una alteración de la función de los órganos alejados del foco infeccioso (riñones, pulmones, sistema nervioso central, aparato digestivo y sistema hematológico afectados generalmente) que se traduce en una oliguria (<0, 5 ml/kg/h) , insuficiencia renal, hipoxemia, trombopenia, agitación, confusión.

La evolución de un síndrome séptico desde el estado de sepsis hacia un estado de sepsis grave y después de choque séptico no es sistemática, ya que aproximadamente el 64% de los pacientes sépticos desarrollan una sepsis grave, y el 23% de los pacientes con sepsis grave evolucionan hacia un choque séptico. Antes de esta etapa última de choque séptico, deben prescribirse tratamientos al paciente para interrumpir e invertir el proceso fisiopatológico. De este modo, es preciso restaurar un estado hemodinámico satisfactorio y asegurar una ventilación eficaz. También es preciso realizar simultáneamente el tratamiento sintomático del choque y un tratamiento antibiótico adaptado a los datos bacteriológicos tan pronto como sea posible De este modo, parece que aunque algunos pacientes desarrollan un síndrome séptico y particularmente un choque séptico, pueden reanimarse mediante un tratamiento relativamente simple, tal como un tratamiento antibiótico de amplio espectro aplicado antes de los resultados de los análisis bacteriológicos que indican la fuente infecciosa, otros pacientes, que desarrollan un síndrome séptico mucho más grave, necesitan un tratamiento drástico y costoso, tal como una inyección de proteína C activada, cuyo coste de inyección es muy elevado. Tales tratamientos son no sólo costosos sino que exponen también a los pacientes a riesgos de efectos indeseables muy importantes (trastornos de la coagulación, etc.) . Por lo tanto, este tratamiento debe ser propuesto sólo a los pacientes con mal pronóstico que necesitan sin falta este tratamiento.

Debido a esto, el diagnóstico precoz de un síndrome séptico es esencial y permite proponer un tratamiento adaptado al paciente. Además, el pronóstico del síndrome séptico, y particularmente de un choque séptico, es primordial para proponer a cada paciente un tratamiento adecuado y discriminar lo antes posible a los pacientes que presentan un síndrome séptico con mal pronóstico y que necesitan una terapia intensiva, de los pacientes con pronóstico bueno. Finalmente, es también muy interesante vigilar a pacientes con riesgos de desarrollar una sepsis, tales como pacientes que han sufrido una cirugía, un injerto, o pacientes inmunodepresivos, a fin de poder intervenir lo antes posible frente a cualquier síntoma clínico mayor.

Actualmente, el diagnóstico y el pronóstico de un síndrome séptico y particularmente de un choque séptico se basan esencialmente en el número de fallos viscerales, la respuesta al tratamiento sintomático, la accesibilidad a la terapéutica médica y/o quirúrgica en el foco infeccioso inicial y de posibles focos secundarios.

Esto presenta sin embargo el inconveniente de que solamente puede aplicarse a un estado avanzado del síndrome séptico y en particular del choque séptico, reduciendo las posibilidades de supervivencia del paciente.

El diagnóstico y el pronóstico de un síndrome séptico también pueden basarse en la detección de algunas proteínas o factores solubles implicados en este síndrome. Así, el ensayo de ciertas citoquinas, implicadas durante el desarrollo de un síndrome séptico puede ser un medio de diagnóstico y de pronóstico de un síndrome séptico.

Algunos autores han descrito así una correlación positiva entre el contenido plasmático de IL-1 (Interleucina-1) y un síndrome séptico de mal pronóstico (Thijs & Hack, Intensive Care Med 31: S258-263, 1995) . Sin embargo, otros autores no encontraron ninguna correlación entre la IL-1 y un mal pronóstico del síndrome séptico, que sugiere una gran variabilidad de este factor. Además, dosificaciones elevadas de TNF (Factor de Necrosis Tumoral) se asociaron también a un mal pronóstico (Casey et al., Ann Intern Med. 1993. 119: 771-778) . El TNF-α y después la IL-1β son las dos primeras citoquinas pro-inflamatorias liberadas por los monocitos después del inicio de un estado séptico.

Otros autores han demostrado que el contenido de IL-10 (Interleucina-10) plasmática es más alto en los pacientes que desarrollan una sepsis de mal pronóstico, mientras que decrece significativamente en los pacientes que presentan una sepsis de buen pronóstico hasta que no es detectable en pacientes sanos (Van der Poll, J. Infect. Dis.

175: 118-122, 1997) . La IL-10 es una citoquina anti-inflamatoria muy importante y que, por su capacidad de inhibir la producción de TNF-α y de IL-1β, participa en el establecimiento del estado de inmuno-parálisis. Sin embargo, al ser detectable este aumento del contenido de IL-10 solamente en el 80% de los pacientes con choque séptico, la detección única de este factor sigue siendo insuficiente para pronosticar la evolución del choque séptico.

También puede mencionarse la patente US-B-6.303.321 que describe un método de pronóstico de la gravedad de un síndrome séptico que comprende la medición de la concentración sérica de HMG1 (proteína del grupo de alta movilidad 1) mediante una técnica de inmunotransferencia de tipo ELISA. La HMG1, al contrario que TNF-α e IL-1β, se describe como un mediador pro-inflamatorio tardío de los síndromes sépticos. Una alta concentración de HMG1 se correlaciona con un mal pronóstico, no detectándose la concentración sérica de HMG1 en pacientes sanos. Por el contrario, se... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Procedimiento para el pronóstico de un síndrome séptico a partir de una muestra biológica de un paciente, caracterizado por que comprende las etapas siguientes:

a. se extrae material biológico de la muestra biológica,

b. se pone en contacto el material biológico con al menos una sonda de hibridación específica de al menos un gen diana, presentando dicho al menos un gen diana la secuencia nucleica SEC ID nº 1; y

c. se determina la expresión de dicho al menos un gen diana.

2. Procedimiento según la reivindicación 1, en el que en la etapa b) se pone en contacto el material biológico con 22

sondas de hibridación respectivamente específicas de 22 genes diana que presentan respectivamente una 10 secuencia nucleica identificada SEC ID nº 1, 3, 7, 9-15, 17-28; y

se determina la expresión de al menos dichos 22 de dichos genes diana.

3. Procedimiento según la reivindicación 1, en el que en la etapa b) se pone en contacto el material biológico con 28 sondas de hibridación respectivamente específicas de 28 genes diana que presentan respectivamente una secuencia nucleica identificada en SEC ID nº 1 a 28; y

se determina la expresión de al menos dichos 28 de dichos genes diana.

4. Procedimiento según cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizado por que la muestra biológica extraída del paciente es una muestra sanguínea.

5. Procedimiento según la reivindicación 1, caracterizado por que el material biológico extraído durante la etapa a) comprende unos ácidos nucleicos.

6. Procedimiento según la reivindicación 1, caracterizado por que la sonda de hibridación está inmovilizada en un soporte.