Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco.

Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3), que comprende un primera fase de abertura de un surco

(1) en la tierra (2), a continuación una fase de colocación en dicho surco (1) de la fibra de coco (3) en seco sin fundas o con fundas biodegradables, una tercera fase de hidratación de la fibra de coco (3), una cuarta fase de cerrado lateral del surco (1) con la tierra (2) previamente apartada para la abertura del mismo y, por último una quinta fase de trasplante de las plantas (5) de cultivo directamente en la fibra de coco (3).

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201231096.

Solicitante: ISPEMAR S.C.A.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: ROJAS RODRÍGUEZ,Mª Isabel, RODRÍGUEZ GONZÁLEZ,Marco, ALBA RODRÍGUEZ,Antonio, ASENCIO CONTE,Román, GÁZQUEZ GÓMEZ,Ramón, HARO GARCÍA,Soledad.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > HORTICULTURA; CULTIVO DE LEGUMBRES, FLORES, ARROZ,... > A01G1/00 (Horticultura; Cultivo de legumbres (etiquetas o placas de identificación G09F 3/00, G09F 7/00))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > HORTICULTURA; CULTIVO DE LEGUMBRES, FLORES, ARROZ,... > Cultivo de flores, verduras o arroz en recipientes,... > A01G9/10 (Macetas para plantas; Bloques de tierra para plantas; Medios para formar los bloques de tierra)
  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > FERTILIZANTES; SU FABRICACION > FERTILIZANTES ORGANICOS NO CUBIERTOS POR LAS SUBCLASES... > Otros fertilizantes orgánicos > C05F11/02 (a partir de turba, lignito, o depósitos vegetales similares)
google+ twitter facebookPin it
Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco.

Fragmento de la descripción:

PROCEDIMIENTO DE CULTIVO EN SUELO MEDIANTE FIBRA DE COCO

Campo técnico de la invención La presente invención corresponde al campo técnico de los procedimientos de cultivo.

Antecedentes de la Invención En la actualidad existen dos modalidades de cultivo, el convencional que se define como cultivo en suelo, en el que el cultivo toma sus nutrientes de dicho suelo, del aire y del agua y, un modo no convencional denominado, bien cultivo sin suelo, bien cultivo hidropónico, según si el cultivo toma los nutrientes de un sustrato orgánico o bien de una solución nutritiva o de un sustrato inorgánico. Además de tomar los nutrientes de dicho sustrato o solución nutritiva, que le sirve de soporte, los toma igualmente del aire, agua y abonos aportados.

Aunque ya en la antigüedad, en estudios dirigidos a conocer las necesidades nutritivas de los cultivos se había investigado la posibilidad de técnicas de cultivo sin suelo, su desarrollo se inicia cuando el cultivo en suelo convencional empieza a presentar problemas para su desarrollo. Así pues, durante la segunda guerra mundial, en la que se precisaba de verduras frescas para los soldados americanos, pero el suelo existente donde se encontraban, en las islas del Pacífico, era de naturaleza rocosa y no permitía el desarrollo de cultivos, empieza a llevarse a cabo esta técnica.

Con el desarrollo de la producción agraria en los años 70, que impulsó la construcción de numerosos invernaderos y las necesidades posteriores de una mayor producción para abastecer el aumento en las exportaciones de productos hortícolas se ha generado un aumento significativo del cultivo sin suelo que presenta ciertas ventajas respecto al cultivo en suelo.

El proceso común de un cultivo sin suelo empieza con la preparación del invernadero en el que va a llevarse a cabo el sistema. Para ello se debe elegir el sustrato, calcular el volumen necesario del mismo, las dimensiones y forma del plástico contenedor del sustrato, ya sea en forma de saco, de salchicha o con un contenedor. En el caso en que el sustrato elegido sea la fibra de coco suele realizarse el cultivo en un contenedor, suministrándose el sustrato en forma de ladrillo deshidratado y comprimido, de manera que se introducen dos o tres de los mismos en el contenedor y se hidratan desmenuzándolos.

Otra opción es no utilizar contenedor y que la fibra de coco se presente en forma de bala prensada en bolsas de polietileno. En ese caso se debe preparar el terreno ejecutando unos perfiles en el suelo que delimiten perfectamente la zona de colocación del saco y la del pasillo.

En el caso en que el suelo presenta muy buen drenaje, primero se esparce una capa de unos centímetros de gravilla y sobre ella se coloca el saco o el contenedor. Incluso, se suele colocar un film de polietileno sobre ella en la zona de colocación del sustrato, para evitar que alguna raíz del cultivo pueda salir por los cortes para el drenaje y arraigue en la tierra.

En el cultivo sin suelo, gracias a la utilización de un sustrato como medio de soporte y nutrición, se consigue una óptima relación aire/agua en el sistema radicular de la planta, favoreciendo el desarrollo del cultivo. Esto elimina los problemas existentes en suelos incultivables o de malas características agronómicas.

Con este sistema de cultivo, la nutrición de las plantas está mucho más controlada que en los cultivos en suelo, pues no existen interacciones. Supone a su vez, un ahorro de agua y fertilizantes, evitando la contaminación de suelos y acuíferos, pues los drenajes de los cultivos están controlados.

Así mismo, se puede reducir el empleo de desinfectantes, ya que el cultivo no se encuentra expuesto a las enfermedades del suelo al no estar en contacto con el mismo.

Además de lo anterior, generalmente se obtiene un producto de una mayor calidad, de una manera más rápida y con mayor potencial productivo.

No obstante, este sistema de cultivo sin suelo que se realiza en invernaderos, presenta ciertos inconvenientes que no lo hacen aconsejable en ciertas situaciones.

Así pues, aun teniendo un suelo muy pesado, con malas características agronómicas, puede ocurrir que no exista la posibilidad o la conveniencia de instalar un invernadero, bien por el tipo de cultivo, por la climatología del lugar o por motivos económicos, con lo cual el cultivo sin suelo ya no podría solucionar el problema.

Así mismo este sistema de cultivo sin suelo supone una inversión importante que implica cambios completos del sistema de riego además del coste de los plásticos que se utilizan en el mismo.

Como inconveniente adicional, se encuentra la posible contaminación del medio ambiente debido a la utilización de estos plásticos y un posible vertido incontrolado de los mismos.

Además, es un sistema que requiere un importante asesoramiento técnico al agricultor, pues entre otros factores, se requiere de una mayor precisión en el manejo del riego y la nutrición, pues el cultivo se encuentra totalmente aislado del suelo y se trabaja con bajos volúmenes de sustrato con poca reserva de agua, por lo que un error puede traer consecuencias fatales para el cultivo.

Descripción de la invención El procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco que aquí se presenta comprende una serie de fases que son las que se indican a continuación.

La primera de ellas es la abertura de un surco en la tierra.

Una vez está abierto el surco, la siguiente fase es la colocación en su interior de la fibra de coco en seco.

Esta fibra de coco puede presentarse en cualquier forma, tanto en forma de tablas secas, en formas circulares, cuadradas, ... ya sea sin fundas o con fundas biodegradables.

Así mismo, la fibra de coco utilizada puede presentar cualquier forma granulométrica del sustrato procedente de la cáscara de coco, que puede ser en polvo, en chips, crush, ... así como estar formada por cualquier combinación, mezcla y proporciones de las mismas.

Igualmente la fibra de coco puede encontrarse mezclada con otro tipo de sustrato, como puede ser perlita, grano de arroz, cáscara de almendra molida, viruta de madera o cualquier otro material orgánico o no inerte.

A continuación, se realiza la hidratación de la fibra de coco que según va hidratándose va a ir aumentando de volumen.

Otra posibilidad es que la fibra de coco no se presenta en seco, sino en forma de material suelto previamente hidratado. En este caso, la hidratación de la fibra de coco se realiza con antelación a la colocación de la misma en el surco de tierra.

Una vez la fibra de coco se encuentra completamente hidratada y ha alcanzado su volumen final, se realiza el cerrado lateral del surco. Para ello se utiliza la misma tierra que previamente se ha apartado para la abertura del surco.

Al cerrarse el surco en los laterales, la fibra de coco puede quedar en superficie o bien completamente tapada en su cara superior. En este último caso en que la fibra de coco quede completamente tapada en su cara superior con una capa superior de tierra, visualmente no se aprecia, pero agronómicamente se aporta una mayor retención de humedad en la fibra de coco, lo cual puede interesar según sea la situación de la explotación que use este sistema.

La última fase es el trasplante de las plantas de cultivo directamente en la fibra de coco.

El surco en la tierra que se realiza para la colocación en su interior de la fibra de coco, debe tener una profundidad que, en el caso en que se desea que la fibra de coco quede en superficie, debe ser menor que la altura que alcanza dicha fibra de coco al hidratarse.

Una vez se realizan varios usos de la fibra de coco y, se considere que empieza a perder sus propiedades,...

 


Reivindicaciones:

1. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , caracterizado por que comprende las siguientes fases -abertura de un surco (1) en la tierra (2) ; -colocación en dicho surco (1) de la fibra de coco (3) en seco sin fundas o con fundas biodegradables; -hidratación de la fibra de coco (3) ; -cerrado lateral del surco (1) con la tierra (2) previamente apartada para la abertura del mismo, y; -trasplante de las plantas (5) de cultivo directamente en la fibra de coco (3) .

2. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según la reivindicación 1, caracterizado por que la hidratación de la fibra de coco se realiza previamente a la colocación de la misma.

3. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado por que tras el cerrado lateral del surco la fibra de coco (3) queda en superficie.

4. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 2, caracterizado por que tras el cerrado lateral del surco la fibra de coco (3) queda tapada totalmente en su cara superior.

5. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según la reivindicación 3, caracterizado por que el surco (1) de tierra (2) presenta una profundidad menor que la altura que alcanza la fibra de coco (3) al hidratarse.

6. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones 1 y 3 a 5, caracterizado por que la fibra de coco (3) se coloca preferentemente en forma de tablas secas.

7. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado por que la fibra de coco (3) utilizada presenta cualquier forma granulométrica del sustrato procedente de la cáscara de coco, con cualquier mezcla, combinación y proporciones de las mismas.

8. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado por que la fibra de coco (3) utilizada se encuentra mezclada con otro sustrato orgánico o no inerte.

9. Procedimiento de cultivo en suelo mediante fibra de coco (3) , según cualquiera de las reivindicaciones anteriores, caracterizado por que la fibra de coco (3) es sustituible por una nueva tras varios usos.

Fig.l 2 1

Fig.2 3

" "

:-:.: -: ... ::.: :. .. :..

Fig.3.1

Fig.3.2

3

1

Fig.3.3

Fig.4

Fig.5