Placas imantadas alisadoras de pelo contrapesos.

1. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, que siendo del tipo de placas utilizadas en peluquería para aplicar los tratamientos alisadores del cabello

, se caracterizan por ser placas que contienen un imán en su interior y a las que se acopla un contrapeso para hacer más efectivo el tratamiento. Cada placa está compuesta de tres láminas superpuestas en las que la primera es un film de PVC, la intermedia es un imán flexible y la tercera es un film de polímero. Una de las dos placas dispone en su parte inferior, por la cara externa, un velcro de ganchos como sistema de agarre para sujetar el contrapeso.

2. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicación 1, caracterizadas por su forma rectangular para alisar para cabellos largos y unas dimensiones de 10 cm. de ancho por 21 de largo.

3. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicación 1, caracterizadas por tener forma cuadrada para alisar cabellos cortos y flequillos y unas dimensiones de 10 x 10 cm.

4. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicaciones 1, 2 y 3, caracterizándose el contrapeso por su forma rectangular, por sus dimensiones de 9 cm. de largo, 2,5 cm. de ancho y un espesor de 1 cm., y porque lleva en su parte interna como sistema de agarre un velcro enmarañado para adherirse a la placa imantada.

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201400911.

Solicitante: PIRQUERAS GONZALEZ, Eloy.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: PIRQUERAS GONZALEZ,Eloy.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > OBJETOS DE USO PERSONAL O ARTICULOS DE VIAJE > ARTICULOS PARA EL PEINADO O EL AFEITADO; CUIDADO... > Tenacillas para el pelo, es decir, pinzas, utilizables... > A45D1/06 (con dos brazos de tenaza o más (A45D 1/02 tiene prioridad))
google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Placas imantadas alisadores de pelo con contrapesos

Objeto de la invención

La presente invención, según se expresa en el enunciado de esta memoria descriptiva, se refiere a unas placas imantadas alisadores de pelo con contrapesos, las cuales han sido concebidas y realizadas en orden a obtener notables ventajas respecto a otros medios existentes de análogas finalidades.

Las placas están previstas para que, en el momento de aplicar el tratamiento alisador, el pelo quede en medio de las mismas y poder acoplar, a una de ellas, que queda en el exterior, un contrapeso a la que se adhiere con un velero. El contrapeso facilita la tensión necesaria en el cabello para que el tratamiento haga su efecto. Al estar las placas imantadas, la fuerza de imantación que ejercen atrayéndose entre sí, sujetan el pelo impidiendo que se muevan o se caigan y ejerciendo, al mismo tiempo, tensión para el alisado.

Antecedentes de la invención

Se conocen numerosos dispositivos en el sector de la peluquería para realizar el alisado del pelo de forma permanente. Estos dispositivos están basados en placas de plástico en las cuales el pelo queda sujeto a las mismas por el producto que se aplica como elemento alisador, pero al no utilizar imanes ni contrapesos que ejerzan fuerza sobre el cabello no crean la suficiente tensión durante el proceso de ruptura de los puentes de disulfuro del pelo.

La forma del cabello, liso o rizado, depende de la manera en que se establezcan los puentes disulfuro entre las moléculas de queratina. En los cabellos lacios los puentes de disulfuro entre las alfa-hélices de la queratina se establecen al mismo nivel, mientras que en los cabellos rizados los puentes establecen uniones entre regiones que se sitúan en diferente nivel, como cuando se abrochan mal los botones de una chaqueta. Para conseguir que un pelo rizado quede liso de forma duradera es necesario romper esos puentes.

Para ello, se utilizan productos alisadores capilares a distintas concentraciones las cuales buscan romper los citados puentes del pelo para su posterior formación en otra posición usando las placas de plástico para mantener el pelo estirado durante el proceso. Las placas de plástico convencionales no llevan imanes ni contrapesos.

Los alisadores capilares más utilizados son de dos tipos, los que contienen ácido tioglicólico o los que contienen formol. Los primeros, emplean líquido de permanente con el cual se impregna el cabello que se pega bien estirado a una placa de plástico, colocando encima otra placa para que mantenga la forma durante todo el proceso de desrizado. Al ser

simples placas de plástico no se produce tensión suficiente en el pelo con lo cual no queda tan liso ni tiene un efecto tan duradero como con las placas imantadas con contrapeso.

Los alisadores con formol se utilizan también con placas de plástico pero tienen el inconveniente de que necesitan, para ser efectivos, unas concentraciones de producto al 2 o al 5 4% de formol, las cuales están prohibidas por muchas legislaciones, entre ellas la de la Unión

Europea, además de que tienen un fuerte olor que no es tolerado por muchos profesionales de la peluquería ni por muchos clientes. Para que este producto se pueda utilizar sin que sea dañino para la salud tiene que tener en su composición menos del 0,2% de formol según establece la directiva europea 76/768/EEC. Al tener tan baja concentración formol y ser 10 aplicado con simples placas de plástico el cabello no queda tan liso como con las placas imantadas con contrapesos.

Todos los dispositivos que se utilizan en peluquería actualmente para aplicar estos productos son placas de plástico sin imanes ni contrapesos. Estas placas al no ejercer tensión sobre el pelo se producen ondulaciones por lo que el cabello no queda totalmente desrizado. 15 Descripción de la invención

Se trata de placas imantadas para desrizar el pelo, colocando a una de ellas un contrapeso para que ejerza tensión durante el tratamiento de desrizado del cabello. Como se ha explicado para desrizar el cabello de forma permanente es necesario romper los puentes de disulfuro del pelo para cambiar su estructura rizada a otra lisa, esto se consigue aplicando un 20 producto para desrizar el cabello. Las placas imantadas con contrapesos vienen a mejorar el proceso de desrizado.

Los mechones de pelo se colocan entre dos placas colocando el contrapeso en la placa que queda encima. Esta placa tiene adherida en la parte inferior, un sistema de agarre, consistente en un velero, para que el contrapeso, que también lo lleva, no se mueva durante el 25 proceso de desrizado del cabello. Ambas placas quedan unidas entre sí, con el pelo en medio, por la fuerza que ejercen los imanes, que llevan incorporados en su intererior, al atraerse. El contrapeso, a su vez, ejerce una fuerza hacia abajo que provoca la tensión necesaria para que el pelo quede totalmente estirado.

Con estas placas se consigue un alisado mucho más perfecto y duradero en el tiempo 30 que el que se obtiene con los sistemas basados en placas de plástico sin imanes ni contrapeso que son las que habitualmente se utilizan en las peluquerías ya que estas no ejercen tensión sobre el cabello, simplemente sirven como soporte para el pelo durante el proceso.

Cada placa tiene dos caras y está compuesta, a su vez, de tres láminas, el reverso es un film de PVC que le da rigidez con el fin de evitar que se produzcan ondulaciones no

deseadas en el cabello durante el tratamiento. El anverso, que es la que queda pegada al pelo, es un film de polímero, situándose un imán flexible, lámina intermedia, entre el film de PVC y el de polímero. Es decir, cada placa está formada por un film de PVC, una lámina de imán y un film de polímero, siendo necesario utilizar dos placas de estas características para cada mechón de cabello. Solo una de las placas, la que queda encima cuando se aplica el tratamiento, lleva en la parte inferior del anverso un velero para acoplar el contrapeso. Son placas ligeras y muy delgadas, flexibles y fáciles de usar.

Las placas no provocan ninguna reacción perjudicial para el cabello ni para la piel ya que el imán queda en el interior de la placa y no entra en contacto en ningún momento con el pelo. Así mismo, el film de polímero también hace de capa protectora por lo que las placas tienen una doble protección frente a los productos alisadores y frente al imán de tal forma que ninguno de ellos puede entrar en contacto ni con la piel ni con el cabello del cliente.

El contrapeso tiene forma rectangular y sus dimensiones son: 9 cm de largo por 2,5 de ancho y un espesor de 1 cm. En la parte interior lleva pegado un velero con el que queda fijado a la placa imantada.

Las placas imantadas son de dos tipos, rectangulares, de 10 cm de ancho por 21 de largo, que se utilizan para el alisado del cabello largo y cuadradas, de 10 x 10 cm, para el flequillo o los cabellos cortos.

Breve descripción de los dibujos

Para una mejor comprensión de lo expuesto hasta ahora se acompañan a esta memoria unos dibujos en los que se representan los dos tipos de placas y el contrapeso.

Fig. 1.- Muestra una vista en perspectiva de las placas enfrentadas tal y como quedarían en el momento de su utilización. La figura 1.1 es un detalle del lateral de las placas en las que se aprecia su composición.

Fig. 2.- Muestra una vista de la cara interna y externa de las placas rectangulares para cabello largo.

Fig. 3.- Muestra una vista de la cara interna y externa de las placas cuadradas para cabello corto y flequillo

Fig. 4.- Muestra una vista de la cara interna y extema del contrapeso de plomo.

Descripción de una forma de realización preferida

A la vista de las comentadas figuras,...

 


Reivindicaciones:

1. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, que siendo del tipo de placas utilizadas en peluquería para aplicar los tratamientos alisadores del cabello, se caracterizan por ser placas que contienen un imán en su interior y a las que se acopla un contrapeso para hacer más efectivo el tratamiento. Cada placa está compuesta de tres láminas superpuestas en las que la primera es un film de PVC, la intermedia es un imán flexible y la tercera es un film de polímero. Una de las dos placas dispone en su parte inferior, por la cara externa, un velcro de ganchos como sistema de agarre para sujetar el contrapeso.

2. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicación 1, caracterizadas por su forma rectangular para alisar para cabellos largos y unas dimensiones de 10 cm. de ancho por 21 de largo.

3. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicación 1, caracterizadas por tener forma cuadrada para alisar cabellos cortos y flequillos y unas dimensiones de 10 x 10 cm.

4. Placas imantadas alisadoras de pelo con contrapesos, según reivindicaciones 1, 2 y 3, caracterizándose el contrapeso por su forma rectangular, por sus dimensiones de 9 cm. de largo, 2,5 cm. de ancho y un espesor de 1 cm., y porque lleva en su parte interna como sistema de agarre un velcro enmarañado para adherirse a la placa imantada.