Placa para artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar.

Placa para artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar.

La invención describe una novedosa placa

(1) de fijación especialmente diseñada para la artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar. A diferencia de las placas actuales, la placa (1) de la invención está configurada para adaptarse a la zona lateral exterior de la articulación metacarpo-falángica del pulgar por medio de una curvatura tanto en el propio plano de la placa (1) como en el plano perpendicular a la misma.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201331470.

Solicitante: SERVICIO ANDALUZ DE SALUD.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: HERNANDEZ CORTES,Pedro, BAENA MARTÍNEZ,José Manuel.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > DIAGNOSTICO; CIRUGIA; IDENTIFICACION (análisis de... > Instrumentos, dispositivos o procedimientos quirúrgicos,... > A61B17/80 (Placas corticales)
google+ twitter facebookPin it
Placa para artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar.

Fragmento de la descripción:

PLACA PARA ARTRODESIS DE LA ARTICULACIÓN METACARPO- FALÁNGICA DEL PULGAR

OBJETO DE LA INVENCIÓN

La presente invención pertenece al campo de la medicina, y más concretamente al campo de las placas utilizadas en determinados procedimientos quirúrgicos para unir rígidamente dos o más fragmentos óseos.

El objeto de la presente invención es una novedosa placa de fijación especialmente diseñada para la artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

Una artrodesis es una operación quirúrgica en la que se fijan dos piezas óseas de tal modo que la articulación que previamente existía entre las mismas queda anclada. Para realizar esta fijación normalmente se utilizan, agujas, alambres, tornillos o una placa atornillada de un material rígido biocompatible, como por ejemplo titanio, dotada de una serie de orificios para el uso de tornillos o similares. Los tornillos se fijan a las respectivas piezas óseas, y así la posición relativa entre éstas queda fijada por la placa.

En determinadas ocasiones, lesiones postraumáticas, infecciosas, degenerativas, inflamatorias o neurológicas de la articulación metacarpo-falángica del pulgar obligan a llevar a cabo una artrodesis para aliviar el dolor y la inestabilidad por la que se manifiestan. Cuando se utiliza una placa para la artrodesis, aunque en el mercado existen placas anatómicas premoldeadas, habitualmente se utiliza una placa convencional plana de forma esencialmente rectangular. Esta placa normalmente se moldea manualmente hasta que forma un ángulo de unos 20° en flexión que es la posición considerada óptima para la fusión de la articulación. La fijación se lleva a cabo en la cara dorsal del pulgar del paciente, es decir, en la zona superior del pulgar.

Un inconveniente relacionado con el uso de placas atornilladas por vía dorsal es la interferencia con el aparato extensor del pulgar (tendones extensor corto y extensor largo) que generalmente quedan adheridos en el implante y la cicatriz, y que determinan una

pérdida de movilidad no deseada de la articulación interfalángica, en principio sana, y que a veces es fuente de dolor por el roce con las estructuras tendinosas referidas.

Por tanto, existe aún la necesidad en este campo de un nuevo elemento de fijación que supere los inconvenientes de la técnica anterior.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

La presente invención soluciona el problema descrito gracias al uso de una nueva placa de fijación que está especialmente diseñada para su fijación a la zona lateral de la articulación metacarpo-falángica. Esta nueva ubicación de la placa de fijación evita el dolor que se produce como consecuencia del rozamiento con los tendones extensores de la placa fijada según la técnica anterior.

En este documento, para definir la forma de la placa se hace referencia a dos planos: el "plano de la placa" es aquel paralelo a las caras principales de la placa donde se encuentran los orificios, y el "plano perpendicular a la placa" es perpendicular al anterior. Nótese que, como la placa de la invención está curvada en ambos planos para adaptarse a la anatomía y la posición óptima de la fusión, en realidad no se trataría estrictamente de planos sino de superficies. Adicionalmente, la placa de la invención se describe haciendo referencia a unas porciones vistas según uno u otro de los planos descritos, de tal modo que es posible que las porciones de una y otra vista no coincidan exactamente unas con otras. Al igual que en el caso anterior, el objeto de utilizar esta terminología es describir la forma de la placa de la mejor forma posible. En cualquier caso, teniendo en cuenta las figuras que se presentan más adelante en el presente documento, estimamos que está suficientemente claro a qué se está haciendo referencia en cada momento.

La placa de la invención, que de modo similar a las placas actuales comprende una pluralidad de orificios de fijación ósea, se diferencia principalmente de las mismas en que está configurada para adaptarse a la zona lateral exterior de la articulación metacarpo- falángica de un paciente por medio de una curvatura tanto el propio plano de la placa como en el plano perpendicular a la misma.

Es decir, la placa de la técnica anterior es plana, y aunque durante su fijación a la articulación es posible "moldearla" hasta cierto punto doblándola dentro del plano perpendicular a la misma, no es posible doblarla "de canto" dentro del propio plano de la

placa. Por ello, aún manipulando la placa actual, sería imposible conseguir la placa de la invención, ya que ésta está curvada en ambos planos para que se adapte de la manera más natural posible a la zona lateral de la articulación metacarpo-falángica en una posición funcional y sólo se puede conseguir fabricándola ex profeso.

En cuanto a la curvatura en el propio plano de la placa, preferentemente se trata de una curvatura que conecta una primera porción y una segunda porción de la placa esencialmente rectas en ese plano. Esta curvatura puede ser una curva suave que conecta dichas dos porciones o bien estar formada a partir de uno o más cantos vivos. De acuerdo con una realización preferida de la invención, la curvatura en el plano de la placa es de entre 20° y 75°, más preferiblemente de entre 25° y 35°, para adaptarse la articulación metacarpo- falángica en posición funcional.

En cuanto a la curvatura en el plano perpendicular a la placa, preferentemente se trata de una curvatura que conecta de una forma suave la primera porción de la placa, que también es recta en ese plano, con la segunda porción, teniendo dicha segunda porción en ese plano una forma recta con un extremo orientado esencialmente en paralelo a la primera porción. En una realización preferida, la curvatura en el plano perpendicular la placa es de entre 26° y 66°, más preferiblemente entre 45° y 55°, para rodear lateralmente dicha articulación metacarpo-falángica.

De manera general, la primera porción está destinada a su fijación al primer metacarpiano del pulgar y la segunda porción está destinada a su fijación a la falange proximal pulgar. Por ello, preferentemente la segunda porción es más corta que la primera porción.

En lo que respecta a los orificios de fijación ósea, éstos están preferentemente ubicados de tal modo que al menos un orificio ubicado en la primera porción permite insertar un medio de fijación atornillado al metacarpiano esencialmente en perpendicular al mismo, al menos un orificio ubicado junto al extremo de la segunda porción permite insertar un medio de fijación a la falange proximal esencialmente en perpendicular a la misma, y otro orificio ubicado esencialmente en el centro de la segunda porción permite insertar otro medio de fijación a la zona de la articulación metacarpo-falángica esencialmente oblicuo o en diagonal a la misma. Este orificio para tornillo diagonal puede llevar una vaina guía adaptada a la placa para marcar la dirección del brocado. De esta forma, y en particular con este medio de fijación, o tornillo, diagonal se fija el hueso metacarpiano con la falange en compresión, y constituye una importante diferencia con relación a los sistemas de fijación utilizados hasta la fecha en

este campo donde los tornillos se han fijado tradicionalmente exclusivamente en perpendicular al metacarpiano y a la falange. Al atravesar este tornillo completamente la articulación anclándose a ambos huesos, se mejora la estabilidad del anclaje.

Más preferentemente, los inventores de la presente solicitud han descubierto que la placa debe tener idealmente cuatro orificios en la primera porción y tres orificios en la segunda porción. Los cuatro oficios de la primera porción quedarán...

 


Reivindicaciones:

1. Placa (1) para artrodesis de la articulación metacarpo-falángica del pulgar, que comprende una pluralidad de orificios (2) de fijación ósea, caracterizada porque está configurada para adaptarse a la zona lateral exterior de la articulación metacarpo-falángica del pulgar, por medio de una curvatura tanto en el propio plano de la placa (1) como en el plano perpendicular a la misma.

2. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 1, donde la curvatura (a) en el plano de la placa (1) conecta una primera porción (1a) y una segunda porción (1b) esencialmente rectas en ese plano.

3. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 2, donde la segunda porción (1b) es más corta que la primera (1a) porción.

4. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde la curvatura (P) en el plano perpendicular a la placa (1) conecta de una forma suave dicha primera porción (1a) recta en ese plano con dicha segunda porción (1b), teniendo dicha segunda porción (1b) en dicho plano perpendicular a la placa (1) una forma recta con un extremo orientado esencialmente en paralelo a la primera porción (1a).

5. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde la curvatura (a) en el plano de la placa (1) es de entre 20° y 75° para adaptarse al ángulo natural de la articulación metacarpo-falángica.

6. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 5, donde la curvatura (a) en el plano de la placa (1) es de entre 25° y 35°.

7. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde la curvatura (P) en el plano perpendicular a la placa (1) es de entre 26° y 66° para rodear lateralmente dicha articulación metacarpo-falángica.

8. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 7, donde la curvatura (P) en el plano perpendicular a la placa (1) es de entre 45° y 55°.

9. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, donde los orificios

(3) de fijación ósea están ubicados de tal modo que al menos un orificio (2a-2d) ubicado en la primera porción (1a) permite insertar un medio (Ta-Td) de fijación al metacarpiano (M) esencialmente en perpendicular al mismo, al menos otro orificio (2f-2g) ubicado junto al extremo de la segunda porción (1b) permite insertar un medio (Tf-Tg) de fijación a la falange proximal (F) esencialmente en perpendicular a la misma, y otro orificio (2e) ubicado esencialmente en el centro de la segunda porción (1b) permite insertar un medio (Te) de fijación atravesando la articulación metacarpo-falángica (M-F) esencialmente en diagonal a la misma.

10. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 9, que comprende cuatro orificios (2a-2d) en la primera porción (1a) y tres orificios (2e-2g) en la segunda porción (1b).

11. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 10, donde un orificio (2c) de la primera porción (1a) es alargado y con los bordes inclinados para recibir un tornillo (Te) de compresión que se fija al metacarpiano del paciente.

12. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 10, donde tres orificios (2a, 2b, 2d) de la primera porción (1a) y un orificio (2g) de la segunda porción (1b) tienen una rosca interna para recibir tornillos (Ta, Tb, Td, Tg) de cabeza roscada.

13. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, que además comprende un posicionador (3) para facilitar su colocación.

14. Placa (1) de acuerdo con la reivindicación 13, donde el posicionador (3) es una barra acoplable esencialmente en perpendicular al plano de la placa (1) por medio de un orificio adicional de dicha placa (1).

15. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones 9-14, que además comprende una vaina guía complementaria para marcar dirección del brocado correspondiente al medio (Te) de fijación diagonal del orificio (2e).

16. Placa (1) de acuerdo con cualquiera de las reivindicaciones anteriores, que además comprende unos orificios adicionales ubicados en los extremos para la fijación provisional de la placa (1) mediante agujas de Kirchner.