Mutaciones en K-ras y terapia con anticuerpos anti-EGFr.

Un método para predecir si un paciente que sufre de cáncer colorrectal no responderá al tratamiento con panitumumab

, que comprende la determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en un tumor de dicho paciente, en donde la mutación de K-ras se selecciona entre G12S, G12V, G12D, G12A, G12C, y G13D; y en donde si está presente una mutación de K-ras, se pronostica que el paciente no responderá al tratamiento con panitumumab.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/US2008/003312.

Solicitante: AMGEN INC..

Nacionalidad solicitante: Estados Unidos de América.

Dirección: ONE AMGEN CENTER DRIVE THOUSAND OAKS, CA 91320-1799 ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.

Inventor/es: FREEMAN,DANIEL, JUAN,TODD, RADINSKY,ROBERT.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > BIOQUIMICA; CERVEZA; BEBIDAS ALCOHOLICAS; VINO; VINAGRE;... > PROCESOS DE MEDIDA, INVESTIGACION O ANALISIS EN LOS... > Procesos de medida, investigación o análisis en... > C12Q1/68 (en los que intervienen ácidos nucleicos)

PDF original: ES-2458626_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Mutaciones en K-ras y terapia con anticuerpos anti-EGFr

CAMPO

La presente solicitud se refiere a las mutaciones de K-ras, a polinucleótidos que codifican polipéptidos mutantes de K-ras, y a métodos de identificación de las mutaciones de K-ras. La presente solicitud también se refiere a métodos para el diagnóstico del cáncer; y métodos y kits para la predicción de la utilidad de los agentes de unión específicos anti-EGFR en el tratamiento de tumores.

Antecedentes Ciertas aplicaciones de anticuerpos monoclonales en la terapia del cáncer se basan en la capacidad del anticuerpo para liberar específicamente a los tejidos cancerosos funciones efectoras citotóxicas tales como isotipos, toxinas o fármacos que mejoran el sistema inmunitario. Un enfoque alternativo es utilizar anticuerpos monoclonales para afectar directamente a la supervivencia de las células tumorales, privándolas de señales de proliferación extracelulares esenciales, tales como aquellas mediadas por factores de crecimiento a través de sus receptores celulares. Uno de los objetivos atractivos en este enfoque es el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) , que se une a EGF y al factor de crecimiento transformante α (TGFα) (véanse, p. ej., Ullrich et al., Cell 61:203-212, 1990; Baselga et al., Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al. en Biologic Therapy of Cancer 607-623, Philadelphia: J.B. Lippincott Co, 1995; Fan et al., Curr. Opin. Oncol. 10: 67-73, 1998) . La unión de EGF o TGFa a EGFR, una glicoproteína de superficie celular transmembrana de 170 kDa, desencadena una cascada de eventos bioquímicos celulares, incluyendo la autofosforilación y la internalización EGFr, que culmina en la proliferación celular (véase, por ejemplo, Ullrich et al., Cell 61:203-212, 1990) .

Varias observaciones implican a EGFr en el apoyo al desarrollo y la progresión de tumores sólidos humanos. Se ha demostrado que el EGFr se expresa en exceso en muchos tipos de tumores sólidos humanos (véanse, por ejemplo, Mendelsohn Cancer Cells 7:359 (1989) , Mendelsohn Cancer Biology 1:339-344 (1990) , Modjtahedi y Dean Int'l J. Oncología 4:277-296 (1994) ) . Por ejemplo, la expresión en exceso de EGFr se ha observado en algunos carcinomas de pulmón, de mama, de colon, gástricos, de cerebro, de vejiga, de cabeza y cuello, de ovario, y de próstata (véase, por ejemplo, Modjtahedi y Dean Int'l J. Oncology 4:277-296 (1994) ) . Se ha informado que el aumento en los niveles de receptor está asociado con un mal pronóstico clínico (véase, p. ej., Baselga et al. Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia: J.B. Lippincott Co, 1995; Modjtahedi et al., Intl. J. of Oncology 4:277-296, 1994; Gullick, Br. Medical Bulletin, 47:87-98, 1991; Salomon et al., Crit. Rev. Oncol. Hematol. 19: 183-232, 1995) . Se ha demostrado que tanto el factor de crecimiento epidérmico (EGF) como factor de crecimiento transformante alfa (TGF-α) se unen a EGF-r y conducen a la proliferación celular y el crecimiento tumoral. En muchos casos, el aumento de la expresión de EGFr en superficie fue acompañado por la producción de TGFα o EGF por las células tumorales, lo que sugiere la participación de un control de crecimiento autocrino en la progresión de los tumores (véanse, p. ej., Baselga et al. Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia: JB Lippincott Co, 1995; Modjtahedi et al., Intl. J. of Oncology 4:277-296, 1994; Salomon et al., Crit. Rev. Oncol. Hematol. 19: 183-232, 1995) .

De este modo, ciertos grupos han propuesto que los anticuerpos contra EGF, TGF-α, y EGF-r pueden ser útiles en la terapia de tumores que expresan o expresan en exceso EGF-R (véanse, p. ej., Mendelsohn Cancer Cells 7:359 (1989) , Mendelsohn Cancer Biology 1:339-344 (1990) , Modjtahedi y Dean Int'l J. Oncology 4:277-296 (1994) , Tosi et al. Int'l J. Cancer 62:643-650 (1995) ) . De hecho, se ha demostrado que los anticuerpos anti-EGF-R que bloquean la unión de EGF y de TGF-α al receptor parecen inhibir la proliferación de células tumorales. Al mismo tiempo, sin embargo, no parece que los anticuerpos anti-EGF-R inhiban el crecimiento celular independiente de EGF y TGF-α (Modjtahedi y Dean Int'l J. Oncology 4:277-296 (1994) ) .

Los anticuerpos monoclonales específicos para EGFr humano, capaces de neutralizar la unión de EGF y TGFα a las células tumorales y de inhibir la proliferación celular mediada por ligandos in vitro, han sido generados a partir de ratones y ratas (véanse, p. ej., Baselga et al., Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia: J.B. Lippincott Co, 1995; Fan et al., Curr. Opin. Oncol. 10: 67-73, 1998; Modjtahedi et al., Intl. J. Oncology 4: 277-296, 1994) . Algunos de esos anticuerpos, tales como el 108, el 225 (véase, p. ej., Aboud-Pirak et al., J. Natl. Cancer Inst. 80: 1605-1611, 1988) y el 528 (véanse, p. ej., Baselga et al., Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., en Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia:

J.B. Lippincott Co, 1995) de ratón o los anticuerpos monoclonales ICR16, ICR62 y ICR64 de rata (véase, p. ej., Modjtajedi et al., Intl. J. Oncology 4: 277-296, 1994; Modjtahedi et al., Fr. J. Cancer 67:247-253, 1993; Modjtahedi et al., Fr. J. Cancer 67: 254-261, 1993) , se evaluaron exhaustivamente para determinar su capacidad para afectar al crecimiento tumoral en modelos de xenoinjerto de ratón. La mayoría de los anticuerpos monoclonales anti-EGFr fueron eficaces en la prevención de la formación de tumores en ratones atímicos cuando se administraron junto con las células tumorales humanas (Baselga et al. Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Modjtahedi et al., Fr. J. Cancer

67: 254-261, 1993) . Cuando se inyectaron a ratones portadores de xenoinjertos de tumores humanos establecidos, los anticuerpos monoclonales de ratón 225 y 528 causaron la regresión parcial del tumor y requirieron la administración simultánea de agentes quimioterapéuticos, tales como doxorrubicina o cisplatino, para la erradicación de los tumores (Baselga et al. Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., en Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia: J.B. Lippincott Co., 1995; Fan et al., Cancer Res. 53: 4637-4642, 1993; Baselga et al., J. Natl. Cancer. Inst. 85: 1327-1333, 1993) . Una versión quimérica del anticuerpo monoclonal 225 (C225) , en la que las regiones variables de los anticuerpos de ratón se conectan a regiones constantes humanas, exhibió una actividad antitumoral in vivo mejorada, pero sólo a dosis elevadas (véase, p. ej., Goldstein et al., Clinical Cancer Res.

1: 1311-1318, 1995; Prewett et al., J. Immunother. Emphasis Tumor Immunol. 19: 419-427, 1996) . Los anticuerpos ICR16, ICR62 e ICR64 de rata causaron la regresión de tumores establecidos, pero no su erradicación completa (Modjtahedi et al., Fr. J. Cancer 67: 254-261, 1993) . Estos resultados establecieron EGFr como una diana prometedora para la terapia con anticuerpos contra tumores sólidos que expresan EGFr y condujeron a ensayos clínicos en seres humanos con el anticuerpo monoclonal C225 en múltiples cánceres sólidos humanos (véase, p. ej., Baselga et al. Pharmacol. Ther. 64: 127-154, 1994; Mendelsohn et al., Biologic Therapy of Cancer págs. 607-623, Philadelphia: J.B. Lippincott Co, 1995; Modjtahedi et al., Intl. J. of Oncology 4:277-296, 1994) .

Ciertos avances en las técnicas biológicas hacen posible la producción de un anticuerpo anti-EGFR completamente humano. Utilizando ratones transgénicos para genes de inmunoglobulina humanos (tecnología XenoMouse™, Abgenix, Inc.) , se desarrollaron anticuerpos... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un método para predecir si un paciente que sufre de cáncer colorrectal no responderá al tratamiento con panitumumab, que comprende la determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en un tumor

de dicho paciente, en donde la mutación de K-ras se selecciona entre G12S, G12V, G12D, G12A, G12C, y G13D; y en donde si está presente una mutación de K-ras, se pronostica que el paciente no responderá al tratamiento con panitumumab.

2. El método de la reivindicación 1, en donde la etapa de determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en un tumor comprende la amplificación de un ácido nucleico de K-ras del tumor y la secuenciación del ácido nucleico amplificado.

3. El método de la reivindicación 1, en donde la etapa de determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en el tumor comprende la detección de un polipéptido de K-ras mutante en una muestra del tumor 15 utilizando un agente de unión específica a un polipéptido de K-ras mutante.

4. Un método para predecir si un tumor de un de cáncer colorrectal no responderá al tratamiento con panitumumab, que comprende la determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en una muestra de dicho tumor, en donde la mutación de K-ras se selecciona entre G12S, G12V, G12D, G12A, G12C, y G13D; y en donde la presencia de la mutación de K-ras indica que el tumor no responderá al tratamiento con panitumumab.

5. El método de la reivindicación 4, en donde la etapa de determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en la muestra de dicho tumor comprende la amplificación de un ácido nucleico de K-ras del tumor y la secuenciación del ácido nucleico amplificado.

6. El método de la reivindicación 4, en donde la etapa de determinación de la presencia o ausencia de una mutación de K-ras en la muestra de dicho tumor comprende la detección de un polipéptido mutante de K-ras utilizando un agente de unión específica a un polipéptido mutante de K-ras.