Mineral que contiene carbonato alcalinotérreo para la limpieza de superficies.

Un procedimiento para limpiar superficies sólidas chorreando en seco dichas superficies con partículas de carbonato alcalinotérreo natural caracterizadas porque tienen un diámetro de partícula medio de 100 a 500 μm y una dureza de Mohs de menos de 4

, con la condición de que las partículas de carbonato alcalinotérreo no estén en forma de precipitados o aglomerados.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2009/055273.

Solicitante: Omya International AG.

Nacionalidad solicitante: Suiza.

Dirección: BASLERSTRASSE 42 4665 OFTRINGEN SUIZA.

Inventor/es: BURI, MATTHIAS, GANE,PATRICK A.C, SKOVBY,MICHAEL.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > TRABAJO CON MUELA; PULIDO > TRATAMIENTO POR CHORRO ABRASIVO O CHORRO ANALOGO,... > B24C11/00 (Empleo de materiales abrasivos seleccionados para los chorros abrasivos (composiciones de productos a pulir C09G))

PDF original: ES-2458540_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Mineral que contiene carbonato alcalinotérreo para la limpieza de superficies La presente invención se refiere a un procedimiento de chorreo en seco para la limpieza de superficies sólidas así como a pigmentos abrasivos especiales para el mismo y un método para su producción.

La limpieza por chorreo, también llamada chorreo de arena o chorreo de cuentas, es un término genérico para el procedimiento de alisar, conformar y limpiar una superficie dura forzando partículas sólidas a través de esa superficie a altas velocidades usando aire comprimido. El efecto es similar al del uso de papel de lija, pero proporciona un acabado más uniforme sin problemas en las esquinas o hendiduras.

Hay una investigación continua de nuevos materiales y técnicas mejoradas de limpieza por chorreo debido a las numerosas desventajas de los materiales previamente usados. Históricamente, el material usado para el chorreo de arena era arena que se había tamizado hasta un tamaño uniforme. Sin embargo, el polvo de sílice producido en el procedimiento de chorreo de arena provocaba silicosis después de una inhalación de polvo prolongada. El chorreo de arena sólo se puede realizar actualmente en un ambiente controlado usando ventilación, ropa protectora y suministro de aire para respirar.

Se han desarrollado otros materiales para el chorreo de arena para usarse en lugar de la arena; por ejemplo, granos de acero, proyectiles de acero, escoria de cobre, cuentas de vidrio (chorreo de cuentas) , pellas metálicas, hielo seco, corindón e incluso cáscaras de coco o mazorcas de maíz trituradas.

La técnica de limpieza por chorreo se usa para la limpieza de diversos materiales tales como recipientes metálicos, cascos de barcos, ladrillos y trabajos de hormigón. Se usa para limpiar estructuras industriales así como comerciales.

Hay muchas técnicas diferentes de limpieza por chorreo, tales como, p. ej., chorreo en seco y chorreo en húmedo.

El chorreo en húmedo tiene muchas ventajas sobre el chorreo en seco tales como ausencia de formación de polvo y chorreo sin daño a la superficie. El chorreo en húmedo está acompañado por inyección del abrasivo en una corriente de agua presurizada o creación de una suspensión de abrasivo y agua que se presuriza o se introduce en una corriente de aire comprimido.

Sin embargo, hay muchas aplicaciones que necesitan condiciones secas, p. ej. debido a la sensibilidad al agua de las superficies o el material de chorreo, casos en los que no se puede usar el chorreo en húmedo.

Así, hay una necesidad continua de materiales y técnicas de chorreo que proporcionen la máxima seguridad para el operario mediante una formación de polvo mínima, pero al mismo tiempo una limpieza eficaz sin dañar las superficies.

En la técnica anterior había varias sugerencias para una limpieza por chorreo mejorada, la mayoría de las cuales se refiere sin embargo a la limpieza por chorreo en húmedo o materiales abrasivos insuficientes como agentes de chorreo.

Por ejemplo, DE 42 22 884 A1 se refiere a un método de limpieza uniforme de fachadas de edificios mediante chorreo en seco, en el que un agente abrasivo es arrastrado en un chorro de aire presurizado. Sin embargo, el agente de chorreo consiste en una mezcla de perlas de vidrio de 70 a 110 micras de tamaño de grano, corindón normal de 44 a 74 micras de tamaño de grano y corindón mixto de 53 a 88 micras de tamaño de grano, es decir, un material que no tiene problemas de formación de polvo, pero que es muy duro y tiene bordes agudos, respectivamente, teniendo así un efecto perjudicial sobre un número de superficies que se van a limpiar.

En US 6.113.475 se describe un método para limpiar un recipiente y un aparato para el mismo para limpiar una capa superficial del recipiente chorreando partículas finas de bicarbonato sódico con aire presurizado en el recipiente. Sin embargo, el bicarbonato sódico es un material muy blando que solo es adecuado para revestimientos muy especiales. Así, también se menciona en este documento que el método se usa para la exfoliación de pintura o similar, un requisito previo para lo cual es que la superficie que se va a limpiar sea muy uniforme a fin de hacer posible la exfoliación. De otro modo, las pinturas deben ser blandas o no estar endurecidas. Por otra parte, el bicarbonato sódico es higroscópico y soluble en agua y por lo tanto no es adecuado para la eliminación de depósitos acuosos o húmedos de las superficies.

WO 94/07658 A1 se refiere a un agente de chorreo para eliminar revestimientos como pintura, óxidos, incrustaciones y similares de metales, aleaciones, materiales compuestos y sustratos similares, y a un procedimiento para eliminar dichos revestimientos. El agente de chorreo comprende un precipitado o aglomerado de carbonato cálcico insoluble en agua, carbonato magnésico o mezclas de los mismos y 0-30% en peso de sulfato alcalino y/o sulfato magnésico. Preferiblemente, el agente de chorreo es carbonato cálcico precipitado o aglomerados del mismo que tienen un tamaño de partícula de 10-200 µm, preferiblemente de 40 a 80 µm. Según la enseñanza de este documento, los precipitados y los aglomerados son esenciales para evitar daños a las superficies tratadas ya que se encontró que las partículas de carbonato insolubles en agua naturales como dolomita tienen una estructura que es predominantemente cristalina dejando perfiles o grietas en la superficie.

En US 5.827.114 se describe un procedimiento de chorreo de suspensiones que emplea un medio portador líquido que contiene un abrasivo en partículas soluble en agua dispersado para mejorar la eficacia de la limpieza por chorreo. Sin embargo, el agente de chorreo se debe chorrear en una corriente aceleradora líquida que puede ser acuosa o no acuosa, tal como glicerina.

US 5.531.634 se refiere a un método para limpiar por chorreo una superficie sólida usando una composición abrasiva de carbonato cálcico, en el que se puede usar una clase medioa, gruesa o fina de carbonato cálcico que tiene una dureza de Mohs de 4, 25, es decir un tipo de carbonato cálcico muy duro. El medio de chorreo puede ser aire presurizado, pero para el control del polvo se inyecta agua en la tobera. El uso de diferentes clases depende de la superficie que se va a limpiar, es decir cuanto más blanda es la superficie, más fina es la clase. La clase gruesa solo se puede usar para superficies duras a la vista del uso de carbonato cálcico relativamente duro.

En EP 1 467 841 A1 se sugiere un procedimiento adicional para eliminar un revestimiento de una superficie. Este procedimiento se describe como un procedimiento de borrado que tiene que cumplir un número de requisitos. El agente de borrado que puede estar constituido por carbonato cálcico comprende una pluralidad de partículas en forma de precipitados o aglomerados y se requiere que el chorreo se tenga que llevar a cabo con un ángulo de incidencia específico de las partículas y la superficie de entre 0° y 60° a fin de dejar que los precipitados o aglomerados redondos giren a lo largo de la superficie y así absorban el revestimiento. De otro modo, el procedimiento no funciona.

JP 2006 326 821 divulga un procedimiento según el preámbulo de la reivindicación 1 con partículas que tienen una dureza de Mohs de 1 a 6 y un tamaño de partícula de 50 a 2.000 µm.

Así, los procedimientos de la técnica anterior todavía tienen varios inconvenientes. Bien el material de chorreo es demasiado duro y provoca daño a la superficie que se va a limpiar o bien demasiado blando conduciendo a formación de polvo o un rendimiento de limpieza pobre.

Además, los procedimientos que usan carbonatos alcalinotérreos solo se pueden controlar mediante material adicional, etapas que consumen... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Un procedimiento para limpiar superficies sólidas chorreando en seco dichas superficies con partículas de carbonato alcalinotérreo natural caracterizadas porque tienen un diámetro de partícula medio de 100 a 500 µm y una dureza de Mohs de menos de 4, con la condición de que las partículas de carbonato alcalinotérreo no estén en forma de precipitados o aglomerados.

2. El procedimiento según la reivindicación 1, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural es carbonato cálcico natural y/o carbonato cálcico-magnésico natural.

3. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones 1 o 2, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural se selecciona del grupo que comprende mármol, calcita, yeso y dolomita, piedra caliza y mezclas de los mismos.

4. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural tiene una dureza de Mohs promedio de 2, 6 a 3, 9, preferiblemente de 2, 6 a 3, 4, p. ej. 3.

5. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural es mármol, preferiblemente mármol que contiene dolomita.

6. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el contenido de carbonato alcalinotérreo en el mineral de carbonato alcalinotérreo natural es > 90% en peso, más preferiblemente de 95 a 99, 9% en peso, p. ej. 99, 5% en peso.

7. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural tiene un contenido de calcio de al menos 21% en peso, preferiblemente > 35% en peso, más preferiblemente > 38% en peso.

8. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural tiene un contenido de magnesio máximo de 13% en peso, preferiblemente < 3% en peso, más preferiblemente < 1, 5% en peso.

9. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural comprende dolomita en un contenido de 0, 1 a 100% en peso, preferiblemente de 2 a 10% en peso, más preferiblemente de 3 a 7% en peso, p. ej. 5% en peso.

10. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural se clasifica proporcionando un residuo sobre un tamiz de 500 µm de 10% en peso, preferiblemente 8% en peso, más preferiblemente 5% en peso, p. ej. de 3 a 4% en peso.

11. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural se clasifica proporcionando un residuo sobre un tamiz de 200 µm de 20 a 60% en peso, preferiblemente de 25 a 50% en peso, más preferiblemente de 30 a 40% en peso, p. ej. 35% en peso.

12. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural se clasifica proporcionando un residuo sobre un tamiz de 90 µm de 50 a 95% en peso, más preferiblemente de 70 a 92% en peso, especialmente de 73 a 90% en peso, p. ej. 80% en peso.

13. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el carbonato alcalinotérreo natural se clasifica proporcionando un residuo sobre un tamiz de 45 µm de 90% en peso, más preferiblemente 93% en peso, lo más preferiblemente 95% en peso, especialmente de 97 a 99% en peso, p. ej. 98% en peso.

14. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque de 50 a 80% en peso, preferiblemente de 60 a 80% en peso, p. ej. 65% en peso de las partículas de carbonato alcalinotérreo natural tienen un tamaño de partícula de entre 90 y 500 µm.

15. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque las partículas de carbonato alcalinotérreo natural tienen un diámetro de partícula mediano de 110 a 400 µm, más preferiblemente de 130 a 300 µm, particularmente de 135 a 200 µm, lo más preferiblemente de 137 a 165 µm, p. ej. de 142 a 160 µm.

16. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque las partículas

alcalinotérreas naturales se obtienen mediante trituración en seco, p. ej. en un molino de bolas o un molino de martillos.

17. El procedimiento según la reivindicación 16, caracterizado porque las partículas alcalinotérreas naturales se obtienen mediante una combinación de uno o más de tales molinos con ciclones y tamices.

18. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el material que se va a eliminar de las superficies sólidas se selecciona del grupo que comprende pinturas, residuos de alimento tales como, p. ej., leche o chocolate, y residuos farmacéuticos.

19. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque las superficies sólidas comprenden materiales seleccionados del grupo que comprende acero, vidrio, madera y hormigón.

20. El procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones precedentes, caracterizado porque el ángulo de incidencia de las partículas de carbonato alcalinotérreo con relación a la superficie que se va a limpiar es de 1 a 90°, preferiblemente de 30 a 90°, más preferiblemente de 40 a 90°, p. ej. 45°, de forma especialmente preferible mayor de 60 a 90°.

21. Uso de partículas de carbonato alcalinotérreo natural en el procedimiento para limpiar superficies sólidas según 15 una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 20.

22. Procedimiento para la fabricación de partículas de carbonato alcalinotérreo natural que tienen un diámetro de partícula mediano de 100 a 500 µm y una dureza de Mohs de menos de 4, incluyendo el procedimiento el uso en el procedimiento según una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 20, que incluye la etapa de

- machacar, dividir y/o triturar en seco el carbonato alcalinotérreo natural,

- tamizar las partículas resultantes para reducir los finos.

- caracterizada por la etapa de

Figura 1

Figura 2

Figura 3