Método para discriminar entre carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada.

Método para discriminar entre carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada en un individuo que padece carcinoma pulmonar que comprende las etapas de

a) determinación del nivel de proteína de choque térmico 27

(HSP27) en una muestra de un individuo que padece carcinoma pulmonar,

b) comparación del nivel determinado de HSP27 en dicha muestra con un intervalo de referencia de HSP27 medido en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase temprana y/o carcinoma pulmonar en fase avanzada,

c) diagnóstico de carcinoma pulmonar en fase temprana en dicho individuo cuando el nivel de HSP27 en la muestra a) está por debajo del intervalo de referencia de HSP27 en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase avanzada o dentro del intervalo de referencia de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase temprana y el diagnóstico de carcinoma pulmonar en fase avanzada cuando el nivel de HSP27 en la muestra a) está por encima del intervalo de referencia de HSP27 en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar de fase avanzada o dentro del intervalo de referencia de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase avanzada.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2011/072703.

Solicitante: Aposcience AG.

Nacionalidad solicitante: Austria.

Dirección: Rauhensteingasse 4/3 1010 Wien AUSTRIA.

Inventor/es: ANKERSMIT, HENDRIK JAN.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION G — FISICA > METROLOGIA; ENSAYOS > INVESTIGACION O ANALISIS DE MATERIALES POR DETERMINACION... > Investigación o análisis de materiales por métodos... > G01N33/574 (para el cáncer)

PDF original: ES-2530618_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Método para discriminar entre carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada La presente invención se refiere a un método para discriminar entre carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada en un individuo que padece carcinoma pulmonar.

El cáncer de pulmón es el cáncer más frecuente en términos de mortalidad mundial. Se estima que la tasa de incidencia es de 1, 2 millones, con una tasa de mortalidad de 1, 1 millones de casos al año en todo el mundo. Es, de 10 lejos, el cáncer más habitual en hombres y el segundo tumor más maligno en mujeres después del cáncer de mama.

El pronóstico del cáncer de pulmón ha mejorado poco en los últimos 20 años y una gran parte de los casos de cáncer recién descubiertos aún tiene un desenlace fatal. La supervivencia a 5 años actualmente es del 10 % en hombres y del 14 % en mujeres, pero depende enormemente del momento del diagnóstico. Las tasas de supervivencia a 5 años del 29-43 % en fase local se enfrentan por tanto a tasas de supervivencia del 11-16 % en fase regional y del 1-2 % en fase distante.

El incremento del cáncer de pulmón al resto de mal pronóstico muestra importancia de enfoques adecuados para la prevención primaria, la detección temprana y el diagnóstico. Mediante la prevención eficaz, en ninguna otra forma de cáncer se podrían evitar tantas muertes como en el cáncer de pulmón.

Los pacientes que padecen cáncer de pulmón se pueden tratar de diversas maneras que incluyen cirugía, radioterapia, quimioterapia y sus combinaciones. La cirugía es el tratamiento principal para pacientes con cáncer en fase temprana que tienen buena salud general. El objetivo de la cirugía es eliminar completamente todas las células 25 cancerígenas y así proporcionar una cura. Incluso si el cáncer reaparece después del intento por eliminarlo, el cáncer recurrente con frecuencia se puede eliminar en una segunda operación. La radioterapia se puede aplicar como tratamiento primario, antes de la cirugía para reducir el cáncer, o después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerígena que permanezca en la zona tratada o que se haya extendido a otras zonas del cuerpo. La quimioterapia supone el uso de fármacos que son tóxicos para las células cancerígenas. Los fármacos normalmente se administran mediante inyección directa en vena o a través de un catéter situado en una vena grande. Administrada con frecuencia después de cirugía para deshacerse de pequeños grupos de células cancerígenas que puedan quedar, la quimioterapia también puede retrasar el crecimiento del cáncer y aliviar los síntomas en pacientes que no pueden someterse a cirugía.

Con el fin de aplicar el tratamiento óptimo a los pacientes que padecen cáncer de pulmón es crucial conocer hasta qué fase ha evolucionado la enfermedad. Si un paciente padece carcinoma pulmonar en fase temprana, la cirugía combinada con otras terapias es el método elegido para eliminar el cáncer del cuerpo de dicho paciente. Si el paciente es diagnosticado con carcinoma pulmonar en estado avanzado, la cirugía no será el método principal para tratar dicho paciente. En ese caso se han de aplicar otros métodos.

Si fallan los síntomas clínicos tempranos, la detección temprana del cáncer de pulmón únicamente se puede conseguir mediante ensayos de detección. Tecnologías tales como tomografía computarizada espiral (CT) y broncoscopia de autofluorescencia pueden detectar cánceres de pulmón hasta un grado submilimétrico. No obstante, las grandes variaciones en el riesgo de cáncer de pulmón, incluso entre fumadores de larga duración, 45 hacen de estas tecnologías sensibles que no sean prácticas ni rentables como herramientas de detección en la población general. La aplicación de un filtro para identificar fumadores con un alto riesgo de cáncer de pulmón puede mejorar el valor predictivo positivo de estas herramientas de detección. Un biomarcador sanguíneo es un filtro atractivo debido a que la sangre es fácilmente accesible y las mediciones se pueden repetir con el tiempo.

Diversos estudios han demostrado que la expresión de diferentes biomarcadores es frecuente en líneas celulares de cáncer de pulmón y muchos autores han considerado la presencia de estos marcadores en la sangre como un índice de la extensión de la enfermedad, el pronóstico y la respuesta a terapia. Algunos marcadores tumorales (NSE, cromogranina, CEA, TPA y CYFRA 21-1) se han evaluado en muchos pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas (SCLC) así como carcinoma pulmonar de células no pequeñas (NSCLC) . Qi y col. (2005) desvelan la 55 HSP70 como biomarcador específico de la estadificación del cáncer de pulmón. No obstante, el diagnóstico y seguimiento de esta patología aún no son satisfactorios.

Es un objeto de la presente invención proporcionar métodos para discriminar entre diversas fases del cáncer de pulmón.

La presente invención se refiere a un método para discriminar entre el carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada en un individuo que padece carcinoma pulmonar como se reivindica.

Las proteínas de choque térmico (Heat Shock Proteins -HSP) clasificadas en familias por sus pesos moleculares son moléculas muy conservadas cuya expresión se incrementa en la mayoría de células sometidas a estrés. De hecho, están implicadas en diversas funciones relacionadas con la viabilidad celular y la protección celular. Entre otras funciones, también se sabe que las HSP son necesarias para la división celular.

El patrón de expresión en cáncer con frecuencia es diferente del que se observa en células normales: con mayor frecuencia algunas HSP inducibles por estrés se expresan mucho y de forma constitutiva. La expresión exacerbada de algunas HSP se ha documentado en varios cánceres humanos, incluyendo el cáncer de pulmón.

Resulta que la determinación de HSP27 en una muestra que se puede obtener de un paciente que padece carcinoma pulmonar permite diferenciar entre las diversas fases de dicha enfermedad, lo que permite al facultativo aplicar el mejor método para el tratamiento del paciente. El nivel de HSP27 en pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase avanzada es significativamente superior que en pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase temprana. Este último grupo de pacientes muestra un nivel de HSP27 significativamente superior que individuos sanos.

Es importante que el facultativo conozca si un paciente padece carcinoma pulmonar en fase temprana o avanzada. Como norma, los pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase temprana se pueden tratar mediante otros métodos que los pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase avanzada. Normalmente, los pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase temprana aún se pueden tratar con métodos quirúrgicos mientras que los pacientes que padecen carcinoma pulmonar en fase avanzada se tratan mediante otros métodos.

"Individuos de control con carcinoma pulmonar en fase temprana" e "individuos de control con carcinoma pulmonar en fase avanzada" se refieren a un grupo de individuos a los que se les ha diagnosticado que padecen carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada. Estos grupos de individuos comprenden al menos 5, preferentemente al menos 10, más preferentemente al menos 20, incluso más preferentemente al menos 30 individuos, todos ellos a los que se les ha diagnosticado que padecen cáncer de pulmón en las respectivas fases.

Con frecuencia se sospecha de cáncer de pulmón después de que se encuentre una mancha anómala en una radiografía torácica realizada para evaluar la tos o dolor de pecho.

Cuando se sospecha de cáncer de pulmón, en primer lugar se realizará un examen clínico y físico exhaustivo. Esto se realiza para evaluar síntomas y... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Método para discriminar entre carcinoma pulmonar en fase temprana y avanzada en un individuo que padece carcinoma pulmonar que comprende las etapas de a) determinación del nivel de proteína de choque térmico 27 (HSP27) en una muestra de un individuo que padece carcinoma pulmonar, b) comparación del nivel determinado de HSP27 en dicha muestra con un intervalo de referencia de HSP27 medido en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase temprana y/o carcinoma pulmonar en fase avanzada, c) diagnóstico de carcinoma pulmonar en fase temprana en dicho individuo cuando el nivel de HSP27 en la muestra a) está por debajo del intervalo de referencia de HSP27 en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase avanzada o dentro del intervalo de referencia de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase temprana y el diagnóstico de carcinoma pulmonar en fase avanzada cuando el nivel de HSP27 en la muestra a) está por encima del intervalo de referencia de HSP27 en muestras de individuos de control con carcinoma pulmonar de fase avanzada o dentro del intervalo de referencia de individuos de control con carcinoma pulmonar en fase avanzada

2. Método de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado porque el carcinoma pulmonar en fase temprana es la fase Ia a IIb y el carcinoma pulmonar en fase avanzada es la fase IIIa a IV como define la Association for the Study of Lung Cancer (IASCL) .

3. Método de acuerdo con la reivindicación 1 o 2, caracterizado porque la muestra es una muestra de sangre, preferentemente una muestra de suero o de plasma.

4. Método de acuerdo con una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizado porque el nivel de HSP27 se determina mediante un inmunoensayo, preferentemente mediante un inmunoensayo competitivo o no competitivo, más preferentemente mediante una transferencia de Western, un enzimoinmunoanálisis de adsorción (ELISA) , un inmunoensayo de flujo lateral o un radioinmunoensayo (RIA) .

5. Método de acuerdo con una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizado porque el nivel de referencia de HSP27 en individuos de control con un carcinoma pulmonar en fase temprana supone de 3000 a 4400 35 pg/ml, preferentemente de 3500 a 4200 pg/ml.

6. Método de acuerdo con una cualquiera de las reivindicaciones 1 a 5, caracterizado porque el nivel de referencia de HSP27 en individuos de control con un carcinoma pulmonar en fase avanzada preferentemente supone al menos 4600 pg/ml, preferentemente de 4600 a 6000 pg/ml, más preferentemente de 5000 a 5600 pg/ml.