Método de análisis para el diagnóstico in vitro de una hiperplasia benigna prostática (HBP) en un perro por análisis de la esterasa específica de próstata canina y seguimiento del tratamiento de HBP.

Método de análisis que permite diagnosticar in vitro una hiperplasia prostática benigna

(HBB) en un perro, utilizando la CPSE contenida en muestras de suero o de plasma recogidas en el perro, así como moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE, caracterizado porque: a. se toma una muestra de sangre en un perro;

b. se mide una concentración en Esterasa Específica de Próstata Canina (CPSE) de dicha muestra de suero o de plasma;

c. se compara dicha concentración medida en CPSE a un valor de referencia, este valor estando comprendido entre 34,8 ng/ml y 102,4 ng/ml para el suero o el plasma;

d. se utiliza la concentración en CPSE como marcador de la HBP; y

e. se diagnostica la HBP en el perro para concentraciones en CPSE medidas en dichas muestras superiores a dicho valor de referencia.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/FR2010/000172.

Solicitante: VIRBAC S.A..

Nacionalidad solicitante: Francia.

Dirección: 1ère Avenue 2065M - LID 06516 Carros FRANCIA.

Inventor/es: PAPIEROK, GERARD, CLARET,EMMANUEL, AUDHUY,STÉPHANE, MORLET,JÉRÔME.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION G — FISICA > METROLOGIA; ENSAYOS > INVESTIGACION O ANALISIS DE MATERIALES POR DETERMINACION... > Investigación o análisis de materiales por métodos... > G01N33/68 (en los que intervienen proteínas, péptidos o aminoácidos)
  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > BIOQUIMICA; CERVEZA; BEBIDAS ALCOHOLICAS; VINO; VINAGRE;... > MICROORGANISMOS O ENZIMAS; COMPOSICIONES QUE LOS... > Enzimas, p. ej. ligasas (6.; Proenzimas; Composiciones... > C12N9/64 (que provienen de tejido animal, p. ej. renina)

PDF original: ES-2487340_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Método de análisis para el diagnóstico in vitro de una hiperplasia benigna prostética (HBP) en un perro por análisis de la esterasa específica de próstata canina y seguimiento del tratamiento de HBP

[1] La presente invención tiene por objeto un método de análisis para el diagnóstico in vitro de la hiperplasia benigna prostética (HBP) en un perro, efectuando particularmente el ensayo del parámetro Esterasa Específica de Próstata Canina (EEPC) en la sangre como se define en las reivindicaciones. Este método permite distinguir no sólo las HBP de las próstatas normales sino también las HBP de enfermedades más graves de la próstata canina como las prostatitis y los adenocarcinomas. La invención también se aplica al control del tratamiento de las HBP.

Técnica Anterior:

[2] La hiperplasia benigna prostética (HBP) es una afección muy común en los perros adultos de edad: 5 a 8% de los perros mayores de cinco años presentan en el análisis histológico una hiperplasia y una hipertrofia prostética (Johnston SD, Kustritz MVR, Olson PNS Benign Prostatic Hypertrophy/Hyperplasia En: Canine and feline theriogeology Philadelphia: WB Saunders, 21: 34-341). En la mayoría de los casos, la HBP es sin efectos al perro. Sin embargo, la HBP puede estar en el origen de manifestaciones clínicas cuando es importante (el tamaño puede ser 2-6 veces mayor de lo normal), y facilitar la aparición de otras afecciones prostéticas más graves (prostatitis, quistes voluminosos, abscesos prostéticos, etc.).

[3] Por lo tanto, es esencial para el médico saber diagnosticar una HBP lo antes posible para evitar el desarrollo de lesiones y la aparición de síntomas marcados.

[4] La HBP es una afección crónica si el perro no está castrado: la próstata se agranda poco a poco si no hay tratamiento o después de suspender el tratamiento. Para evitar el empeoramiento o una reaparición de los síntomas, es importante para el veterinario supervisar la evolución de la próstata.

[5] Los métodos actuales de diagnóstico de la HBP son el tacto prostático, la radiografía y la ecografía. Sin embargo, estos tres métodos no proporcionan resultados satisfactorios.

[6] El tacto prostático es un examen que tiene muchas limitaciones, ligadas principalmentr: al operador: conviene palpar muchas próstatas sanas a cabo para notar una HBP;

al perro: el tacto rectal es imposible en las razas de tamaños grandes y miniaturas. Existen más especificidades raciales que deben conocerse (terrier escocés, etc.) al examen en sí mismo la palpación se limita a la superficie dorsal de la próstata lo que implica que la HBP debe estar ya en una etapa avanzada para ser diagnosticada; a los muchos veterinarios que son reacios a realizar este examen en presencia del propietario.

[7] El examen radiográfico presenta diversas limitaciones que actualmente hacen de él un examen de imagen de segundo plano.

O Les organes avoisinants rendent la délimitation de la prostate difficile: colon, paroi abdominale, et du tissu adipeux péri-capsulaire (Feeney DA, Johnston GR, Klausner JS, et al: Canine prostatic disease-comparison of ultrasonographic appearance with morphologic and microbiologic findings: 3 cases (1981-1985). J Am Vet Med Assoc 1987 ; 19:127-134).La radiografía sobreestima el tamaño de la próstata. Los órganos vecinos hacen difícil la delimitación de la próstata: colon, pared abdominal y tejido adiposo peri-capsular (Feeney DA, Johnston GR, Klausner JS, et al: Canine prostatic disease-comparison of ultrasonographic appearance with morphologic and microbiologic findings: 3 cases (1981-1985) J Am Vet Med Assoc 1987. 19:127-134).

O Una HBP se diagnostica cuando el diámetro de la próstata es mayor al 7% de la distancia post-promontorio del sacro - punta del pubis. Sin embargo, esta norma del 7% utilizada en radiografía no tiene en cuenta la edad del perro y su raza. La próstata se agranda fisiológicamente con la edad del perro. La forma de la cuenca varía entre razas

O La evaluación del parénquima prostático está limitada: sólo se pueden notar calcificaciones o cavidades de grandes tamaños.

[8] Si la ecografía es el examen elegido en el diagnóstico (y detección) de la HBP y en el seguimiento del perro tratado médicamente (recidivas casi sistemáticas después de varios meses), parece a veces sub-diagnósticar una HBP debutante o sobre-diagnosticar una recidiva.

[9] El estudio DE Ruel (Ruel Y, Barthez PY, A Mail, Bégon D: Ultrasonographic evaluation of the prostate in healthy intact dogs Vet Radiol Ultrasound 1998; 39:212-216) propone una amplia gama de tamaño normal de próstata. En efecto, en el estudio, 14% de los perros considerados normales, presentan un aspecto glandulo-quístico del parénquima prostático (consecutivo a una hiperplasia). Por último, el estudio no tiene en cuenta la influencia de la raza en el tamaño de la próstata.

[1] El estudio de Atalan (Atalan G, Holt PE, Barr FJ et al. Ultrasonographic estimation of prostatic size in canine cadavers. Res. In vet. Sci. 1999 ; 67: 7-15) se centra en los límites de la fiabilidad de las mediciones. De acuerdo con la técnica ecográfica (posición de la sonda, tacto rectal asociado), son posibles grandes variaciones en las mediciones. La anchura (sección transversal) sufre la mayor variabilidad: una rotación de 3° del eje de la sonda en sección transversal da lugar a una variación de hasta 2% de la medida de la anchura de la próstata (Johnston SD, Kustritz MVR, Olson PNS. Benign Prostatic Hypertrophy/Hyperplasia. In: Canine and feline theriogeology. Philadelphia: WB Saunders, 21, 34-341).

[11] La dificultad de las medidas se explica principalmente por:

la inclinación de la sonda respecto al eje de la próstata: presencia del pene (inclinación lateral), próstata en parte alojada en el canal pelviano (inclinación cráneo-caudal); contornos de la próstata a veces difíciles de distinguir: calidad de los ultrasonidos (frecuencia de la sonda, etc.), próstata que excede la ventana visual de la sonda;

una mala posición de la sonda en la próstata: es preciso tomar el eje mayor. Un desplazamiento lateral de la sonda (sección longitudinal) puede hacer variar la medida hasta 1%.

[12] Por lo tanto, la ecografía tiene falta de fiabilidad (subjetividad del operador) en la toma de medidas. Además, la falta de reproducibilidad de las mediciones hace difícil el seguimiento del tamaño de la próstata durante el mes: cuando debe retirarse?

[13] Un biomarcador específico puede ser una solución que permita superar estos problemas de fiabilidad y reproducibilidad, permitiendo a la vez obtener un resultado objetivo.

[14] Marcadores tales se han buscado en la orina de perro comparando, por estudio proteómico, muestras de perros sanos y enfermos (Gemeiner M & M Teinfalt, Determination of changes in the prostate of dogs (WO/21/5 132)), pero no se ha dado seguimiento a este trabajo.

[15] La búsqueda de marcadores a partir de líquido seminal ha sido objeto de muchos estudios.

[16] A diferencia de la mayoría de las especies animales, el líquido seminal del perro contiene un número muy limitado de proteínas (Dube JY, Frenette G, Chapdelaine P, Paquin R y Tremblay RR. Biochemical characteristics of the proteins secreted by dog prostate, a review. Exp. Biol.1985 43: 149-159).

[17] La fosfatasa ácida, uno de los marcadores convencionales de la próstata en hombres está 1 veces menos concentrada en el líquido seminal canino que en el hombre (Dube JY, Frenette G, Chapdelaine P, Paquin R y Tremblay RR. Biochemical characteristics of the proteins secreted by dog prostate, a review Exp Biol 1985 43: 149-159); su actividad enzimática en los perros no es significativamente diferente de la de los perros... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Método de análisis que permite diagnosticar in vitro una hiperplasia prostética benigna (HBB) en un perro, utilizando la CPSE contenida en muestras de suero o de plasma recogidas en el perro, así como moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE, caracterizado porque:

a. se toma una muestra de sangre en un perro;

b. se mide una concentración en Esterasa Específica de Próstata Canina (CPSE) de dicha muestra de suero o de plasma;

c. se compara dicha concentración medida en CPSE a un valor de referencia, este valor estando comprendido entre 34,8 ng/ml y 12,4 ng/ml para el suero o el plasma;

d. se utiliza la concentración en CPSE como marcador de la HBP; y

e. se diagnostica la HBP en el perro para concentraciones en CPSE medidas en dichas muestras superiores a dicho valor de referencia

2. Método de análisis de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizado porque el valor de referencia es 61 ng / mi para el suero o el plasma.

3. Método de análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones 1 a 2, caracterizado porque en la etapa e) se distingue la HBP de la prostatitis y/o del adenocarcinoma de la próstata.

4. Método de análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque permite el seguimiento de la involución de la próstata durante un tratamiento con anti- andrógenos, y adaptar dicho tratamiento en función del animal.

5. Método de.análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente el CPSE utilizadas son un anticuerpo policlonal.

6. Método de.análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente el CPSE utilizadas son un anticuerpo monoclonal.

7. Método de.análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente el CPSE utilizadas son receptores solubles o aptámeros.

8. Método de análisis de acuerdo con una de las reivindicaciones anteriores, caracterizado porque la concentración en CPSE se mide bien usando el método ELISA o por inmunocromatografía cuantitativa de membrana.

9. Uso de un kit de diagnóstico in vitro que comprende moléculas biológicas que fijan específicamente el CPSE para analizar la CPSE contenida en el suero o el plasma del perro destinado a diagnosticar una HBP en el perro con una tasa sérica o plasmática de CPSE superior a un valor comprendido entre 34,8 ng/ml y 12,4 ng/ml.

1. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según la reivindicación 9, caracterizado porque se diagnostica una HBP en el perro que tiene una tasa sérica o plasmática de CPSE superior a un valor comprendido entre 61 ng/ml y 12 4 ng/ml.

11. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según una de las reivindicaciones 9 o 1, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE son anticuerpos policlonales o monoclonales, receptores solubles o aptámeros.

12. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según una de las reivindicaciones 9 a 11, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE están acopladas a moléculas grandes de tipo biotina, avidina, estreptavidina.

13. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según una de las reivindicaciones 9 a 12, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE están inmovilizadas en un soporte sólido.

14. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según una de las reivindicaciones 9 a 13, caracterizado porque las moléculas biológicas que fijan específicamente la CPSE están inmovilizadas en membranas de nitrocelulosa u otros polímeros, soportes de látex, o materiales de plástico.

15. Uso de un kit de diagnóstico in vitro según una de las reivindicaciones 9 a 14 para monitorizar el tratamiento terapéutico de un perro que sufre de HBP.