Masas autoadhesivas para pegar placas de impresión.

Masa autoadhesiva reticulada que comprende como base al menos un componente polimérico que puede obtenerse por copolimerización radicalaria de los siguientes monómeros:

a) ésteres acrílicos lineales de 2 hasta 10 átomos de C en el radical alquilo,

b) ésteres acrílicos acíclicos ramificados con una temperatura de transición vítrea TG

(medida por DSC según la norma DIN 53765) no mayor de -20ºC,

c) 8 hasta 15% en peso de ácido acrílico,

d) menos del 10% en peso de otros monómeros copolimerizables, caracterizado porque la relación de ésteres acrílicos lineales a ésteres acrílicos ramificados está comprendida en el intervalo de 1:6 hasta 10:1 partes en masa.

Tipo: Patente Europea. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: E10155470.

Solicitante: TESA SE.

Nacionalidad solicitante: Alemania.

Dirección: KST. 9500 - BF. 645 QUICKBORNSTRASSE 24 20253 HAMBURG ALEMANIA.

Inventor/es: KUPSKY,MARCO, ELLRINGMANN,Kai.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > COLORANTES; PINTURAS; PULIMENTOS; RESINAS NATURALES;... > ADHESIVOS; ASPECTOS NO MECANICOS DE LOS PROCEDIMIENTOS... > Adhesivos a base de homopolímeros o copolímeros... > C09J133/08 (Homopolímeros o copolímeros de ésteres del ácido acrílico)
  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > IMPRENTA; MAQUINAS COMPONEDORAS DE LINEAS; MAQUINAS... > CLICHES O PLACAS DE IMPRESION (materiales fotosensibles... > Bloques de montaje; Dispositivos de puesta a punto,... > B41N6/02 (Medios químicos de fijación de las formas de impresión sobre los bloques de montaje)

PDF original: ES-2478291_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Masas autoadhesivas para pegar placas de impresión

La presente invención se refiere a una masa autoadhesiva reticulada a base de un polímero que puede obtenerse por copolimerización de ásteres de ácido acrílico lineales y ramificados, así como de ácido acrílico, y al uso de una masa autoadhesiva de este tipo para pegar placas de impresión flexibles.

En la industria de impresión se conocen diversos procesos para transferir motivos mediante patrones de imprimir a papel, por ejemplo. Una de las posibilidades es la llamada flexografía.

En el proceso de flexografía se pegan placas de impresión flexibles (también llamadas clichés) sobre cilindros o manguitos impresores. Estos clichés están formados, por ejemplo, por una lámina de polietilentereftalato (PET) sobre la cual se aplica una capa de un fotopolímero que adquiere el correspondiente relieve de impresión mediante la exposición a la luz. Luego el cliché se pega sobre el cilindro o manguito impresor por medio de la lámina de PET.

Para el pegado suelen usarse cintas autoadhesivas de doble cara que deben satisfacer grandes requisitos. Para el proceso de pegado la cinta autoadhesiva debe tener una determinada dureza, pero también cierta elasticidad. Estas características deben ajustarse con gran exactitud para que el diseño impreso resulte según las expectativas. La masa autoadhesiva también está sujeta a elevadas exigencias, pues la adherencia debe ser suficiente para que la placa de impresión no se despegue de la cinta autoadhesiva de doble cara o ésta no se desprenda del cilindro o del manguito. Esto también es válido para temperaturas altas, de 40 hasta 60°C, y velocidades de impresión elevadas. Además de esta propiedad la masa autoadhesiva debe ser de adherencia reversible, para poder despegar las placas tras los procesos de impresión (el pegado de la cinta autoadhesiva, tanto al cilindro o manguito impresor como al cliché, debe poder deshacerse sin dejar residuos, a fin de garantizar la reutilización de ambos componentes). Esta posibilidad de despegar la unión debería mantenerse durante un tiempo prolongado (hasta 6 meses). Asimismo es deseable que la cinta autoadhesiva y, sobre todo, la placa de impresión se puedan retirar sin que ésta se dañe, es decir, sin necesidad de ejercer una gran fuerza, pues en general las placas de impresión se utilizan varias veces. Además no debe quedar ningún residuo sobre la placa de impresión y tampoco sobre el cilindro o el manguito. En resumen, las cintas autoadhesivas de doble cara adecuadas para este uso están sujetas a muy grandes exigencias.

Como masas autoadhesivas entran en consideración, por ejemplo, aquellas que están basadas en caucho natural, tal como está documentado en la patente EP 760 389 A. Sin embargo para dicha aplicación también se usan cintas autoadhesivas con masas autoadhesivas acrílicas. Así, por ejemplo, la patente WO 03/057497 A describe para dicha aplicación una masa autoadhesiva acrílica basada en un copolímero en bloque. La patente WO 2004/067661 A revela una cinta autoadhesiva con una masa autoadhesiva basada en al menos un 49,5% en peso de un monómero acrílico blando (TG < -30°C), como mínimo un 10% en peso de al menos un éster monomérico duro, cíclico o lineal de ácido (met)acrílico (TG ^ 30°C), así como al menos un 0,5% en peso de monómeros duros funcionalizados de ácido (met)acrílico o sus ásteres (TG > 30°C), la cual se elabora en un proceso de dos etapas. Se indica que el último de dichos componentes, que entre otros compuestos incluye ácido acrílico, puede estar presente en proporciones de hasta un 10% en peso. Sin embargo, cuando se elige ácido acrílico como tal componente, no se explica cómo éste se podría copolimerizar en proporciones relativamente elevadas, manteniendo las características autoadhesivas requeridas, o qué grado de influencia tendrían unas proporciones altas de ácido acrílico en dichas propiedades. En consecuencia todos los ejemplos aportados muestran un contenido de solo un 2% en peso de ácido acrílico en la masa autoadhesiva, teniendo en cuenta la influencia esperada de los monómeros duros en las características de aplicación exigidas (véase más adelante). No se aborda la resistencia a los disolventes de las masas resultantes.

La patente EP 2 116 584 A1 también revela masas autoadhesivas acrílicas que contienen ácido acrílico como comonómero, para el pegado de placas de impresión. No se revela ninguna masa autoadhesiva reticulada cuyo componente polimérico de base lleve como mínimo un 8% en peso de ácido acrílico.

Las masas autoadhesivas conocidas del estado técnico presentan sin embargo un problema. Aunque proporcionan una unión excelente del cliché de impresión sobre los cilindros y manguitos impresores y después son fáciles de despegar, en contacto con los disolventes que pueden penetrar en la juntura se produce un fallo de la unión, lo cual sucede especialmente al limpiar el cliché para eliminar la tinta de imprimir. La causa suele ser que para limpiar y disolver las tintas del cliché se utilizan grandes cantidades el mismo disolvente de las tintas. Así es inevitable que los bordes de la unión del cliché a la cinta autoadhesiva se retraigan hacia dentro provocando el despegado del cliché, pues las masas autoadhesivas de la cinta pierden la adherencia necesaria. Los faldones resultantes impiden más procesos de impresión porque ensucian la tinta e incluso pueden ocasionar problemas mecánicos en el equipo de impresión y por tanto averías del sistema. Entonces, en la práctica, los clichés de impresión montados con masas adhesivas según el estado técnico deben protegerse del disolvente sellando sus bordes con cintas autoadhesivas de una sola cara o con adhesivos termofusibles o líquidos.

Este otro proceso de sellado significa un claro gasto adicional y entraña el riesgo de dañar los caros clichés de impresión, sobre todo en el desmontaje, cuando se usan adhesivos termofusibles o líquidos.

En las patentes WO 2010/028976, US 623 011 A, JP 2004 268447 A y JP 2005 232330 se revelan otras masas autoadhesivas basadas en acrilatos, usando ácido acrílico como comonómero, pero en ellas tampoco se describe ninguna masa autoadhesiva cuyo contenido de ácido acrílico sea del 8% en peso o superior. Ninguno de estos documentos contribuye a conocer por qué puede alcanzarse una mayor resistencia a los disolventes con masas autoadhesivas reticuladas. En ellos no se menciona su uso para pegar placas de impresión.

Por lo tanto parece necesario desarrollar una masa autoadhesiva que no presente los citados inconvenientes del estado técnico y que baste para la aplicación descrita sin necesidad de un sellado adicional de los bordes del cliché.

La presente invención tiene por objeto proporcionar una masa autoadhesiva que garantice una adherencia buena y segura, en concreto sobre PET (polietilentereftalato), incluso bajo el efecto de los disolventes, pero que también se pueda deshacer después de largo tiempo. La masa autoadhesiva deber servir preferentemente para pegar clichés de impresión de manera que por efecto de los disolventes no haya ninguna o muy poca tendencia al levantamiento de los bordes.

Este objetivo se pudo resolver sorprendentemente mediante una masa autoadhesiva con un contenido mínimo de ácido acrílico del 8% en peso, así como con una determinada relación entre los acrilatos copolimerizados de tipo lineal y de tipo acíclico ramificado.

Las masas autoadhesivas (en inglés PSA: "adhesivos sensibles a la presión") son en particular aquellas masas pollmérlcas que - dado el caso mediante aditivación adecuada con otros componentes, como por ejemplo resinas adherentes - tienen una pegajosidad duradera y son permanentemente adherentes a la temperatura de aplicación... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Masa autoadhesiva reticulada que comprende como base al menos un componente polimérico que puede obtenerse por copolimerización radicalaria de los siguientes monómeros:

a) ásteres acríllcos lineales de 2 hasta 10 átomos de C en el radical alquilo,

b) ásteres acríllcos acíclicos ramificados con una temperatura de transición vitrea Tg (medida por DSC según la norma DIN 53765) no mayor de -20°C,

c) 8 hasta 15% en peso de ácido acrílico,

d) menos del 10% en peso de otros monómeros copollmerlzables, caracterizado porque la relación de ásteres acrílicos lineales a ásteres acrílicos ramificados está comprendida en el intervalo de 1:6 hasta 10:1 partes en masa.

2. Masa autoadhesiva según la reivindicación 1, caracterizada porque el componente o los componentes poliméricos base constituyen al menos el 90% en peso, preferiblemente al menos el 95% en peso, sobre todo al menos el 98% en peso de la masa autoadhesiva.

3. Masa autoadhesiva según una de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque el contenido de ácido acrílico está comprendido en el intervalo de 8 hasta 12,5, en particular de 11 hasta 12% en peso respecto a la cantidad total de monómeros empleados en la copolimerización.

4. Masa autoadhesiva según una de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque el contenido de ácido acrílico está comprendido en el intervalo de 12,5 hasta 13,5 y en particular es del 13% en peso respecto a la cantidad total de monómeros empleados en la copolimerización.

5. Masa autoadhesiva según una de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque la relación de ásteres acrílicos lineales a ásteres acrílicos ramificados está comprendida en el intervalo de 1:5 hasta 9:1, sobre todo en el intervalo de 1:2 hasta 4:1 partes en masa.

6. Masa autoadhesiva según una de las reivindicaciones anteriores, caracterizada porque la relación de ásteres acrílicos lineales a ásteres acrílicos ramificados está comprendida en el intervalo de 1,5:1 hasta 3,5:1, sobre todo en el intervalo de 2:1 hasta 3:1 partes en masa.

7. Masas autoadhesivas según una de las reivindicaciones anteriores, caracterizadas porque como áster acrílico lineal se usa acrilato de butilo y como áster acrílico ramificado acrilato de 2-etilhexilo.

8. Uso de una masa autoadhesiva según una de las reivindicaciones anteriores para pegar placas de impresión flexibles sobre superficies curvas.

9. Utilización de una masa autoadhesiva para pegar placas de impresión flexibles sobre superficies curvas, caracterizada porque según el método de ensayo 2 la masa autoadhesiva tiene una resistencia a los disolventes que corresponde a un levantamiento de los bordes inferior a 10 mm, en particular inferior a 5 mm.

10. Utilización de una masa autoadhesiva según la reivindicación 8, caracterizada porque según el método de ensayo 2 la masa autoadhesiva tiene una resistencia a los disolventes que corresponde a un levantamiento de los bordes inferior a 10 mm, en particular inferior a 5 mm.