Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.

Implante corneal para la inserción en el centro óptico (Z) de la córnea del ojo humano con el fin de corregir defectos de visión, en particular la presbicia o la presbicia en combinación con hipermetropía o miopía, estando diseñado el implante corneal con simetría rotacional alrededor del eje a lo largo del grosor efectivo

(d), siendo el grosor efectivo (d), como grosor máximo del implante corneal (2), medido en dirección del eje a lo largo del espesor efectivo, superior a 50 μm e inferior a 500 μm y siendo la anchura máxima (b), medida en un plano perpendicular a la dirección del grosor, inferior a 0,5 mm, no superando la relación entre anchura (b) y grosor efectivo (d) del implante corneal el factor tres y no siendo inferior al factor 1, no presentando el implante corneal (2) una función de representación respecto al ojo humano y discurriendo el eje a lo largo del grosor efectivo (d) en dirección del eje óptico (5) del ojo en el estado implantado del implante corneal.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/EP2007/055015.

Solicitante: DAXER, ALBERT.

Nacionalidad solicitante: Austria.

Dirección: SÜDTIROLER STRASSE 25 A-4020 LINZ AUSTRIA.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > FILTROS IMPLANTABLES EN LOS VASOS SANGUINEOS; PROTESIS;... > Filtros implantables en los vasos sanguíneos; Prótesis,... > A61F2/14 (Partes de los ojos, p. ej. cristalinos, implantes de córnea (lentes de contacto amovibles G02C 7/04 ); Ojos artificiales (su fabricación a partir de materia plástica orgánica B29C, B29D 11/02))

PDF original: ES-2523690_T3.pdf

 

google+ twitter facebookPin it
Ilustración 1 de Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.
Ilustración 2 de Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.
Ilustración 3 de Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.
Ilustración 4 de Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.
Ver la galería de la patente con 9 ilustraciones.
Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano.

Fragmento de la descripción:

Implante corneal para la corrección de defectos de visión del ojo humano Campo de la invención

La presente invención se refiere a un implante corneal para la inserción en el centro óptico de la córnea del ojo humano con el fin de corregir defectos de visión, en particular la presbicia en ojos por lo demás de visión normal (emétropes), pero también la presbicia combinada con hipermetropía o miopía.

La invención es adecuada para la corrección de defectos de visión del ojo humano, en particular para la corrección de la presbicia, de la presbicia y la hipermetropía, de la presbicia y la miopía, así como de la presbicia y del astigmatismo mediante la implantación de un implante corneal en el centro óptico de la córnea.

El aparato óptico del ojo para la representación del entorno consta esencialmente de la córnea y del cristalino situado detrás del iris. Este aparato óptico del ojo presenta una potencia de refracción total de 6 dioptrías aproximadamente, proporcionando la superficie límite entre la córnea y el aire, o sea, el límite exterior del ojo, la cantidad principal de 4 dioptrías aproximadamente. Esta potencia de refracción de la córnea es esencia indirectamente proporcional al radio de la superficie anterior de la córnea (superficie límite entre la córnea y el aire). Por tanto, la variación del radio de la córnea permite variar también la potencia de refracción del ojo.

En el caso de la miopía, el globo ocular es demasiado largo y la potencia de refracción de la córnea no es suficiente para enfocar los rayos de luz incidentes en la retina. En su lugar, el enfoque se realiza delante de la retina.

En el caso de la hipermetropía, el globo ocular es demasiado corto y la potencia de refracción de la córnea no es suficiente para posibilitar un enfoque correcto de los rayos de luz incidentes en la retina. En su lugar, el enfoque se realiza detrás de la retina.

En el caso de la presbicia se trata de una disociación de la potencia de refracción del ojo de tal manera que para la visión nítida de lejos es necesaria una corrección de dioptrías diferente a la de una visión nítida de cerca.

Son conocidas diferentes posibilidades para la corrección de estos defectos de visión. Además de los métodos clásicos de eliminar el defecto de visión mediante gafas o lentillas de contacto, son conocidos también métodos quirúrgicos, mediante los que se insertan implantes en la córnea del ojo humano para variar la curvatura de la córnea y corregir así de manera correspondiente su potencia de refracción o para variar las propiedades ópticas de la córnea mediante propiedades ópticas correspondientes del implante.

Así, por ejemplo, un aumento del radio de la córnea conduce a una disminución de la potencia de refracción, lo que permite, por tanto, corregir la miopía. Para poder corregir la hipermetropía se debe reducir el radio de la córnea, o sea, aumentar la curvatura.

Para corregir quirúrgicamente la presbicia es necesario aportarle a la potencia de refracción de la córnea una bifocalidad o multifocalidad. Esto significa que la potencia de refracción de la córnea está configurada de tal manera que los rayos de luz incidentes desde diferentes distancias (de lejos o de cerca), en dependencia de su punto de paso a través de la córnea, se proyectan al mismo tiempo en la retina o en la zona del centro de la retina (=mácula, el punto de la visión más nítida). Es decir, en la mácula se proyectan a la vez una imagen o varias imágenes de larga distancia y una imagen o varias imágenes de corta distancia. El cerebro selecciona después la imagen deseada. Para que pueda tener lugar tal selección, la imagen de larga distancia y la imagen de corta distancia deberán tener una intensidad aproximadamente igual. Este hecho se aprovecha, por ejemplo, en el caso de lentes de contacto o lentes intraoculares implantadas después de operaciones de cataratas.

Estado de la técnica

El documento US 24/143324 A1 muestra un implante corneal de uso cosmético con una anchura de ,5 a 12 mm. Por uso cosmético se entiende que no es para fines médicos, es decir, no sirve para corregir defectos de visión. El implante está dimensionado respecto al tamaño, a la forma, al peso y a la posición en la aplicación de manera que no se ve afectada la función normal del ojo.

Por el documento WO 93/5731 es conocido implantar una lente óptica en el centro óptico de la córnea, cuyas dimensiones son menores que las de la zona óptica delimitada por el diámetro de la pupila.

El centro óptico de la córnea es aquella zona de la córnea, a lo largo de la que el eje óptico del ojo discurre a través de la córnea. El eje óptico es el eje de representación del sistema óptico del ojo. El oftalmólogo define el centro óptico mediante la aplicación de procedimientos de determinación. El oftalmólogo puede hacer una selección a partir de una pluralidad de procedimientos diferentes. Los procedimientos descritos a continuación para definir el centro

óptico de la córnea son sólo una selección de los muchos procedimientos representados, sin pretender ser exhaustivos. Así, por ejemplo, muchos sistemas, en particular los sistemas de láser de excímeros con seguimiento ocular activo (eye-tracking), utilizan el centro de la pupila o su proyección sobre la superficie de la córnea o alrededor de un punto, situado a una distancia fijada en cada caso, como centro óptico de la córnea. Otras determinaciones habituales apuntan a la zona de mayor curvatura de la córnea. En particular en caso de una miopía acusada se puede observar realmente entre el eje óptico y el eje anatómico una desviación angular que se denomina ángulo kappa. Otro procedimiento se refiere a los llamados reflejos de Purkinje. Se trata de reflejos de la superficie anterior de la córnea, de la superficie posterior de la córnea, de la superficie anterior del cristalino y de la superficie posterior del cristalino que tienen lugar cuando el paciente fija la vista en una fuente de luz preferentemente puntiforme. En el caso ideal, estos reflejos se solapan. Sin embargo, esto no ocurre en la mayoría de los casos y uno de estos reflejos se selecciona entonces como centro óptico. A menudo se define también la posición central a partir de cuatro reflejos o el centro entre esta posición central y el centro de la pupila, etc. Por último, la determinación del centro de la córnea va a depender de la valoración personal, de la experiencia individual y de las preferencias del oftalmólogo. En general, los resultados de los distintos procedimientos para determinar el centro óptico de la córnea no difieren esencialmente entre sí.

En el caso del documento WO 93/5731, el implante de una lente óptica en el centro óptico de la córnea produce zonas de diferente potencia de refracción, específicamente en la zona de la propia lente óptica, por una parte, y en el tejido corneal adyacente, por la otra parte, debido a la potencia de refracción de la córnea existente de todas maneras. De este modo se puede generar una bifocalidad o también una multifocalidad en dependencia del desarrollo de la superficie óptica de la lente implantada. Las lentes presentan un grosor inferior a 5 pm en dirección del eje óptico del ojo para no provocar una desviación no deseada de la córnea ni una alteración de la potencia de refracción de la lente. No obstante, existe en principio la desventaja de que debido a las nuevas superficies límites creadas pueden aparecer fenómenos ópticos negativos, tales como deslumbramientos o reflejos, que son molestos para el paciente. Por tanto, la superficie óptica se debe diseñar con una calidad extrema, lo que resulta muy difícil y costoso al tratarse de medidas tan pequeñas. Es conocido además que... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Implante corneal para la inserción en el centro óptico (Z) de la córnea del ojo humano con el fin de corregir defectos de visión, en particular la presbicia o la presbicia en combinación con hipermetropía o miopía, estando

diseñado el implante corneal con simetría rotacional alrededor del eje a lo largo del grosor efectivo (d), siendo el grosor efectivo (d), como grosor máximo del implante corneal (2), medido en dirección del eje a lo largo del espesor efectivo, superior a 5 pm e inferior a 5 pm y siendo la anchura máxima (b), medida en un plano perpendicular a la dirección del grosor, inferior a ,5 mm, no superando la relación entre anchura (b) y grosor efectivo (d) del implante corneal el factor tres y no siendo inferior al factor 1, no presentando el implante corneal (2) una función de 1 representación respecto al ojo humano y discurriendo el eje a lo largo del grosor efectivo (d) en dirección del eje óptico (5) del ojo en el estado implantado del implante corneal.

2. Implante corneal según la reivindicación 1, caracterizado porque presenta una forma esférica.

3. Implante corneal según la reivindicación 1, caracterizado porque presenta una sección transversal elíptica.

4. Implante corneal según una de las reivindicaciones 1 a 3, caracterizado porque es opaco o semitransparente.

5. Implante corneal según una de las reivindicaciones 1 a 4, caracterizado porque es de color negro.