Formulaciones farmacéuticas que contienen palmitoil-etanolamida y estearoil-etanolamida.

Formulación farmacéutica que contiene una mezcla de los compuestos palmitoil-etanolamida o PEA y estearoil-etanolamida o SEA como principios activos para uso en el tratamiento de una patología inflamatoria de la piel

.

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/IT2008/000292.

Solicitante: 21 HOLDING S.A.S di MONICO CAV. SILVANO.

Nacionalidad solicitante: Italia.

Dirección: Via Del Progresso, 3 35127 Padova (PD) ITALIA.

Inventor/es: DALLE CARBONARE, MAURIZIO.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales caracterizadas por un aspecto... > A61K9/06 (Ungüentos; Excipientes para éstos (aparatos para su fabricación A61J 3/04))
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales caracterizadas por un aspecto... > A61K9/107 (Emulsiones)

PDF original: ES-2529235_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Formulaciones farmacéuticas que contienen palmitoil-etanolamida y estearoil-etanolamida Se sabe desde hace mucho tiempo que los canabinoides, entre los que se encuentra el principal principio activo del cannabis, es decir, el delta-9-tetrahidrocanabinol (THC) , tienen, además de sus efectos psicoactivos, propiedades farmacéuticas de interés en el tratamiento de cierto número de diferentes patologías o las sintomatologías que están 5 asociadas con ellas (Ameri A., 1999 Progress in Neurobiol. 58: 315-348) . Entre lo anteriormente conocido, la evidencia experimental concreta muestra hoy en día que los canabinoides, tales como por ejemplo, canabidiol u otros derivados del THC, son capaces eliminar el dolor y ejercer efectos anti-inflamatorios en patologías agudas o crónicas, también del tipo autoinmunitario, que se presentan en diferentes partes del cuerpo, asociadas con inflamación y/o estados álgicos, tales como por ejemplo, artritis, incluyendo artritis reumatoide, dolor crónico, 10 radiculopatía, asma, colitis ulcerosa y dermatitis (Ameri A., 1999 ref. antes citada) . Por otra parte, hoy en día existen muchos otros síntomas o patologías para los que la evidencia experimental reciente sugiere un uso médico-terapéutico de los derivados del THC. Este es el caso de la esclerosis múltiple, una patología en la que los canabinoides son potencialmente capaces de ejercer no sólo efectos anti-inflamatorios sino también efectos anti-espásticos, lo que sugiere un efecto farmacológico sobre el control del tono muscular (Baker D. et. al., 2000, Nature 15 404, 84-87; Ameri A. 1999 referencia antes citada) .

Otros campos prometedores que implican las propiedades neuroprotectoras y anticonvulsivantes de los canabinoides y los derivados relacionados incluyen ictus o los campos terapéuticos de traumatismos cerebrales y espinales. Por otra parte y concordantemente con los niveles del sistema nervioso central (SNC) , la evidencia experimental existente viene a demostrar que los derivados canabimiméticos podrían ser de interés en asociación 20 con otros fármacos (por ejemplo, los opiáceos) para el tratamiento del dolor (Mas-Nieto M. et al. 2001, Brit. J. Pharmacol. 132:1809-1816) .

Debido a sus propiedades broncodilatadoras y antihipertensoras, los canabinoides se mantienen tan prometedores en el campo de la terapia de la insuficiencia respiratoria y/o cardiovascular e hipertensión (Ameri A. 1999 referencia antes citada) , aunque, teniendo en cuenta su eficacia en lo que se refiere tanto a la inhibición de crecimiento de 25 células cancerosas como de la promoción de la muerte de las células cancerosas (efecto anti-proliferación y pro-apoptótico) , también se mantienen como prometedores en terapias contra el cáncer (Ameri A. 1999 referencia antes citada)

Existe además una cantidad considerable de pruebas, aunque anecdótica, relativa a la aplicación beneficiosa del THC o sus derivados, tanto para estimular el apetito en pacientes afectados por el síndrome consuntivo por SIDA 30 (Ameri A. 1999 referencia antes citada) como en la reducción de náuseas y vómitos en pacientes con cáncer que reciben quimioterapia (efecto antiemético) (A. 1999 Ameri referencia antes citada) , lo que sugiere por tanto sus efectos sobre el control del apetito.

Finalmente se ha descrito que moléculas similares a los endocanabinoides, tales como palmitoil-etanolamida (PEA) tienen efectos inhibidores sobre la liberación mediada por IgE de mediadores de mastocitos, lo que indica un posible 35 papel de dichas moléculas en el alivio de estados alérgicos (Facci L. et al., 1995 Proc. Natl. Acad. Sci. USA. Vol 92: 3376-80) .

Sin embargo, aunque los derivados del THC y el THC propiamente dicho parecen ser muy prometedores desde el punto de vista experimental, en la actualidad su uso clínico está aprobado sólo para la reducción de la presión intraocular en pacientes con glaucoma (Ameri A. 1999 referencia antes citada) . 40

Paralelamente a la evidencia experimental anteriormente mencionada que conduce a la suposición de varias aplicaciones clínicas diferentes para los derivados de canabinoides, en los últimos años los estudios sobre los posibles mecanismos de acción de estas moléculas han experimentado una aceleración repentina con el descubrimiento en 1990 de la existencia de receptores específicos de THC (los denominados receptores CB) y en 1992 de ligandos endógenos para dichos receptores (denominados endocanabinoides) . 45

Hasta la fecha aunque se ha identificado y caracterizado recientemente un nuevo receptor denominado GPR55 que muestra una matriz de afinidad nanomolar para THC y PEA (Ryberg E, et al., Br. J. Pharmacol. 2007 Sep. 17; publicado electrónicamente antes de su impresión) , son dos los receptores que se consideran implicados en la mediación de los efectos del THC y los derivados sintéticos relacionados: el receptor CB1, expresado prevalentemente en el sistema nervioso así como en parte del tejido periférico (Piomelli D. et al., 2000, TIPS 21: 50 218-24) y el receptor CB2, presente predominantemente en las células del sistema inmunitario de mamíferos e identificados por primera vez solamente en 1993 (Piomelli D. et al., 2000, referencia antes citada) . Por otra parte, a pesar de la identificación del receptor GRP55, hay pruebas de la existencia de más receptores CB que todavía no han sido caracterizados (Wiley J.L., Martin B.R. 2002, Chem. Phys. Lipids 121: 57-63) .

Tras el descubrimiento del receptor CB1, en 1992 se aisló de cerebro de cerdo el primer compuesto endógeno 55 capaz de unión selectiva a dicho receptor. Dicho compuesto, constituido por la amida entre ácido araquidónico y etanolamina, dos componentes ubicuos de las membranas celulares de animales, se denominó anandamida, lo que sugiere un papel de mediadores endógenos de tipo canabimimético para esta clase de moléculas, es decir, las N-

acilamidas (Martin et al., 1999, Life Sci. 65, 573-595) . Posteriormente se aisló otro tipo de moléculas, perteneciente a la clase de intermedios metabólicos conocidos como monoacilgliceroles, es decir, 2-araquidonoilglicerol que tienen actividades canabimiméticas y alta afinidad para los receptores CB1 y CB2 (Martin et al., 1999 referencia antes citada) . Finalmente, el último endocanabinoide aislado y caracterizado se parece mucho al anterior, 2-araquidonoilglicerol, pero con el radical araquidónico unido por un enlace tipo éter al carbono 2 del glicerol (Hanus L. 5 et al., 2001 Proc. Natl. Acad. Sci. USA. vol 98, 3662-5) . Los estudios experimentales con dichas moléculas sugieren que aunque los tres endocanabinoides identificados se caracterizan por diferentes grupos funcionales, los tres son capaces de interactuar con los receptores CB1 y CB2, aunque con diferentes afinidades, y con efectos que pueden superponerse a los efectos de canabinoides naturales, tales como el THC y sus derivados sintéticos (Martin et al., 1999 referencia antes citada) . Por último, la evidencia experimental obtenida en los últimos años conduce a la 10 suposición de que esta familia de moléculas (endocanabinoides) también interactúa con el receptor vanilloide (TRPV) (De Petrocellis et al., 2000, Chem. Phys. Lipids: 108, 191-209) , mientras que sólo hace poco tiempo se ha sabido que las moléculas canabimiméticas que pueden pertenecer a la clase aminoalquilindol (por ejemplo WIN 55.212) son capaces de interactuar, además de con los receptores CB, también con otros receptores conocidos (por ejemplo, el receptor 5-HT3a) (Barann M. et al., 2002, Brit. J. Pharmacol.: 137, 589-96) . No es posible, por tanto, 15 excluir que los endocanabinoides puedan interactuar con muchos otros sistemas receptores o enzimáticos. Dichos descubrimientos han animado, en los últimos años, una cantidad considerable de investigación científica sobre... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Formulación farmacéutica que contiene una mezcla de los compuestos palmitoil-etanolamida o PEA y estearoil-etanolamida o SEA como principios activos para uso en el tratamiento de una patología inflamatoria de la piel.

2. Formulación farmacéutica de acuerdo con la reivindicación 1, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, en donde dichos compuestos PEA y SEA son empleados útilmente en asociación con otros agentes 5 terapéuticos electivos para estados patológicos específicos.

3. Formulación farmacéutica de acuerdo con la reivindicación 1, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, en donde dicha formulación es adecuada para administración tópica o transdérmica.

4. Formulación farmacéutica de acuerdo con la reivindicación 1, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, en donde dicha formulación es adecuada para administración tópica o transdérmica y en donde 10 dichas formulaciones están en la forma de parches, aerosoles o pulverizaciones, emulsiones, suspensiones y soluciones.

5. Formulación farmacéutica de acuerdo con las reivindicaciones 1 a 4, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizada por que comprende los compuestos presentes en la formulación en las siguientes proporciones: 15

- Propilenglico.

4. 50%

- Agu.

4. 50%

- Monoestearato de glicerilo 1-10%

- Poliacrilato de sodio 0, 1-0, 5%

6. Formulación farmacéutica de acuerdo con las reivindicaciones 1 a 5, para uso en el tratamiento de acuerdo con la 20 reivindicación 1, caracterizada por que viene en forma de una emulsión en gel.

7. Formulación farmacéutica de acuerdo con las reivindicaciones 1 a 4, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizada por que comprende los compuestos presentes en la formulación en las siguientes proporciones:

- Propilenglico.

4. 50% 25

- Agu.

4. 50%

- Polisorbato 60 1-5%

- Miristato de isopropilo 1-5%

- Monoestearato de glicerilo 1-10%

- Poliacrilato de sodio 0, 1-0, 5% 30

8. Formulación farmacéutica de acuerdo con las reivindicaciones 1 a 5 y 7, para uso en el tratamiento de acuerdo con la reivindicación 1, caracterizada por que viene en forma de una crema protectora para la piel.