Elevador salvaescaleras escamoteable.

La invención se refiere a un aparato elevador que se incrusta en el pavimento del peldaño más alto de la escalera o desnivel a salvar

, habiéndose diseñado con una medida muy reducida en altura para adecuarla a su acoplamiento en el grosor habitual de la solería que sirve de base al pavimento; siendo por ello perfectamente escamoteable en ese escaso espesor sin necesidad de realizar grandes obras ni afectando a elementos estructurales que se podrían encontrar con una altura mayor.

El aparato elevador está formado por un bastidor que se ancla y se fija a la edificación donde se instala. Dentro del bastidor se aloja una plataforma, propiciando su accionamiento escalonado por tramos que se adaptan al desnivel a salvar y sirven, una vez desplegados, de guías para el deslizamiento y movimiento de la plataforma que soportará a la persona o carga a transportar.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201400038.

Solicitante: CARDEÑA MARTÍNEZ DE LA CASA, Adolfo.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: CARDEÑA MARTÍNEZ DE LA CASA,Adolfo, VÁZQUEZ RÚA,Hugo Jose.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION B — TECNICAS INDUSTRIALES DIVERSAS; TRANSPORTES > ELEVACION; LEVANTAMIENTO; REMOLCADO > ASCENSORES; ESCALERAS O PASILLOS MECANICOS (dispositivos... > Clases o tipos de ascensores instalados en los edificios... > B66B9/08 (combinados a escaleras, p. ej. para transportar personas inválidas)
  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > E04F11/00 (Escaleras, rampas o estructuras semejantes (montaje o trazado de escaleras E04F 21/26; para construcciones provisionales E04G 27/00 ); Balaustradas; Pasamanos (escaleras fijadas a estructuras fijas E06C 9/00))
google+ twitter facebookPin it
Elevador salvaescaleras escamoteable.

Fragmento de la descripción:

Elevador salvaescaleras escamoteable.

Sector de la técnica

La invención se enmarca dentro del sector de la industria aplicada a la construcción y edificación, y más concretamente a los sistemas de elevación de personas o cargas para salvar desniveles a distinta cota de altura en atención a la especial singularidad que representan escaleras ya preexistentes donde no tienen posibilidad de tránsito las personas con movilidad reducida.

Estado de la técnica

Existe un problema muy frecuente para salvar desniveles en la circulación y movimiento de las personas con movilidad reducida cuando aquellos se han resuelto, como es habitual, con escaleras y resulta imposible la disposición de ascensores o elevadores convencionales. Tienen una especial importancia los accesos a edificios ya construidos con anterioridad a la entrada en vigor de las actuales normativas sobre supresión de barreras arquitectónicas, así como los recorridos internos hasta alcanzar el ascensor convencional, si es que existe.

La sensibilidad que en los últimos años se va teniendo hacia estos problemas, aupada y enfatizada con toda seguridad por la aparición de las normativas que obligan a su cumplimiento, han propiciado las oportunas soluciones para los edificios de nueva planta. Sin embargo, existe un parque inmobiliario muy extenso con edificaciones antiguas y realizadas con anterioridad a esta nueva corriente donde su forma o disposición hace que no haya una solución real en estos momentos, siendo en muchos casos de difícil adaptación para que las personas con movilidad reducida puedan salvar esos desniveles.

En este contexto, han ido apareciendo en el mercado distintos aparatos salvaescaleras que tienen la misión de resolver ese movimiento de transporte a distinto nivel, si bien con unas configuraciones que tienen como denominador común el traslado de la persona alojada en una silla o plataforma que se desplaza por un carril dispuesto en la pared o barandilla de la escalera. Por otro lado, ya sea por la imposibilidad de actuar en el viario público, ya sea por la imposibilidad material de alojar esos aparatos en el propio zaguán del portal de acceso al edificio donde queremos acceder, en la práctica esos sistemas no se pueden colocar en el acceso mismo del inmueble, esto es, la puerta del portal para entendernos; así como tampoco son utilizables en situaciones complejas respecto a la hipotética instalación de esos carriles guía, ya sea por el trazado de la pared o barandilla, ya sea por la imposibilidad de actuar sobre elementos del patrimonio arquitectónico.

También existes variantes de soluciones a estos problemas referidas a accesos a vehículos de transporte, tanto autobuses como ferrocarriles, pero resueltos con la posibilidad de movimiento de las plataformas de acceso, e incluso los propios

escalones, al dar por hecho la facilidad de maniobrar dentro de esa tipología industrial del vehículo al que se accede. Sin embargo, ninguno de estos aparatos está concebido para salvar desniveles provocados por escalones de obra de edificación y materiales pesados propios de un inmueble (escalones de mármol, de granito, piedras artificiales, etc), y menos aún, respetando además su trazado, configuración y materiales originales.

De esta forma, los salvaescaleras del primer grupo referidos generalmente a trazados internos de la edificación no son aptos para accesos al portal desde la vía pública, y los elevadores salvaescalones diseñados para acceder a vehículos, autobuses y ferrocarriles, no son aptos para edificios de construcción con materiales pesados como mármol o granito, totalmente ajenos al proceso industrial de los vehículos.

Por ello se nos plantea el problema de resolver esos desniveles sin necesidad de instalar aparatos sobre guías o carriles laterales anclados o dispuestos sobre la obra de edificación por un lado; y por otro, el reto de resolver su colocación escamoteada en la menor expresión posible dentro del último peldaño, para ser respetuosos con el patrimonio arquitectónico, dejando así, en su situación original y sin alterar, tanto el trazado de la escalera como sus materiales preexistentes.

La conclusión de todo lo anterior es el presente diseño de un aparato que eleva a las personas con movilidad reducida, (y por extensión cualquier otra pequeña carga), desde un nivel a otro; salvando los escalones que separan ambas cotas de altura y siendo perfectamente escamoteable dentro del peldaño más alto. No necesita guía carril en ningún lateral ni tampoco plataforma incrustada en la base, por lo que resulta adecuada para su instalación en los habituales accesos a los inmuebles que tienen la puerta muy próxima al viario imposibilitando por ello la colocación de otros sistemas conocidos hasta el momento; así como en las escaleras con protección arquitectónica al representar, su colocación, una intervención muy sencilla que no altera la morfología preexistente ni adiciona artilugios de difícil encaje estético- formal.

Así se aportan tres claras ventajas técnicas con esta invención:

1) La incrustación bajo el pavimento de la cota más alta junto al último peldaño y ocupando una pequeña dimensión en altura, sin ningún elemento externo ni ajeno, representando por ello:

a^ Su posible instalación con muy poca obra y escasa trascendencia no afectando a ningún otro elemento del inmueble salvo la propia escalera y, dentro de ésta, sólo al peldaño más alto. Es decir, no hay que disponer guías o carriles laterales, ni tampoco realizar fosos de empotramiento en el nivel de partida.

b.- Su ocultación escamoteada bajo el pavimento superior cuando el elevador está parado y recogido, siendo muy interesante para ubicaciones con restricciones

estéticas y formales derivadas de las diversas protecciones del patrimonio arquitectónico.

Cr Para situaciones de inmuebles con accesos al portal muy próximos al viario, la instalación dentro del edificio sin ocupación de espacio público por ningún elemento 5 fijo; siendo sólo ocasional para el momento e instante en el que el elevador está totalmente desplegado.

2) La maniobra de todo el movimiento con la persona dentro de su silla de ruedas sin necesidad de abandonar ésta ni cambiarse a una silla móvil como se hace en otros

elevadores. Así, se realiza todo el tránsito desde un nivel a otro sin ningún movimiento físico adicional o externo a la propia silla de ruedas.

3) La posibilidad de realizar el recorrido y salvar el desnivel para personas con movilidad reducida de forma autónoma, solas y sin necesidad de acompañante; al

no necesitar cambiar de silla o hacer maniobras que necesiten auxilio externo, ya sea para la incorporación y traslado de una silla a otra, ya sea incluso para recoger la silla propia que se dejó en un nivel y llevarla al otro nivel una vez salvada la escalera, como ocurre ahora en otros elevadores. Además de la ventaja técnica que esto supone, mejorará enormemente la autonomía del impedido, que tendrá 20 la posibilidad de realizar los paseos más cotidianos de su vida diaria sin el obligado auxilio de otras personas y la dependencia que ello conlleva.

Explicación

La presente invención se refiere a un nuevo aparato elevador que se incrusta en el 25 pavimento del peldaño más alto de la escalera o desnivel a salvar, habiéndose diseñado con una medida muy reducida en altura para adecuarla a su acoplamiento en el grosor habitual de la solería que sirve de base al pavimento; siendo por ello perfectamente escamoteable en ese escaso espesor sin necesidad de realizar grandes obras ni afectando a elementos estructurales que se podrían encontrar con una altura 30 mayor.

El aparato elevador está formado por un bastidor que se ancla y se...

 


Reivindicaciones:

1. Elevador salvaescaleras escamoteable previsto para su utilización en las escaleras de los edificios o desniveles a distinta altura en cualquier otro ámbito, caracterizado porque se incrusta y escamotea bajo el pavimento del peldaño o nivel más alto quedando recogido y plegado bajo ese nivel.

2. Elevador salvaescaleras escamoteable según la reivindicación 1 que se caracteriza por la expulsión, desde el bastidor donde se aloja, de una plataforma (2) horizontal que albergará y soportará después a la persona o carga a transportar, deslizándose desde un nivel a otro, ya sea en movimiento ascendente o descendente, a través de unas guías laterales (4) que también son expulsadas de su alojamiento en el bastidor superior donde están recogidas, con una trayectoria inclinada entre ambos desniveles y directriz recta, en consonancia con el trazado de la escalera que salva.

3. Elevador salvaescaleras escamoteable según las reivindicaciones 1 y 2, que se caracteriza por una plataforma (2) que se desliza siempre en posición horizontal por unas guías (4) inclinadas al disponer de dos bulones (16) a cada lado de la plataforma que se encajan en las guías y evitan su oscilación al representar dos puntos de apoyo alineados dentro de una hendidura o canaladura (15) recta.

4. Elevador salvaescaleras escamoteable según las reivindicaciones anteriores que se caracteriza por unas guías (4) laterales de extensión modular compuestas por varias piezas que permiten su cambio de posición desde una situación original o de partida a otra inclinada mediante el acoplamiento de las piezas que la componen al tener una forma escalonada en sus bordes junto a una rótula (8) de unión que permite el giro entre piezas hasta un ángulo máximo regulado por la propia forma y dimensión del corte escalonado.