Composición probiótica y métodos para inducir y mantener la pérdida de peso.

Una composición probiótica que comprende una bacteria seleccionada de entre el género Bacteroides y un vehículo farmacéuticamente aceptable

Tipo: Patente Internacional (Tratado de Cooperación de Patentes). Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: PCT/US2008/080601.

Solicitante: MOORE, BRENDA E.

Nacionalidad solicitante: Estados Unidos de América.

Dirección: 3807 PETRE ROAD SPRINGFIELD, OH 45502 ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.

Inventor/es: MOORE,BRENDA E.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen sustancias... > A61K35/74 (Bacterias (uso terapéutico de una proteína de la bacteria A61K 38/00))

PDF original: ES-2473625_T3.pdf

 

google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Composición probiótica y métodos para inducir y mantener la pérdida de peso Prioridad

La presente solicitud de patente reivindica la prioridad del documento U.S. Ser Nº 60/982, 844 presentado el 26 de Octubre de 2007, cuyo contenido completo está incorporado en este texto por medio de referencias.

Campo La presente solicitud de patente está dirigida a composiciones probióticas y, más particularmente, a composiciones formuladas con bacterias Bacteroides para su administración a seres humanos u otros animales para inducir y mantener la pérdida de peso.

Antecedentes La dieta americana típica puede clasificarse como de cualquier manera menos saludable. De acuerdo con el ARS Food Survey Group, el 50% de los Americanos comen solamente una porción del total de grano integral por día, 59% no comen suficientes verduras y 76% no reciben las recomendaciones de fruta diaria (Cleveland, L.E., et al., Pyramid Servings Data, ARS ARS Food Survey Research Group.) Alrededor del 80% de las mujeres americanas no consumen suficientes lácteos, mientras que la ingesta de carnes, grasas y dulces excede enormemente las recomendaciones. Estos hábitos alimenticios resultan en una deficiencia de nutrientes y contribuyen a la incidencia creciente de problemas de salud experimentados por miembros cada vez más jóvenes de la población (Kranz, S. et.al., Dietar y fiber intake by American preschoolers is associated with more nutrient-dense foods; J. Amer. Diet. Assoc. 105:221, 2005; Lytle, L., Nutritional issues for adolescents, J. Amer. Diet. Assoc. 102:58, 2002) . Además, la mala alimentación ha aumentado la incidencia de obesidad hasta el 31%, y se considera que más del 64% de los americanos adultos tienen sobrepeso. El problema no termina ahí. El porcentaje de niños y adolescentes que tienen sobrepeso o son obesos ha ido aumentando progresivamente desde 1991 (Kopkin, J.P. et. al., Preventing chilhood obesity: Health in the balance-Executive Summar y , J. Amer. Diet. Assoc. 105:131, 2005) .

Los problemas de salud relacionados con el peso ahora ocupan el segundo lugar solamente después del uso de tabaco como la principal causa de muertes evitables (Mokdad, A.H., et. al., Actual causes of death in the Unites States, JAMA 291:1238, 2004) . Se estima que las enfermedades evitables relacionadas con el peso cuestan al estado aproximadamente 99, 2 billones de $ cada año y que este coste es mayor que el coste estimado por el uso de tabaco y alcohol combinados. (National Institutes of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, Weight Control Information Network. Statistics Related to Overweight and Obesity.) Cuando se consumen regularmente alimentos altamente procesados no sanos, da como resultado deficiencias de nutrientes, aumentando la incidencia de problemas de salud como enfermedades de corazón, presión sanguínea alta y diabetes de tipo 2 (Cordain, L. et. al., Origins and evolution of the Western diet: health implications for the 21th centur y . Amer. J. Clin. Nutr. 81:342, 2005) .

Mientras la epidemia de obesidad ha aumentado rápidamente en las tres últimas décadas, no se puede justificar por cambios en el genoma humano. Sin embargo, los trillones de bacterias procariotas que residen en el tracto gastrointestinal humano constituyen un genoma mucho mayor que el que se puede encontrar en las células eucariotas que constituyen el cuerpo humano (Bajzer, M. y R. J. Seeley, Obesity and gut flora. Nature. 444:1009, 2006) . Mientras el genoma humano tarda generaciones en cambiar, las contribuciones genéticas por cambios en las poblaciones de células bacterianas requieren pocos días. Se ha notado que la epidemia de obesidad tiene ciertas características indicativas de una naturaleza infecciosa (Bray, G.A. et al., Beyond energy balance: There is more to obesity than kilocalories. J. Amer. Diet. Assoc. 105:S17, 2005) . Estas poblaciones de bacterias, y por consiguiente su distribución en el funcionamiento fisiológico de las células eucariotas, pueden cambiar muy rápidamente y podrían ser la causa de la característica infecciosa de la epidemia.

Se ha reconocido durante un tiempo que el intestino humano es el órgano inmune más grande del cuerpo, conteniendo el 65% del tejido inmune total y contribuyendo hasta el 80% del tejido que produce inmunoglobulina (Benmark, S., Gut microenvironment and immune function. Curr. Opin. Clin. Nutrit. Meta. Care. 2:1, 1999; Brandzaeg, P., et. al., Immunology and immunopathology of the human gut mucosa, humoral immunity and intraepithelial lymphocytes. Gastroenterology, 97:1562, 1989) . Además, varios autores han notado que las bacterias juegan un papel significante en la expresión genética en las células eucariotas del cuerpo humano (Muzmanian, S. K., et. al., An immunomodulator y molecule of symbiotic bacteria directs maturation of the host immune system. Cell 122:107, 2005; Rath, H. C., et. al., Normal luminal bacteria, especially Bacteriodes species, mediate chronic colitis, gastritis and arthritis in HLA-B27/Human beta-2 microglobin transgenic rats. J. Clin. Invest. 89:945, 1996; Lopez-Barado, Y. S. et. al., Bacterial exposure induces and activates matrilysin in mucosal epithelial cells. J. Cell. Biol. 148 (6) :1305, 2000; Wang, Q. et. al., A bacterial carbohydrate links innate and adaptive responses through Toll-like receptor-2. J. Exp. Med. 203 (13) :2853, 2006; Frick, J. S., et. al., Identification of commensal bacterial strains that modulate Yersinia enterocolitica and dextran sodium sulfate-induced inflammator y responses: Implications for the development of probiotics. Infect. Immun. 75 (7) :3490, 2007; Kim, J. M., et. al., Nuclear factor-kappa B activation pathway in intestinal epithelial cells is a major gene expression and neutrophil migration induced by Bacteroides fragilis endotoxin. Clin. Exp. Immunol., 130:59, 2002) . Estos datos avalan el papel que juegan las poblaciones bacterianas en la función fisiológica de la expresión genética en las células eucariotas del huésped humano, proporcionando quizás una clave para detener la epidemia de obesidad.

Ha habido muchos estudios de investigación animal que han utilizado animales libres de gérmenes al igual que animales que han establecido poblaciones microbianas. En 1993, se publicaron los resultados de un estudio sobre el efecto de protozoos sobre el metabolismo y concentraciones de bacterias y hongos en el intestino grueso del poney de Shetland (Moore y Dehority, J. Anim. Sci., 71:3350) . Estos animales fueron fistulados en ambos ciego y colón para permitir el fácil acceso a los contenidos del tracto gastrointestinal con fines de investigación. La defaunación (es decir, la retirada de un segmento de las poblaciones microbianas establecidas de un animal) también se explican en esta publicación. Luego se realizaron la defaunación seguida del establecimiento de protozoos ruminales en una oveja fistulada (Moore, datos no publicados) .

Los procedimientos utilizados en estos ensayos para retirar desechos muchas de las poblaciones microbianas del intestino grueso del equino son remarcablemente similares a los procedimientos seguros y eficaces habitualmente usados por la comunidad médica para preparar pacientes para una colonoscopia. Por lo tanto, se ha planteado la hipótesis de que las poblaciones microbianas en el tracto gastrointestinal humano podrían cambiar al utilizar estos procedimientos, seguido de la inoculación de un probiótico para establecer poblaciones beneficiosas de bacterias más conductivas hacia la pérdida de peso.

En 2006, investigadores describieron que la microflora que contenía concentraciones mayores de las bacterias Bacteroidetes obtenidas del intestino de un ratón “delgado” fue inoculada en ratón libre de gérmenes, dando como resultado que el ratón tuvo significativamente menos grasa corporal que cuando se usó... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Una composición probiótica que comprende una bacteria seleccionada de entre el género Bacteroides y un vehículo farmacéuticamente aceptable.

2. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicha bacteria se selecciona de entre el 5 grupo que consiste en Bacteroides thetaiotaomicron, B adolescentis, B. fragilis, B. vulgatus, B. distasonis, B. ovatus,

B. stercoris, B. merdae, B. uniformis, B. eggerithii, y B. caccae.

3. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicha bacteria se proporciona como un cultivo vivo.

4. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicha bacteria está liofilizada.

5. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicha composición está formulada para administración oral.

6. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicho vehículo se selecciona de entre el grupo que consiste en una cubierta de cápsula, un agente para la formación de comprimidos, y una matriz polimérica.

7. Uso según la reivindicación 1, en el que la composición se forma como una cápsula, como un comprimido o como un supositorio.

8. La composición probiótica según la reivindicación 1, en la que dicha composición está presente en dicha composición en una cantidad de al menos 1 000 000 unidades que forman colonias.

9. Uso de una composición probiótica para la fabricación de un medicamento para inducir o mantener la

pérdida de peso en un sujeto, comprendiendo dicha composición probiótica una cantidad eficaz de una bacteria seleccionada de entre el género Bacteroides y un vehículo farmacéuticamente aceptable para permitir la administración de dicha bacteria a dicho sujeto para su uso.

10. Uso según la reivindicación 9, en el que dicha bacteria se selecciona de entre el grupo que consiste en Bacteroides thetaiotaomicron, B adolescentis, B. fragilis, B. vulgatus, B. distasonis, B. ovatus, B. stercoris, B. 25 merdae, B. uniformis, B. eggerithii, y B. caccae.

11. Uso según la reivindicación 9, en el que dicha bacteria se proporciona como un cultivo vivo.

12. Uso según la reivindicación 9, en el que dicha bacteria está liofilizada.

13. Uso según la reivindicación 9, en el que dicha composición está formulada para administración oral.

14. Uso según la reivindicación 9, en el que dicho vehículo se selecciona de entre el grupo que consiste en una 30 cubierta de cápsula, un agente para la formación de comprimidos, y una matriz polimérica.

15. Uso según la reivindicación 9, en el que la composición se forma como una cápsula, como un comprimido o como un supositorio.

16. Uso según la reivindicación 9, en el que dicho sujeto es un ser humano.