Calzado que evita los bloqueos de la marcha y las caídas en pacientes parkinsonianos.

Calzado que evita los bloqueos de la marcha y las caídas en pacientes parkinsonianos.

Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha.

La invención consiste en disponer un engrosamiento de la suela en la parte anterior del pie

(1), de manera que el apoyo del antepié quede elevado con respecto al plano del suelo. El calzado no dispone de tacón para contribuir a la elevación de la parte anterior del pie. De la parte antero-lateral de la suela, emergen hacia el exterior sendas estructuras (3) que aumentan el frente de ataque (4), proporcionando dos apoyos laterales. La puntera del calzado esta biselada en su parte inferior (2), formando un ángulo agudo con respecto al plano del suelo.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201301173.

Solicitante: ALONSO FRECH, Fernando Agustin.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: ALONSO FRECH,Fernando Agustín, GARCIA GARCIA,Francisco Javier.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CALZADOS > ELEMENTOS CARACTERISTICOS DEL CALZADO; PARTES CONSTITUTIVAS... > Calzados con dispositivos medicinales o higiénicos > A43B7/22 (Calzados con piezas de inserción para pies planos, soportes metatarsianos, tobilleras o similares (piezas de inserción ortopédicas A61F 5/14))
google+ twitter facebookPin it
Calzado que evita los bloqueos de la marcha y las caídas en pacientes parkinsonianos.

Fragmento de la descripción:

Calzado que evita los bloqueos de la marcha y las caídas en pacientes parkinsonianos. Sector de la técnica

La invención se encuadra en el sector técnico de calzado terapéutico.

Estado de la técnica

Las caídas se presentan hasta en un 70% de los pacientes parkinsonianos a lo largo de la evolución de su enfermedad. La presencia de bloqueos de la marcha (definidos como la imposibilidad para avanzar el paso, siendo percibidos por el paciente como sensación de tener los pies pegados al suelo) constituyen una causa muy prevalente de caídas y son en la mayor parte de los casos, refractarios a los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos convencionales.

Según nuestro conocimiento, no existe en la actualidad ningún método físico semejante a un calzado o modificación de éste, que se haya empleado para el tratamiento de los bloqueos de la marcha en los pacientes parkinsonianos.

Aparte de los tratamientos farmacológicos, se han ideado otro tipo de artilugios que tienen como objetivo proporcionar trucos sensoriales al paciente, como pueden ser, bastones que proyecten una luz tipo láser en forma de línea sobre el suelo, con el fin de que el paciente la intente sobrepasar y salir así del bloqueo. También se han propuesto dispositivos acústicos que emitan un ritmo sonoro, que el paciente debe adoptar para marcar el paso y evitar los bloqueos.

Estos dispositivos, si bien pueden resultar puntualmente válidos, a la larga se muestran claramente insuficientes e ineficaces, ya que en su mayoría suponen introducir un comportamiento consciente y voluntario sobre un mecanismo automático como es la marcha, de modo que cualquier distracción que ocurra durante ésta, anule la eficacia del truco sensorial.

Objeto de la invención

En la observación de pacientes parkinsonianos con bloqueos de la marcha hemos constatado que al caminar, no elevan lo suficiente la puntera del pie al dar el primer paso, o realizan un exceso de apoyo de la parte delantera del pie durante la marcha lanzada, lo que impide el arranque inicial de la marcha o acaba frenando la misma respectivamente. De manera que, una vez producido el bloqueo, se produce una imposibilidad para elevar la parte delantera del pie y reanudar el paso. La existencia de un dispositivo físico, como un calzado modificado, que revierta estas alteraciones de la marcha y se muestre eficaz en prevenir los bloqueos de la marcha y subsiguiente riesgo de sufrir caídas, supondría una sustancial ventaja sobre los métodos terapéuticos actuales como la ausencia de efectos secundarios y un coste extremadamente bajo.

La aplicación industrial de la invención resulta obvia si se considera su utilidad en el alivio de un grave problema clínico sin solución definitiva en la actualidad, y no sólo desde el punto de vista de su beneficio clínico, sino también desde el punto de vista económico, ya que el coste del calzado para un año supondría para el paciente una mínima cantidad en

comparación con lo que pueda suponer cualquier terapia farmacológica para un mes de tratamiento, y también de la ventaja de estar exento de efectos secundarios o interacciones con otros fármacos, más aún si consideramos que la población diana a la que está dirigida la invención, son pacientes por lo general polimedicados.

Descripción detallada de la invención

La esencia de esta invención es la presencia de un engrasamiento progresivo de la suela en la parte anterior del pie, de manera que la puntera del calzado se eleve entre 3-5 cm* sobre el plano del suelo, con el fin de que el apoyo del antepié quede elevado pasivamente lo suficiente para favorecer el arranque del paso pero sin llegar a desequilibrar al paciente hacia atrás. El calzado no dispone de tacón para contribuir a la elevación de la parte anterior del pie. De esta manera se fuerza una marcha con apoyo predominante del talón facilitando el arranque del paso inicial (cuya premisa es la elevación del antepié) y evitando la tendencia en los pacientes parkinsonianos de caminar con excesivo apoyo de la puntera que es lo que acaba ocasionando frenando y bloqueando la marcha.

De la parte antera-lateral de la suela y con su mismo grosor, emergen hacia el exterior sendas estructuras con forma de segmento circular, que aumentan el frente de ataque, proporcionando dos apoyos laterales que sobresalen por cada lado, de esta manera se proporcionan puntos de apoyo accesorios que aumentan la estabilidad de cada paso, evitando las caídas.

La puntera del calzado esta biselada en su parte inferior, formando un ángulo agudo con respecto al plano del suelo de 50-60°*, esta angulación contribuye a evitar los tropiezos salvando niveles en sentido ascendente.

La suela dispondrá del rayado convencional para evitar deslizamientos con la superficie del suelo, pudiéndose contemplar la posibilidad de llevar integradas en la suela y a su mismo nivel, dos o más apoyos circulares, de estructura concéntrica, de 1 cm de diámetro máximo constituidos del mismo material que la suela y colocados en el talón, la región correspondiente al apoyo de la almohadilla plantar del pie y la puntera del pie, y que tendrán como finalidad facilitar los giros que en los pacientes parkinsonianos están muy dificultados, ya que son sobre esos puntos, sobre los que se ejerce la máxima tracción en el desarrollo de un giro.

* La variabilidad de las medidas descritas, será proporcional a los distintos tamaños de calzado que se vayan a utilizar (del 36-48 de la numeración europea).

De manera adicional, se puede dotar a este calzado de diversos artilugios colocados en su parte posterior e inferior, de forma que su contacto con el suelo en cada paso, genere un sonido que el paciente pueda escuchar y le ayude a imprimir un ritmo a su marcha, para hacerla más fluida. Esto se puede conseguir con un receptáculo metálico que encierre pequeños fragmentos libres en su interior, a modo de sonajero, que al sacudirse en cada paso suenen, o con una lamina metálica colocada al nivel de la suela en su parte más posterior y que percuta directamente contra el suelo en cada paso.

Breve descripción de los diseños

La figura 1a representa una vista isométrica lateral del calzado donde puede observarse el engrasamiento de la suela (1) en la parte anterior, de manera que la puntera del calzado quede elevada sobre el plano del suelo. Se aprecia también que la puntera del calzado esta biselada en su parte inferior (2), formando un ángulo de 50-60° con respecto al plano del suelo. Así mismo se aprecia la ausencia de tacón. El calzado se puede ajustar al pie mediante cordones (8) si bien se pueden contemplar otros dispositivos de ajuste como un material de velcro o abotonamiento.

La figura 1-b representa un corte longitudinal sobre la figura 1a donde puede apreciarse la posición que ocuparía el pie dentro del calzado, de manera que el apoyo sobre la suela engrosada en su parte más anterior, permite una elevación pasiva del antepié forzando una marcha con apoyo del talón, a lo que contribuye también la ausencia de tacón.

La figura 2 muestra una vista isométrica del calzado desde una perspectiva oblicua en la que se aprecia el engrosamiento de la suela en la parte antera lateral, las estructuras laterales emergentes de refuerzo (3) que aumentan el frente de ataque y la forma biselada de la puntera (2).

La figura 3 es una vista isométrica frontal del calzado donde se aprecia la elevación de la puntera, el frente de ataque (4) y refuerzos laterales (3).

La figura 4 es una vista isométrica superior del calzado donde se aprecia la forma de segmento circular en su parte anterior de los refuerzos laterales (3) que emergen hacia los lados.

La figura 5 es una vista isométrica inferior del calzado que correspondería...

 


Reivindicaciones:

1. Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha que evita los bloqueos de la marcha y las caídas, caracterizado porque:

- Presenta un engrosamiento progresivo de la suela en la parte anterior del pie (1), de manera que los dedos del pie del usuario queden en un plano por encima del plano del talón.

- No dispone de tacón para contribuir a la elevación de la parte anterior del pie.

- De la parte antera-lateral de la suela y con su mismo grosor, emergen hacia el exterior sendas estructuras con forma de segmento circular (3), proporcionando dos apoyos laterales que aumentan el frente de ataque (4).

- La puntera del calzado comprende una disposición en bisel formando un ángulo agudo con respecto a la línea horizontal de la trayectoria (2).

- El calzado se ajustará al pie mediante cualquier tipo de atadura.

2. Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha de acuerdo con la reivindicación 1, que se puede ajustar al pie mediante cordones o mediante un dispositivo de velcro© u otro dispositivo de abotonamiento.

3. Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha de acuerdo con la reivindicación 1, que lleva integrados en la suela y a su mismo nivel, dos o más apoyos circulares (5), de estructura concéntrica, de 1 cm de diámetro máximo constituidos del mismo material que la suela y colocados en el talón, la región correspondiente al apoyo de la almohadilla plantar del pie y la puntera del pie.

4. Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha de acuerdo con la reivindicación 1, que integra además un dispositivo capaz de generar sonidos con cada paso, que ayuden a llevar un ritmo de marcha al paciente. Este dispositivo consistirá en un pequeño recipiente adosado a la talonera del calzado que contenga en su interior pequeñas piezas de material rígido que en relación con los pasos choquen en el recipiente y emitan sonido de manera semejante a un sonajero (6).

5. Calzado destinado a pacientes parkinsonianos con alteración de la marcha de acuerdo con la reivindicación 1, que integra además un dispositivo capaz de generar sonidos con cada paso, que ayuden a llevar un ritmo de marcha al paciente, este dispositivo puede consistir en un material metálico compuesto por una lámina incrustada en el borde posterior del talón que al golpear con el suelo provoca un sonido con cada paso (7).