Bacterias del ácido láctico como cepas probióticas y composiciones que contienen las mismas.

Cepa de bacterias del ácido láctico que pertenece a la especie Lactobacillus jensenii identificada como L. jensenii KS 119.1

, depositada el 4 de junio de 2004 en el CNCM del Instituto Pasteur con el número de registro CNCM I-3217.

Tipo: Patente Europea. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: E12178634.

Solicitante: Graf, Federico, Dr.

Nacionalidad solicitante: Suiza.

Dirección: Sempacherstrasse 19 8032 Zürich SUIZA.

Inventor/es: GRAF,FEDERICO, GROB,PHILLIP, BASSART,DOMINIQUE.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CIENCIAS MEDICAS O VETERINARIAS; HIGIENE > PREPARACIONES DE USO MEDICO, DENTAL O PARA EL ASEO... > Preparaciones medicinales que contienen sustancias... > A61K35/74 (Bacterias (uso terapéutico de una proteína de la bacteria A61K 38/00))
  • SECCION C — QUIMICA; METALURGIA > BIOQUIMICA; CERVEZA; BEBIDAS ALCOHOLICAS; VINO; VINAGRE;... > SISTEMA DE INDEXACION ASOCIADO A LAS SUBCLASES C12C... > Microorganismos > C12R1/225 (Lactobacillus)

PDF original: ES-2524432_T3.pdf

 

google+ twitter facebookPin it
Bacterias del ácido láctico como cepas probióticas y composiciones que contienen las mismas.

Fragmento de la descripción:

Bacterias del ácido láctico como cepas probióticas y composiciones que contienen las mismas Campo de la invención

Esta invención se refiere a una nueva cepa de bacterias probióticas y al uso de la misma en el tratamiento de problemas infecciosos provocados por diversos patógenos en mamíferos, más específicamente la prevención y/o el tratamiento de infecciones genitourinarias y/o gastrointestinales en seres humanos.

Antecedentes de la invención

Las infecciones genitourinarias siguen siendo un problema común, particularmente en la población femenina. La adherencia bacteriana al epitelio genitourinario se reconoce como un mecanismo importante en el inicio y la patogénesis de infecciones del tracto urinario (UTI) y, en particular, de infecciones vaginales. Los patógenos genitourinarios se originan predominantemente en el tracto intestinal y colonizan inicialmente la región periuretral y ascienden hacia la vejiga, dando como resultado bacteriuria sintomática o asintomática. Alternativamente, estas bacterias invaden y luego colonizan la vagina provocando en la misma diversos tipos de infecciones vaginales sintomáticas así como asintomáticas. Después de eso, dependiendo de factores del huésped y factores de virulencia bacteriana, los organismos pueden ascender adicionalmente y dar lugar a pielonefritis, o infecciones ascendentes del tracto genital en mujeres. Los patógenos genitourinarios expresan características de virulencia que les permiten resistir los mecanismos de defensa del huésped normalmente eficaces.

El uso de bacterias de la flora autóctona, tales como lactobacilos, para no permitir que patógenos genitourinarios colonicen el tracto genitourinario, es un concepto demostrado estudiado de manera bastante extensa desde hace años (véanse por ejemplo Cadieux ef al.- Lactobacillus strains and vaginal ecology - Jama. 287: 1940-41/2002; Butler BC, Beakley JW. Bacterial flora ¡n vaginitis. Am J Obstet Gynaecol 1960; 78: 432-40, Eschenbach DA, Davick PR, Williams BL, Klebanoff SJ, Young-Smith K, Critchlow CM et al. Prevalence of hydrogen peroxide-producing Lactobacillus species ¡n normal women and women with bacterial vaginosis. J Clin Microbiol 1989; 27: 251-6, Sobel JD, Cook RL, Redondo-Lopez V. Lactobacilli: a role ¡n controlling the vaginal microflora? en Horowitz BJ, Mardh P-A, eds. Vaginitis and Vaginosis, págs. 47-53. Nueva York: Wiley-Liss, 1991, Lauritzen C, Graf F, Mucha M. Restoration ofthe physiological vaginal environment with Doederlein bacteria and estriol. Frauenarzt 1984; 4).

Por otro lado, las infecciones gastrointestinales siguen siendo un problema común en la población humana. La adherencia bacteriana al epitelio gastrointestinal se ha reconocido como un mecanismo importante en el inicio y la patogénesis de infecciones del tracto gastrointestinal (Gl). Muchos patógenos gastrointestinales que colonizan el tracto intestinal pueden expresar, dependiendo de factores del huésped y factores de virulencia bacteriana, características de virulencia que les permiten resistir los mecanismos de defensa del huésped normalmente eficaces.

El uso de bacterias procedentes de la microflora autóctona, como por ejemplo lactobacilos, para no permitir que patógenos colonicen el tracto gastrointestinal, es un concepto que se ha estudiado de manera bastante extensa (véase por ejemplo Alain Servin en Antagonist activities of lactobacilli and bifidobacteria against microbial pathogens - FEMS Microbiology Reviews 2004 en prensa, disponible en línea: http://www.sciencedirect.com/science ). Algunas de las cepas de bacterias del ácido láctico mencionadas en la bibliografía anterior se han resaltado por su efecto en el tracto gastrointestinal y se han propuesto como posibles agentes activos adecuados para tratar diversos problemas o trastornos provocados por patógenos, por ejemplo diarrea.

El objetivo principal de una terapia con agentes bacterianos debe ser prevenir el crecimiento excesivo de patógenos hasta un tiempo tal que la microflora vaginal o intestinal normal pueda restablecerse. Además, la terapia probiótica se considera como natural y sin efectos secundarios en contraposición con tratamientos químicos o antibióticos

convencionales.

Dentro de ese contexto se ha observado sorprendentemente que cepas de bacterias del ácido láctico representativas de la flora vaginal humana sana que presentaban eficacia en el tratamiento de infecciones genitourinarias (véase la solicitud de patente internacional PCT/EP2004/011980 presentada el 22-10-04 por Medinova AG, CH-Zúrich) también eran provechosas y por consiguiente útiles en el tratamiento profiláctico o terapéutico de infecciones o trastornos intestinales iniciados por patógenos gastrointestinales.

Hoy en día, a pesar de los progresos que ya se han realizado con respecto al conocimiento íntimo de cepas de bacterias del ácido láctico (LAB), sus propiedades y su posible uso en el área probiótica, todavía sigue existiendo la necesidad de proponer bacterias más convenientes y más eficaces, concretamente cepas de bacterias probióticas, a la comunidad médica.

El fin de esta invención es proporcionar probióticos nuevos y útiles particularmente eficaces en el tratamiento de trastornos provocados por diversos patógenos, concretamente infecciones o enfermedades inflamatorias del tracto

gastrointestinal en mamíferos, especialmente seres humanos, o del tracto genitourinario en mujeres, o en la restauración de una flora genitourinaria o intestinal equilibrada y sana tras, por ejemplo, tratamientos médicos Intensos como los realizados con antibióticos o quimloteráplcos.

El fin de esta Invención es proporcionar también nuevos tratamientos profilácticos o terapéuticos de tales Infecciones o enfermedades inflamatorias que implican cepas problótlcas específicamente seleccionadas.

La invención

La invención comprende las siguientes realizaciones:

Realización 1: Una cepa de bacterias del ácido láctico que pertenece a la especie Lactobacillus jensenii Identificada como L. jensenii KS 119.1, entregada el 4 de junio de 2004 en el CNCM del Instituto Pasteur con el número de registro CNCM 1-3217.

Realización 2: Una composición probiótica que comprende una cantidad eficaz de la cepa de bacterias del ácido láctico según la realización 1 en combinación con un sistema de administración adecuado.

Realización 3: La composición según la realización 2, en la que dicho sistema de administración adecuado comprende además factores de crecimiento y/o componentes prebióticos de bacterias del ácido láctico (LAB).

Realización 4: La composición según la realización 2 ó 3, en la que el sistema de administración adecuado está indicado para administración local, concretamente intrauretral, vaginal o anal.

Realización 5: La composición según la realización 2 ó 3, en la que el sistema de administración adecuado está indicado para administración oral.

Realización 6: La composición según la realización 5, en la que el sistema de administración adecuado es un producto alimenticio o una bebida, una composición alimenticia o de bebida, un complemento alimenticio o de bebida o adyuvante dedicado al consumo humano.

Realización 7: La composición según una cualquiera de las realizaciones 2-6, para su uso en la prevención o el tratamiento de infecciones genitourinarias en mujeres y/o infecciones gastrointestinales en seres humanos.

Otras cepas se dan a conocer en la descripción pero no constituyen la invención.

Descripción detallada

Las cepas de bacterias probióticas descritas en el presente documento se han seleccionado en primer lugar por su capacidad para adherirse a células epiteliales tales como Caco-2 o HeLa de cuello uterino... [Seguir leyendo]

 


Reivindicaciones:

1. Cepa de bacterias del ácido láctico que pertenece a la especie Lactobacillus jensenii identificada como L. jensenii KS 119.1, depositada el 4 de junio de 2004 en el CNCM del Instituto Pasteur con el número de

registro CNCM 1-3217.

2. Composición probiótica que comprende una cantidad eficaz de la cepa de bacterias del ácido láctico según la reivindicación 1 en combinación con un sistema de administración adecuado.

3.

4. 15

6.

7.

Composición según la reivindicación 2, en la que dicho sistema de administración adecuado comprende además factores de crecimiento de bacterias del ácido láctico (LAB) y/o componentes prebióticos.

Composición según la reivindicación 2 ó 3, en la que el sistema de administración adecuado está indicado para administración local, concretamente intrauretral, vaginal o anal.

Composición según la reivindicación 2 ó 3, en la que el sistema de administración adecuado está indicado para administración oral.

Composición según la reivindicación 5, en la que el sistema de administración adecuado es un producto alimenticio o una bebida, una composición alimenticia o de bebida, un complemento alimenticio o de bebida o adyuvante dedicado al consumo humano.

Composición según una cualquiera de las reivindicaciones 2-6, para su uso en la prevención o el tratamiento de infecciones genitourinarias en mujeres y/o infecciones gastrointestinales en seres humanos.