Dispositivo de anclaje para la cabeza de los pavimentos.

Dispositivo de anclaje para la cabeza (testa) de los pavimentos.

La presente invención se refiere a un dispositivo de anclaje de pavimentos basado en un perfil labrado en el propio material del pavimento

, que se complementa con dos postizos dentados preparados para trabarse entre sí impidiendo el retroceso que liberaría las dos piezas del pavimento.

Tipo: Patente de Invención. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: P201300881.

Solicitante: GONZÁLEZ PÉREZ, José Manuel.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: GONZÁLEZ PÉREZ,José Manuel.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION E — CONSTRUCCIONES FIJAS > EDIFICIOS > TRABAJOS DE ACABADO DEL EDIFICIO, p. ej. ESCALERAS,... > Revestimientos de suelos (escalones E04F 11/104;... > E04F15/02 (Revestimientos de suelos compuestos de un cierto número de elementos semejantes (en capas E04F 15/16))
google+ twitter facebookPin it
Dispositivo de anclaje para la cabeza de los pavimentos.

Fragmento de la descripción:

DISPOSITIVO DE ANCLAJE PARA LA CABEZA (TESTA)

DE LOS PAVIMENTOS.

OBJETO DE LA INVENCIÓN

La presente invención según se expresa en el enunciado de esta memoria, se refiere a un dispositivo de anclaje de pavimentos, el cual ha sido concebido y realizado en orden a obtener numerosas y notables ventajas respecto a otros métodos existentes con análoga finalidad.

El sistema está previsto para permitir el anclaje de cabeza entre piezas de pavimento, anulando cualquier posibilidad de movimiento de una pieza frente a la otra, garantizando además que las piezas mantienen enrasadas sus superficies (permite la corrección del enrase superficial sin necesidad de desmontar el pavimento).

El sistema de anclaje está basado en un perfil labrado en el propio material, del pavimento, que se complementa con dos postizos dentados preparados para trabarse entre si impidiendo el retroceso que liberaría las dos piezas de pavimento.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN.

Son conocidas las soluciones que tradicionalmente se han venido empleando en el sector de los pavimentos para la unión de los elementos que componen dicho pavimento.

En un principio se trataba de disponer las piezas simplemente adosadas las unas a las otras, pero libres entre si.

Después se desarrollaron mecanizados que por ejemplo a modo de macho y hembra facilitan la unión entre piezas contiguas, manteniendo al mismo tiempo, gracias a la complementariedad de sus mecanizados (macho y hembra) las superficies del pavimento enrasadas. Este sistema de mecanizado necesita de un agente externo (pegamento, grapas, clavos,...) pare hacer efectiva su unión (figura A).

Posteriormente se desarrollaron sistemas de anclaje cuyos mecanizados (macho- hembra) tipo clic son suficientes para garantizar el anclaje de las piezas sin necesidad de agentes externos (figura B). Para ello el mecanizado mantiene el macho y la hembra prolongando esta su labio inferior a modo de lengüeta, que a su vez dispone de un diente o tacón ascendente (1). Para el anclaje se introduce, con cierto ángulo, la pieza macho en la hembra. Después con un movimiento de giro está pieza se abate hasta conseguir situarlas en el mismo plano, momento en el que descansa sobre la lengüeta de la otra, momento en el que el diente de la lengüeta se introduce en una ranura de la parte inferior de la pieza macho (2).

Este sistema ventajoso respecto de los anteriores por no necesitar agente externo para el encolado, tiene el problema de, una vez abatida la pieza y por lo tanto en el mismo

plano que el resto, necesitar golpear en la cabeza hembra, a la pieza de pavimento, para forzar a introducir el macho, de su otra cabeza, en la hembra de cabeza contigua.

Para mejorar el sistema anterior evitando tener que golpear las piezas de cabeza para conseguir su anclaje y cerrado de testas, se ha desarrollado para estas un perfil transversal que, manteniendo el mecanizado clic longitudinal, se vale del movimiento giratorio de abatimiento necesario para encastrar el perfil longitudinal, para efectuar al mismo tiempo su cierre y encastrado de testa sin necesidad de otro movimiento o de golpe alguno.

Para ello se ha sustituido en una cabeza el labrado del macho por una hembra, y en la otra cabeza la hembra con lengüeta mantiene dicha lengüeta pero sustituye la boca (ranura o hembra propiamente dicha), por un apéndice postizo a modo de faldón.(figura C).

Este faldón, que tiene posibilidad de flexión, es empujado y desplazado por la hembra cuando esta desciende en el movimiento de giro necesario para el ensamble del perfil longitudinal, permitiendo, a medida que se esconde aquel, el descenso de la pieza hembra. Una vez alojada la nueva pieza de pavimento coplanaria con las piezas de la hilada anterior, la boca de la hembra de cabeza estará a la altura del faldón quedando este liberado para retomar a su posición de equilibrio, momento en el que el faldón se traba en el interior de la hembra, haciendo efectivo su anclaje y por lo tanto evitando o impidiendo su retroceso y desmontaje (secuencia figuras C y D).

Este último sistema, el más moderno y novedoso de todos, tiene varios inconvenientes entre los que destaca que:

-Para tratar de garantizar que las superficies del pavimento se enrasen, la pieza que se abate busca la referencia descansando o apoyándose físicamente sobre la lengüeta de la otra, es decir en la cara opuesta del mismo.(3)

-Al descansar la base de una pieza de pavimento sobre la lengüeta de la otra para buscar la referencia, si sobre esta se depositan restos de serrín u otras sustancias extrañas (siempre presentes en la obra), su acoplamiento no será íntimo perdiendo la referencia, tantos más cuantos más elementos se depositen entre ambas partes o piezas.

-Si las piezas de pavimento están perfectamente mecanizadas en su perímetro, pero tienen diferente espesor por no estar perfectamente calibradas, algo muy frecuente en el sector de los pavimentos, será imposible su anclaje. Es decir se exige el calibrado en espesor de las piezas de pavimento.

-Todo el anclaje depende de la recuperación del faldón, que además trabaja a compresión lo que puede originar su pandeo dejando de trabajar o perdiendo efectividad.

-En el movimiento de descenso de la hembra, además de forzar la flexión del faldón tenemos una componente que genera sobre él un esfuerzo de tracción que puede provocar el desprendimiento del postizo fuera de su alojamiento.

-Si al recuperarse el faldón las superficies del pavimento no quedan correctamente enrasadas, no hay solución sin proceder a desmontar para volver a instalar. Cualquier problema de enrase superficial obliga cuando menos a proceder a la desinstalación del piso para revisar el mecanizado (limpiarlo,...) y volver a instalarlo.

-Este sistema tiene la dificultad añadida de necesitar gran precisión en el mecanizado del alojamiento del postizo pues la circunferencia que describe el extremo del faldón debe ajustarse perfectamente al perímetro de la garganta de la hembra que lo recibe.

-En el caso concreto de las tarimas y parquets multicapas, generalmente, salvo en su cara vista, emplean para sus capas internas maderas baratas de crecimiento rápido, admitiendo irregularidades (nudos,...) y por ello resulta un problema buscar la precisión del mecanizado en un postizo (faldón) que debe acoplarse cuando recupera su posición de equilibrio a una hembra labrada en dicha madera de las capas internas, o que busca la referencia de su cara vista en una lengüeta que puede tener cualquier irregularidad o falta de madera.

-Al ser muchos pavimentos de naturaleza higroscópica modifican sus dimensiones, de forma porcentual, con las variaciones de humedad ambiental, por lo que al buscar la referencia de la superficie de la tarima en cotas muy alejadas de esta (sobre la lengüeta próxima a la cara inferior), los movimientos serán grandes.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN.

El dispositivo de la invención presenta una nueva concepción en base a la cual se consigue el anclaje de las dos cabezas (testas) que se encuentran, para dar continuidad a la hilada de pavimento, de manera muy sencilla, eficaz, sin problema y con una serie de ventajas frente a los métodos actuales. Para ello, el dispositivo mantiene como en los sistemas clic el mecanizado de la lengüeta que servirá para recibir y trabar por la parte inferior a la pieza contigua que descansará sobre ella, evitando la separación de ambas en su plano. Para ello esta lengüeta tiene un diente o talón ascendente que se aloja en una concavidad que tiene la otra pieza en su cara inferior. Hasta aquí igual que el sistema de clic actual, a excepción de que esta lengüeta no tiene que estar en contacto íntimo con la base de la pieza complementaria,...

 


Reivindicaciones:

1 °.-DISPOSITIVO DE ANCLAJE PARA CABEZA DE PAVIMENTO, que siendo de los tipo clic, presenta un perfil labrado de tal forma que las dos cabezas F y G (figura E) se acoplen entre si con posibilidad de ajuste de su enrase superficial. Para ello la primera de las dos tiene una configuración que manteniendo la lengüeta (4) con talón (5), dispone de uno o más postizos (7), alojados frontalmente, en una cavidad (6) prevista para ello, y dotado de dientes, estrías o similar. Esta pieza (F) recibe a la otra (G) que tendrá en el labrado de su perfil un desbaste que facilita su acomodo sobre la lengüeta sin necesidad de tocarla, disponiendo de un rebaje (10) donde se alojará el talón de dicha lengüeta. Dispone además de uno o más postizos (12), alojados frontalmente en una cavidad (11) prevista para ello, y estarán dotados de dientes, estrías o similar con la función de encastrarse con los de su homólogo (7) de la otra pieza. El encastre se produce principalmente cuando la pieza (G) desciende sobre la (F) en su movimiento de abatimiento necesario para instalar el clic longitudinal. El encastre de los postizos impide el retroceso de una pieza sobre la otra. La pieza (G) mantiene también en el labrado de su perfil un saliente o prominencia a modo de visera (14) que descansará sobre un rebaje (9) en la superficie de la pieza (F) mecanizado para recibirlo.

2o.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por el hecho de disponer de postizos (7 y 12), de fácil fabricación a partir de materiales plásticos o similares, enfrentados que mejoran las superficies de acoplamiento de los perfiles del pavimento.

3°.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer para su encastre, de postizos (7 y 12) de material plástico o similar, multiestriados o multidentados que posibilitan un encastre múltiple (multiclic), posibilitando ensambles más efectivos.

4°.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer de postizos de material plástico o similar, que facilitan mucho el mecanizado de encaje de una pieza respecto de la otra por ser multiestriados, dentados o similar (7 y 12), lo que corrige posibles problemas de mecanizado de su alojamiento, pues su encastre permite varias posiciones en función del número de estrías que se engarcen.

5o.- Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer de postizos (7 y 12) de material plástico o similar interrumpidos en tramos que permiten su función por sectores independientes (pastillas, teclas,...) que garantizan el funcionamiento del sistema al trabajar cada tecla o pastilla de forma independiente.

6°.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer de postizos (7 y 12) de material plástico o similar, que por su configuración multiestriada o dentada con pasos de diente (estría o similar), en uno de ellos, desplazados entre sí de unas pastillas o teclas a otras, permite diferentes posiciones relativas de un postizo respecto del otro, garantizando la efectividad del encastre, posibilitando ajustar los niveles de enrase superficial (15) de las dos piezas de pavimento aplicando más o menos presión. Es decir, el dispositivo permite corregir el

enrase, forzando el encastre de un diente más o menos, pues al ser un encastre dinámico siempre que salen los dientes (estrías o similar) de una pastilla entran los de otra. El sistema impide en todo momento el retroceso de un postizo respecto del otro, ajustando la precisión del sistema en función del desplazamiento que se le dé a las líneas de 5 dientes de unas pastillas, de uno de los postizos, respecto a las siguientes. Esta configuración permite además la instalación de piezas sin calibrar, es decir con diferencia en el espesor total del pavimento. Algo muy frecuente en los pavimentos y razón por la que estos se mecanizan boca abajo.

7°.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer en la superficie de la una pieza (F) de una muesca o rebaje (9) sobre la que tomará referencia la otra pieza (G) por medio de un saliente, diente, visera o similar (14) dispuesto también en la parte alta del perfil y que al abatir la pieza (G) sobre la (F) encuentra alojamiento en dicho rebaje.

8°.-Dispositivo de anclaje para cabeza de pavimento, según la reivindicación 1, caracterizado por disponer de postizos (7 y 12), de material plástico o similar, que trabajan a tracción lo que evita fenómenos de pandeo de los postizos.