Sistema de amortiguación / autopropulsión personalizado ajustable para calzado.

1. Sistema de amortiguación/autopropulsión personalizado ajustable para calzado caracterizado por un sistema de resorte plano H que se integra en el calzado L mediante su propia estructura y su lengüeta S realizado en metal específico para resortes

, calibrados éstos de forma independiente para cada peso o grupos de peso predeterminados, realizándose también los resortes planos H con otros materiales no metálicos, como fibra de carbono W u otros. Dicho sistema se complementa con un módulo de ajuste semicilindro C, con el cual conseguimos un ajuste más preciso para una elección de la pisada suave M, media T o rígida J, al mover y fijar dicho semicilindro C sobre el techo Z en sus huecos de encastre P a partir de la base O donde se apoya dicha estructura previa presión de los pulsadores K que hacen bajar los bulones A para desbloquear la fijación de los mismos y cambiar su posición dentro del resorte plano H, cambiando por tanto la resistencia de torsión de la base O del resorte plano H sobre el semicilindro de ajuste.

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201500058.

Solicitante: EXPOSITO SERRANO,JOSE ANTONIO.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: EXPOSITO SERRANO,JOSE ANTONIO.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > CALZADOS > ELEMENTOS CARACTERISTICOS DEL CALZADO; PARTES CONSTITUTIVAS... > Calzados con dispositivos medicinales o higiénicos > A43B7/32 (Calzados con dispositivos amortizadores de los golpes (plantillas o suelas elásticas A43B 13/18))
google+ twitter facebook

Fragmento de la descripción:

Sistema de amortiguación/autopropulsión personalizado ajustable para calzado.

Objeto de la invención 5

La presente invención, según se expresa en el enunciado de esta memoria descriptiva, se refiere a un dispositivo de resorte plano en conformación de cuña abierta con lengüeta de fijación y doble objetivo para su aplicación en calzado: amortiguador de impacto y simultáneamente sistema de autopropulsión ajustable, el cuál ha sido concebido y 10 realizado en orden a obtener numerosas y notables ventajas respecto a otros medios existentes de análogas finalidades. El dispositivo está previsto para dotar al calzado fuere cual fuere el modelo y uso que del mismo se haga (zapatos, deportivas u otros) de un sistema que nos permite amortiguar el impacto de la pisada al caminar, correr o saltar protegiendo las articulaciones, la columna vertebral y, asimismo, facilitar estas acciones 15 por el efecto del resorte plano y la energía potencial elástica que éste nos proporciona en su fase de restauración, que es la base fundamental del sistema aplicado al calzado, teniendo muy en cuenta para el buen entendimiento de su funcionamiento la Ley de Hooke aplicada a un resorte plano en su fase de compresión para amortiguar la pisada y de restauración para impulsarla permitiéndonos este sistema de resorte plano el ajuste 20 personalizado en ambas acciones, previa calibración de la resistencia que dicho resorte tiene que ejercer ante diferentes pesos. Es decir, el módulo de ajuste es un subsistema que se utiliza únicamente para un ajuste fino a partir de la elección del resorte en relación con el peso que el mismo tenga que soportar, por tanto, complementa al sistema de resorte plano a partir de una calibración para un peso específico. 25

Antecedentes de la invención

Se conocen numerosos dispositivos o medios para facilitar la función o la acción de caminar de las personas en los diferentes entornos donde se mueven y se desplazan 30 bien caminando o, incluso, corriendo. En tal sentido, pueden citarse los zapatos, botas, deportivas, etc. con un sinfín de variantes entre los mismos, pero con un problema común. Este problema, el cuál resaltamos y en el cuál incidimos, motivo de la creación de este nuevo sistema, no es otro que no se puede concebir que una persona pueda elegir un número de cualquier tipo de calzado sin que se tenga en cuenta el peso de dicha 35 persona. Por lógica, cada persona tiene un tamaño de pie y en base a este tamaño existen una gran variedad de tallas/números, al margen de los diferentes modelos, los cuáles se aproximan mucho a los tamaños y formas de los pies de las personas, con el fin de que éstas puedan ir cómodas en su vida cotidiana, al margen de que el uso del calzado sea para ocio, trabajo, actividades deportivas, etc. Ésto queda muy claro y es 40 fácilmente comprensible, además de lógico. En el caso de las botas o zapatos, la conformación de la zona denominada suela está realizada con diferentes composiciones como puede ser caucho, PVC, etc., es decir, materiales rígidos, más bien pesados y duros, por tanto, con poca o nula flexibilidad y escasa, por no decir nula, capacidad de impacto o amortiguación, con lo cuál podemos afirmar que no son buenos para nuestras 45 articulaciones ni para nuestra columna teniendo en cuenta que el uso de este tipo de calzado en muchas personas es continuo y continuado en el tiempo dando lugar a todo tipo de lesiones, problemas articulares y otros derivados de los mismos que sufre gran parte de la población. En este tipo de calzado la capacidad de amortiguación en la pisada es totalmente nula, siendo las articulaciones y la propia espalda las que reciben el 50 impacto directo en la pisada, ésto andando, sin correr. Correr con este tipo de calzado tiene unas consecuencias nefastas para las personas que lo hacen, aunque sean distancias cortas y de forma esporádica. En el caso concreto del calzado deportivo en sus diferentes modalidades: running, trekking, deportes específicos, etc. nos encontramos con el mismo problema que con el calzado convencional, es decir, aunque la suela del calzado deportivo es más ligera, flexible y con más capacidad de absorción de impacto 5 en la pisada, no nos permite la elección de un grado X de resistencia, flexibilidad y tolerancia al impacto en relación con el peso del usuario en cuestión.

El calzado denominado deportivo (deportivas) está estudiado por los diferentes fabricantes para ser ligero, flexible y con un alto grado de amortiguación en el impacto del 10 pie en la pisada-zancada, (apoyo del talón) , pero aún destacando esta particularidad, ningún fabricante cae en la cuenta de la importancia del peso de cada persona. Obviamente no en el peso exacto de cada persona, pero como en las tallas o números del calzado, sí en un peso aproximado dentro de un baremo lógico que bien podría ser de 5 en 5 kilos, a partir de un peso de referencia en relación con la talla, la edad (niños, 15 adultos, etc.) , lo cuál reduce o agrupa sustancialmente el rango de los diferentes pesos ajustándose los mismos (funcionalmente hablando) al peso real o, aproximado, de cada persona creando de esta manera más equilibrio entre el peso del usuario y la amortiguación necesaria y requerida en la acción de andar, correr, saltar, etc., del mismo. En definitiva, no existe ningún sistema aplicado al calzado en general, ni de forma 20 específica al deportivo, que nos permita una amortiguación real, eficaz y polivalente ajustada no sólo a la talla o número de la persona, sino también ajustada al peso de la misma e, igualmente, tampoco existe ninguna composición o sistema aplicado al calzado que nos facilite la proyección/propulsión real y mucho menos un sistema que nos permita el ajuste fino personalizado in situ seleccionando tres niveles de ajuste para cada acción 25 diferente, en cada momento o situación. En el caso de los resortes no metálicos como fibra de carbono, etc., este módulo de ajuste es igualmente aplicable. En el siglo en que vivimos no se concibe la elección de un número de calzado sin tener en cuenta el peso de la persona que lo utilizará.

Igualmente tampoco existe ningún sistema que además de amortiguar el impacto de la pisada, nos asista tras la misma autopropulsándonos por el efecto simultáneo de recuperación del resorte plano. Ni que decir tiene que el concepto de los actuales y diferentes modelos de calzado distan mucho de lo que tendrían que ser. Las marcas/fabricantes no van más allá de cambiar colores o tejidos y poco más, siendo 35 estos diseños y modelos más de lo mismo, sin aportar ni apostar por conceptos realmente novedosos y futuristas acordes a las necesidades reales de los consumidores más exigentes que cada día se cuidan más preocupándose por su salud, incluso en la acción de caminar/correr apostando estas personas cada vez más por un calzado que les garantice la salud y el bienestar por encima de todo. Y si además de cuidar su salud 40 llevan en sus pies algo práctico y con líneas y conceptos diferentes, mejor que mejor. Es obvio que al actual sistema de calzado le hace falta un cambio en todos los sentidos y este nuevo sistema aplicado cubriría todas las expectativas y necesidades en todos los sentidos.

Descripción de la invención

El dispositivo de la invención presenta una nueva estructura en base a la cuál conseguimos dotar al calzado de un sistema de amortiguación de impacto en la pisada mediante un sistema de resorte plano de diferentes formas, diferentes composiciones y 50 diferentes grados de resistencia al impacto, ajustable a todos los pesos, guardando el equilibrio entre la resistencia del resorte plano en relación con el peso que el mismo soportará en la pisada. El sistema en cuestión está previsto para situarlo en la zona media posterior del calzado en sustitución...

 


Reivindicaciones:

1. Sistema de amortiguación/autopropulsión personalizado ajustable para calzado caracterizado por un sistema de resorte plano H que se integra en el calzado L mediante su propia estructura y su lengüeta S realizado en metal específico para resortes, 5 calibrados éstos de forma independiente para cada peso o grupos de peso predeterminados, realizándose también los resortes planos H con otros materiales no metálicos, como fibra de carbono W u otros. Dicho sistema se complementa con un módulo de ajuste semicilindro C, con el cuál conseguimos un ajuste más preciso para una elección de la pisada suave M, media T o rígida J, al mover y fijar dicho semicilindro C 10 sobre el techo Z en sus huecos de encastre P a partir de la base O donde se apoya dicha estructura previa presión de los pulsadores K que hacen bajar los bulones A para desbloquear la fijación de los mismos y cambiar su posición dentro del resorte plano H, cambiando por tanto la resistencia de torsión de la base O del resorte plano H sobre el semicilindro de ajuste. 15