Aeromodelo radio controlado configurado como un ave rapaz para control aviar.

1. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, constituido a partir de un aeromodelo

(1) radio-controlado (2) caracterizado porque reproduce fielmente en lo posible la figura natural de un ave rapaz (3) en pleno vuelo de reconocimiento de un territorio de caza, en el que los colores (4) de la barriga (5) y alas (6 y 7) son fiel reflejo de los naturales, así como el tipo de cola, la forma y acabado de la envergadura alar, y la terminación de las alas primarias y secundarias y porque un motor eléctrico (8) de muy bajo nivel acústico y alta eficiencia, silencioso, controlado por radio frecuencia manualmente por un piloto, mediante piloto automático o por una combinación de ambos despega, se dirige a los puntos de paso establecidos para ejecutar la misión y aterriza, siendo las hélices (9) retráctiles y la batería (10) de litio y polímeros, y guiándose el aeromodelo a través de alerones (13) y de la profundidad de cola (14), suprimiendo el timón, de tal forma que se instala un simple plástico transparente fijo (15) para no romper la anatomía aviar.

2. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicación 1, caracterizado porque entre las aves rapaces (3) que se pueden reproducir se encuentran al menos el azor hembra en época de reproducción, el gavilán hembra en época de reproducción, el halcón, búho real, águila imperial o real, águila Harris, según su idoneidad aplicativa, sin exclusión de otras tanto del hemisferio norte como del sur.

3. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque una cámara (11) de alta definición hace posible que el piloto pueda ver en tiempo real lo que dicha cámara (11) divisa, lo cual se consigue gracias a un sistema FPV (12) instalado en la zona frontal o ventral del aeromodelo (1). Puede incorporar un mecanismo sonoro que se activará o no, con sonidos de dolor, miedo y pánico propios de las crías y pollos de la especie a combatir.

4. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 2 y 3, caracterizado porque en una realización diferente, cuando el aeromodelo (1) es muy pequeño por reproducir aves (3) pequeñas, las alas primarias (6) son fijas obteniéndose de la cola (14) tanto profundidad como dirección.

5. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1, 2 y 4, caracterizado por la incorporación de sensores de gases tóxicos, radioactivos, cámara fotográfica, infrarroja, térmica o radar (17).

6. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1, 2, 4 y 5, caracterizado porque un indicador de posición (18) dirige la salida de la plaga hacia una dirección u otra y una alerta temprana (19) advierte del estado de las baterías y localización de la aeronave (10).

Tipo: Modelo de Utilidad. Resumen de patente/invención. Número de Solicitud: U201500312.

Solicitante: MORENTE SÁNCHEZ, Francisco Juan.

Nacionalidad solicitante: España.

Inventor/es: MORENTE SÁNCHEZ,Francisco Juan.

Fecha de Publicación: .

Clasificación Internacional de Patentes:

  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > DEPORTES; JUEGOS; DISTRACCIONES > JUGUETES, p. ej. TROMPOS, MUÑECOS, AROS, JUEGOS... > Aviones; Otros juguetes voladores (juguetes con paracaídas... > A63H27/24 (propulsados por un motor de combustión o un motor eléctrico)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > DEPORTES; JUEGOS; DISTRACCIONES > JUGUETES, p. ej. TROMPOS, MUÑECOS, AROS, JUEGOS... > Aviones; Otros juguetes voladores (juguetes con paracaídas... > A63H27/28 (Pájaros voladores)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > CAPTURA O CAZA DE ANIMALES, AHUYENTADORES PARA ANIMALES... > Dispositivos para ahuyentar o repeler, p. ej. espantapájaros > A01M29/06 (utilizando medios visuales, p. ej. espantapájaros, elementos móviles, formas específicas, patrones o similares)
  • SECCION A — NECESIDADES CORRIENTES DE LA VIDA > AGRICULTURA; SILVICULTURA; CRIA; CAZA; CAPTURA; PESCA > CAPTURA O CAZA DE ANIMALES, AHUYENTADORES PARA ANIMALES... > Dispositivos para ahuyentar o repeler, p. ej. espantapájaros > A01M29/16 (utilizando ondas sonoras)
google+ twitter facebookPin it
Aeromodelo radio controlado configurado como un ave rapaz para control aviar.
Aeromodelo radio controlado configurado como un ave rapaz para control aviar.
Aeromodelo radio controlado configurado como un ave rapaz para control aviar.

Fragmento de la descripción:

AEROMODELO RADIO CONTROLADO CONFIGURADO COMO UN AVE

RAPAZ PARA CONTROL AVIAR

OBJETO DE LA INVENCiÓN

La presente invención se refiere a un aeromodelo, cuya maqueta

S reproduce lo más exactamente posible a un ave, controlado por

radiofrecuencia desde tierra por un piloto y asistido cuando convenga por

piloto automático vla GPS, pudi.¡ndo también incorporar giróscopo,

acelerómetro y magnetómetro para !'acilitar su pilotaje ya que al copiar la

naturaleza los aeromodelos son bastante versátiles y difíciles de manejar,

10 sobre todo cuando tienen forma de rapaz, ya que son modelos pequenos,

rápidos, nerviosos e inestables, o sea , como sus originales. Se trata en todo

momento de despertar la memoria genética animal mediante la tecnol091a

aeronáutica y el estudio ornitológico, ya sea para ahuyentar, para atraer y

tranquilizar a otras especies o mimeti2:arse con el entorno para investigación,

15 observación y espionaje.

Si la aeronave simula una rapaz, se pretende ahuyentar plagas de

aves no deseadas. Entre las aves rapaces a imitar destaca por ser la más

temida el azor hembra en época de ", producción (Accipiter Gentilis) . Su sola

presencia es suficiente para que aparezca el miedo entre las aves, pero si

20 además el aeromodelo es capaz de Imitar los movimientos y patrones de

ataque del azor, aumenta dicho miedo. El aeromodelo de la invención es

efectivo en cuanto es visualizado por las aves pero puede disponer además

de un sistema de altavoces de gran calidad sonora como los piezoeléctricos.

que puede activarse en determinados casos con sonidos de agonla y dolor

25 de la especie aviar que se pretende combatir para aumentar el miedo,

especialmente los sonidos de las c:rlas y pollos, no siendo conveniente

cuando va a disuad ir imitando la caza que emita sonidos de la rapaz, pues

ninguna de éstas sena la su posición cuando va a atacar. Uno de los objetos

de la presente invención es atacar la memoria genética de ras aves copiando

30 la naturaleza y provocando su huida , 01 alejamiento a zonas donde se sientan

más seguras, acabando así con la plaga aviar. Es por tanto ecológico, no

letal, de efectos inmediatos y duraderos como la cetrería, aunque con más ventajas que ésta.

Si le mostramos por ejemplo a una gallina un halcón disecado, no reaccionará en absoluto. Por el contrario, si hacemos girar por encima de ésta la silueta de un halcón en vuelo, veremos que huye. Por qué? Porque la gallina, que siente repulsión por la:5 rapaces, ha aprendido a identificar al depredador durante el vuelo, y lo asocia a su fonna con las alas desplegadas. La figura 2 reproduce la silueta de vuelo de algunas de las rapaces europeas más conocidas.

Una de las cosas más importémtes del diseño es la zona ventral del aeromodelo, ya que las rapaces atacan desde una cierta altura y por consiguiente es lo que primero observan cuando lo que se pretende es ahuyentar, ya que difícilmente puede!n observar el dorso alar. Y es que la visión es el sentido más desarrollado 4~n las aves por ser fundamental para el vuelo y la supervivencia. Este es el sentido que atacamos cuando observan el robot-rapaz. Sus ojos son relativamente mayores que el de los mamlferos, teniendo por ejemplo los ojos del a~luilucho el mismo tamaño que los del hombre, y se parecen mucho al de los reptiles como consecuencia de la evolución, aunque tienen una estructura exclusiva, el pecten, compartida con unos pocos reptiles. Esta estructural contiene los vasos sanguíneos que irrigan la retina pero no se incluyen 4~n ella como el resto de los animales. Esto tiene como ventaja dejar más áreas sensitivas expuestas a la luz y explica que la capten polarizada y ultravioleta. Además poseen más conos o células de la retina que captan los colores primarios, que cualquier animal. Y aunque las aves nocturnas tienen menos conos poseen muchos más bastones que permiten la visión en léI penumbra. Las aves acuáticas tienen una lente correctora que no solo les permite ver bajo el agua sino a la rapaz que se acerca desde el aire.

En algunos casos, como el gorrión y el jilguero, pueden temer más al gavilán, en otros, como las palomas, tórtolas o mirlos, temen al halcón y al azor, en otros, como es el caso de conejos, liebres, ratas, topos, al búho real, el azor y el águila imperial o real. La e:ficacia de este sistema y la clave de su éxito es debido a que el miedo no se adquiere, sino que es innato. Las rapaces llevan millones de anos depredando a otras aves que han sobrevivido gracias al miedo y por elllO reaccionan ante su presencia, siendo ésta la base de la cetrería. Por este motivo aquella funciona y los sistemas conocidos para espantar a las ave~s: no. Sólo asustan, no persiste su estímulo porque lo desconoce su mapa genético, de tal manera que pronto acaban habituándose porque no despiertan el miedo, sobre todo si son repetitivos, mecánicos, previsibles, y es que las aves también aprenden a rechazar riesgos inexistentes. Una cosa es asustar por ejemplo, con los disparos de una escopeta, que no está en la memoria genética del gorrión y otra muy distinta es sentirse amenazaldo y huir aunque no hayan visto nunca la rapaz, porque esa imagen sí figura len su memoria genética.

Cuando los ojos de las alles descubren la presencia de un depredador, este mensaje lo transmijten al tálamo y de ahí a la amígdala reptiliana que ordena a sus músculos ponerse en alerta y huir, o en algunos casos esconderse como en los rálidCls: la gallineta, el calamón, la polluela, que tienden a esconderse porque saben que son más torpes y vulnerables volando, pero en cualquier caso, siempre tenderán a desaparecer debido a la presencia continuada de la rapaz.

Los conocidos repelentes aviares funcionan sólo algún tiempo porque están expuestos a la intemperie y se! deterioran, tampoco está demostrado que el olfato esté muy desarrollado en las aves. Los sistemas estáticos y visuales tales como figuras de rapace!s, cintas de video, COs, espantapájaros en general, funcionan sólo los primeros días, porque se produce, utilizando el término científico, el habituamiento. Las aves pueden distinguir dos sonidos que se presenten con una separaCión temporal de dos milésimas de segundo, diez veces más que nos, otros, y por lo tanto pueden recibir mensajes más complejos, sin embargo, los sistemas auditivos no los ahuyentan porque no emiten mensaje:s que ellos comprendan y uno de ellos es la sencilla repetición de sonido!; fijos y previsibles aunque sean de rapaces, cuando tienen tanta riquez:a de discernimiento sonoro. Por otra parte, no todas ellas, como los gorriones, oyen por debajo de ciertos umbrales por ultrasonidos. En definitiva, su baja efectividad, en modo alguno justifica la instalación de estos costosos sistemas. Los sonidos de aves rapaces pueden servir algún tiempo para que no se acerquen otras aves, rapaces sobre todo, dependiendo de los casos, pero jamás para ahuyentar plagas aviares con éxito. Ninguna rap, az emite sonido alguno cuando marca y caza a su presa, de la misma 'forma que tampoco lo hacen otros depredadores como el leopardo o el león. En la caza prima ante todo el silencio y la oportunidad. Los petardos, cohetes y ruidos en general no funcionan por los mismos motivos de habituamiento a los patrones fijos ya expuestos. Su caza y traslado a través de redes de cañón para palomas por ejemplo o trampas en general tampoc:o es efectiva, porque dejan un espacio trófico a otros congéneres que acaban conquistando el lugar. Su caza y muerte no son significativos porque I~I resto no huye, ya que no temen las balas porque éstas no figuran en su memoria genética, además de que los plomos contaminan el suelo, otras aves mueren por su ingestión y sus cadáveres contaminados...

 


Reivindicaciones:

1. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, constituido a partir de un aeromodelo (1) radio-controlado (2) caracterizado porque reproduce fielmente en lo posible la figura natural de un ave rapaz (3) en pleno vuelo de reconocimiento de un territorio de caza, en el que los colores (4) de la barriga (5) y alas (6 y 7) son fiel reflejo de los naturales, así como el tipo de cola, la forma y acabado de la envergadura alar, y la terminación de las alas primarias y secundarias y porque un motor eléctrico (8) de muy bajo nivel acústico y alta eficiencia, silencioso, controlado por radio frecuencia manualmente por un piloto, mediante piloto automático o por una combinación de ambos despega, se dirige a los puntos de paso establecidos para ejecutar la misión y aterriza, siendo las hélices (9) retráctiles y la batería (10) de litio y polímeros, y guiándose el aeromodelo a través de alerones (13) y de la profundidad de cola (14), suprimiendo el timón, de tal forma que se instala un simple plástico transparente fijo (15) para no romper la anatomía aviar.

2. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicación 1, caracterizado porque entre las aves rapaces (3) que se pueden reproducir se encuentran al menos el azor hembra en época de reproducción, el gavilán hembra en época de reproducción, el halcón, búho real, águila imperial o real, águila Harris, según su idoneidad aplicativa, sin exclusión de otras tanto del hemisferio norte como del sur.

3. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1 y 2, caracterizado porque una cámara (11) de alta definición hace posible que el piloto pueda ver en tiempo real lo que dicha cámara (11) divisa, lo cual se consigue gracias a un sistema FPV (12) instalado en la zona frontal o ventral del aeromodelo (1). Puede incorporar un mecanismo sonoro que se activará o no, con sonidos de dolor, miedo y pánico propios de las crías y pollos de la especie a combatir.

4. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 2 y 3, caracterizado porque en una realización diferente, cuando el aeromodelo (1) es muy pequeño por reproducir aves (3) pequeñas, las alas primarias (6) son fijas obteniéndose de la cola (14) tanto profundidad como dirección.

5. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1, 2 y 4, caracterizado por la incorporación de sensores de gases tóxicos, radioactivos, cámara fotográfica, infrarroja, térmica o radar (17).

6. Aeromodelo radiocontrolado configurado como un ave rapaz para control aviar, según reivindicaciones 1, 2, 4 y 5, caracterizado porque un indicador de posición (18) dirige la salida de la plaga hacia una dirección u otra y una alerta temprana (19) advierte del estado de las baterías y localización de la aeronave (10).